viernes, 12 de diciembre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 649, Por debajo del promedio...

Esto surgió hace unos momentos mientras estaba dibujando; estaba haciendo algunos ejercicios de contorno ciego, y decidí utilizar mi mano como modelo para realizar el trabajo, a medida que empecé a hacerlo una memoria "brincó" en la mente consciente:

Estaba en la primaria, tenía alrededor de 9 - 11 años aproximadamente, y ese día en la escuela, llamaron a nuestro grupo a hacer una evaluación psicopedagógica, y nos pusieron a dibujar algunos arboles, unas personas, ya saben, toda la clase de ejercicios de rutina que suelen hacer para estas pruebas, y entre ellos, debíamos realizar el dibujo de nuestra mano sin ver el papel.

El trabajo nos llevo alrededor de 15 minutos, y al terminar, mis compañeros del salón habían realizado dibujos mucho mejores que el mío, es decir, básicamente mi dibujo parecía una maraña de lineas enredadas y sin forma, y al ver los trabajos de mis compañeros, es decir, me vino una gran desilusión con relación a mi propio trabajo, porque en realidad consideraba dibujar bastante bien, pero en realidad no era así, y es decir, de hecho llamaron a mi familia y les dijeron que mis dibujos se encontraban muy por debajo del promedio; es decir mis dibujos parecían realizados por un niño de 6 años a comparación con la edad que tenía.

Y notaba como a medida que estaba dibujando, esta memoria en realidad traía otro tipo de pensamientos como: "siempre me encontré por debajo de mis compañeros" o "siempre fui el más atrasado del salón", y empezaron a surgir todo tipo de comparaciones en términos de que, si viera el trabajo de los demás hoy día ¿cómo se verían? (asumiendo que hubiesen seguido la misma linea de trabajo que yo) y obviamente de esas comparaciones concluía que, "seguiría encontrándome por debajo del promedio".

Así que, quiero trabajar con éste punto aprovechando que ha surgido:

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado que al estar dibujando he recordado cuando estaba en la primaria y como veía que el trabajo de mis compañeros era superior al mío, donde entonces ellos me decían que no sabía dibujar, donde yo entonces me tomé eso muy personal, porque tenía la idea de que era "un buen dibujante" es decir, pasaba gran parte del día dibujando y tras ese momento, en realidad empecé a dibujar aún más y más, pero mis dibujos no mejoraban, así que el "no saber dibujar" o "no poder dibujar" tan bien como consideraba que mis compañeros lo hacían, en realidad me hacía sentir inútil, me hacía sentir como que, no había un futuro o dirección para mí, porque en realidad no me veía haciendo otra cosa, no sabía lidiar con ninguna de las materias en la escuela, así que, el dibujo era prácticamente todo lo que tenía, y , porque si no era bueno en el dibujo entonces ¿qué iba a hacer el resto de mi vida?

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado tomarme las burlas de mis compañeros de forma personal, donde al escuchar sus comentarios, empezaría a dibujar una y otra y otra vez, al punto donde la escuela ya no me importaría, todo lo que quería era dibujar mejor, sin embargo me sentía muy frustrado porque en realidad mis dibujos no mejoraban y en consecuencia de ésto, me veía a mi mismo como que no tenía un futuro, como que el resto de mi vida simplemente sería lo mismo, lo cual me llevó a encontrarme continua y constantemente deprimido.

De hecho mientras escribo ésto, ésta experiencia de depresión quiere emerger, (respiro y lo dejo ir)

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado dejarme llevar por ésta experiencia de depresión, donde en realidad, puedo ver como fue a razón de esa depresión que experimentaba, que era yo quien se frenaba a si mismo, porque no podía mejorar y no podía verme mejorando porque en realidad me encontraba estancado dentro de ésta experiencia, así que no me empujaba a considerar soluciones o alternativas en lo absoluto.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que porque no dibujaba como mis compañeros de la escuela eso significaba que era inferior a ellos o menos que ellos, sin entender que el problema en realidad no tenía que ver "con la inferioridad", el problema en realidad residía en el hecho de que tenía muchas dificultades para mantener mi atención en un punto por mucho tiempo, y eso era lo que me costaba verdaderamente mucho trabajo, así que la inferioridad en si no existe, el problema era en realidad una simple falta de atención y coordinación.

Me comprometo conmigo mismo a trabajar mi coordinación y atención, para poder probarme a mi mismo que de hecho puedo mejorar en lo que sea que me proponga hacer, encontrando el meollo del problema y creando soluciones para poder ayudarme a mi mismo a salir adelante

Me comprometo a que en el momento que me vea enfrentando un problema, respiro, me empujo a buscar soluciones y no voy ya más en la tristeza o la depresión, puesto que veo como esos problemas únicamente me estancan, me dejan estático en el tiempo, en lugar de realmente moverme a algún punto

Continuo en el próximo post