domingo, 7 de diciembre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 643, Última semana de clases...

El día de hoy me encontré la mayor parte del día experimentando fiebre, "cuerpo cortado" y un poco de tos, y si se tratara de un periodo, digamos "normal", habría optado por resolver éste problema ya fuera con medicina homeopática o simplemente enfrentar la enfermedad dejando que siga su curso, proceso que por lo general me lleva alrededor de 1 semana para restablecerme, a veces menos dependiendo de mi aplicación personal con relación al punto mismo..., sin embargo, dadas las circunstancias recurrí a la Alopatía, con el propósito de poder concluir un escrito que estoy realizando para la escuela, con el cual se me evaluará el día de mañana para concluir el semestre dentro de esa materia en particular.

Ya he preparado y presentado la mayoría de los trabajos, sin embargo los más "pesados" serán los que entregaré el día de mañana y el día jueves, que es cuando termino oficialmente el periodo escolar de éste semestre, no obstante y a pesar de la, "aparente trivialidad de éste tema", quería aprovechar la ocasión para caminar algunos punto de perdón a uno mismo con relación al trabajo que presentaré el día de mañana el cual será para nuestra materia de Semiótica.

La profesora nos ha "encomendado la tarea" de realizar ya sea una acción performática, una fotografía, arte-objeto, ilustración, etc., sin embargo, debemos justificarlo y fundamentarlo (evidentemente) en base a los autores que hemos estado tratando durante éste periodo. Y particularmente decidí realizar mi acción con relación a éste video que ya había compartido hace algunas semanas:


En concreto la acción performática que realizaré será exactamente la misma que la presentada en el video, y lo que pretendo hacer con ésto es poder llevar a cuestionar el fundamento de las estructuras de nuestro sistema, y ésto desde ambos puntos de partida, tanto desde la aparente "necesidad de una sociedad establecida desde una estructura jerárquica", como evaluar y plantearnos a nosotros mismos "si conocemos algo fuera de la estructura bao la cual se constituye nuestro sistema". Para fundamentar la misma, me valdré de los estudios y trabajos de algunos autores como lo son: “Paul Ricoeur”, “Jacques Derrida” y “Guy Debord”.

Trabajo que estaré compartiendo a la brevedad el día de mañana, sin embargo, quería (y disculpen la redundancia) aprovechar la oportunidad para mostrar como "me gusta trabajar" en términos de un método del cual me valgo para poder analizar mi propio criterio y razonamiento crítico al abordar una lectura, lo cual ciertamente puede llegar a ser (o al menos dentro de mi experiencia lo he encontrado de tal suerte) verdaderamente divertido, sobretodo cuando logras realizar un análisis satisfactorio.

Y ese método, en realidad consiste de simple y sencillamente aplicar perdón a uno mismo, ahora evidentemente se preguntaran: ¿Por qué hacerlo de esa forma?

Algo que de hecho puedo ver con relación a la aplicación del perdón a uno mismo es que en realidad éste consiste y se conforma, no solo por el hecho de "pronunciar/escribir las palabras" - "Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo", porque en realidad uno de los errores que particularmente cometí al inicio de mi proceso, fue el creer que las palabras se pronunciaban como una suerte de "Mantra/rezo (como sea...)" y vuala, todo resuelto.

No, en realidad no funciona así, lo que realmente he encontrado es el verdadero punto de apoyo dentro del perdón a uno mismo, es el hecho de que con éste (dentro de éste y durante la aplicación de éste) uno está continua y constantemente "preguntándose y cuestionándose a si mismo, su punto de partida dentro de una determinada acción" además de la evidente oportunidad que nos damos de abrir directa y honestamente con nosotros mismos aquellas ideas sobre las cuales nos hemos "definido a nosotros mismos"

Por lo tanto, el estar aplicando perdón a uno mismo al estar leyendo "X" lectura, porque ciertamente puede aplicarse a cualquier contexto, permite que uno cuestione las propias ideas con relación a lo que uno está leyendo, y por consecuente que de igual forma estés "PREGUNTANDOTE A TI MISMO" durante toda la lectura que realizas, lo cual lo he encontrado como el mejor apoyo de razonamiento crítico del cual uno puede valerse. Así que, sin más preámbulo, voy a aplicar un poco de perdón a uno mismo con relación al trabajo que realizaré para el día de mañana (pinta una larga noche, lol)

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que todo el mundo funciona como el ajedrez, aunque si bien "no todo el mundo funciona igual que el ajedrez" éste se encuentra primordialmente fundamentado a partir de la estructura misma que hemos permitido y aceptado en y como la totalidad de nuestro sistema, de otra forma el ajedrez, sería un juego ciertamente "muy raro" ¿sabes? si en éste mundo no existiera todo el juego de poderes que en realidad dirigen nuestro mundo y realidad, el Ajedrez POR SI MISMO, no tendría sentido, no tendría finalidad o una estructura "reconocible" por los seres humanos, lo cual hace del Ajedrez en si mismo, una estructura digna de analizarse en tanto que prueba, lo mucho que nos encontramos "programados" dentro de dichas estructuras.


Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado darme cuenta de lo mucho que juegos como el ajedrez reflejan la forma en que he aceptado y validado las estructuras mismas que existen dentro de éste mundo y realidad, al punto de que, pude darme cuenta de que en realidad "no sabría como jugar" sin la existencia de tales estructuras,
aunque no obstante, lo que resulta, fascinante dentro de éste análisis particularmente, es el hecho de que el juego puede continuar y continuar aún con la falta de todas las piezas, en tanto la pieza del “rey” permanezca dentro de la estructura del juego. 

Me perdono a  mi mismo por no haberme permitido y aceptado darme cuenta de lo mucho que me he vuelto "dependiente" de figuras en mi mundo y realidad como "un rey" que en éste caso, pensaría que en realidad hace una alusión "simbólica" a las figuras de mayor autoridad dentro de éste mundo y realidad, sin embargo, al mismo tiempo me surge la pregunta: ¿Será posible que el rey en realidad represente un aspecto completamente distinto al que estoy relacionando a éste? Es decir donde el rey ¿podría no ser una figura sino un aspecto aún más fundamental de la sociedad misma, un principio rector que inclusive delimita y establece el fundamento clasista sobre el cual ésta se construye? 

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado darme cuenta que en realidad son los jugadores los que hacen la estructura del juego mismo posible, son ellos los que tienen que "conocer los movimientos y participar de la estructura" para hacer la existencia misma del juego posible

Me doy cuenta que dentro del juego del ajedrez, "la estructura que he aceptado dentro de y como el sistema", en realidad el rey "representa al jugador", y en realidad, la razón o el principio mismo por el cual se pretende "vencer al jugador" es porque uno dentro de la estructura, es en realidad el que "hace posible" y da "vida" a la estructura misma dentro de y como el sistema, y al ambos jugadores participar de dicha estructura, son los que en realidad mantienen toda la estructura en pie, porque es en éste sentido que cuando "uno gana" dentro del juego, en realidad uno se coloca por encima del adversario en términos de ésta definición de "superioridad e inferioridad", y en éste sentido el discurso de "la estructura jerárquica cobra sentido" porque es uno quien de hecho hace "real la virtualidad de tal idiosincrasia clasista"

Me comprometo a encontrar alternativas a ésta estructura sistémica, de modo que podamos encontrar soluciones que sean realmente lo que es mejor para todos.

El día de mañana (o mejor dicho, en un par de horas), compartiré el resultado de mi analisis.