domingo, 14 de diciembre de 2014

Mi Jornada hacia la ida, Día 651, El origen del rencor pt 2

El día de hoy fui a visitar a mi amigo "M", ya tenían algunas semanas de no verlo o tener contacto con él, debido a lo ocupado que estuve en la semana de exámenes, en fin.

Y el día de hoy, en realidad, "puse atención" de un puno que siempre emerge al estar con él, ya había compartido anteriormente que llegaba a experimentar celos de él porque, siempre que veía a sus novias, surgía un pensamiento dentro de mi mente como: "¿Por qué yo no puedo tener una novia tan hermosa como él?" y normalmente atribuía, tal "habilidad que él tenía a su apariencia física, su forma de hablar, su elocuencia en sus palabras, etc., etc.

Sin embargo, el día de hoy estaba viendo a un punto al cual suelo reaccionar siempre que estoy con él, y ésto es el hecho de que, siempre que platicamos, el me habla de sus "encuentros" con sus parejas, y eso en realidad, como que detonaba el punto mismo de las comparaciones dentro de mí hacia él, es decir, donde el punto de deseo en mí, haría que volteara a ver en él, todo de lo que él era en y como su expresión, y fue a razón de éste deseo en mi mente, que empecé a perseguir como aquellos puntos y "cualidades" que veía en los demás", lo cual evidentemente me llevó a "no aceptar/rechazarme" en diversos aspectos de mi vida, una gran cantidad de aspectos... es irónico, aspectos suena y de hecho refiere a "apariencias" sin ser/decir apariencias, lo cual es simplemente una imagen.

Entonces, mientras estábamos platicando el día de hoy, nuevamente en las conversaciones surgió éste punto, donde el me platicaba acerca de "sus conquistas" y notaba que en realidad estaba sintiéndome bastante molesto dentro de mi e incluso le dije "¿Por qué siempre tenemos que hablar acerca de lo mismo?"

Por mucho tiempo, he tratado de ser como él solo porque he tenido el deseo de tener sexo, y es decir, si éste punto en sí no existiera dentro de mi mente, jamás habría tratado de ser como otras personas a lo largo de mi vida, porque simplemente podría haber sido quien yo soy, no habría tenido algún "deseo de ser algo o alguien a lo largo de mi vida" porque simplemente "soy el que soy" y si no le gusta a los demás pues... no habría tenido problemas con ello, simplemente porque no habría tenido como éste punto de "conveniencia/interés personal" con respecto a los demás, lo cual evidentemente se vuelve en la consciencia como un punto de culpa bastante grande, sobretodo cuando se trataba de las relaciones, porque uno sabe que está manipulando y particularmente me sentía como un hipócrita, aún hoy día me siento como un hipócrita, y es por eso que quiero trabajar con éste punto, para poder terminar con ésta vergüenza interna, con ésta hipocresía dentro de mi vida y mis relaciones.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado sentir envidia de "M", de sus cualidades, de sus habilidades y forma de hablar, de expresarse, de su apariencia física, etc., sin ver que en realidad coloqué valor dentro de tales puntos, como consecuencia de mi "deseo" de tener sexo, lo cual percibía que el tiene por consecuencia de "aquellas cosas que yo he valorado en él" sin ver o cuestionar ¿por qué es que he dado valor a éstas cualidades/habilidades etc. dentro de mi mente? donde llegue a rechazarme a mi mismo y todo lo que soy, deseando convertirme más en aquello que percibía de los demás o creía que eran los demás que les permitía tener tales experiencias

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado compararme con "M" y desear ser más como "M" solo para poder tener tales experiencias, en lugar de entender que, no tiene que ver con "la imagen o la apariencia física", sino simplemente tenía que ver con un "hacer, con un atreverse a moverse y a comunicarme con las personas sin temor"

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado desear convertirme en "M" para poder experimentar las experiencias que el compartía conmigo, en lugar de simplemente aceptarme a mi mismo, sin embargo, puedo ver que, tal pareciera que "no puedo aceptarme a mi mismo porque me siento incompleto y aparentemente lo que me haría sentirme completo era la satisfacción de éste deseo/necesidad en mi cuerpo, en mi mente de estar con alguien o tener sexo"

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado desear tener sexo, la experiencia del sexo, en lugar de entender que la experiencia que he imaginado con relación al sexo, no es en lo absoluto lo que proyectaba en mi mente con relación a ésta, porque en realidad puedo ver que todo cuanto uno crea con relación a éste existe únicamente como una "expectativa/fantasía" acerca de cómo es éste o como se sentirá éste pero en realidad, al final nada es realmente de esa forma.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que necesitaba tener sexo o la experiencia del sexo para poder sentirme "satisfecho conmigo mismo", porque aparentemente éste deseo me muestra que "necesito algo" que "me hace falta algo", y que por lo tanto conmigo no es suficiente para poder tener aquello que deseo porque el sexo "depende de otra persona", así que, buscaría convertirme en la personalidad de "M" para poder "manipular a las personas" en aquello que quería crear dentro de mi mismo.

Sin embargo, me doy cuenta que, a medida que escribo ésto, que en realidad cuando uno miente, otras personas pueden percibirlo, uno es falso, no es sincero, y se nota en nuestras palabras, gestos, acciones, etc., por lo cual, en realidad todo se resume a éste punto de "confiar en uno mismo, ser uno mismo auténticamente"

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado enojarme en el momento que "M" estaba compartiendo sus experiencias de sus conquistas, porque podía ver éstos deseos emergiendo dentro de mi y en ello, el aparente punto de "ser incapaz de satisfacerlos" porque aún me veo comparándome con él y por lo tanto "no aceptándome a mi mismo incondicionalmente"

Continuaré sobre éste punto en el próximo blog