sábado, 15 de noviembre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 608, Dar mi Vida por otros pt 4

 Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado pensar que al dar mi vida por otras personas, en el sacrificio de ésta, podría darme honor a mi mismo demostrando que soy valiente y fuerte, sin ver que para honrarme a mi mismo y fortalecerme a mi mismo no es algo que ocurre en un solo y único acto, sino que ocurre en muchos únicos actos individuales donde de hecho dejo ir mi interés personal, sacrificar mis deseos en función de un beneficio aun mayor que no solo es el mío, donde en esa acción estoy viviendo honor de una forma que trasciende solo la dimensión personal, y entonces estoy viviendo honor para con otras personas y fortaleciéndome para con otras personas

No sé si éste será un buen ejemplo, puesto que en realidad estaré refiriéndome a una caída más que a un punto que pueda decir he trascendido del todo, sin embargo me gustaria compartirlo, hace un par de años me hice el compromiso de dejar de masturbarme utilizando pornografía, no por renunciar al placer, sino para abrazar la disciplina, además de saber que estaba de hecho trayendo un beneficio para detener los abusos que en ésta toman lugar hacia las mujeres y la violencia que ésta perpetua; ahora, sabía que en mi decisión, estoy de hecho creando disciplina, viviendo disciplina, y es por eso, que me sabía capaz de dejar ir ese momento de abuso hacia mi mismo y hacia los demás, porque estoy moviéndome hacia algo conscientemente que me constituye un beneficio, mucho mayor que el efímero y pasajero placer de la experiencia orgásmica...y en esa decisión, me veo moviéndome hacia un cambio que de hecho beneficia a una gran cantidad de personas, costando "una vida" tal vez.., pero una vida que esencialmente jamás valió la pena vivir, una vida definida en la adicción a la energía. Caminar éste punto no ha sido fácil en lo absoluto, detener mi relación con un punto tan arraigado en mi mente requirió que de hecho caminara mis ideas hacia ésta, y apenas recientemente caí dento de éste punto de nuevo cuando mi mente volvieron a presentarse imágenes en mi mente dentro de la masturbación, moviéndome dentro de y hacia esas imágenes, así que nuevamente volví a escribir, sin embargo, a pesar de todo llevaba ya más de un año sin participar en esas imágenes en la mente en forma alguna, por lo que en realidad ésta también ha sido una oportunidad para revisitar este punto y ver qué es aquello que no he enfrentado eficientemente dentro del mismo..

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado darme cuenta que dar mi vida/renunciar a mi vida también se hace o se realiza al momento de renunciar a las experiencias energéticas dentro de mi mente, porque estoy renunciando a un tipo de vida que es abusivo donde solo veo por mis intereses personales en beneficio de otras personas, en donde renunciar a la búsqueda de la satisfacción personal en pro de otros puntos como la disciplina se convierte en una forma auténtica de honrarme a mi mismo y a los demás.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que solo podría vivir honor y amor haciendo un acto como dar la vida por otra persona, o por otras personas, al considerar éste acto como "dependiente de un gran valor o un gran coraje para poder hacerlo", sin embargo, dentro de mi proceso me he dado cuenta que también se requiere mucho coraje para hacer cosas como las que Bernard Poolman hizo, como renunciar a una vida fácil definida en los intereses personales, y ese es el tipo de ejemplo de vida que me gustaría vivir y seguir, no para tratar de convertirme en él, sino para vivir las palabras que él expreso y aplicarlas dentro de mi propio contexto, dentro de mi propia vida.

Continuo en el próximo post