lunes, 10 de noviembre de 2014

Mi jornada hacia la Vida, Día 606, Dar la Vida por otros pt2



En la secundaria, ésta idea en realidad es bastante romántica, en el sentido de que creía que al sacrificar mi vida por otra persona, estaría mostrando mi amor por esa persona, (no más películas Hollywodenses para mí, lol). En realidad, huelga decir que la idea se me antojo romántica como respuesta a...¿cómo decirlo? mi llamémosle "Necesidad", de expresar mis sentimientos a otra persona sin sentirme como un tonto, o ridículo, y más importante aún, para demostrar en cierta forma que soy valiente, que no soy un cobarde...es fascinante realmente, verdaderamente bizarro...

Recomiendo a todos los que gusten, invertir en ésta entrevista, expresa de forma más clara y directa a lo que me refiero con ésta necesidad que los hombres sentimos en nuestros primeros años de vida de probar nuestro...sentido de identidad masculina por decirlo de alguna manera:


https://eqafe.com/p/la-diferencia-entre-la-emociones-masculinas-y-femeninas-revision-de-vida

En realidad es interesante porque a medida que escribo esto, puedo darme cuenta que la verdadera razón de ésta "búsqueda" por una forma de expresar mis sentimientos de una forma "varonil, masculina" y a la vez en cierto sentido "romántica", no se debió a las películas hollywodenses per se, es decir, éstas son como una llamemosle "malas (por no decir estúpidas) sugerencias", es como el "amigo" que te sugiere emborracharte con él para que olvides los problemas, es decir, al final de cuentas "es tu amigo" ¿por qué querría un mal para ti? a pesar de que él no tenga consciencia de lo que realmente se está haciendo a sí mismo y por consecuencia a ti; es una persona que aprecias, así que ¿por qué trataría de perjudicarte sugiriéndote una noche de borrachera para olvidar los problemas? Dispensen ustedes la redundancia, pero entienden a donde voy con todo ésto.

El verdadero motivo por el cual, ahondé y compré tales ideas, fue porque en realidad me sentía un cobarde, y es decir, el hecho de que ésta idea haya persistido por tanto tiempo a lo largo de mi vida...solo me indica una cosa: que no he dejado de sentirme como un cobarde, no he dejado de sentirme como alguien débil, tonto, ridículo. Y ¿sabes?, vale la pena preguntarse si éste deseo en la secundaria, iba más allá del simple deseo (en gran parte consecuencia del desarrollo mismo de mis hormonas...) de tener sexo..., placer y amor, placer y sexo, placer y felicidad, todo en caminado a la misma búsqueda...el interes personal.


Buena parte de mi vida, desee ser piloto aviador, de hecho realicé mi examen de admisión para una de las escuelas militares relacionadas con éste aspecto, mi plan era ingresar en la escuela militar de especialistas de la fuerza aérea y allí cursar mi preparatoria para posteriormente enrolarme en la escuela militar de aviación, sin embargo, (y creo que resulta bastante evidente por el hecho de que me encuentro aquí escribiendo y no en alguna barraca dentro de algún plantel militar) no ingrese, no aprobé el examen psicológico..., extraño ¿sabes? porque realicé antes de ésto un examen de aptitudes vocacionales, y entre ellas resultó ua gran habilidad para tareas pertinentes o relacionadas al ejercito, ciertamente entre las cosas que más me inspiraban, eran las historias de los Kamikazes (además de que buscaba la experiencia de volar una de esas increíbles aeronaves desde luego, lol), para aquellos que no los conocen:

El término kamikaze (神風? lit. 'viento divino')1 2 de origen japonés, fue utilizado originalmente por los traductores estadounidenses para referirse a los ataques suicidas efectuados por pilotos de una unidad especial perteneciente a la Armada Imperial Japonesa contra embarcaciones de la flota de los Aliados a finales de la Segunda Guerra Mundial. Estos ataques pretendían detener el avance de los aliados en el océano Pacífico y evitar que llegasen a las costas japonesas. Con esta finalidad, aviones cargados con bombas de 250 kilogramos impactaban deliberadamente contra sus objetivos con el afán de hundirlos o averiarlos tan gravemente que no pudieran regresar a la batalla.

Fuente de referencia: http://es.wikipedia.org/wiki/Kamikaze

En el anterior blog, escribí acerca de como el sacrificio de la propia vida, lo consideré como una forma de "honrarme a mi mismo y en ello, demostrar amor por otros", y es decir, si no somos capaces de considerar el más simple de los sacrificios, como sacrificar nuestro interes personal, ciertamente considerar siquiera el realizar un sacrificio por un "interés mayor" como lo sería el beneficio mismo de toda la nación y ya no se diga el mundo, es algo difícil de concebir.

Supongo que en alguna forma aún me veo aferrándome a creer que existe algo más...digamos profundo acerca de éstas historias de los kamikazes, por el hecho de que son hombres que daban sus vidas en guerra por el beneficio de su nación, no distinto realmente si consideramos el discurso dado a lo largo de cada conflicto bélico a todos los soldados y sostenido por los mismos, en términos de ésta misma idea romántica de que están yendo a la guerra por el beneficio de su país, discretamente anhelando tal vez alguna medalla de reconocimiento a su valor por los servicios prestados dentro de la misma..., algo que pruebe su valía y hombría..., algo que diga y demuestre que no fueron cobardes, no..., ellos fueron valientes...

Continuo en el próximo blog