sábado, 1 de noviembre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 599, ¿Por qué tememos decepcionar a otros?

¿Por qué temo decepcionar a las personas? Es decir, decepcionar a alguien dependería "derrumbar una idea o imagen que otro pueda tener de mi", así que: ¿Cómo puedo decepcionar a alguien si no tengo idea de lo que realmente piensan de mi?, el punto obvio aquí es que, "no se que piensan de mi, pero si se qué idea/imagen estoy tratando de proyectar", es decir, éste es uno de los aspectos más interesantes acerca de la percepción del control, porque dentro de mi deseo de ser "apreciado por otras personas" he creado una imagen de acuerdo a lo que he creído que podría ser apreciado, o que sería cool para otros..., no obstante, ¿de qué depende el crear ésta idea? Primero que nada, para que tal noción pueda existir en mi mente, tengo que "ser menos que la imagen que pretendo proyectar", de otra forma no tendría sentido convertirme en una imagen para complacer a alguien, y en ello, algo interesante ocurre además de la evidente percepción de inferioridad que yo pueda tener acerca de mi mismo con relación a ésta imagen..., que empiezo a considerar inferior a todo aquello relacionado con lo que no sea la imagen que pretendo proyectar, y eso ha incluido a mi propia familia por ejemplo.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado temer decepcionar a las personas en mi mundo y realidad, donde al ver a ésto directamente, en honestidad conmigo mismo, lo que en realidad veo es que, toda ésta idea o cuestión de "complacer a otros o decepcionar a otros" siempre ha sido parte de la misma táctica de manipulación, porque al final todo se trata de "la imagen que proyecto de mi mismo" y como busco o deseo que tal imagen sea aceptada, donde entonces, al "sentirme apreciado" no es en realidad yo sino esa imagen la que es apreciada, y al final solo termino odiándome a mi mismo, y es por eso que siento mis relaciones con las personas en mi mundo y realidad tan vacías, porque ciertamente me veo vacío, es decir, mis acciones y mis palabras son vacías en el momento que hablo desde y como una personalidad.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado desear complacer a otras personas o temer decepcionar a otras personas, donde en ambos puntos puedo ver que en realidad, mi temor se basa en el hecho de que podría "perder la relación con tal o cual persona", pero al final todo se trata de mis intereses personales relacionados con éstas personas, donde me veo temiendo perder la amistad de las personas en mi mundo y realidad, pero solo debido a que perdería entonces aquello que he relacionado a ellas dentro de mis intereses personales.


Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado reconocer que el temor a "decepcionar a otros" en realidad tiene que ver con el hecho de temer que caiga la imagen y presentación de mi mismo"

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado entender que solo soy yo el que cree en la imagen que proyecta de si mismo, puesto que soy yo quien está dando valor a tal imagen y haciendo de ésta algo "superior aparentemente" a quien soy, y que soy yo quien se deja engañar por su propia idea de si mismo como ésta imagen, depreciando el autentico valor de mi como la vida misma, como el potencial aún no explorado, porque en lugar de vivir de forma real y autentica, me escondo a mi mismo tras éstas ideas y proyecciones de mi mismo, lo cual en realidad solo resulta en el odio hacia mi mismo, porque veo como he sido yo quien ha querido separarse de todo aquello que aparentemente "perjudique mi imagen", pero que a su vez, no puede apreciarse a si mismo como una imagen, porque todo lo que existe dentro de y como ésta es únicamente engaños dentro de y como las imágenes

En y cuando me vea a mi mismo sintiendo temor de decepcionar a otros o sintiendo deseos de complacer a otros, detengo esa pretensión de manipular y controlar y en ello, me doy la oportunidad de caminar fuera de los patrones de inferioridad y odio hacia mi mismo, para en ello poder parar esa búsqueda por reconocimiento y aceptación, para aceptarme a mi mismo y darme sentido a mi mismo dentro de y como la autenticidad de mi expresión dentro de y como la Unicidad y la Igualdad

Me comprometo a parar la búsqueda de aprecio, reconocimiento y aceptación de otras personas, y por consecuente a parar el temor a decepcionar a otros, para en ello, aprender a valorarme a mi mismo dentro de y como la expresión de la Honestidad conmigo mismo, entendiendo que solo yo soy responsable por mi propia experiencia dentro de y como la vida, y quien por lo tanto no puede decepcionar a otros sino solo a si mismo cada vez que me permito participar en la deshonestidad