sábado, 25 de octubre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 594, Una nueva bicicleta

El día de hoy fui con mi familia a una expo de bicicletas, llamado (valga la redundancia...) Biciexpo; y cuando entramos a la expo, pude notar diversas reacciones en mi mente, sobretodo al ver los precios de algunas de las bicicletas que estaban exhibiéndose en la expo, entre ellas encontré una bicicleta de montaña con un valor aproximado a los $120,000.00 ciento veinte mil pesos...es decir, curiosamente empecé a notar una experiencia de inferioridad en mi mente, porque me veía a mi mismo como incapaz de adquirir una de esas nuevas bicicletas, y pensaba "éstos precios son absurdos ¿Quién pagaría algo como ésto? ¿Por qué la gente paga cosas como éstas? y es interesante porque tras ver ésta reacción de igual forma empecé a sentirme enojado por no poder adquirir "una de esas bicicletas", e inclusive surgió de nuevo la personalidad violenta como éstos pensamientos en los cuales quería ver que se rompieran las bicicletas o cosas así...

Es decir, al ir a la expo, ciertamente no tenía contemplado adquirir una bicicleta en lo absoluto, esencialmente me enteré de la expo porque mi hermana me invito, quien a su vez fue invitada por su novio, sin embargo, una vez allí, empecé a revisar los costos de algunas de las bicicleta, y es decir, sin realmente esperarlo, mi padre terminó comprándome una bicicleta..., obviamente no de aquellas de precios inaccesibles, sino una bicicleta simple, pero ajustada a un diseño como el que buscaba, una bicicleta ligera, pero a la vez bastante resistente como para los baches de la ciudad...y bastante barata, mucho más de lo que la esperaba...en fin.


Aquí puedo notar un patrón interesante con relación a éste punto, y es la reacción de enojo surgiendo al momento de verme como incapaz de "alcanzar aquello que me veo deseando", el mismo patrón lo encontré de hecho al momento de "buscar la aceptación de mis compañeros de la escuela, y al no conseguirlo, entraría en una reacción de enojo hacia ellos y pensaría cosas como que -ellos me odian- y dentro de ese pensamiento yo crearía juicios hacia ellos, envidia, comparaciones, al grado de entonces querer que desaparecieran o murieran..."

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado desear conseguir una de esas bicicletas super equipadas, donde en realidad puedo ver como a lo primero que reaccionaría al ver tales bicicletas, sería a su diseño como tal, solo la imagen o la presentación misma de la bicicleta, y en ello, al ver el precio de la bicicleta, la verdad no me preguntaría por las cualidades y condiciones mismas de la bicicleta, sino que en realidad lo primero que haría sería relacionar el precio con la imagen que estaba viendo de la bicicleta, la presentación misma de la bicicleta, y entonces al ver esa "imagen" como inaccesible, sentiría enojo al verme a mi mismo como "incapaz de poder compararme una bici como esas" aunque en realidad ¿qué estaba tratando de comprar? ¿La bicicleta o la imagen de la bicicleta?

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado reaccionar en enojo al ver los costos de las bicicletas, porque en ese momento, al experimentar "inferioridad" al ver los precios de las bicicletas, en ese enojo como que "culparía a las compañías que fabrican dichas bicicletas con costos tan inaccesibles" pero al mismo tiempo ahí estaba deseando tener "una de esas bicicletas", y en realidad, mientras escribo ésto, puedo darme cuenta que en realidad no me sentía tan molesto por el costo de las bicicletas, como por la envidia que en realidad experimentaba hacia las personas que en realidad pueden permitirse comprar una de esas bicicletas...

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado sentir envidia de las personas que pueden pagar una bicicleta muy equipada y lujosa como aquellas que yo quería conseguir, donde en éstos pensamientos, me vería juzgando a las personas que pueden permitirse una de esas bicicletas y teniendo toda ésta clase de pensamientos insidiosos hacia ellas en diversas formas, para en esos pensamientos como tratar de "disminuirlos" y hacerme sentir mejor conmigo mismo...

En y cuando me vea experimentando envidia hacia otras personas, respiro y veo qué es aquello donde me estoy juzgando a mi mismo como inferior para enfrentarlo en honestidad conmigo mismo y darme cuenta que en realidad, tal vez no necesito una bicicleta lujosa, sino simplemente una bicicleta práctica que me permita moverme por la ciudad a la escuela y demás cuestiones, y que en realidad ese punto de envidia me muestra un punto en mi vida donde aún continuo colocando el valor en separación de mi mismo

Me comprometo a siempre evaluar las cosas por su practicidad y simplicidad, y no ya en una imagen o juicios de valor, para asegurarme de no ir en reacciones con relación a aquellas cosas que pretenda adquirir para mi uso cotidiano, para que de ésta forma me asegure de que al comprar esté adquiriendo un producto por haber evaluado su eficiencia y practicidad y no por una reacción energética de ego o una imagen

Continuo en el próximo post