sábado, 18 de octubre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 588, Todos Mueren pt2

En éstos últimos días, al levantarme por las mañanas y a lo largo del día he estado diciéndome a mi mismo "éste día podría ser el último", y he notado algunos puntos bastante interesantes a lo largo del día, como el hecho de que, basta el tan solo decirme a mi mismo esas palabras y estar consciente del hecho de que realmente cada respiro puede ser el último, como para detener toda una serie de pensamientos y deseos que normalmente habrían ocupado mi mente; es decir, llego a darme cuenta que, éstas energías son verdaderamente tan efímeras, que cuando "la poca vida que me queda es comparada con éstas energías, las energías con expuestas por la banal, efímera e innecesaria experiencia que son", entonces me veo buscando hacer otras cosas, aprovechar el tiempo que me queda, y de hecho, en momentos de conflicto con mi familia o donde pensamientos de competencia ocuparían mi mente con relación a mis compañeros, desaparecen, porque me doy cuenta de que, "si es mi último día, mis ultimas horas, no quiero desperdiciarlas en éstas experiencias de enojo y competencia, que son de hecho, aquello en lo cual he pasado viviendo la mayor parte de mi vida", y es decir, inevitablemente ésto me lleva a la pregunta: ¿Cuanto tiempo he realmente desperdiciado en éstas energías, mientras que pudo haber sido aprovechado en tantas otras cosas? Cosas significativas, cosas que realmente pudieron haber traído un cambio.

Y entonces veo, que aquello en lo cual prefiero pasar el tiempo que me queda, es de hecho enfrentando mi mente de forma autentica, cambiando todo cuanto me sea posible de lo que he hecho de mi vida. Es decir, imagina ésto, "¿si supieras que vas a morir en éste día, te quedarían ganas de guardar algún rencor, algún enojo o competencia con otras personas para probar o demostrar algo?" Y es interesante que mencione eso, el "querer demostrarle algo a alguien", porque al final, realmente veo a éste deseo de "ser o convertirme en alguien" y no puedo hacer sentido de ello, piensalo "toda una vida dedicada a crear una imagen que al final no importara en lo absoluto porque simplemente estarás muerto, y vale madres quien te recuerde, porque no tendrás memorias siquiera para saber que fuiste tal o cual persona, ni siquiera tendrás memoria para recordar a tus seres amados" entonces ¿Qué queda al final? Me doy cuenta que al final, lo único que realmente queda, es ésta necesidad de hacer por mi mismo, hacer algo por verdaderamente vivir por mi mismo algo real.

Me doy cuenta ahora de por qué es tan importante para tantas "elites" el mantener a la gente buscando éstas experiencias emocionales y sentimentales, para que no se realicen éstas preguntas, y no hagan nada en éste mundo, que solo permanezcan haciendo las mismas cosas, para que no vean lo banal que es realmente la vida que hemos creado, lo aburrida, absurda y efímera que es la vida y el mundo que hemos creado.

En alguna ocasión escuche ésta frase por parte de la muerte misma: "No es la vida la que tiene la respuesta Seres humanos, es la muerte la que tiene la respuesta", y es solo ahora que empiezo a comprender que significa realmente.

Continuo en el próximo post