sábado, 11 de octubre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 579, Visitando a mi abuela pt2



Continuo con la aplicación del perdón a uno mismo sobre el punto que compartí el día de ayer

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que soy superior a mi abuela, sobre la idea y percepción de que debido a que ella cree en Dios y yo no eso la hace limitada, sin ver que (irónicamente) tal percepción e idea sobre mi mismo es también una creencia por si misma, lo cual a su vez puedo ver como crea la justificación o valida la justificación de que se hagan guerras entre países por ideas tan absurdas como que "unos tienen una religión superior o un dios superior a otros países y cosas como esas", donde la percepción de mi como alguien superior la he realizado como si fuera algo verdaderamente real y a lo cual me doy cuenta que en realidad dentro de éstos juegos de superioridad e inferioridad que he estado llevando hacia mi abuela y mi familia, con tal de no enfrentarme a mi mismo, en lo que realmente permito y acepto dentro de mi pereza y apatía, y justificando entonces éste punto de partida con ésta aparente personalidad intelectual que aparentemente "me hace valor más que los demás".

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado renunciar a la personalidad intelectual, lo cual puedo ver que, a medida que lo escribo, es como otra forma de droga, los pensamientos mismos son como una forma de droga, con el cual vienen todas éstas experiencias energéticas que proveen cierto estado para poder "verme o percibirme a mi mismo de cierta forma" lo cual me permite evadir otras tantas cosas acerca de mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado valorar la "inteligencia" como un atributo "real" en las personas, sin ver aquí, ¿cual ha sido mi definición de inteligencia o donde y cómo es que he relacionado la inteligencia dentro de mi mundo y realidad hacia las personas y hacia la percepción de mi mismo?

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado pensar que solo la gente ignorante cree en Dios, con lo cual he querido, validar y hacer "real" la percepción de que "yo soy más inteligente por ver que Dios es una falacia", sin embargo, me doy cuenta que, mi creencia acerca de ser "superior o mejor que los demás de acuerdo a éste principio" es tan real como la creencia en Dios, porque en realidad ambas siguen el mismo principio, "un ser superior que manda y gobierna a otros", es decir, dentro de mi creencia y percepción misma, en realidad estoy dando sustento y apoyo al concepto de Dios sin siquiera "aparentemente participar directamente en éste" así que

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado darme cuenta que dentro de mi creencia y percepción de ser una persona "superior" en realidad de igual forma alimento y sustento la idea y concepto mismo de Dios, ya que participo en el mismo sistema de consciencia mental sobre el cual éste se fundamente, lo cual en realidad no me hace en forma alguna diferente al resto de los seres humanos que creen en Dios o que participan en la creencia e idea de una fuente de poder superior o cosas por el estilo

En y cuando me vea trayendo ésta idea/percepción de ser una persona superior dentro de mi mente, respiro y traigo mi atención de vuelta a la realidad de lo físico, donde en realidad puedo ver que no puede existir valor sobre la inteligencia porque ésta no es algo real, sino un discurso clasista que justifica el sectarismo en las sociedades, para validar el porque unas personas aparentemente merecen "estar arriba y otras abajo", y con lo cual, hemos justificado nuestras acciones de abuso y desconsideración hacia éste mundo y su totalidad por ser aparentemente "criaturas superiores" solo por ésta idea y percepción sobre el intelecto

En y cuando me vea juzgando a las personas por la creencia de Dios, respiro y me traigo de vuelta al entendimiento de que dentro de ese juicio en si mismo ya estoy colocando un punto de valor como superioridad e inferioridad dentro de comparaciones con y hacia otras personas

Me comprometo conmigo mismo a no participar ya, creer o dar valor al intelecto/la inteligencia en forma alguna, sino a valorar la vida por lo que es, expresión incondicional que de hecho tiene la capacidad de encontrar soluciones a los problemas que se le presentan, a lo cual, el valor depositado sobre la inteligencia es un discurso que ha venido a constituir un problema, y "si no somos capaces de cambiarlo, ¿qué dice eso sobre nuestra capacidad para encontrar y realizar soluciones realmente?

Continuo en el próximo post