martes, 7 de octubre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 577, Haciendo las Paces con mi hermana

No tengo palabras para expresar la mucha resistencia que experimenté de hacer las paces con mi hermana..., dentro de mi ponía toda clase de excusas y justificaciones porque no quería darle la razón..., no quería reconocer que en realidad yo inicie la discusión y en ello asumir mi responsabilidad por lo que en realidad inicié. Sin embargo, tras haber hecho las paces con mi hermana, me vinieron ganas de llorar y sentí un alivio dentro de mi, porque finalmente podía dejar ir el conflicto que había iniciado dentro de mi.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado resistirme a hacer las paces con mi hermana, para no enfrentar mi ego y reconocer lo deshonesto e irresponsable que en realidad me permito ser en momentos como ese

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado reaccionar en enojo para esconder mi deshonestidad en lugar de abrazar esos momentos como oportunidades para poder de hecho reconocer mi falta de responsabilidad y en ello moverme a mi mismo para verdaderamente cambiar

Me comprometo conmigo mismo a no continuar participando en las reacciones de enojo dentro de mi mente para que en el momento que una situación de conflicto se presente en mi mundo y realidad, pueda dirigirla de forma eficiente empleando esos momentos como ventanas de oportunidad para ver donde es que no me he dado a mi mismo la oportunidad de ser autenticamente responsable por mi mismo, y asumiendo esos puntos con humildad y sinceridad para asegurarme de no continuar creando capas emocionales dentro de mi propia mente.