viernes, 3 de octubre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 573, La limitación en la expresión

 Continuo sobre el punto que he caminado el día de ayer

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que si no hago lo que me gusta entonces no me estoy expresando, sin darme cuenta que en aquellas cosas que realizo que de igual forma no me gustan, también me estoy expresando, sin embargo la expresión no depende de la actividad per se, como cuando me he limitado diciendo que "simplemente no soy bueno en ésto o aquello", como si no pudiera determinar y corregir mis propios resultados, sino que mi expresión depende completamente de la determinación que yo me de a mi mismo para realizar un trabajo, y es decir, es fascinante que, a lo largo de mi vida, realizaría tareas que podrían resultar tediosas, pero no siempre eran así, había ocasiones que realizaba esas tareas y las disfrutaba, pero no dependía del día o de la tarea en si misma, sino del simple hecho de que estaba determinado a hacer las cosas bien, a hacer las cosas con la mayor perfección y detalle posible; en esos días, trataba de encontrar "¿qué era aquello que había hecho del día un resultado diferente?" y trataba de evaluar si fue la actitud de las personas, si era mi estado de salud o toda una serie de cuestiones que en realidad, quedaban o resultaban completamente separadas del verdadero resultado, el cual siempre era determinado por una sola persona, "yo".

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento que me vea "resistiéndome a realizar una tarea en particular" respiro y me empujo a mi mismo a encontrar la forma o la técnica mediante la cual puedo garantizar el mejor resultado posible dentro de aquello que haga

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado darme cuenta que siempre he sido yo quien ha limitado su propia expresión y sus propios resultados, porque me doy cuenta que cuando me determino a realizar algo de la mejor forma posible, no importan las condiciones o el tiempo que me lleve, realmente logro completarlo y por ello

Me comprometo conmigo mismo a no volver a participar en los pensamientos donde me veo rindiéndome o dándome por vencido, sino que me empujo a encontrar soluciones, y a resolver cualquier situación o conflicto que me vea enfrentando con paciencia y disciplina, para poder en ello, llegar a establecer y desarrollar el perfeccionamiento en mi mismo como reflejo de mi propia expresión.

En éstos días ha surgido una situación interesante, un dolor en el pecho, lo describiría como una suerte de "espasmo o calambre" en el área del pecho, cercano al corazón, y en cierta forma puedo relacionar éste dolor con el estres que he estado experimentando últimamente, donde en éstos días, nos han dejado una serie de trabajos en los cuales me he visto resistiéndome a hacerlos por considerarlos...tediosos, así que

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado definir los trabajos que nos han dejado en la escuela como pesados y agobiantes, cuando en realidad en ello, yo mismo estoy determinando ya mi resultado y mi expresión dentro de los mismos, lo cual se vuelve ciertamente pesado y agotador pero por resultado y consecuencia de éstos pensamientos en si mismos

Continuo en el próximo post