domingo, 28 de septiembre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 568, La "elección" dentro de las relaciones y los acuerdos


Antes de continuar con éste post, por favor vean el video en la parte superior:

Es interesante que cuando se trata de los acuerdos o las relaciones, por lo general uno piensa que: "uno es libre de escoger entre una persona u otra", me refiero al hecho de que, uno aparentemente "decide" entre una relación con una persona u otra; sin embargo, ¿Qué se está "escogiendo" realmente? ¿Quien soy yo dentro de éstas elecciones entre una relación y otra, una persona u otra? ¿Qué proyecto entre una relación con una persona y otra? ¿Son las ideas acerca de ésta persona, son mis propias ideas, es la imagen, la experiencia? ¿Se puede "escoger" a una persona? Eso suena en cierta forma como "esclavitud", porque es como si se hablara de un ser humano en un sentido de "pertenencia" o que puede ser "poseído a través de una elección".

La razón por la cual menciono ésto es porque, nuevamente he empezado a enfrentar las dimensiones de los deseos, y dentro de éstos deseos, se han presentado diversas situaciones en mi mundo y realidad, donde me veo como "queriendo o deseando ir en tales experiencias", sin embargo, cuando me detenía a ver éstas experiencias por lo que son, eran solo eso "una experiencia, un deseo"; y en lugar de realmente cuestionárme por la practicalidad de la relación estaba yendo en ésta experiencia dentro de y como los deseos.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que en las relaciones o los acuerdos se puede escoger entre una persona u otra, sin embargo, me doy cuenta de que, no se trata de las otras personas, sino de "quien yo decido ser" en relación con otras personas, porque aquello que establezco como yo, como "quien yo soy", como "esa certeza" de quien yo soy, son los principios que decido caminar, es el punto como el cual decido levantarme, punto que en realidad no depende de otra persona, sino que depende de mi mismo, depende de levantarme incondicional y constante frente a cualquier situación o experiencia que se presente, para asegurarme de permanecer claro en todo momento, con respecto de quien yo soy

Por lo tanto, la pregunta es "¿Si me veo dudando del acuerdo que actualmente camino con otro ser humano, no es acaso que en realidad estoy mostrándome a mi mismo, que no es del otro ser humano de quien dudo o del acuerdo per se, sino de mi mismo? Es decir, donde me veo no confiando en mi mismo y en los principios de la Unicidad y la Igualdad, porque ¿me veo "decidiendo u escogiendo entre una experiencia u otra?, es decir, ¿puede la Unicidad y la Igualdad ser escogida? No, es decir, solo estaría negándo realmente la Unicidad y la Igualdad, y en ello, el hecho de que, es decir, si decido verdaderamente levantarme por lo que es mejor para todos, ¿Cómo podría fluctuar en mi relación/acuerdo con otro ser humano? Es imposible, porque yo estoy caminando estable, como Uno e igual en el mismo proceso que camino con otro ser humano, sin importar quien sea realmente, porque al final, cada uno está caminando su propio proceso, así que ¿Cómo puede la vida buscar no ser lo que verdaderamente es, por una experiencia? No puede.

Continuo en el próximo post