miércoles, 24 de septiembre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 563, Disperso...

En éstos días he estado descuidando mucho la escritura y el proceso de introspección, ya ni mencionar la aplicación del perdón a uno mismo, percibo mi escritura insustancial y carente de autentica dirección, nuevamente me veo culpando a la escuela y los proyectos que se han estado realizado dentro de ésta, sin embargo, la cuestión no es, "encontrar tiempo", sino emplear y distribuir el tiempo del cual dispongo, porque en diversas ocasiones puedo notar como las distracciones que toman lugar en la mente, de hecho toman una gran parte de aquel tiempo que no aprovecho apropiadamente.

Sin embargo hay un punto que me gustaría simplemente empezar a abrir en y desde a partir de éste post, y son las reacciones emocionales de enojo que he estado experimentando, en ésta semana con más frecuencia que en otras ocasiones, y me llama la atención porque, éste punto lo he estado caminando en diversos momentos a lo largo de mi proceso, sin embargo éste sigue surgiendo, y es decir, si hay un punto después de la masturbación que he enfrentando en términos de la "adicción" que genera, es precisamente ésta experiencia del enojo; el enojo es muy gratificante porque, es como la vía de escape para no enfrentar los propios "issues"..., es decir, ciertamente es una respuesta muy "fácil", porque en el enojo o inclusive reaccionar o actuar en enojo, lo cual por lo general lleva a la violencia, es lo mismo a decir, "no quiero considerar soluciones, no voy a buscar soluciones, simplemente destruyo aquello que me veo resistiendo sin tener que enfrentar éstos puntos en forma alguna.

Así que, tan solo abro éste punto por el momento y continuo el día de mañana expandiendo sobre el mismo