martes, 9 de septiembre de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 548, Discusión con mi Madre

El día de hoy en la mañana discutí con mi madre, tenía tiempo que no sucedía, sin embargo en ésta ocasión estaba molesta; esto paso porque el día de ayer iba a sacar una cita con el dentista el cual no he ido a ver en bastante tiempo,y olvide hacer la cita porque me encontraba muy ocupado con la tarea que tenía que entregar para el día siguiente, y cuando mi madre me pregunto en la noche si había sacado la cita y le respondí que lo había olvidado, se molesto y dijo, bueno esta bien, cuando ya tengas el problema en los dientes seguro vas a entender, y yo solo levanté la voz y le dije: "¡Ya Callate!

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado reaccionar con enojo a las palabras de mi madre, al tomarme personales sus palabras, donde mientras escribo ésto a mi mente llega el pensamiento "es que lo dice todo el tiempo", sin embargo, en lugar de considerar "las consecuencias" como mi madre trataba de hacerme considerar, opté por ir en ésta reacción de enojo para proteger mi personalidad de "yo tengo la razón", y en ello para no tener que enfrentar la realidad sobre las consecuencias que estoy de hecho provocándome a mi mismo al postergar los cuidados a mi cuerpo físico.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado no considerar las consecuencias de mi acción de "postergar" a futuro, por creer que "tengo cosas más importantes que hacer y que no tengo tiempo para cuidar de mi cuerpo", sin ver que cuidar de mi cuerpo es de hecho cuidar de mi mismo, y al cuidar de mi mismo puedo de hecho ocuparme del resto de mis responsabilidades, sin embargo, cuando dejo las cosas para después y no considero las consecuencias a futuro de mis palabras y mis acciones, lo único que hago es comprometer mi aplicación dentro de mi propio proceso, de la misma forma que "CUANDO NO ESCRIBO UN DÍA EN MI BLOG!"

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado responderle a mi madre con un tono de voz grosero diciéndole: "¡Ya Callate!", donde de esa forma es como que me estaba diciendo a mi mismo, "No quiero escuchar la realidad acerca de lo que estoy permitiendo y aceptando, no quiero enfrentar las consecuencias de mis acciones", y dentro de ésto por consecuente, cerrándome completamente a ver y considerar la posibilidad de corregir mi punto de partida a fin de poder apoyarme a mi mismo

Me doy cuenta que al participar en cualquier carga energética, tanto positiva como negativa, me cierro a la posibilidad de realmente cambiar y corregir todo lo que me vea permitiendo y aceptando dentro de mi propio proceso

Me comprometo a que en el momento que me vea reaccionando en enojo a las palabras de otras personas, respiro y me doy la oportunidad de escuchar con atención a lo que se está diciendo para ver que es aquelo que no me estoy dándo la oportunidad de enfrentar dentro de mi mundo y realidad para de ésta forma asegurarme de hacer mi cambio real

Me comprometo a que en el momento que me vea reaccionando a las palabras de las personas ya sea en una carga energética tanto positiva como negativa, respiro para detener esa experiencia y ver cual es mi punto de partida ya sea hacia las palabras o hacia el momento que está tomando lugar dentro de mi mundo y realidad para en ello poder corregir y cambiar los hábitos y patrones mentales que en definitiva no están trayendo un beneficio ni para mi ni para los demás