sábado, 30 de agosto de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 538, Haciendo mis palabras reales

La palabra que es real, es la palabra que significa algo, y cuando ese significado es vivido y expresado en acciones, es como si el cuerpo mismo expresara esa palabra como la cualidad de la vida misma; supongo que en realidad crear una vida carente de significado es también traído a la vida en la expresión de la auto-destrucción de la humanidad. Porque el quedarse callado, el quedarse sentado sin hacer nada frente a las circunstancias, es también una decisión, la decisión de hacer "nada", propiamente hablando.

La pregunta es ¿Qué significado o valor puede tener la vida? Muchos, todos cuantos podemos expresar en cada palabra, en cada acción, en cada pensamiento, es decir, inclusive el permanecer pensando en lugar de actuar, es una actitud pasiva que por si misma es una acción, la cual es (valga la redundancia) una actitud pasiva; la cuestión aquí es, ¿Cómo redefinimos el valor de la vida para resolver el caos que hemos creado? Y es decir, es interesante que el nuevo orden que estableceremos dentro de nuestras propias palabras, de igual forma traerá caos al antiguo orden , porque es un colapso del antiguo sistema que muere, y del cual emerge el nuevo principio sobre el cual decidimos crearnos a nosotros mismos, así que, el caos no es el problema en si mismo, sino como lidiamos con el caos y lo traemos de nuevo al orden, y ¿qué orden? Somos el caos y al mismo tiempo el orden dentro del caos, que es una reorganización de nosotros mismos, como si el principio caótico fuese en realidad no caos, sino simplemente el proceso por el cual nos trasladamos a un nuevo orden, hasta que entendemos que es un orden y no caos, solo entonces el caos deja de existir y el orden toma lugar, como reconocimiento de su unidad como orden, como armonía.

¿Cómo establezco la armonía en mis palabras cuando dentro de mi todo parece un caos? Tal vez el problema reside en si mismo en ver mis palabras como un caos y mi presencia misma como el reflejo de ese caos, y en ello, entender que la consecuencia de mis palabras es un orden que fue establecido en ésta forma, es decir, que "no es un caos, que mis palabras no son un caos", sino que son un orden, que tienen relacionadas a éstas un orden de consecuencias; el momento en el que cuestiono éste orden, empiezo a entender que éstas consecuencias no son el mejor resultado posible, y entonces surge el caos, porque el orden es cuestionado, y el orden es llevado al desorden, el caos es entonces la transición de un orden a un nuevo orden hasta que existe nuevamente un balance entre los elementos de mis palabras que hacen de éstas el nuevo orden en mi actuar, en mis palabras, y en mis pensamientos.

Me doy cuenta de que, la realidad, no es un punto que necesito alcanzar, es decir, veo como he tratado de "hacer mis palabras reales" pero la realidad misma mediante la cual actúo, manifiesta consecuencias físicas que son en si mismas reales, la diferencia es el punto de partida dentro de éstas acciones que trae a la realidad las consecuencias "deseadas/pretendidas", de la misma forma en que, puedo ver que contruí todo mi mundo de acuerdo a mis deseos, así que, la cuestión aquí, no es "Cómo hacer las palabras reales, sino como volverme real en mis palabras"; es decir, puedo ver que la manifestación de mi actuar, procede de un "imaginario colectivo que ciertamente carece de principios que garanticen consciencia autónoma a ésta individualidad" entendido así para un determinado orden, un orden en el que las masas se encuentran alineadas a un determinado fin.

La existencia misma de cada persona, es un conjunto de estos valores y atributos ilusorios, ficticios, basados en el puro abstraccionismo separado del entendimiento de las consecuencias que éstos crean en la realidad, tan separados como el reflejo de la ignorancia colectiva misma que existe hacia la situación del mundo misma, y el colapso al cual nos acercamos.

La pregunta es: ¿Cómo hacer a un individuo real? Volverlo consciente de la realidad misma y de su poder creador dentro de la realidad, como la realidad misma que lo constituye en la presencia y manifestación de su corporeidad misma, constituida por los elementos mismos que constituyen la realidad. La mente en la actualidad, carece de esta fundamental noción de lo real, de la realidad, lo físico y las consecuencias que cada acción, cada palabra, cada pensamiento, produce en la realidad, por tanto, la forma en que nos hacemos reales, es entender como creamos las consecuencias en la realidad, ésto es, evaluando en honestidad con nosotros mismos la cualidad de nuestras acciones, nuestras palabras y nuestros pensamientos, nuestras memorias, nuestros deseos y las repercusiones futuras que tienen éstos, todos y cada uno de éstos, porque en esa secuencia de "conectar nuestros pensamientos con las palabras, nuestras palabras con nuestras acciones y nuestras acciones con la realidad", es como establecemos "un nuevo orden a éste antiguo orden" lo cual evidentemente traerá caos, porque es decir, inicia una lucha contra toda noción de la realidad, la cual fue fundamentalmente constituida sobre el más grosero abstraccionismo.

Ahora me doy cuenta de que todos éstos años, no fueron realmente en vano, creía que así era, creía que debía empezar el proceso una y otra vez, pero no era el proceso, es decir, el proceso consistía de ese aprender a "levantarme y moverme más allá de éstas experiencias y establecer un sentido a las mismas", porque sentiría que cada vez que me comprometía a algo y caía, eso significaba que "algo estaba mal", aunque es decir, la cosa estaba jodida desde el inicio, lol, podría decirse que "malo que lo dejara tal cual", sin cuestionarlo, eso si que habría sido terminantemente abusivo, cambiar implica caer y aprender a levantarse, es curioso realmente, los que siempre ganan, no entienden como caer, pero si no caes jamas te levantas, entonces ¿cómo pueden aquellos que siempre "ganan" haberse levantado alguna vez? Pensaba en una frase que aquí en México es bastante empleada "las empresas nunca pierden", siempre hay "un responsable dentro de los trabajadores, entre los empleados, siempre se puede correr y despedir y culpar a alguien..." En fin...

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que equivocarme es algo malo, donde en realidad puedo ver y darme cuenta que lo relacioné con algo malo, porque no era "benéfico" a mis intereses, sin embargo, caer, perder, equivocarme, es lo que estableció las bases del principio de la corrección y es lo que hace el principio de corrección posible en si mismo, de no haber ocurrido nunca en la humanidad, es poco probable decir que alguna vez habríamos aprendido algo, así que, existe un caos en éste mundo, y la pregunta que creara el conflicto es ¿Qué vamos a hacer al respecto?

Me comprometo conmigo mismo a cuestionar el orden que he aceptado como normal en éste mundo y a buscar soluciones al conflicto que existe dentro del mismo, para poder así traer a éste mundo a un nuevo orden, empezando por organizarme a mi mismo, por establecer orden dentro de mi mismo, un nuevo orden para todo lo que he de hecho creado dentro de mi como yo.

Continuo en el próximo post.