martes, 26 de agosto de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 534, El Destino de la Vida - Mi declaración de Principios (Principio no. 18)



18. Soy el cambio que quiero ver en mí y en mi mundo – traer el cielo a la tierra es traer a la existencia, a la vida, la PRUEBA VIVA de un CIELO PRÁCTICO que puede ser visto y escuchado en nuestras acciones y palabras. Somos el Cielo Vivo que debe llegar a la creación en este mundo vivo.

No recuerdo exactamente cuanto tiempo llevo caminando mi proceso, sin embargo, (y aunque parezca contradictorio) me encuentro consciente de todo el tiempo que he perdido a lo largo de mi vida; a lo largo de toda mi vida, busque miles de excusas para no hacer lo que estaba consciente que era necesario hacer, e inventé de igual forma cientos/miles de mentiras dentro de mi mente para validar tales excusas y justificaciones dentro de mi mente.

Dentro del proceso llegué a conocer un término en particular que se llama "Time Loop", en su traducción se refiere a "los ciclos de tiempo que una persona repite una y otra vez sobre la base de un mismo patrón o un hábito"; esos hábitos engloban nuestras acciones, pensamientos, ideas, sentimientos, emociones, etc., es decir todo lo que pueda entrar dentro de nuestra relación con éste mundo, y lo que he entendido con relación a los "Time Loops", es que siempre regresan, es decir, las mismas consecuencias se repetirán una y otra y otra vez, a lo largo de toda nuestra vida hasta que uno toma dirección de esos hábitos y realmente los cambiamos.

Entendí también lo que significa hacer una decisión, y curiosamente lo aprendí viendo y entendiendo a aquellos momentos donde tenía la oportunidad de hacer algo pero por temor, por vergüenza, por indiferencia, simplemente me echaría atrás y esperaría a que alguien tomara esas decisiones que me correspondía hacer, y es decir, supongo que es fácil aceptar "las decisiones que otros hacen por nosotros cuando no consideramos o no consideramos lo que pudo realmente ser nuestra decisión en un determinado momento" y es decir, no puedo culpar las consecuencias que de hecho "acepté" en el momento que "decidía" quedarme callado y dejar a otro hacer esas decisiones por mi, sin embargo la realidad es que cuando dejamos que otros hagan las decisiones por nosotros, estamos confiando en la idea/esperanza de que otro "sepa" lo que es mejor para nosotros, pero no consideramos que tal vez ésta persona solo está imponiendo sus propios juicios e ideas sobre ésta situación en donde en realidad nos corresponde a nosotros ver y decidir, nosotros que supuestamente "nos conocemos mejor que cualquier otra persona podría conocernos", es decir, uno no sabe si la persona que toma esas decisiones por nosotros está realmente clara con respecto a si misma, ¿qué pasa si ésta persona tiene sus propios temores e inseguridades que por temor a enfrentarlos, decide por nosotros que el camino que debemos seguir es aquello que ellos creen o idealizan como el mejor camino para ellos mismos?; fue así, viendo a éstos momentos, una y otra y otra vez, que "no hacer algo frente a la situación que uno tiene en frente, es también una decisión", una decisión con consecuencias, que aparentemente parecen ajenas a nosotros porque "nosotros no hicimos esas decisiones" y entonces aparentemente es más fácil dejarle el trabajo o la responsabilidad a otros porque "podemos culparlos por ellos", pero si somos honestos con nosotros mismos, nos daremos cuenta que "si realizamos una decisión", la decisión de dejarnos dirigir por nuestro miedo y no hacer nada.

Es decir, tan solo echa un vistazo a éste mundo; unos cuantos se enriquecen a costa de otros, todo el mundo lo sabe, todo el mundo sabe de la existencia de la corrupción, del abuso, la esclavitud y, sin embargo, permanecemos estáticos; algunas personas deciden ser valientes y hacen el trabajo que necesitan hacer para mantener a sus familias, y ciertamente...porque no les queda otra opción, más que soportar las inclemencias de la pobreza, la indiferencia de todos aquellos que simplemente preferimos quedarnos de brazos cruzados y esperar a que otros "hagan aquello que sabemos nos corresponde hacer, a todos y cada uno de nosotros", tal pareciera que siempre esperamos a que otro empiece esos cambios porque no sabemos que "consecuencias habría" si decidimos tomar ese paso por nosotros mismos, y creo que a éstas alturas ya todos podemos ver/entender porque, o a qué se debe ésto..., es por el simple hecho de que jamás lo hemos hecho antes realmente, porque estábamos tan ocupados culpando a unos cuantos por lo que nosotros no tuvimos el coraje y el valor de hacer, porque estábamos muy ocupados culpando a aquellos "responsables" por esas "malas decisiones que se hicieron en nuestro nombre".

Por ello, he llegado a darme cuenta, de que no existe un escape de mi mismo, no existe un camino fácil, ni existe una decisión sin consecuencias, porque inclusive existen consecuencias a la carencia de decisiones, y es decir, ciertamente uno tiene miedo de hacer esas decisiones por uno mismo, sin embargo, es mejor enfrentar y estar consciente de las consecuencias que uno crea en esas decisiones a solo caminar a lo largo de la vida de uno esperanzado en que "ojala exista un dios que nos esté llevando a un mejor destino", esa personalmente, la encuentro como la máxima definición de la desesperación..., "el reino de Dios está en el hombre", eso es lo que dice la Biblia; traer ese cielo es responsabilidad de todos nosotros, no de unos cuantos, y es por eso que cambiando lo que hacemos nosotros en nuestro día a día, podemos probarnos a nosotros mismos, que ese cambio es posible, y realmente solo estamos a un paso, a una decisión de hacer ese cielo algo real, si nos comprometemos a ello, realmente podremos manifestar ese cambio.