jueves, 14 de agosto de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 523, Un Momento conmigo mismo pt8

El día de hoy al levantarme me encontraba mucho mejor, y empecé nuevamente mi rutina con normalidad, y he estado realizando mis actividades con tranquilidad, sin carreras y sin presionarme a mi mismo por terminar rápido, sino que me he estado moviendo según mi cuerpo me lo va pidiendo, por así decirlo, obviamente también me asistí con un poco de medicamento para estabilizar mi cuerpo.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado mover mi cuerpo de forma acelerada, en lugar de mover éste de acuerdo a la velocidad de mi respiro, y en ello darme cuenta que, más importante que "cumplir una rutina" está primero el hecho de amalgamarme uno e igual con mi cuerpo físico, más que empujar éste a romper unas barreras auto creadas e infundadas en mis propios juicios y temores hacia mi mismo, y donde veo que si éste me requiere de moverme a un cierto ritmo, al ritmo del respiro, entonces no puedo empujar a éste a moverse más rápido de lo que requiere, donde no he ejercitado mi respiro de forma eficiente para poder de hecho cuantificar mi proceso, de tal suerte que me muevo más rápido dentro de y como éste

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado competir contra mi mismo, colocándome una rutina en separación de mi mismo, donde con ésta rutina he tratado de llevarme a mi mismo a convertirme en algo, a ser algo, y donde dentro de ésta competencia contra mi mismo, en realidad, no he visto que he tratado de alcanzar éste ideal, sin ver que el ideal mismo de aquello en lo que he tratado de convertirme proviene de los mismos juicios e ideas que he creado hacia mi mismo dentro de la inferioridad, en donde he tratado de satisfacer mi deseo de, "cambiar éstos complejos", pero "cambiarlos tratando de ahora colocar una nueva imagen de mi mismo" en una experiencia positiva de mi mismo, sin ver el gran daño que e hago a mi cuerpo (a mi msimo) cuando ese movimiento no es una expresión propia que surge del entendimiento que desarrollo en y como yo mismo

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado aprender a escuchar y conocer a mi cuerpo, y en ello conocerme a mi mismo para entonces comprender mis limitaciones dentro de y como lo que he creado en y como mi mente, para entonces enfrentar esas limitaciones que he creado en mi como yo, en honestidad conmigo mismo para poder levantarme dentro de y cómo éstas y entonces cambiar yo, logrando así cambiar éstas limitaciones de forma eficiente

Me comprometo conmigo mismo a aprender a escuchar a mi cuerpo, a escucharme a mi mismo, a escuchar mis palabras y mis pensamientos, para entenderme a mi mismo en todo lo que he creado de mi como yo, para entonces poder corregir todo lo que he creado en la ignorancia, asumiendo mi responsabilidad por mi ignorancia y llevándome desde la ignorancia a la responsabilidad por mi mismo

En el próximo post caminaré a partir del primer juicio que llegó a mi mente al ver éste punto: el juicio "Soy un tonto"