viernes, 15 de agosto de 2014

Mi Jornada hacia al Vida, Día 524, Un Momento conmigo mismo pt9


En el post del día de ayer dije que continuaría con el punto en el cual había abierto el siguiente juicio: "soy un tonto". Sin embargo ha surgido un punto que me gustaría compartir con relación a mi "ansiedad al estar trabajando", y éste punto reside en el hecho mismo de como utilicé la comida dentro de la experiencia de la ansiedad, para "evadir el trabajo", es decir, estaría trabajando frente a la computadora, leyendo un artículo por ejemplo, sin embargo, me habría servido una taza de café o de té, o me habría preparado un sándwich de aguacate con tofu y queso, el punto es que tendría algo de comer o beber al momento de estar trabajando, y la razón por la cual subiría ese café o ese té o ese sándwich al estar trabajando, es porque dentro de mi vería eso como una forma de "tener algo con lo cual entretenerme mientras estaba trabajando", es decir, donde la realidad es que mi atención no estaría en la actividad que estaba realizando, sino que mi atención estaría en mi bebida o en la comida, y ese sería en realidad mi distractor; éste fue exactamente el mismo patrón con el cual me llevé a abusar del café y que eventualmente provocó consecuencias físicas en mi próstata, provocando la inflamación de las vías urinarias que eventualmente me llevaron a generar una prostatitis menor, mismo principio, consecuencias aunque diferentes, de igual forma físicas.

Así que, antes de continuar con los juicios relacionados con la rutina que he realizado y mi punto de partida dentro de ésta, me gustaría trabajar particularmente con éste punto de utilizar la comida como una forma de distracción.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado utilizar la comida como distracción al momento de estar trabajando, como una excusa al momento de estar trabajando  incluso antes de empezar a trabajar o estudiar o hacer ejercicio, o empezar con mis responsabilidades, para llevar mi atención a otra parte, donde en realidad con cada ocasión que he cedido ante esos pensamientos lo único que en realidad ocurre, es que valido las excusas en mi mente, y genero ésta experiencia "positiva" con relación a evadir, como diciendo dentro de mi mismo "¡Eso!, me salí con la mía, no tengo que enfrentar ésto en éste momento así que puedo simplemente continuar con ésta flojera, con ésta pereza", (viene una memoria con relación a diversas ocasiones en las que he mentido o que he hecho algo que podría considerarse como inaceptable, en donde percibía haberme salido con la mía, haber evadido las consecuencias, y como en ello, generaría ésta experiencia positiva dentro de mi mente, de "estar libre de las consecuencias; solo dejo abierto éste punto para referencias posteriores) sin embargo, al momento de realmente necesitar empezar a realizar mis responsabilidades o actividades diarias, experimentaría aún más resistencia y es decir, cuando realizaría la actividad, sentiría ésta como realmente muy difícil, muy extenuante, porque habría estado generando cada vez más juicios y quejas dentro de mi mente, excusas con relación al trabajo y al ejercicio y por qué aparentemente realizar éstos me resulta o parecen difíciles y extenuantes, y porque entonces debería aparentemente ser normal que me de por vencido dentro de la actividad para poder distraer mi mente en otra cosa que me provea "placer, recompensa a nivel neuronal, descanso para no enfrentar mi mente", porque en ello mi atención no iría directamente hacia aquello que estaba leyendo o realizando, sino que mantendría mi atención dispersa pensando en comer, o en beber algo, para no enfrentar el punto de la resistencia misma hacia el trabajo que estoy realizando en el momento, lo cual encuentro intrinsecamente relacionado con la idea de que aparentemente necesito o dependo de algo o alguien para poder realizar éstas actividades, lo cual SERÍA DESDE UN PRINCIPIO LA EXCUSA CON LA CUAL ME LLEVARÍA A BUSCAR COMIDAS O BEBIDAS EN PRIMER LUGAR COMO DISTRACTORES, y puedo ver, como éste mismo patrón, podría convertirse de hecho en aquello que había compartido anteriormente con relación al ejercicio, donde, es decir, puedo ver a mi padre en como el aumento de peso cuando el era verdaderamente delgado y fuerte, puesto que creció en el campo, trabajando la tierra y demás cuestiones, y una vez que empezó a trabajar, es decir, puedo notar exactamente el mismo patrón, y como de continuar con éste patrón podría realmente llevarme a experimentar el mismo tipo de consecuencias que se produjeron en él a lo largo de su vida, desde tener problemas de la espalda, hasta problemas con el colesterol y demás cuestiones,

Otra dimensión: ésto a su vez lo puedo encontrar relacionado con el "pensamiento de "soy un tonto" que es éste juicio con el cual estoy en realidad afianzando la resistencia a enfrentar aquellos puntos dentro de la escuela, el trabajo, o mis responsabilidades para entonces hacerme creer a mi mismo que, no solo "es difícil enfrentar las resistencias sino que por el hecho de que soy tonto me es prácticamente imposible hacer algo al respecto (aparentemente)"

Ok entonces, diversos puntos se han abierto dentro de ésto, y voy a caminar estos, uno por uno.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado que al momento de estar trabajando o antes de siquiera empezar a trabajar siento ésta resistencia dentro de mi mente a simplemente empezar a trabajar porque veo el trabajo como tedioso, como aburrido, dificil, pesado y la razón por la cual lo veo tedioso, aburrido, difícil, pesado, etc., es porque todo aquello con lo que trabajo, todo lo que reviso y exploro en lo que leo diariamente, sabes..., a medida que paso a través de todo ello, es como si solo me dijera a mi mismo que tengo que apurarme, que tengo que terminar lo que estoy haciendo y rápido, donde estoy pensando en llegar a la siguiente actividad sin siquiera enfocarme realmente en lo que estoy haciendo dentro de ésta que realizo en éste momento, solo para cumplir y dar una imagen de "alguien cumplido frente a los demás, de alguien responsable", aunque en realidad, ésta imagen, ésta idea, no puede afectar a los demás en forma alguna..., solo me afecta a mi, porque inclusive si otros creyeran estas imágenes verdad, la realidad es que solo es a mi a quien afectan, y lo que en realidad veo dentro de todo ésto, es que he tratado de convencerme a mi mismo que soy responsable, que estoy "cumpliendo y caminando mi proceso" para no investigar con mayor detalle dentro de todos éstos patrones, y éstas ideas" porque tal pareciera que como he realizado mi trabajo del día de hoy, puedo ir a dormir y descasar en paz, sin embargo, la realidad es que, no descanso realmente, porque estoy simplemente acelerado por terminar la próxima actividad y la próxima y la próxima en lugar de dedicarle el tiempo real que merece y requiere cada actividad, y entonces, lo que haría sería saturarme de actividades para al final quedarme sin tiempo para hacer otras cosas, y simplemente el ciclo comenzaría de nuevo.

Me doy cuenta de que, en efecto he utilizado la comida como una suerte de combustible para la máquina que he tratado de hacer de mi mismo, sin embargo, dentro de ésta máquina es como, si solo me dedicara a cumplir una función, no hay crecimiento o movimiento real dentro de o hacia algún punto, sino que simplemente es un constante flujo continuo mecánico de repetir y repetir y repetir, es decir, es interesante que por mucho que he leído, por mucho que he "investigado", mi investigación en realidad no ha progresado hacia ninguna parte, y me veo permaneciendo a la espera de que simplemente lleguen los temas de los cuales voy a interesarme y voy a empezar a tratar y de los cuales voy a empezar a "hablar" y ya sabes "solo a hablar de ellos" en lugar de realmente explorar un punto con la determinación y decisión de cambiarlo.

Me comprometo a que en lugar de seguir una rutina, voy a realizar mis responsabilidades del día a día, consciente de que en cada acción, palabra, pensamiento, actividad etc., se encuentra establecida mi decisión de realizar algo distinto con relación a ese punto que estoy caminando, donde dentro de cada actividad existe una oportunidad para ver más profundamente quien soy yo dentro de y como la actividad que estoy realizando, para entonces, caminar fuera de la rutina, del camino establecido y "fácil", y empezar a caminar algo real, substancial, algo que verdaderamente me permita hacer de cada día algo distinto a simplemente repetir y esperar a que los eventos o los momentos y consecuencias surjan para "verme obligado a cambiar", donde ese cambio es ahora consciente, es ahora determinado, y es determinado por mi mismo, decidido por mi mismo y vivido por mi mismo.

Continuo en el próximo post