lunes, 21 de julio de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 498, 21 días sin masturbación (Día 5)

Tengo un amigo, a quien simplemente me referiré como "M" , a quien conozco desde hace una razonable cantidad de tiempo; a lo largo del tiempo que lo he conocido, siempre he sentido envidia de él, en términos de su "eficacia para poder entrar en relaciones", porque vería que el estaría con las mujeres que a mi me gustaban, y luego el me platicaría sobre sus experiencias sexuales con ellas, o me hablaría sobre sus platicas o discusiones, y dentro de mi mismo no dejaría de preguntarme, ¿qué es lo que me hace falta o qué es aquello que no soy y que necesito ser para poder tener una relación como las que él logra tener? Y en ello vendría ésta experiencia de victimización y lástima en mi mente hacia mi mismo, porque creería que sin importar lo que hiciera no podía lograr ser tan eficiente como él lo era en las relaciones. E internamente sentiría enojo y odio que proyectaría hacia él, donde inclusive llegaba a pensar "si el no estuviera tal vez ésta chica se habría fijado en mi", aunque desde luego, a medida que he caminado en mi proceso, he llegado a entender cosas como el hecho de que ese odio en realidad no era hacia él, sino hacia mi mismo, porque dentro de esa experiencia de inferioridad y victimización lo que hacia era crea ésta relación de "¿por qué el puede y yo no? ¿Por qué no soy como él? ¿Por qué él tiene esas experiencias y yo no?", y en esas preguntas, en realidad lo que hacia era obviamente justificar tanto el por qué yo no me estaba moviendo a mi mismo para de hecho entrar en una relación, como el hecho de justificar mi envidia hacia él, porque en lugar de preguntarme ¿qué estoy permitiendo y aceptando dentro de mi mismo? simplemente proyectaría éstos pensamientos en una forma de "culpa hacia él".

Puedo recordar una chica en particular con quien el estuvo, y recuerdo cuando la vi por primera vez, estaba anonadado ante su sola presencia, porque no solo era hermosa, sino que además era ciertamente muy inteligente; y siento vergüenza en éste momento así que, respiro y voy a empujarme de todas formas a caminar a través de ésto para poder enfrentarlo; algunas veces vendrían a mi mente éstas ideas sobre como llamar la atención de su novia, para poder hacer que ella lo dejara, también tendría fantasías con ella en mi mente y, al mismo tiempo, me sentía como un traidor y la culpa era...abrumadora.

Ésta es ciertamente mi verdadera relación hacia él, a modo de una agenda secreta, he competido con él dentro de mi mismo, aunque en realidad no es que compitiera con él, sino con mi imagen, mi idea de él, y por supuesto con mi propia imagen e idea de mi mismo, en donde lo que esencialmente he hecho es crear ésta comparación en mi mente entre su imagen y mi imagen, y aquí aclaro: imagen no en términos de una apariencia física, sino en términos de medir mis habilidades y compararlas con las suyas como viendo cuales son "más especiales o más eficientes", porque mi creencia ha sido que, si lograba superarlo en términos de éstas habilidades para hablar para expresarme, para hacer cosas manuales, y demás cuestiones, podría entonces ser tan eficiente como el para poder llegar a tener relaciones con las chicas que me gustaban.

Decidí compartir ésto el día de hoy dentro de ésta serie de 21 días sin masturbación, porque puedo ver que en mi participación dentro de los deseos de la masturbación, he creado ésta envidia, ésta competencia dentro de mi mismo, que de hecho me ha cegado de poder ver lo que realmente me he estado haciendo a mi mismo y a los demás, al crear ésta naturaleza abusiva y desconsiderada dentro de y como mi propia expresión.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado sentir envidia de "M" por éste punto en donde veo que él tiene facilidad para hablar y expresarse con las mujeres por las cuales yo me sentiría atraído, y donde debido a mi deseo de tener una relación con las mismas (el cual levanté y de hecho construí dentro de mi mismo a través de la masturbación en las imágenes, ideas y deseos que cree de mi "pareja ideal"), he creado juicios comparativos y juicios de valor entre él y yo, donde me he llevado por lo tanto a una relación de competencia interna entre "M" y yo, y donde en realidad yo he sido el punto que ha creado el conflicto mismo dentro de mi mente hacia él, en donde a medida que escribo ésto, puedo ver como todos los juicios y pensamientos y críticas que he pensado hacia él están volviendo donde me compararía con él, en la creencia de que mis juicios hacia él eran válidos, sin entender que solo estaba juzgando la imagen que había creado de él en mi mismo, mis propias ideas y pensamientos, ideas y pensamientos que en realidad reflejaban y mantenía los juicios e ideas acerca de mi mismo, y puedo de hecho comprender lo que en realidad estuve haciendo dentro de todos y cada uno de esos pensamientos e ideas, dedicándome a observar y criticar la vida de otros en lugar de tener los huevos y el valor para dar una mirada a mi propia vida y reconocer lo que tengo que cambiar de mi, porque me doy cuenta de que todo lo que criticaba en otros, es y ha sido en realidad para justificar el porque yo no he estado cambiando en todo aquello que he permitido y aceptado dentro de mi mismo, porque creía que estaba culpando o juzgando a los demás, pero en realidad solo estaba alimentando mis justificaciones y mi personalidad de victimización, para no ver y enfrentar mi envidia, mi egoísmo, mi avaricia y mis deseos.

En y cuando me vea sintiendo envidia de otras personas o pensando críticas y juicios acerca de otras personas, respiro y miro dentro de mi mente en honestidad conmigo mismo para enfrentar aquellos juicios que estoy creando y alimentando acerca de mi mismo

Me comprometo a cambiar mi relación conmigo mismo, de la deshonestidad en los pensamientos, juicios y críticas dentro de la envidia, el egoísmo, la avaricia y los deseos, a una relación de honestidad conmigo mismo para entonces no ir ya en dichas críticas, juicios o pensamientos hacia los demás, sino que me enfoco en asistirme y apoyarme a mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado existir en competencia hacia "M" en el deseo y pretensión de ganar la atención de las mujeres por las cuales me sentía atraído, en donde compitiendo con "M" creía que ganándole, siendo "mejor que él", podría de hecho vivir esos deseos y fantasías hacia las mujeres por las cuales me sentía atraído pero que, parecían preferirlo a él que a mi, y donde en ello, creaba éstos juicios hacia mi mismo, creando una brecha y separación aún más grande entre "M" y yo, y donde entonces empezaría a crear odio dentro de mi mismo y enojo hacia mi mismo preguntándome "¿Por qué no soy como M? ¿Por qué no puedo tener relaciones como "M"? ¿Por qué no puedo tener las mismas experiencias que "M"?" y donde en ésto, justificaría que mis juicios hacia "M" eran válidos, y donde entonces empezaría a creerme superior a "M" por éstos juicios, sin de hecho atreverme a enfrentar mis propios juicios hacia mi mismo para ver la verdadera razón por la cual no estaba cambiando, para no enfrentar mi propia flojera, vanidad, miedo y juicios detrás de los cuales me escondía para no reconocer lo arrogante, mentiroso, avaro, etc. que en realidad he hecho de mi mismo, donde en éstos juicios a su vez, trataba de hacerme ver a mi mismo como una "mejor persona" que "M" para no tener que cuestionar éstos puntos dentro de mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado juzgar a "M" como "más atractivo o carismático o confiado que yo" sin ver como en esos juicios de hecho reafirmo mis complejos e ideas de inferioridad, alimentando la totalidad del completo sistema de consciencia mental, donde en lugar de cuestionar ¿qué es necesario para expresarme en confianza y fluidez en mi expresión? he ido en juicios y comparaciones para justificar por qué no estoy cambiando

En y cuando me vea compitiendo dentro de mi mente con otros hombres, respiro y traigo de vuelta la atención a mi propia mente en ver qué es aquello en lo cual estoy proyectándome en comparaciones y competencias para entonces ver y entender donde es que no me estoy asistiendo y apoyando a mi mismo para verdaderamente cambiar y dejar de participar en el abuso y desconsideración hacia los demás solo para satisfacer éstos deseos mentales

Me comprometo a parar ésta competencia en mi mente realizando comparaciones y juicios hacia otros hombres, con lo cual solo alimento los juicios y temores dentro de mi mismo, al darles valor y validez dentro de la misma

Me comprometo a que si me veo compitiendo en mi mente dentro de comparaciones y juicios hacia otros hombres, respiro y utilizo ese punto para poder ver que o estoy enfrentando de mi mismo, para entonces moverme y de hecho empujarme a enfrentarlo

Continuo en el próximo post