viernes, 18 de julio de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 495, 21 Días sin masturbación (día 2)

Otra experiencia que se ha estado volviendo bastante evidente a medida que he colocado más atención en este punto de la masturbación, es el hecho de que, puedo ver como estaría sentando frente a la computadora y en realidad podría estar escribiendo o leyendo etc., y me encontraría estando bastante estable, es decir, no había imágenes, no había un deseo en si, sin embargo, en el momento que "recordaba" el punto que estoy caminando, nuevamente notaría ésta ansiedad en mi cuerpo, y es fascinante porque, en el momento que notaría éste "estres" surgiendo con relación a la actividad que estaba realizando, surgiría ésta ansiedad y la consideración de masturbarme surgiría como una forma de evadir el trabajo, para darme éste "placer" como experiencia energética positiva.

Al mismo tiempo, puedo ver como en mi mente, llegarían pensamientos que consideraría como "muy deliberados o de una naturaleza muy...spiteful, es decir en una naturaleza deliberadamente desconsiderada y abusiva" donde diría cosas como "a la mierda con ésto, quiero hacerlo", aunque a medida que escribo ésto, puedo notar como aún estoy colocando estos pensamientos en separación de mi mismo, porque en realidad, puedo darme cuenta de que esa naturaleza deliberadamente abusiva parte completamente de mi, donde en realidad soy yo quien estaría haciendo surgir nuevamente en ese momento las imágenes y, es decir, lo fascinante es que podría ver que, aún con las imágenes surgiendo y demás, no había una experiencia en mi cuerpo aún, y solo sería hasta el momento en el que, estaba llevando mi mano a mis genitales, que podría notar que, en realidad tenía que estimularme físicamente para poder generar la experiencia de masturbación en si; me di cuenta de ésto, y me detuve, respire y aplique perdón en voz alta, sin embargo, ciertamente ya había iniciado una reacción en mi mente y el deseo se estaba volviendo abrumador, así que me paré de mi asiento y me acosté un momento, por que no quería ceder ante ésta experiencia.

Así que

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado utilizar la masturbación como una forma de evadir la realidad, donde ante situaciones de estres, o en momentos donde en realidad me estaría apoyado a mi mismo leyendo o escribiendo, surgirían éstos pensamientos dentro de mi mente como una forma de decir "no quiero enfrentar ésto, ésto es difícil, quiero una experiencia positiva, quiero placer", y en ello yo me conduciría dentro de éstos pensamientos, e iniciaría una batalla en mi mente contra los mismos, donde recordaba, "no, no debo ir en éstos pensamientos" y entonces los pensamientos con una naturaleza deliberadamente abusiva surgirían, sin embargo puedo ver como en realidad, esa naturaleza, esa lucha misma, es en realidad aquello en lo que me he convertido, ese "no saber quien yo soy en un determinado momento" aunque por otra parte, me parece que en realidad soy capaz de saberlo, no porque lo sea, sino porque yo lo determino, en qué es aquello que decido ser/vivir.

En y cuando me vea a mi mismo evadiendo mi trabajo en las reacciones o experiencias de deseos o pensamientos de masturbación, respiro y veo en honestidad conmigo mismo qué es aquello que me estoy resistiendo a enfrentar de mi trabajo en ese momento, para aplicar perdón a uno mismo, corregir lo necesario y entonces continuar enfocándome en mi trabajo.

Me comprometo a enfocarme en la realidad y el momento que estoy enfrentando en el momento como mi trabajo, no evadiéndome ya o yendo en las reacciones energéticas de los deseos e imágenes eróticas o pornográficas

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado que en el momento que surgieron éstas experiencias de deseos, recordarme mi compromiso y aplicación correctiva para no aprticipar en lo absoluto dentro de esas imágenes

"En y cuando me vea a mi mismo trayendo imágenes eróticas o pornográficas a mi mente, respiro y me traigo de vuelta a mi mismo al entendimiento de mi compromiso por el cual realizo éste proceso de parar la masturbación, motivándome a mi mismo para poder levantarme como el principio rector de mi mismo en cada momento de cada respiro

Me comprometo conmigo mismo a parar mi participación en las imágenes eróticas y pornográficas de mi mente para no ir ya más en las reacciones energéticas en las cuales la masturbación se convierte en un acto separado de mi mismo, de mi voluntad y decisión, para que con ésto pueda restablecer el principio rector de mi mismo en donde no le doy ya mi voluntad, energía y tiempo a la mente, sino que me levanto como ese principio rector para poder determinar por mi mismo qué es lo que voy a permitir dentro de mi mundo y realidad y que es lo que no voy a permitir en mi mundo y realidad."


Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado pensar los pensamientos de naturaleza deliberadamente abusiva y desconsiderada donde me decía a mi mismo en la mente "a la mierda con el proceso, quiero masturbarme, quiero placer", sin tomar en consideración como dentro de eso, le estoy dando y colocando valor y atención a éstas voces en la mente con lo cual a su vez le estoy dando el completo principio rector de mi mismo a éstas experiencias energéticas, donde el deseo se estaba volviendo completamente abrumador, sin ver el simple sentido común de como en ello, yo estaba creando el conflicto dentro de mi mismo, porque en lugar de respirar en el momento de ver como surgía ésta experiencia, le di continuidad al pensamiento, lo cual es fascinante en el hecho de que, no es como tal que el pensamiento estuviera cargado energéticamente, no, es decir, en efecto el pensamiento es energía, sin embargo, puedo ver que, no fue "la energía del pensamiento lo que dio continuidad a la reacción", fueron las palabras en la mente, las voces en la mente.

En y cuando me vea yendo o dando continuidad a cualquier pensamiento de naturaleza abusiva o desconsiderada, respiro sin ya reaccionar o dar continuidad al mismo y entonces dirijo mi atención nuevamente a mi cuerpo, me enfoco en la realidad física, en lo que está ocurriendo en mi entorno, el peso de mi cuerpo, la temperatura del ambiente, es decir, volverme consciente de mis sentidos para de hecho mantenerme aquí absolutamente

Me comprometo a traer mi atención a mi cuerpo y a la realidad física en el momento que vea surgir éstos pensamientos de naturaleza desconsiderada o abusiva, sin darles ya continuidad o alimentarlos en forma alguna

Otro punto que está surgiendo es que puedo ver como hay reacciones que no he enfrentado aún que surgen en mi día a día, cuando veo la imagen de una mujer a cuya imagen reacciono, punto que estaré caminando en y a partir del siguiente post.