miércoles, 9 de julio de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 485, Dificultades en las relaciones 16

Continuo en mi proceso explorando mi relación con la definición de intimidad y con el vivir de la palabra misma.

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado ser íntimo conmigo mismo, por temor a dejar ir las ideas de las cuales he creído que dependo para ser apreciado por otras personas, porque me doy cuenta de como me suprimo en reacciones de enojo y reacciones positivas en lugar de darme dirección dentro de esos puntos, porque aparentemente necesito estar en esas personalidades para ser aceptado y apreciado por los demás..., sin embargo, mientras escribo esto, puedo ver como surgen en mi mente imágenes de los momentos en los que he participado dentro de éstas personalidades, y como en realidad, siempre que participo en reacciones emocionales de cualquier tipo, ya sean positivas o negativas, las cosas simplemente no resultan de la mejor forma posible para nadie, sin embargo he querido aferrarme a tales ideas y no me he dado la oportunidad, no... en realidad no me he atrevido a ser verdaderamente íntimo conmigo mismo porque no he querido reconocer ésta energía emocional y sentimental como una adicción, como una adicción a mi propio ego, por lo tanto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado resistirme a reconocer que he creado una adicción a éstas personalidades dentro de mi mente, porque al no querer ver que existe un problema, he querido convencerme de que todo está bien y que el problema son los demás, donde justifico mis reacciones y experiencias energéticas tanto positivas como negativas culpando a los demás en lugar de tomar responsabilidad por éstas reacciones que toman lugar en mi mente, viendo la realidad de lo poco efectivo y eficiente que en realidad soy cuando me dejo llevar por éstas personalidades.


Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado justificar mi participación en las personalidades y las reacciones energéticas para poder seguir experimentando la energía donde en lugar de tomar responsabilidad por éstas, he ido en la mente culpando a los demás para no ver que soy yo quien desde un inicio actuó en deshonestidad y que el resultado que obtengo dentro de mis palabras y mis acciones es por lo tanto mi responsabilidad
Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado no ser íntimo conmigo mismo por temor a perder mis relaciones, sin darme cuenta de que en realidad es completamente lo contrario, de hecho comprometo no solo a las personas con quienes participo en relaciones sino que me comprometo a mi mismo en la integridad de mi físico y de mi ser al participar en tales reacciones y personalidades, porque al actuar dentro de tales personalidades en realidad no estoy haciendo lo que es mejor para mi ni lo que es mejor para todos, porque solo estoy siguiendo éstas reacciones energéticas en lugar de ser realmente honesto conmigo mismo e intimo conmigo mismo, para poder entonces ver y evaluar mis acciones, mis palabras, mis pensamientos y asegurarme que lo que resulte de éstas sea de hecho el mejor resultado posible

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado darme cuenta de que la intimidad para que sea efectiva/eficiente, debo vivirla conmigo mismo, para que en mi expresión pueda de hecho ser real al expresarme dentro de mi mundo y realidad sin importar con quien este, para que de ésta forma me asegure de ser real en todo sentido sin importar con quien o donde me encuentre, con lo cual me despojo de todo temor al rechazo o resistencias que otros puedan tener hacia mi, porque se que soy real y se donde estoy parado en todo momento y puedo entender que las reacciones de otras personas son suyas solamente y no me dejo llevar por los chantajes emocionales de mi mente ni, (desde luego) actúo dentro de tales chantajes emocionales o temores a las personas

Me doy cuenta de que la intimidad conmigo mismo va de la mano con la honestidad conmigo mismo, es en realidad que una no puede existir sin la otra, y no puede haber perdón si no hay honestidad con uno mismo y no puede haber honestidad con uno mismo si no hay intimidad con uno mismo.

Me doy cuenta de como he utilizado las relaciones para evadir la intimidad conmigo mismo, porque en tanto esté con otras personas, amigos, familia, pareja, sin antes haber trabajado y visto en honestidad conmigo mismo mi punto de partida dentro de las mismas donde me dirijo efectiva y eficientemente dentro de las mismas, lo único en lo cual resulta es en más supresión, donde me enfoco en agradarle a otras personas y ser apreciado por otras personas en lugar de ver dentro de mi mismo honestamente y reconocer el hecho de que ni siquiera yo me aprecio a mi mismo en ese momento, ni vivo aprecio en forma alguna hacia otra persona, porque lo único en lo que me estoy enfocando es en mantener éstas experiencias dentro de mi mente, en mantener ésta energía para poder experimentarla. Por lo tanto


Me comprometo conmigo mismo a evaluar mis pensamientos para asegurarme de no entrar en reacciones ni en personalidades en forma alguna porque me doy cuenta de la inefectividad de éstas para vivir en el día a día.

Me comprometo conmigo mismo a evaluar mis acciones y mis palabras antes de realizarlas, para asegurarme de no estar actuando dentro de una personalidad o reacción energética, asegurándome así de garantizar el mejor resultado posible.