jueves, 3 de julio de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 476, Dificultades en las relaciones pt 8

Ok, entonces, en éste post quiero ver a la definición e ideas que existen acerca del respeto para caminarlo en honestidad conmigo mimo y en ello redefinir la palabra respeto para poder vivirla de una forma que de hecho pueda asistirme y apoyarme en el día a día

"La palabra respeto proviene del latín respectus y significa “atención” o “consideración”. De acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), el respeto está relacionado con la veneración o el acatamiento que se hace a alguien. El respeto incluye miramiento, consideración y deferencia.
 

Asimismo tampoco podemos pasar por alto el hecho de que en otras ocasiones el término respeto es utilizado con distintas acepciones. Así, nos encontramos con que en Alemania se habla de respeto para referirse a dos cuestiones. En primer lugar se puede emplear como sinónimo de espada, y en segundo lugar para definir a toda aquella persona que está manteniendo relaciones de tipo amoroso y sexual con otra.
 
Por otra parte, mirar a algo o alguien con respeto también puede hacer referencia al temor o al recelo. Por ejemplo: “Al mar hay que tenerle respeto, ya que puede ser peligroso”

El respeto es un valor que permite que el hombre pueda reconocer, aceptar, apreciar y valorar las cualidades del prójimo y sus derechos. Es decir, el respeto es el reconocimiento del valor propio y de los derechos de los individuos y de la sociedad.

El respeto no sólo se manifiesta hacia la actuación de las personas o hacia las leyes. También se expresa hacia la autoridad, como sucede con los alumnos y sus maestros o los hijos y sus padres.

El respeto permite que la sociedad viva en paz, en una sana convivencia en base a normas e instituciones. Implica reconocer en sí y en los demás los derechos y las obligaciones, por eso suele sintetizarse en la frase “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”.

Por el contrario, la falta de respeto genera violencia y enfrentamientos. Cuando dicha falta corresponde a la violación de una norma o de una ley, incluso es castigada a nivel formal. Este castigo puede ser una multa económica o hasta el encarcelamiento.

Muchas, y de diversa gravedad, son las faltas de respeto que existen en el marco de nuestra sociedad actual. Así, por ejemplo, están las que se acometen en el seno del ámbito laboral como cuando el jefe no trata a sus trabajadores como seres humanos sino como esclavos. No obstante, también tienen lugar dentro de la familia cuando los hijos realizan a sus padres desplantes o les gritan.

La mala educación, la falta de tolerancia con respecto a las ideas o formas de vida del prójimo, la ausencia de valores, la soberbia y el egocentrismo son algunos de los elementos que más frecuentemente originan esas faltas de respeto. Las cuales son cada vez más frecuentes en ámbitos como, por ejemplo, la educación donde ha aumentado el número de alumnos que se enfrentan e insultan a sus profesores."

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado redefinir la palabra respeto para poder hacerla práctica y así mismo, llevarme a mi mismo a ser consciente de ella en cada momento de cada respiro, para en ello, poder vivir respeto como una expresión de mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado no considerar a otros seres humanos, donde veo y busco únicamente por mis intereses personales, a lo cual, veo que participar en cualquier forma de experiencia o reacción dentro de mi mismo, es en realidad una forma de faltarme el respeto a mi mismo y a los demás, porque al limitarme y definirme en una idea, una experiencia energética sentimental o emocional, lo que estoy haciendo es de hecho no tomar en consideración todas las dimensiones de lo que está tomándo lugar dentro de mi mismo, y no estoy considerando dentro de las reacciones a otros seres humanos, sino que estoy siendo completamente egoísta al llevar ésta experiencia dentro de mis intereses personales, ya sea una experiencia positiva o negativa

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado darme cuenta que vivir en honestidad conmigo mismo, enfrentando toda experiencia energética emocional o sentimental, pensamiento, resistencia, etc., es de hecho la forma de vivir respeto a mi mismo, y en ese respetarme a mi mismo puedo de hecho vivir respeto hacia los demás y de hecho llevarme a expresar el respeto en forma práctica y real.

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado darme cuenta que la atención no está en separación de mi mismo y que poniendo atención a mis experiencias, caminandolas y enfrentándolas, es en realidad la forma en que me respeto a mi mismo, porque en esa atención que me doy a mi mismo para corregirme a mi mismo, es y se convierte entonces en la forma de vivir respeto hacia los demás, porque me aseguro de que mi punto de partida en relación con los demás, sea de hecho de apoyo, de la misma forma en que me apoyo a mi mismo y me considero a mi mismo en unicidad e igualdad con los demás, como en ello, donde he caminado una experiencia en particular dentro de mi mismo como el punto de los deseos, puedo entonces, ver si otros están participando en los deseos y en ello, asistir y apoyar a otros a redirigir su experiencia dentro de si mismos.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que la forma de vivir respeto es "vivirlo hacia los demás", sin embargo puedo darme cuenta de que, al no corregir primero las experiencias dentro de mi mismo, lo que ocurre es que empiezo a actuar hacia otros en relación a las ideas o experiencias energéticas que tenga dentro de mi mismo hacia los demás, lo cual en realidad resulta en definir a una persona en una idea o una experiencia energética, sin embargo, no son ellos los que me están enviando esa experiencia energética, sino que soy yo quien está creando esa experiencia energética, y por lo tanto soy yo quien primero se está faltando el respeto a si mismo al no tomarse en consideración en unicidad e igualdad como lo físico

Me comprometo conmigo mismo a vivir el desarrollo del respeto iniciando en mi mismo con mi disciplina, compromiso y aplicación dentro de mi propio proceso para hacer de mi mismo un ser humano que de hecho viva como un punto de apoyo, consideración y atención a la vida misma en y como todas sus formas

Continuo en el próximo post