lunes, 23 de junio de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 466, El Destino de la Vida - Principio no. 16 pt 2



16. Darme cuenta que por la virtud de estar yo en este mundo – mi responsabilidad no sólo se extiende a mi propia Mente / mi propia Vida, sino a las mentes y vidas de todo y todos en esta tierra y por tanto, mi compromiso es extender esta consciencia a toda la humanidad para trabajar juntos y vivir juntos para hacer de este mundo el cielo sobre la tierra para nosotros mismos y las generaciones por venir.

Caminando éste proceso, educarme con respecto a la situación mundial ha sido también una de las más importantes cuestiones en términos de llegar a comprender qué es aquello que como humanidad estamos realmente permitiendo y aceptando en cada momento, y en realidad el trabajo de crear esa "empatía" con otro ser humano, colocarse en los zapatos de la persona en situación de calle, la persona en hambruna, en guerra, en situación de abuso, ha sido realmente un desafío en términos de ver más allá de mis intereses personales y realmente empezar a preguntarme ¿quien sería yo en esa situación? ¿Cómo querría ser ayudado para de hecho salir de la misma?

Es decir, para esto, ver en honestidad conmigo mismo a la totalidad del funcionamiento del sistema y mi participación en éste es algo que realmente es una labor del día a día, cada vez que vemos a una persona pidiendo dinero en la calle, una mujer prostituyéndose en la calle; donde tendemos a ignorarlos, pensar que es normal, o pensar que ellos escogieron esa vida porque es "fácil", es decir, me pregunto quien de nosotros vería o consideraría fácil pasar el invierno durmiendo en las calles de una ciudad helando, sin acceso a alimento o a servicio medico o sanitario de cualquier índole. Y por otra parte, ver la "otra cara de la moneda por así decirlo", donde si nos colocamos en la posición de dichas personas, no solo vayamos pensando, "Ah si me gustaría recibir dinero de la gente y creo que la gente debería ser más caritativa", como en esa personalidad de lastima y victimización por así decirlo, y a lo que voy con ésto es el hecho de que, comprender por ejemplo que darle una moneda a una persona en la calle solo enraiza su relación a la misma, es también entender que una forma de ayudar a la persona en la calle es de hecho no dándoles más dinero, sino ver y entender qué es aquello dentro de nuestro actual sistema económico, sistema mundial que en realidad está dejando fuera a tal persona.


Escribir y hacer vídeos de forma periódica, lo veo como abrirme en la escritura por ejemplo, donde me comparto en aquello que he comprendido, en aquello que he llegado a entender de tal suerte, que la honestidad conmigo mismo pueda llegar a ser una forma tan sincera de apertura, que pueda de hecho llegar a las personas de forma real, de forma que puedan ver lo que existe dentro de mi y que entonces otros también puedan ver lo que existe también en ellos, para que entendiendo colectivamente el problema en nosotros podamos actuar afuera con los que más lo necesitan. (Es un proceso de perfeccionamiento, por lo que la honestidad conmigo mismo es por supuesto un área que requiero aún trabajar, que requiero aun desarrollar para poder llegar al punto que pretendo de poder abrirme y expresarme en ese punto de absoluta sinceridad conmigo mismo).

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado expresarme con absoluta sinceridad conmigo mismo, absoluta honestidad conmigo mismo, para estar seguro que al compartirme en los escritos en mis blogs, o mis videos, no estoy guardando o escondiendo nada de mi mismo o de los demás, ya que de ésta forma puedo realmente trabajar con aquello que se encuentra dentro de mi y en ello, otros pueden realmente ver lo que existe dentro de ellos, donde posteriormente, no solo se queda en la aplicación de perdón a uno mismo o en un simple entendimiento, sino que es llevado a la aplicación práctica como soluciones reales con las cuales de hecho pueda asistirse y apoyarse a otros incondicionalmente, donde entendemos nuestras responsabilidad con nosotros mismos y con los demás en todas las formas

 así que


por lo tanto:

Me comprometo a darme cuenta que por la virtud de estar yo en este mundo – mi responsabilidad no sólo se extiende a mi propia Mente / mi propia Vida, sino a las mentes y vidas de todo y todos en esta tierra y por tanto, mi compromiso es extender esta consciencia a toda la humanidad para trabajar juntos y vivir juntos para hacer de este mundo el cielo sobre la tierra para nosotros mismos y las generaciones por venir.