martes, 17 de junio de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 460, El Destino de la Vida - Principio no.12



12. No esperar por algo o alguien a tomar responsabilidad de mí y este mundo – sino que me doy cuenta que he creado quien y como soy en este momento, por lo tanto tengo la responsabilidad de cambiar quién y cómo soy y así la realización de todos nosotros colectivamente hemos sido los que creamos este mundo tal y como es hoy y por tanto, es la responsabilidad de todos colectivamente cambiar como es y lo que es este mundo hoy.



Un aspecto que puedo notar dentro de la postergación, es que de hecho se basa en un principio similar al de mantenerse en un perpetuo estado de "espera por algo o alguien", porque en la postergación se siente como que uno está deja las cosas para después, "esperando por un mejor momento para hacerlas" o "esperando por algo que me obligue a hacer las cosas, a moverme". Sin embargo, en todas las ocasiones que me he aceptado ir en experiencias de ese tipo, en realidad, lo único que ocurre al final es que termino dándome cuenta de todo el tiempo que en realidad he desperdiciado cuando en realidad si tan solo hubiese dado dirección a ese momento y hubiese enfrentádo lo que me era necesario enfrentar.

Además de que entre las consecuencias de postergar, viene otro aspecto que en realidad, uno no considera dentro del acto de la postergación, y es el hecho de que cuando uno realiza ésta, posteriormente, uno encuentra más dificultades para realizar tan solo lo mismo que uno ya estaba realizando, como por ejemplo, cuando uno hace ejercicio periódicamente y de pronto uno se deja ir en la experiencia de la flojera, y entonces dentro de esa experiencia uno empieza a postergar y a postergar y a postergar, hasta que finalmente ha pasado cosa de uno o dos meses, y cuando vuelves a realizar el mismo ejercicio, es como si tuvieras que empezar desde cero (una experiencia nada cool)

Así que, simplemente diría con relación a éste punto, que en realidad todo se encuentra en mantenerse consciente de las consecuencias y también de los beneficios que uno puede generar para si mismo y para otros si uno se da la oportunidad de disciplinarse a uno mismo, y no esperar por algo o alguien para realizar aquello que es necesario hacer, aquello que uno sabe que tiene que y puede hacer.

por lo tanto

Me comprometo conmigo mismo a no esperar por algo o alguien a tomar responsabilidad de mí y este mundo – sino que me doy cuenta que he creado quien y como soy en este momento, por lo tanto tengo la responsabilidad de cambiar quién y cómo soy y así la realización de todos nosotros colectivamente hemos sido los que creamos este mundo tal y como es hoy y por tanto, es la responsabilidad de todos colectivamente cambiar como es y lo que es este mundo hoy.