miércoles, 21 de mayo de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 432, Ejercitando el respiro 13

El día de hoy me levanté completamente constipado y con un poco de fiebre, es fascinante lo mucho que ayuda una enfermedad, porque durante todo el día, no me ha quedado de otra más que respirar a lo largo del día; opté por no tomar medicina porque a medida que estaba escribiendo algunos puntos, podía ver como la enfermedad estaba cediendo, literalmente estaba sintiéndome mejor físicamente con tan solo empezar a escribir todas aquellas cosas que estaban "constipando mi mente", lol.

Me di la oportunidad de ver en honestidad conmigo mismo a lo que estaba tomando lugar dentro de mi mente, y lo que encontré es que, desde el inicio del semestre he creído que soy apreciado por mis compañeros de la escuela por el hecho de ser "talentoso" al dibujar, sin embargo, a medida que exploraba ésta idea, me di cuenta de que, en realidad esa percepción es única y completamente existente solo en mi mente. así que

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que soy apreciado por mis compañeros de la escuela por "dibujar bien", cuando en realidad soy yo quien está creando esa percepción acerca de mi mismo completamente en mi mente al definirme de acuerdo a esta particular..."habilidad".

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado temer no ser apreciado por mis compañeros, sin entender que en realidad, ese "aprecio" lo estaba creando yo dentro de mi mismo, y en ésto la pregunta es ¿no es acaso que puedo apreciarme a mi mismo incondicionalmente sin depender en forma alguna de algo o alguien?

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que necesito y dependo de otras personas para apreciarme a mi mismo, sin ver que aquello que realizo y aquello a lo que me dedico, es decir, son cosas que en realidad no necesito que otros valoren o aprecien porque es algo que realizo por mi mismo, en aprecio de mi mismo.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado percibirme a mi mismo como dependiente del aprecio y el amor de otros, en lugar de ver que nada de ese aprecio en realidad proviene de otros, sino de la dedicación que yo me doy a mi mismo en mi proceso de cambio, en éste compromiso de asistirme y apoyarme a mi mismo incondicionalmente

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado colocar la gripa y la fiebre en separación de mi mismo en lugar de ver como éstas me están mostrando de hecho lo que he estado permitiendo y aceptando dentro de mi mismo en y como la deshonestidad conmigo mismo

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado disfrutar de la oportunidad que la fiebre y la gripa me han dado de abrirme a mi mismo en honestidad conmigo mismo y donde las mismas me han obligado a respirar profundamente continua y constantemente a lo largo del día

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento que me vea creando éstas percepciones dentro de mi mismo de ser "apreciado/amado/valorado por otros", respiro y me traigo de vuelta al entendimiento de que soy yo quien está realmente generando tal experiencia dentro de si mismo