jueves, 15 de mayo de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 426, Ejerciando el respiro 7

El día de hoy he estado caminando mi relación con la carrera de derecho, ahora que e he dado la oportunidad de ver más a fondo en lo que realmente ocurrió dentro de ésta y por qué fue que la dejé.

Ciertamente disfrutaba mucho la carrera de Derecho, es una carrera muy completa y muy interesante en cuánto a los conocimientos que uno puede llegar a obtener dentro de la misma y el vasto entendimiento sobre el funcionamiento del sistema, ésto por supuesto no solo en lo que viene en los libros, sino por todos los actos y estructuras que existen en la corrupción dentro de la misma. En fin...

Tras el primer cuatrimestre que fue, particularmente, uno de los más fascinantes periodos de mi vida, empecé a tener un par de ideas en mente, la primera de ellas fue el hacerme de dinero, la segunda idea (por no decir el segundo conflicto), fue que tenía miedo de dejar de dibujar arriesgándome a perder aquella "habilidad" con la cual me definí desde la infancia; y en un inicio, empecé a realizar algunos dibujos en la escuela, algunos retratos y demás, sin embargo, a pesar de mis esfuerzos por mover mis trabajos, éstos no se venderían como solía imaginármelo, puesto que me consideraba "muy bueno haciendo esa clase de cosas"; entonces, ante la frustración que empecé a experimentar, lo que hice fue a considerar un trabajo que, hasta entonces no había cruzado mi mente. Bueno..., es decir, ¿quien no ha pensado en algún momento en hacerse un tatuaje? Pero tatuar, es una situación distinta; muy distinta...

Así que, éste pensamiento empezó a cruzar mi mente, empezar a hacer tatuajes; tomé algunas cosas, un poco de dinero que tenía ahorrado, y empecé a vender todo lo que consideré en su momento, podría "prescindir de ello" (y es decir, realmente no me afecto deshacerme de esas cosas posteriormente, pero ese no es el punto aquí). Junte cosa de 3,000.00 (tres mil pesos). Y fui a conseguir la mentada máquina para tatuar, con su fuente, su pedal, su clipcord, un par de paquetes de agujas, tintas, etc.

Las cosas empezaron a agitarse en casa, por una cuestión adicional que, ciertamente, no creí o consideré se acrecentaría tanto, o al menos no en la forma en que lo hizo hasta que tuve frente a mi el espejo del baño roto; para entonces estaba cursando el segundo cuatrimestre de la carrera. Mi madre y yo empezamos a tener roces, casi al punto de los golpes, y en ello, (por si fuera poco) tuve ésta idea de dejar el proceso en Desteni para poder enfocarme de lleno en la escuela y en practicar con los tatuajes. 

Es decir, no pretendo hacer de mi ninguna víctima en ésto, porque estaba bastante consciente de lo que estaba haciendo, sobre todo en relación a lo que ocurría en casa; a medida que avanzaba en la carrera, y por consecuencia al haber dejado de escribir y realizar aquella introspección que ciertamente, si no me resolvía la vida (por decirlo de alguna manera) me mantenía en balance...(esto en relación al proceso de Desteni), empecé a formar algo así como un super ego, que sinceramente, de tan solo acordarme, puedo decir sin lugar a duda que ni siquiera yo podía aguantarme. Me convertí completamente en éste arrogante, cínico, patán ego que pretendía saber las cosas mejor que cualquier otra persona, y me parece que no necesito obviar el hecho de que una "presunción de esa naturaleza" pues, es simplemente errónea.

Me hice a la tarea de buscar un estudio para poder empezar a tatuar, y es decir, ciertamente sabía las implicaciones de "empezar desde cero" en términos de barrer el piso, limpiar las mesas, recoger el equipo, toda esa clase de cosas del más puro "Godinizmo" que sabemos intrínseco a dar los primero pininos en cualquier empresa o trabajo; si tu leyendo ésto, no has trabajado antes y no sabes de lo que hablo, no te preocupes, ya lo sabrás, a menos de que heredes el negocio familiar o entres directamente a una mesa directiva por algún azar de tu bienaventurada vida, lol. Cómo sea...

Tras un escaso par de meses, pronto llegué a entender que me llevaría algo más que un periodo de vacaciones el empezar a tatuar, (y por empezar a tatuar, me refiero de igual forma a "aprender a hacerlo", como dije, es empezar desde cero). Y por lo tanto, decidí hacerme a la tarea de enfocarme en la escuela completamente, y es decir, retomé en cierta forma mi proceso, pero no del todo; ni siquiera a un 50% de lo que solía hacer diariamente, y menos aún comparable a lo que realizo actualmente.

Entonces..., paralelamente, y por consecuencia de ésta idea que me había creado (creerme superior a los demás), decidí cambiar de escuela, de un sistema que era, ciertamente relajado, a otro en el que..., solo digamos que no daban pie a conocimiento alterno fuera de la visión estructural de nuestro actual sistema jurídico..., así que, ciertamente considero un regalo el haber llegado a esa universidad por el simple hecho de que la caída fue lo bastante fuerte como para hacerme plantar los pies en la tierra, y comprender la situación a la cual realmente me enfrentaba (tanto en relación con la carrera como con el sistema jurídico en general).

Y lo que ocurrió entonces es que, empezaría a reprobar la mayor parte de los exámenes, (por no decir todos), y eventualmente tu ve que re-cursar, el primer cuatrimestre (así es, no me revalidaron materias, así que, nuevamente, fue empezar de cero). Y, en ese cuatrimestre ocurrió una situación similar, empecé a reprobar los exámenes nuevamente, uno tras otro, y por eso de la mitad del curso, decidí salirme de la escuela; los dolores de cabeza eran algo insoportable, recuerdo a algunos amigos y conocidos que me verían a la cara y me dirían que durmiera, que estaba demasiado estresado, y recuerdo que me vería el rostro en el espejo y simplemente, parecía que la luz se había ido de mis ojos, por así decirlo, me sentía agotado física y mentalemente y, en pocas palabras, me sentía medio muerto, lol.

Al salir de la carrera de derecho, una vez más tomé la salida fácil, entré a una carrera que consideré estaría más alineada con "mis intereses", en términos del tatuaje, la ilustración y demás; tomé comunicación visual, y es decir, al llegar a ésta carrera empecé a disfrutarla enormemente y me siento igualmente agradecido por las personas que he conocido y las cosas que he podido realizar y conocer en ésta carrera; sin embargo, es a éstas alturas, donde, veo nuevamente ese potencial que tengo para trabajar y realizar las cosas si realmente me dedico a éstas, y no dejo de ver hacia atrás y sentirme enojado conmigo mismo por haber dejado la carrera de derecho, y es decir, antes de eso, por haber aceptado que una idea se metiera en mi mente, una idea que simplemente tenía miedo de dejar ir, una sola definición que creí intrínseca a mi vida, a la definición de quien yo soy. No necesito reiterar el hecho de que he decidido volver a la carrera de derecho, a su debido tiempo por supuesto, no sin antes terminar lo que he iniciado aquí en ésta carrera, y me parece que esa también es una de las enseñanzas más importantes que particularmente me ha dejado éste capítulo en la vida; nunca darse por vencido (y menos rendirse a una idea, a una definición que uno se cree ser) y terminar lo que uno inicia.

Ahora solo me queda aplicar un poco de perdón al respecto, porque éste enojo sigue latente, y aún cuando lo he escrito hasta el cansancio, no me parece que haya terminado de perdonarme, no por completo, porque, ya sabes, uno quiere regresar el tiempo y gritarse a si mismo a la cara, "¡¡¡¡NO SEAS ESTÚPIDO!!!!", pero claro, es demasiado tarde, y ningún perdón puede volver atrás el tiempo, eso es realmente una de las lecciones más difíciles de afrontar y entender, lol.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado definirme de acuerdo a dibujar, donde he creído que eso es lo mejor que puedo hacer porque aparentemente eso es lo único que se hacer, y es decir, si, ciertamente es lo único que he aprendido a hacer, sin embargo, eso no significa que sea todo lo que puedo hacer y que tenga que convertirme en un "gran artista" porque es aparentemente el único propósito que tengo en éste mundo, es decir, al final todo está en relación con aquello que yo decido y me determino a realizar por mi mismo, así como tome en algún momento por primera vez el lápiz y el papel, también es necesario dar el primer paso para empezar a hacer cualquier otra cosa, sobretodo si aquello que empiezo a hacer es completamente ajeno a todo entendimiento que alguna vez tuve de la realidad....

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado tener miedo de dejar ir el dibujar, donde he creído que si fuese a perder ese punto en el cual me definí a mi mismo, entonces no sabría hacer nada y no tendría ésta definición de quien yo soy, porque, lo que por consecuencia entonces ocurriría es que me daría cuenta que no estoy limitado a la definición de mi mismo según solo ser capaz de realizar un dibujo, y entonces me habría dado la oportunidad de seguir adelante con ese camino sin importar a donde me llevase.

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado perdonarme por haber cometido el error de salirme de la escuela de derecho, escapando a aquello que creía era lo único que podía garantizarme "mi supervivencia", donde en realidad, la supervivencia aquí, es como, la supervivencia de una personalidad, porque, es decir, si hubiese cerrado esa auto definición de "solo puedo dibujar y no se hacer otra cosa", en realidad habría considerado otras posibilidades, habría de hecho corregido el camino y me habría levantado

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado reaccionar a las palabras de mi madre en uno de los conflictos en donde me diría, "vete de la casa, toma tus cosas y lárgate" donde inmediatamente recurriría a ese recurso en mi mente de decir, "debo conseguir dinero" y por lo cual escaparía a la salida fácil que fue el dibujo como tal, el tatuaje como tal.

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado reconocer que ganar dinero no es el problema sino el enfoque por el cual quise o desee resolver ese problema, el cual fue una orientación completamente separada de la carrera que estaba cursando, a lo cual, lo que ocurriría es que, en la mente, daría más importancia al aspecto que me estaba garantizando dinero mientras que por la otra parte, lo único que veía era como éste aspecto académico en el cual tenía miedo de considerar un trabajo, porque yo mismo fui quien se decía a si mismo que sería muy difícil encontrar trabajo y que no me interesaba trabajar en una oficina y esa clase de cosas..., y en ello, yo soy quien se cerró completamente la oportunidad de considerar un trabajo dentro de ésta carrera, porque mi mente solo vería "aquel aspecto que consideraba el único que podría garantizarme un empleo", el cual es a través de la ilustración, y el tatuaje, puesto que no habría parado mi relación hacia éstos como "mi propósito y la definición de quien yo soy"

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado culpar a mi madre en mi mente por lo que pasó en esas discusiones, en lugar de reconocer que por consecuencia de mi participación en la arrogancia, cínismo, hipocresía, patanería y altanería de mi ego, yo mismo provoqué la situación y me llevé a experimentar las consecuencias que manifesté para mi mismo, para llegar a éste punto y comprender todo esto, lo cual en realidad no era necesario en forma alguna; y ahora estoy pensando que todo ésto fue bueno porque "he aprendido esto", sin embargo, en realidad, no es aceptable en forma alguna, nada de ésto era necesario, a éstas alturas ya estaría a escasos año y medio tal vez de terminar mi carrera en derecho, pero yo me traje a ésto y es por tanto las consecuencias que debo caminar

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado pensar ahora en abandonar la carrera que estoy cursando para tomar la carrera de derecho, en lugar de entender que es importante concluir lo que he iniciado en ésta carrera para entonces darme la oportunidad a mi mismo de cursar la carrera de derecho, pudiendo ya financiarla por mi propia cuenta.

Me comprometo conmigo mismo a estudiar y prepararme para la carrera de derecho, porque aún cuando me encuentre en ésta carrera, ciertamente puedo tomar tiempos libres para estudiar, y así llegar preparado a la universidad para sacar mi título

Me comprometo conmigo mismo a concluir la carrera que actualmente estoy cursando para terminar aquello que he iniciado aquí, y así no dejar ya más ciclos inconclusos, con lo cual me comprometo conmigo mismo a no definirme de acuerdo a la carrera que estudio ni las cosas que hago, para asegurarme de no repetir el patrón de limitarme a mi mismo a ser la definición de una sola dimensión de todo el potencial del cual soy capaz como ser humano

Continuo en el próximo post