lunes, 28 de abril de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 406, ¿Es el Ser Humano Malvado por Naturaleza? 4

Continuando sobre el punto de mi visita al zoológico y mi aplicación de perdón en relación con mi experiencia en éste.

Un momento en particular fue el que más llamó mi atención al momento de estar en el zoológico, y fue cuando estuve frente al elefante, ésto debido a que, cuando llegamos con el elefante, éste se encontraba en una esquina de la zona en la cual se encontraba, y estaba mesiéndose de un lado a otro, en ese movimiento particular que ellos realizan; me acerqué con la cámara y desde lo lejos empecé a tomarle fotos, después se acercó y dio una vuelta frente a nosotros, después me moví alrededor del espacio en el que se encontraba y me detuve frente a él.

Tomo un poco de agua, y luego camino directo hacia nosotros, estaba enfocándolo con la cámara, y entonces el empezó a levantar la trompa y empezó como a hacer un gesto con el cual parecía estarnos señalando

Fue muy interesante porque, por un momento bajo la trompa, y se me ocurrió levantar la mano y saludarlo, lol, entonces, el levantó de nuevo la trompa y la movió haciendo el mismo gesto, y fue entonces cuando le tomé ésta fotografía que se encuentra arriba. Empecé a considerar si estaba de alguna forma saludando o si estaba imitando la posición en la que me encontraba tomándole la foto, ya sabes, como una suerte de "puedo verte con mi trompa" lol. Es decir, ciertamente podría solo estar asumiendo muchas cosas sobre lo que significa o significó ese gesto en particular, sin embargo, no pude dejar de considerar ésta empatía con el animal, y de allí empezar a considerar ésto que había mencionado en el blog anterior, es decir, que empecé a ponerme en el lugar del elefante, estando encerrado todo el día, cuando ellos en realidad se trasladan cientos de kilómetros con sus familias en manadas, las familias son muy unidas al grado que permanecen juntos toda su vida, a excepción del caso de los machos (según tengo entendido; más información aquí: http://www.ecured.cu/index.php/Elefante_Africano).





Y fue entonces cuando me pregunté: ¿Habrá visto dentro de mí? ¿Por qué no estoy haciendo algo para de hecho detener el abuso que hace que se les mantenga allí? Lo cual es en realidad, todos y cada uno quienes pagamos para ver esos animales, como una atracción, como simple entretenimiento; si te das cuenta no es diferente de lo que nos hacemos a nosotros mismos, donde esclavizamos a otros seres humanos a actividades como la prostitución y la mano de obra infantil, o sin irnos tan lejos, como nos esclavizamos a nosotros mismos a una imagen haciendo de nuestro cuerpo una atracción, un espectáculo para otros con los cuales buscamos manipular con nuestra apariencia física a fin de satisfacer nuestros intereses personales, y como entonces esclavizamos a otros a esa imagen en nuestra aceptación del abuso como "la naturaleza humana", la justificación de nuestro abuso como "la naturaleza humana"

Es decir, imagina ser separado de tu familia y colocado en una jaula, lo cuál es hecho con el único fin de entretener a un grupo de seres humanos quienes creen que tal abuso es aceptable porque el dinero aparentemente les da el derecho de hacer lo que les venga en gana con éste mundo y con todos los seres que habitan en éste. Probablemente algunos argumentarán que de no ser por los zoológicos, la gran mayoría de las personas no podría ver o llegar a conocer jamás un elefante o todos éstos animales tan "exóticos y ajenos a la cotidianidad de nuestro mundo", sin embargo, la realidad es que, primero que nada, sino fuera por la velocidad a la cual estamos exterminando a los animales, ciertamente no tendríamos siquiera que considerar mantenerlos en algún sitio para poder "controlar su desarrollo y llevarlos a que continúen reproduciéndose para que no se extingan" porque nos encontraríamos rodeados de ellos todo el tiempo, y es decir, es debido a las condiciones del actual sistema que no todas las personas pueden de hecho viajar por ejemplo a África para ver a éstos animales en libertad; uno de mis más profundos anhelos desde que era niño ha sido ver a un gran tiburón blanco, sin embargo no es posible crear las condiciones para poder mantenerlo en cautiverio, siempre que lo han intentado de hecho han fracasado y no por eso, pediría ni exigiría la construcción de un acuario para poder verlo, nada me gustaría más que poder viajar un día y poder ver uno en su hábitat (si es que para entonces no se encuentran ya extintos...)

Continuo en el próximo post

Material Recomendado:

La Existencia Cuántica del Elefante – Parte 1

https://eqafe.com/p/la-existencia-cuantica-del-elefante-parte-1

Parte 2

https://eqafe.com/p/la-existencia-cuantica-del-elefante-parte-2

Parte 3

https://eqafe.com/p/la-existencia-cuantica-del-elefante-parte-3

Parte 4

https://eqafe.com/p/la-existencia-cuantica-del-elefante-parte-4