martes, 22 de abril de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 397, Adicto al Café 2

Continuo desde el contexto del post anterior, en lo que sería mi primer día sin beber café

Desde la mañana pude notar las reacciones que se han manifestado a lo largo del día, donde es casi como, ya sabes, romper la rutina donde, al llegar a la cocina por la mañana tengo ésta sensación de que "necesito un café", y el no tener ese café por la mañana es como si ahora aparentemente "la mañana está incompleta porque hace falta éste elemento que hace que la mañana sea la mañana por así decirlo", lol. Al estar sentado trabajando éste pensamiento volvió a manifestarse donde estaba sentado frente a la computadora y tras haber estado sentado por un par de horas pensé: "quiero un café".

Ok entonces el momento en el que puedo notar la formación de ésta relación del café a la mañana es dentro de ésta idea de que "el café es lo que me hará iniciar el día" es de donde procede mi energía para iniciar mi día (aparentemente) así que en relación a éste momento:

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme que al levantarme por las mañanas y llegar a la cocina, lo primero que pienso es "voy a prepararme un café" donde he creado ésta relación al café siendo la energía necesaria para iniciar el día para empezar a trabajar o hacer cualquier cosa esencialmente que me requiera un esfuerzo de mi parte, sin embargo mientras escribo ésto, me doy cuenta de que, al utilizar ésta relación al café, en realidad hago también la relación al trabajo que realizo como algo "más pesado", "más difícil" porque lo que entonces ocurre es que me doy cuenta que en las manifestaciones de pereza o cansancio en mitad de estar realizando un trabajo, lo que pienso es algo así como: "voy a tomar un café", pero en mi relación al café, lo que ocurre en realidad es que suprimo la voluntad y pongo la energía del café como el catalizador para poder realizar cualquier cosa, en donde mantengo la relación al café como éste punto que me hace seguir adelante por la mañana

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme pensar que el café es lo que me mantiene despierto por las mañanas y lo que me ayuda a trabajar, sin de hecho ver como estoy en esa idea suprimiendo mi voluntad y determinación para hacer o realizar cualquier actividad por la mañana, porque de hecho lo que notaría es que por la mañana me sentiría cansado y como desganado de hacer cualquier cosa en lo absoluto y entonces empezaría a pensar que lo que necesitaba era un café para poder empezar a hacer algo, sin ver que entonces yo soy quien está perpetuando ésta relación o dependencia hacia una substancia que aparentemente es lo que te hace despertar

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme relacionar el café con la energía para poder realizar cualquier actividad, en lugar de entender que lo que me lleva a realizar una actividad no es algo separado de mi mismo, sino mi voluntad y decisión para hacer las cosas de forma eficiente y eficaz, porque soy yo quien determina su punto de partida al iniciar el día ya sea con una taza de café o sin ella

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme creer que las tareas y trabajos se vuelven más difíciles si no tengo café y que por lo tanto en esa relación acepto la idea de que dependo y necesito café para seguir adelante con el día porque de otra forma es aparentemente imposible, lo cual es absolutamente falso, porque el día de hoy he trabajado sin café y lo he hecho sin problemas

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento que me vea deseando un café a forma de condicionante para poder realizar tal o cual cosa, me detengo, respiro y me empujo a realizar tal actividad sin café para entonces fortalecer mi voluntad y determinación demostrándome a mi mismo que no dependo de algo externo para poder realizar "n" actividad en forma alguna

Continuo en el próximo post