lunes, 21 de abril de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 395, Rutina y Control

Ésta es una continuación al blog que realicé el día de ayer con relación al enojo, solo que en éste post voy a enfocarme en un punto que surgió mientras escribía el día de ayer con relación a la rutina y el control.

http://gabrielacevesprocess.blogspot.com/2014/04/mi-jornada-hacia-la-vida-dia-394.html

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado definirme en relación a la rutina, donde al cumplir la rutina viene aparentemente ésta idea de que soy disciplinado y responsable sin de hecho comprender la rutina como un condicionamiento al cuerpo que en realidad lejos de ser autentica disciplina, se convierte en ésta búsqueda por mi parte por mantener control de mi día

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme creer que tengo mi vida bajo control solo si sigo/obedezco/cumplo una rutina, donde en el momento que rompo la rutina es como que voy en éstas reacciones de temor y enojo hacia mi mismo porque empiezo a pensar que las cosas se están saliendo de control y que entonces eso significa que estoy fracasando en mi proceso, sin de hecho comprender/ver que ese aparente "control" solo refleja como ésta nueva personalidad dentro del proceso donde estoy condicionándome a cumplir con ésta rutina y en ello alimentando la idea de que "me encuentro en control de mi vida", y por tanto no viendo/comprendiendo como en ello me llevo a no cuestionar los patrones de mi mente porque aparentemente todo se encuentra "bajo control"

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado desear tener mi vida bajo control porque aparentemente al sentirme en control, todo está bien y en ello como que empiezo a suprimir las reacciones para mantener todo de mi día en orden como aparentemente "debe ser" y en ésto me doy cuenta que hay momentos en los que estoy haciendo algo y vienen éstas reacciones o pensamientos, pero con tal de "no salir de la rutina o de aparentemente salirme de control" lo que hago es suprimir esos momentos que son en realidad ventanas de oportunidad para poder asistirme y apoyarme a mi mismo a poder vivir en honestidad conmigo mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado temer perder el control, a lo cual me veo aferrándome a la rutina diariamente y enojándome cuando algo de la rutina no ha sido cumplido o realizado, sin entonces ver como so constituye una limitación en si, por el simple hecho de que, por ejemplo habría días en los que terminaría rápido con mis responsabilidades, sin embargo, en lugar de aprovechar el tiempo para hacer otra cosa me diría algo así como "ya cumplí con éstas responsabilidades/obligaciones" y por lo tanto puedo dedicarme a entretenerme con otra cosa, sin ver que de hecho el punto mismo de "cumplir con las obligaciones", es decir, es realmente muy limitado puesto que en realidad me doy cuenta que para poder realizar éste proceso de forma eficiente, uno necesita hacer algo más que solo "cumplir con lo necesario", es decir, la pregunta es ¿estoy comprometido con éste proceso de cambio o no? ¿estoy comprometido para de hecho levantarme y vivir en honestidad conmigo mismo o no? Para poder ser realmente eficiente me doy cuenta que lo necesario es vivir la honestidad con uno mismo en cada momento de cada respiro, lo cual implica hacer algo más que solo un par de actividades con las cuales "cumplo mis deberes" y después aparentemente soy "libre" lol, evidencia de la definición actual de la libertad existente en cada uno... libertad como esclavitud (fascinante)

Continuo en el próximo post