martes, 1 de abril de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 376, Unicidad e Igualdad como Motivacion 4

Se que había dicho que continuaría con el punto "esperar ser salvado por los seres dimensionales o por alguna gracia divina", sin embargo, el día de hoy estaba explorando un punto que me gustaría compartir. La "personalidad del Éxito".

¿Qué es el éxito para mi? el éxito es cuando termino algo que pienso que otros apreciaran, y solo si lo hacen y recibo elogios entonces he tenido éxito en algo y de pronto soy apreciado; a lo largo de todo mi proceso veo éste mismo patrón repitiéndose en todas mis acciones y mis palabras, ésta búsqueda por amor, por aprecio, por aceptación, por atención, por elogios. Lo que es interesante es que si completaba una tarea por la cual pensaba que sería elogiado y apreciado por los demás y no ocurría como me la había imaginado, entonces sentiría que no valía la pena y que mi trabajo era basura, desaprobaría mi trabajo el cual en realidad, solo tenía como punto de partida y único fin el ser elogiado y apreciado por otros, y a esto, es decir, realmente no importaba que fuera: un dibujo, una carta, un trabajo, tarea, etc., es decir, inclusive si lo llevo al siguiente nivel, el hecho de ver como "regalaría mi trabajo" a fin de ser apreciado en lugar de pedir una cantidad de dinero por éste, revela la verdadera naturaleza de mis acciones...

Digo todo esto porque, creí haber dejado el pasado atrás, es decir, creí que "había cambiado" y las cosas ahora eran diferentes, sin embargo, lo único que en realidad cambió es que mis tácticas de manipulación se volvieron más especificas, digo esto porque, es decir, es como que las experiencias negativas parezco dejarlas atrás y en ello, es como si esa fuese la forma a través de la cual, he creado el diseño de "él pasado", donde ahora, debido a que, me he vuelto más especifico en el acto de dibujar, o en mi forma de hablar, y logro obtener ese punto de "satisfacer a otros" entonces, ya sabes, las cosas "han cambiado", porque es como que al ver él éxito manifestado en y como el reconocimiento de otras personas, ya no soy la persona de antes, "ahora soy mejor que lo que solía ser y por tanto he mejorado"...

Sin embargo, el punto que no tomé en consideración en ésta ecuación, es el hecho de que, jamás dejé de buscar el satisfacer a otras personas, y en realidad, actuando de la forma que lo he hecho hasta el momento, buscando colocarme en una "mejor posición que los demás" para ser digno del reconocimiento, el aprecio, etc., lo que en realidad he mantenido y he continuado alimentándolo es precisamente ese pasado, y he perpetuado mi definición en torno a ese pasado, donde lejos de "realmente dejarlo ir" enfrentándome a mi mismo en honestidad conmigo mismo, lo único que he hecho es evadirlo engañándome a mi mismo, porque, es interesante que, la motivación es como simplemente inexistente dentro de mi en el momento de buscar éstos elogios y aprecios por parte de los demás, ya que, es como que, ya sabes, mientras estoy haciendo un dibujo por ejemplo, busco formas de justificar esos pequeños errores que se que puedo corregir, en lugar de moverme para conseguir un mejor resultado que el anterior pero no ya para satisfacer a alguien sino para poder establecer dominio de mi mismo. Así que voy a aplicar perdón sobre éste punto en honestidad conmigo mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado buscar tener éxito para sentir que soy apreciado o elogiado por las personas, donde en esa sensación positiva aparentemente puedo entonces y solo entonces apreciarme a mi mismo porque ahora aparentemente valgo algo, lo cual solo ocurre en relación a si valgo algo "para los demás"

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que mi valor está definido por cuanto me aprecian los demás, porque eso es lo que me hace valer algo, el amor que soy digno de recibir de otros, la atención que soy digno de recibir de otros, porque aparentemente eso es lo que me define, eso es mi único propósito en ésta vida, satisfacer a otros, ser suficientemente bueno para otros

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que solo tengo valor si soy amado por otras personas, porque la cantidad de amor que reciba de otros define la cantidad de valor de la cual soy digno de ser reconocido que refleja el valor que realmente tengo dentro de mi mismo, y si mi existencia es "especial o importante en forma alguna o no"

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que satisfacer a otros y vivir para otros, es mi único propósito en la vida, porque, eso sería mi eterna búsqueda por ésta sensación de verme apreciado, de verme aceptado, en donde la aceptación de los demás define la aceptación hacia mi mismo aún dentro de y como la limitada personalidad con la cual puedo mantener mis relaciones y puedo garantizar satisfacer mis intereses personales como tener sexo o tener relaciones

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado definir el apreciarme a mi mismo en relación a satisfacer a otros, a lo cual tengo un recuerdo de mi madre pidiéndome que la obedezca en algo, y cuando la desobedecía, me regañaba y me decía que estaba muy molesta conmigo, entonces es como en éste juego de complacencia, donde yo lograba mantenerla feliz, era como que, ante más me sometía a ella y la obedecía o hacía caso de lo que me decían, más apreciado podía ser por los demás.

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento que me vea buscando la atención de otras personas o la aprobación de otras personas a través de ésta competencia interna donde busco alcanzar alguna forma de "éxito" entonces respiro y me traigo de vuelta en la comprensión de que solo estoy manteniéndome existiendo en los patrones del pasado, perpetuando mi relación de abuso hacia mi mismo y en ello haciéndo más dificil mi proceso de poder entenderme y expresarme a mi mismo como vida en honestidad conmigo mismo en todo momento

Me comprometo conmigo mismo a cuestionar mi punto de partida en todo y cualquier cosa que haga en el momento que me vea deseando obtener algo de ésto o haciéndolo en una forma especifica para "llegar a algo allá afuera" y entonces respiro y exploro ese punto en honestidad conmigo mismo para poder de hecho detener los ciclos de abuso a mi mismo y a los demás pudiendo entonces expresarme incondicionalmente y apreciarme a mi mismo por lo que soy en y como la vida