jueves, 20 de marzo de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 364, El Diseño de la Relación Perfecta Parte 3

A medida que me resisto a continuar escribiendo sobre éste punto, me doy cuenta de lo absurdo de la fantasía que me resisto a enfrentar, porque exponer la fantasía, implica de hecho contraponerla a la realidad y ver lo absurdo de mi creencia sobre ésta; lo mismo pasa con éste diseño mental de la relación perfecta, porque es al final de cuentas solo una fantasía.

Es interesante..., no le había dado importancia a éste detalle hasta éste momento, es decir, mientras escribo esto; puedo recordar claramente mi fantasía, el diseño de mi relación perfecta. Sostenía a una chica entre mis brazos, y recuerdo que continua y constantemente imaginaba solo ese abrazo, imaginaba una sensación suave como la piel de ésta chica y me experimentaba en una forma de "tranquilidad", dentro de ésta tranquilidad no veía nada más que ésta experiencia, es decir, el entorno simplemente eran como luces, algunos colores como azules, amarillos y blancos predominantemente, recuerdo de ésta imaginación un prado, y lol, me veo en éste momento refugiándome en la excusa de "solo era un niño, yo que iba a saber, así que no importa si es absurdo lo que estoy diciendo", sin embargo, es claramente absurdo, es claramente solo una fantasía  de mi obsesión por la búsqueda de mi felicidad y la satisfacción de mi interés personal.

Recuerdo una piel entre blanca y tostada, llevando un vestido blanco (una referencia clara para mi del matrimonio), y es decir, el detalle que en realidad cambia toda la escena que en aquel momento imagine, es el hecho de que, no recuerdo haber imaginado en algún momento el rostro de ésta chica, en lo absoluto. Y eso para mi es una clara referencia al hecho de que, en realidad jamás he considerado a las mujeres en lo absoluto, porque por lo único en lo cual me estaba enfocando era en la experiencia que podía obtener para mis propios intereses. Así que, voy a aplicar perdón sobre éste punto de la misma forma

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado resistirme a continuar escribiendo y enfrentando las fantasías que había generado en torno a las relaciones, porque principalmente veo ésto como una resistencia que parte desde las dimensiones del ego masculino, donde he temido perder "imagen" frente a los demás si fuese a exponer éstas ideas que de hecho permití en mi mente, porque entonces al exponer éstas fantasías aparentemente pierdo esa "fuerza que he proyectado como parte de mi ego másculino" y dentro de esto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que exponer éstos puntos en honestidad conmigo mismo y enfrentarlos, me hacen ver como "menos hombre", porque revelo un punto que me hace vulnerable o algo así, por lo tanto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado temer verme o quedar vulnerable al compartir éste punto en particular en relación a las fantasías con respecto de las relaciones

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado fantasear en mi mente creando imágenes y escenarios como el de verme a mi mismo abrazando a una chica, porque me sentía tan inseguro y sentía tanto odio hacia mi mismo que, es decir, es como que me refugiaba en mi mente para hacer esas cosas que consideraba que jamás podría hacer en la realidad física debido a la aceptación y permiso que di a los juicios de valor sobre mi mismo y donde no vi, como al participar en éstas fantasías internas, lo único que en realidad hice fue alimentar los mismos juicios de valor porque era como tal la aceptación de verme y concebirme a mi mismo como alguien que esencialmente debe ir en la imaginación a crear tales escenarios en la mente de tal suerte que me es imposible hacerlo de otra forma en la realidad física

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado diseñar en mi mente a ésta chica con una personalidad sumisa dentro de un vestido blanco, donde es como que vería tal idea, tal imagen como "la relación perfecta", sin ver como de hecho, es decir, para mi era perfecta desde el punto de partida que, no tenía que esencialmente hacer nada por asistirme y apoyarme a mi mismo para enfrentar mi propia cobardía, era como ésta imagen que yo podría manipular a mi antojo al punto de "casarme con ésta idea, ésta imagen", lejos de ver y enfrentar el hecho de que una verdadera relación en la realidad física es en realidad mucho más complicado y lleva tiempo, dedicación, disciplia, intimidad con uno mismo, lo cual es de hecho la responsabilidad a la cual me veía escapando en mi mente cada vez que participaba en tales pensamientos

Continuo en el próximo post