lunes, 17 de marzo de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 361, Imaginando Monstruos Pt2

Ésta es una continuación del blog anterior donde comparto mis experiencias de cuando era niño temiendo a la oscuridad creyendo que veía monstruos

http://gabrielacevesprocess.blogspot.com/2014/03/mi-jornada-hacia-la-vida-dia-360.html

Despues de que esa idea llegara a mi mente, por las noches rezaría esperando que al rezar "estaría protegido" de los demonios y esa clase de cosas, y es decir, en realidad no funcionaría en lo absoluto, lol, aún seguiría teniendo esas imágenes en mi mundo que estaba manifestando a través de la imaginación, así que el hecho de que se vuelvan a manifestar ahora en mi mundo es bastante cool, porque me muestran ésa dimensión que no había enfrentado en lo absoluto con respeto de mi imaginación

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que había demonios o fantasmas en mi habitación donde continua y constantemente tendría éstas imágenes en mi mente al grado que de hecho no me dejarían dormir, y sería de hecho tanto mi miedo que no podría dejar de pensar en esas imágenes porque creía que utilizando el miedo podría protegerme de las mismas

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que sintiendo miedo de las imágenes que estaba viendo en mi mente podría de alguna forma protegerme de ellas, lo cual consecuentemente me llevo a creer que rezando podría ser protegido de éstas, lo cual en realidad jamás funcionaría en lo absoluto, porque soy yo quien seguiría recreando esas imágenes en mi mente cada vez que me vería en un lugar obscuro, donde relacionaría de hecho la oscuridad con éste punto de "ver monstruos, ver fantasmas, ver demonios"

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado relacionar una carga energética negativa a la oscuridad, donde en el momento que me vería a mi mismo andando en la misma tendría éstas experiencias negativas y solo empezaría a generar éstas experiencias en mi mente lo cual de hecho solo alimentaría mi consciencia para seguirme sosteniendo dentro de y como esa experiencia.

Ahora, mientras escribo esto, me doy cuenta de que la palabra demonio de hecho no existía en mi mente en lo absoluto en aquel tiempo sino que vino a ser un término que adopté tras haber sido introducido a toda la maraña religiosa de los angeles y demás, con lo cual fue el momento donde adopté la idea del bien y el mal, y posteriormente justifiqué en mi mente que el bien y el mal existen en éste mundo y por lo tanto "es normal" ver a las personas cometer actos de violencia y abuso los unos contra los otros porque aparentemente hay una fuerza que nos está protegiendo y hay un plan y toda clase de cosas, todo eso por éste único punto de relacionar una carga energética negativa a la oscuridad.

La pregunta es ¿Dónde y cómo llegué a relacionar o a generar ésta carga energética negativa a la oscuridad? Recuerdo como la propia familia serían los que contarían ésta clase de historias de fantasmas y nos dirían cosas como "el coco te va a comer" y esa clase de cosas, lo cual pues, me dio como mucho para imaginarme que y como era el coco y si es que algo así pretendía comerme, lol

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado crear imágenes de fantasmas y monstruos en la mente a partir de las historias que nos contaban mis padres y la familia cuando estábamos pequeños mi hermana y yo, donde en la historia se decribirían éstas cosas siempre en lugares oscuros, y de allí la relación misma a todas éstas imágenes aconteciendo en lugares obscuros

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado imaginarme al estar en el cuarto de mis padres que veía a mi madre como un demonio que rápidamente se desvanecía por debajo de las cobijas, sin ver y de hecho reconocer que yo creé tal imagen y la proyecte fuera en mi realidad, donde llego un momento donde tenía una relación tan arraigada dentro de a mene a éstas experiencias energéticas negativas que empezaría a creer que realmente las veía fuera de mi mente

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo resignarme a la experiencia del miedo diciendo en mi mente "todo se acabo", donde en lugar de cuestionar mi imaginación aceptaría ésta como real y me dejaría llevar pos la conclusiones que había realizado en la misma aceptando la idea de que existen los demonios justificándolo a través de la biblia y toda esa clase de cosas

Continuo en el próximo Post