domingo, 16 de marzo de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 360, Imaginando monstruos




Cuando era niño por la noche me costaba mucho trabajo dormir porque continua y constantemente imaginaba monstruos en mi habitación, es decir, imaginaba sombras que se movían y caras que se asomaban en la oscuridad, y digo que me las imaginaba porque, ante más pensaba que había algo allí empezaba a cargar esos pensamientos al grado que empezaba a ver esa clase de cosas pero la realidad es que, me los imaginaba, es decir realmente no estaban allí; tal vez éste punto pareciera no tener relevancia alguna, sin embargo, últimamente tales imaginaciones están volviendo a manifestarse cuando estoy en sitios obscuros, es decir, no siento el miedo que sentiría como cuando era niño, sin embargo las imágenes se proyectan en mi mente y es como si de pronto empezara a imaginarme sombras que se mueven de una lado a otro y esa clase de cosas, lo cual me trajo una memoria de un momento en particular donde creí haber visto un demonio , y es fascinante porque éste momento en particular definió mi relación a la religión con la cual fuí criado, porque rezaría pensando que de esa forma podría "ahuyentar a los demonios", pero lo que es interesante es que tendría que imaginarme a esos demonios para poder ahuyentarlos, lol.

El recuerdo más "intenso" que tengo de todo esto fue una noche en particular donde estaba sintiendo éste miedo, así que, ya sabes lo que haría es que me movería a la cama de mis padres, lol, y en ello, recuerdo un pensamiento que tuve en ese momento "¿qué pasa si el demonio ya se adelanto y me está esperando allí?" (manten esto presente un momento), entonces al entrar a la habitación, es como que sentiría ésta abrumadora sensación de pesadez y tensión en el ambiente, me acercaría a uno de los bordes de la cama donde por lo general dormiría mi madre, y entonces en el momento que la tocaría, recuerdo como vi la cara de mi madre girarse inmediatamente hacia mi víéndome directamente, sonriendo con una "sonrisa muerta" bastante macabra y así se quedo viéndome por unos instantes hasta que se movió rápidamente por debajo de las cobijas y desapareció.

Yo estaba paralizado, es decir, recuerdo como me salto el corazón y como lo que hice fue simplemente sentarme (no recuerdo si fue en el suelo o en un buró que tienen mis padres junto a su cama y que aún mantienen desde entonces lol), y recuerdo que en ese momento simplemente empecé a llorar porque, cuando iba a dormir a la cama de mis padres era como que, sentía que sería protegido, pero en ese momento es como que, parecía que esa protección se había ido. Lo que es interesante es que, allí me mantuve sentado unos momentos 15 minutos tal vez más/tal vez menos, y a pesar de todo, simplemente decidí meterme a la cama con mis padres justo del otro lado de la cama, del lado de mi padre, y allí hice lo posible por cerrar los ojos y, es decir, sentía miedo, pero también experimenté algo que de hecho no había sentido antes hasta ese momento, y fue la sensación como de "darme por vencido" es decir, recuerdo éste pensamiento donde me decía a mi mismo "todo se acabo, pero ni modo", y con ese pensamiento y ese miedo, solo mantuve cerrados mis ojos y empecé a tratar de crear "imágenes positivas" imágenes de la naturaleza o cosas así, con las cuales trataría de evadir ese miedo"

Continuo en el siguiente post