miércoles, 22 de enero de 2014

Mi Jornada hacia la Vida, Día 306, La Personalidad trabajadora



Continúo sobre el punto de la "personalidad trabajadora"

http://gabrielacevesprocess.blogspot.com/2014/01/mi-jornada-hacia-la-vida-dia-305-la.html

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo generar la frustración en mi mente como los pensamientos de "me hace falta mucho trabajo" y "todavía queda mucho por hacer" donde entonces empiezo a buscar la polaridad de "ir y escapar de ese trabajo" como evadiendo la responsabilidad y yendo en la polaridad de "quiero divertirme, quiero hacer otra cosa que no sea trabajar", en donde, veo que he colocado el trabajo como algo que se encuentra en separación de mi mismo, como una obligación

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme relacionar mi proceso y participación en éste como una obligación, sin ver de hecho que al crear una obligación, me estoy separando de hecho de la decisión de caminar éste proceso y de la comprensión y entendimiento de porqué es que camino éste proceso, porqué es que continuo escribiendo en los blogs y porqué es que continuo haciendo audiolibros y traducciones y demás, y es porqué me doy cuenta de que la única forma de vivir realmente en éste mundo es a través de vivir en y como la honestidad con uno mismo y que realmente no existe otra forma de vivir porque las consecuencias que he creado en la deshonestidad conmigo mismo, son extensas y son de hecho siempre perjudiciales tanto para mi como para los demás

Me perdono a mi mismo que no me he permitido y aceptado vivir la decisión de caminar en y como la honestidad conmigo mismo en cada momento de cada respiro por mi mismo y no ya por algo o alguien allí en separación de mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado comprometerme con algo o alguien más en éste proceso en lugar de hacerlo por mi mismo, en donde he tratado de complacer ese punto y en ello veo que me he mentido a mi msimo acerca de mi compromiso con hacer algo en particular con las personas para quedar bien con ellas, en donde me obligaría a hacer algo, para pretender ser bueno o ser alguien responsable en lugar de que mi punto de partida fuese realmente el de asistirme y apoyarme, a lo cual veo que, en esos momentos, por consecuencia, las cosas no saldrían de la mejor manera posible o no beneficiarían a todos y yo me consolaría diciendo que "mi intención fue buena" sin embargo, detrás de eso lo que en realidad estaba haciendo era "protegerme de no ver que en realidad las cosas no resultaron de la mejor manera posible porque mi punto de partida al hacerlas fue de hecho en deshonestidad conmigo mismo"

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo decir en mi mente que "lo intenté" para hacerme sentir bien con el resultado sin cuestionar de hecho mi punto de partida al hacer las cosas por lo cual resultó o manifesté ese resultado debido a que, en mi compromiso al hacer las cosas, no estaría de hecho comprometiéndome "conmigo mismo" sino con otros como una personalidad, cumpliendo para satisfacer a otros y así ser querido, apreciado, amado para satisfacer mis intereses personales

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme comprometerme para satisfacer una personalidad, la cual veo también como "una personalidad responsable" en donde, como mencioné en el blog anterior, pensaría que otros por no ser responsables o por no estar participando en el mismo proceso que yo, son menos o que son inferiores porque "yo soy responsable, yo soy mejor que ellos", sin antes ver y reconocer que enfocarme en los demás es irrelevante cuando el cambio que requiero realizar inicia aquí en mi, desde mi punto de partida y decisión de vivir en y como la honestidad conmigo mismo

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme crear la personalidad responsable para hacerme sentir que "estoy haciendo algo, y crearme la percepción de que me estoy moviendo" sin embargo, me doy cuenta que esto de hecho no ha sido así en lo absoluto, porque, al crear la personalidad responsable, lo único que estoy haciendo realmente es mantenerme en la mente existiendo como las dimensiones de "una disciplina" que sigue en separación de mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado colocar la disciplina en separación de mi mismo creando ésta idea de que, estaba moviéndome al cambiar los hábitos, pero sin de hecho cuestionar mi punto de partida dentro de éstos, es decir "quién soy" en y como cada uno de esos hábitos, en lugar de simplemente asumir que el cambio debe de ser de una forma cuando aún no he llegado a comprender de hecho quién soy en y como las dimensiones de esos hábitos

Continuo en el post de mañana