jueves, 16 de enero de 2014

Mi Jornada hacia la Vida Día 300, Sueños eróticos






Voy a retomar algunos puntos que había compartido respecto del Ego masculino en posts anteriores.

La mayoría de las veces al levantarme después de haber tenido un sueño así, lo que experimento es una sensación de vergüenza, siento vergüenza de mi mismo porque me doy cuenta de como es que esencialmente estoy abusando la imagen de alguien en mi mente para crearme tal experiencia en mi mente; el día de ayer antes de irme a dormir, experimentaba un abrumador deseo de tener sexo, y sin embargo, en lugar de enfrentarlo antes de dormir, lo suprimí y esencialmente me acosté para dormir sin enfrentarlo, así que, la consecuencia de éste sueño erótico se lo atribuyo a eso.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haberme ido a acostar sin de hecho enfrentar ese punto existiendo en mi mente a fin de parar de generar y alimentar los patrones energéticos mentales que esencialmente me mantienen en esa experiencia y deseo de tener sexo.

Al levantarme, mientras aplicaba perdón a uno mismo en voz alta, me di cuenta de que, mi relación hacia las mujeres se ha mantenido de hecho existente de la misma forma, en donde las considero pero solo dentro de mis intereses personales a fin de tener sexo, y es decir, no es la primera vez que llegó a esa clase de entendimiento, y al darme cuenta de ello, es como que, veo por un momento mi relación a esa persona o esas personas en particular y, es decir, no les encuentro más sentido/propósito más que aquel de satisfacer mis intereses personales, ya que, ciertamente es mucho lo que llego a suprimir mi expresión realmente al estar frente a esas personas, y evado el punto en si de ser directo con las mujeres, de ser honesto conmigo mismo, a fin de satisfacer mi deseo de tener sexo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado considerar a las mujeres únicamente dentro de mi interés por tener sexo, en donde mi relación hacia ellas ha sido única y exclusivamente ésta relación de posesión y control para obtener o satisfacer el punto mismo del sexo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado ver a las mujeres como un punto de satisfacción de deseos, donde no las he considerado en lo absoluto en quienes ellas son en verdad a fin de satisfacer mis intereses personales

Me perdono a mi mismo por haberme permitido hacer de mi relación hacia las mujeres únicamente dentro y como éste deseo de tener sexo, de tener y controlar para obtener y satisfacer mis intereses personales, en lugar de apreciar las cualidades que destacan más en las mujeres que en los hombres que por lo general expresan en una dedicación a trabajar por aquello que quieren hasta que lo consiguen; aunque, la verdad siento envidia de las mujeres y su habilidad para hablar y para dedicarse a hacer las cosas hasta que logran su objetivo ya que veo como en realidad por mantenerme en la experiencia de la flojera y la pereza, me he limitado a mi mismo de poder vivir o expresarme de la misma forma y en ello, veo como me he limitado para poder de hecho vivir una vida de consideración por otros, porque existo únicamente dentro del interés personal, y de la búsqueda por la satisfacción de la experiencia mental

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo corregir mi relación hacia las mujeres de verlas solo cómo éste punto de satisfacción de deseos a crear una relación de apoyo y trabajo para asistirme y apoyarme a mi mismo a convertirme en un mejor ser humano

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado darme cuenta que el deseo de tener sexo me limita de poder establecerme íntegramente en la expresión de la honestidad conmigo mismo y de poder formar relaciones efectivas de apoyo que puedan de hecho asistir y apoyar los unos a los otros para vivir en y como unicidad e Igualdad

Me comprometo conmigo mismo a cambiar mi relación hacia las mujeres de aquella de deseos a la de honestidad conmigo mismo, para de hecho vivir en y como el apoyo mutuo e incondicional no limitado ya a la definición de control y dominación, manipulación y deseos

Me comprometo conmigo mismo a parar mi deseo de tener sexo y a establecerme en y como la integridad de y como la honestidad conmigo mismo