lunes, 16 de diciembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 268, Enfrentando mis resistencias a escribir parte 2




Continúo con la segunda parte del escrito anterior

Enfrentaré éste pensamiento en éste post: ¿Porque tengo miedo de que la gente me vea?

Esta es una de las principales cosas que siento al estar escribiendo, sobretodo cuando es algo que se que publicaré para alcance de todos, y es decir, los juicios en la mente siempre son como, ya sabes, el punto que pareciera guiar is dedos mientras escribo, de hecho a veces pareciera que requiere más esfuerzo escribir con sinceridad en mis palaras que hacerlo en una forma que esencialmente se que es solo otra forma de ocultarme, como al utilizar "grandes palabras" y por grandes palabras me refiero a las palabras rebuscadas, es decir, cuando escribo de una forma distinta a la que de hecho hablo o pienso, o me expresaría en realidad; y es decir, viendo el sentido común en mis propias palabras, ciertamente es mucho más difícil hablar o escribir o expresarme cuando utilizo palabras rebuscadas, cuando me escondo, y es de hecho mucho más fácil expresarse con sinceridad conmigo mismo, más que nada por toda la energía que requiere y el tiempo que requiere el preparar, el discurso por así decirlo que cuando hablo directa y abiertamente.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo utilizar palabras rebuscadas para no llegar a enfrentar el problema, porque he relacionado el utilizar palabras rebuscadas como con ésta personalidad intelectual o inteligente que en realidad no tiene otro fin más que elevar el ego y hacerme sentir mejor con la idea de mi mismo, y es decir, es hacerme sentir bien con una idea de mi, lo cual obviamente es suprimir lo que soy en verdad y en ello no enfrentar lo que soy en verdad así que, dentro de esto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo juzgar las palabras sin de hecho ver que las palabras son inocentes, no tienen que ver con el sentido o la experiencia que yo busco en ellas, es decir, el utilizar las palabras no tiene porque ser una forma de crear ego y personalidad, las palabras so para la expresión, no para el ego

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo resistirme a expresarme con simpleza, sencillez y humildad para ya no crear más personalidades, para de hecho darme a mi mismo soltura en mi expresión al escribir y al hablar

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo limitarme en mi expresión al escribir con personalidades, lo cual es interesante porque, es decir, al mantener una personalidad en la escritura, el escribir se vuelve algo largo y tedioso, lejos de poder realmente ser la oportunidad de darme a mi mismo esa apertura en mi expresión

Me perdono a mi mismo que no me he permitido y aceptado a mi mismo dejar ir mi deseo por ser alguien superior, no viendo y tomando en consideración, la estabilidad que de hecho puedo tener si me permito dejar ir ese punto, el benefiio como tal de dejar ir ese punto.

Quiero disculparme con todos los que participan en éste proceso, aunque en realidad no se que cambiaría el ser perdonado por otras personas, es como solo mantener el mismo patrón, la misma mentira, es decir, es realmente absurdo, e inclusive utilizo la palabra absurdo como una forma de juzgarme a mi mismo y como que en cierta forma solo dejar las cosas en otro juicio en lugar de enfrentarlas, es irónico, porque ante más utilizo esas palabras para juzgarme, más resistencia estoy creando y de hecho limitándome de poder realmente enfrentar mi propia mente

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo juzgar las cosas que hago de absurdas y estúpidas al creer que de esa forma podía hacerme volver a la realidad, aunque es interesante que, toda mi vida me he definido como un tonto y un estúpido, y al intentar "cambiar" esas definiciones, mi motivación ha sido, (como lo fue en el ejercicio por ejemplo) el ir a la polaridad energética de las mismas alguien mejor, alguien superior...y dentro de esto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo juzgarme de tonto y estúpido o absurdo sin ver como entonces he estado creando en la vergüenza solo una forma de alimentar la resistencia, y en ello, en la misma vergüenza que he experimentado, no me he permitido ver que, me he estado llevando a querer escribir en esa forma rebuscada para no sentirme tan absurdo, estúpido, tonto

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo dejar ir la vergüenza de la mente para de hecho darme la oportunidad de escribir sin miedo, expresarme sin miedo, escribir incondicionalmente expresarme incondicionalmente

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo creer que la vergüenza que siento de mi mismo es lo que soy en verdad, no, en realidad, me doy cuenta de que no lo soy, lo que de hecho no quería era dejar ir la búsqueda por la experiencia de ser alguien mejor o superior a los demás.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo querer pedirle disculpas a las personas pensando que de eso dependía de que la vergüenza en mi interior se fuera, porque es decir, no he visto que en realidad la vergüenza la genero yo al participar en los juicios de mi mente hacia mi mismo, la vergüenza es en realidad solo consecuencia de los mismos juicios

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo mantener en mi mente los juicios de ser alguien tonto, estúpido, ignorante, menos que, etc., sin ver entonces como dentro de esto, lo unico que estoy haciendo no es solo mantener los juicios sino convertirme en esos juicios, así que

Me comprometo conmigo mismo a ya no pensar en mi como alguien tonto y estúpido y en el momento que me vea pensando esos juicios de mi, me detengo y exploro mi relación hacia esas ideas en las que me he definido dentro y como esos juicios

Me comprometo conmigo mismo a parar la vergüenza y a no participar más en ésta, ya que veo como ésta solo me frena de poder asistirme y apoyarme a mi mismo realmente