jueves, 12 de diciembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 264, Retomando el ejercicio pt 2

El día de hoy he ido a nadar, es lo que solía hacer antes, y lo que ocurrió es que me canse muy rápido, ciertamente no nade ni media hora, lol, y a esto, lo que experimenté fue vergüenza de como antes podía incluso nadar con polainas atadas en mis brazos y a pesar de todo me mantenía a flote y nadaba no menos de media hora, dentro de esto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber sentido vergüenza de mi mismo al ver lo delgado y lo débil que me he puesto al haber dejado de hacer ejercicio y es decir, dentro de esto me perdono a mi mismo por habrme permitido y aceptado a mi mismo nuevamente participar en las ideas de la fuerza con el fin de alcanzar una definición de mi mismo que he proyectado en el pasado como "yo podía levantar esto o podía hacer esto", a lo cual de hecho experimento miedo, porque veo como el paso de la edad, el paso del tiempo y empiezo a pensar en como mi cuerpo de hecho está envejeciendo y dentro de esto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo definirme de acuerdo a las memorias que tengo de mi mismo cuando solía participar activamente en intensas actividades físicas, donde me percibía a mi mismo como muy fuerte, sin embargo, lo que veo dentro de tales memorias, es el hecho de que, a mi percepción de ésta idea yo me veía a mi mismo coo fuerte, sin embargo lo que ocurría dentro de mi es que no dejaba de esconderme y de participar en el mismo miedo, a lo cual realmente no me hacia más fuerte, me hacía más débil, al menos más débil en cuanto a la esencia de mi ser, porque siempre me experimenté a mi msimo como un cobarde, inclusive aún cuando estaba dentro de tal entrenamiento intenso, siempre tendría miedo de hablar directamente y de confrontarme a mi mismo en honestidad conmigo mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo tener miedo de la palabra débil, porque en ello, me veo a mi mismo como menos que los demas, y entonces experimento como ésta forma de inseguridad en mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo sentirme inferior a otras personas si no lograba hacer lo mismo que ellos/ellas, porque entonces de lo que me daba cuenta en ese momento era de mis limitaciones y lo que veía en esos momentos cuando veía a otros logrando cosas, es que veía que yo también podía de hecho hacer las mismas cosas, sin embargo, lo que veía es que no había tenido la misma dedicación y compromiso que ellos al realizar esas actividades, porque me permití participar en la experiencia de la flojera, que hasta la fecha aún existe extremadamente latente dentro de mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo no motivarme a mi mismo para de hecho moverme y lograr hacer las mismas cosas que los demás, porque es decir, aquello que utilice como impulso para "lograr hacer las mismas cosas" fue como ésta idea de tener que alcanzar a esas personas convirtiéndome en alguien superior o algo por el estilo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo desear complacer a los demás, buscar el reconocimiento de los demás para poder sentirme o verme a mi mismo como alguien fuerte, donde, es decir, coloque ésta fuerza en separación de mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo colocar la fuerza en separación de mi mismo como éstas ideas que se proyectaban en mi mundo y mi realidad donde solo cuando otras prsonas definían o llamaban a una persona fuerte, es entonces que esa persona dejaba de ser un simple ser humano motivado a asistirse y apoyarse a si mismo y se convertía en algo más, solo una idea, lo cual de hecho limita mucho a la persona por el hecho de que, uno realmente no llega a conocer a esa persona, y no sabe lo que le motiva a hacer lo que hace y es entonces que uno solo empieza a imitar a las personas esperando alcanzar el reconocimiento de otros, pero lo que busca esa persona que imita no es como esa fuerza dentro de su propia motivación lo que en realidad busca es el afecto y el aprcio de otras personas

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo querer y desear volverme fuerte para sentir que me ganaba un lugar entre mis compañeros de la escuela y para sentir que tenía un lugar en éste mundo donde era reconocido y me convertía en ésta idea

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi msimo querer ganarme un lugar ente mis compañeros de la escuela para no sentirme solo, y es decir, donde vi esa oportundiad fue volviendome hacia el ejercicio en la forma en que lo hice, pero no por motivación propia, sino por el deseo de ser aceptado dentro de un grupo

Ha surgido algo interesante aquí y que de hecho me gustaría compartir en el próximo blog, sobre mi búsqueda por la aceptación en cualquier grupo, continuo despues