sábado, 30 de noviembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 257, Bye Rock

290420101019

En ésta semana nos enteramos de que Rock (uno de los perros que vivía conmigo) estaba muy enfermo, le detectaron insuficiencia renal, y, pues se refieren a ésta como una muerte silenciosa, es decir que no puede ser detectada hasta que se manifiesta como tal. durante toda la semana no dejaba de vomitar y a duras penas comía cualquier cosa; el veterinario nos sugirió que lo durmiéramos, y eso fue lo que se hizo el día de hoy; le aplicaron la inyección y pues, solo pareciera como que se queda dormido; mientras el veterinario le aplicaba la inyección solo junte mi cabeza con la suya y note como empezaba a respirar profundamente, dio su ultimo suspiro y eso fue todo.

Y, solo voy a compartir aquí un poco de perdón que he estado escribiendo porque, es decir, desde que nos dieron la noticia he estado escribiendo y realizando el perdón en voz alta, sin embargo, era como solo un prepararme para el momento, y la aplicación aquí concierne a lo que ha proseguido después de ese momento.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo dar por sentado que rock estaría mucho tiempo conmigo, al grado donde me doy cuenta de las reacciones que he tenido al llegar a mi casa y esperar que de pronto el baje a recibirme o que se escuchen los ruidos que el solía hacer, y en ello, como me he mecanizado a mi mismo dentro de la costumbre, y dentro de esto veo como la costumbre se ha convertido en todas esas acciones, y momentos que he dado por sentado sin tomar en consideración que solo tengo una determinada cantidad de tiempo en éste mundo, y como dentro de ello, la costumbre también ha sido consecuencia de mi búsqueda por mantener control de mi experiencia en mi casa, en mi mundo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo “extrañar los ruidos y costumbres que tenía cuando rock estaba aquí” lo cual es lo mismo a como quedarme estancado en el programa y sistema en lugar de vivir aquí, en el momento, aceptando el hecho de que Rock ya no está y con ello, me doy cuenta que mi temor a la perdida de rock y con ello mi temor al cambio, son en realidad reflejo del egoísmo que he permitido y aceptado que exista en mi al querer que las cosas se mantuvieran como yo las quiero y deseo en lugar de apreciar el momento y enfrentarlo en lo que sea que éste presente

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo tener miedo de perder a Rock, por temor a dejar ir éste sistema de consciencia como la costumbre y la acción de “dar por sentadas las cosas y a los seres en éste mundo” en lugar de darme a mi mismo la oportunidad de, realmente aplicar la acción correctiva a cada momento y en cada circunstancia

Me perdono a mi mismo que no me permití y acepe a mi mismo darme cuenta que tomar responsabilidad por mi mismo en cada momento, es una forma de realmente vivir el aprecio ya que en ello me demuestro a mi mismo que realmente puedo levantarme como un ser humano a quien le importa éste mundo, sin esperar algo a cambio, porque el regalo mismo viene con y como la consideración de la vida en Unicidad e Igualdad

Me perdono a mi mismo que no me he permitido y aceptado a mi mismo dejar ir las memorias de los momentos que pasé con Rock, donde he utilizado esas memorias para evadir mi responsabilidad por éste mundo al crearme una experiencia positiva en lugar de enfrentar e investigar esos momentos para de hecho corregir la forma en que vivo en su totalidad

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a investigar las memorias del tiempo que pasé con rock y enfrentarlas para de hecho dejar ir esos patrones mentales y en ello cuando me vea yendo en una memoria recordando algún momento con rock, respiro y me detengo, e investigo la raíz del patrón para de hecho pararlo y así cambiar y vivir la aplicación correctiva en honestidad conmigo mismo

Me comprometo conmigo mismo a investigar todo aquello que he dado por sentado en mi mundo y realidad, y en ello, a de hecho cambiar mi relación para con éste mundo y ésta vida trabajando con cada punto o elemento que me encuentre a mi mismo dando por sentado o evadiendo en ésta

Mi Jornada hacia la Vida Día 256, La relación a mi cuerpo al hacer ejercicio pt 2

78843420130907191633

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo que al hacer ejercicio, lo he relacionado con la idea de tener que trabajar ciertas partes del cuerpo en una forma especifica para lograr obtener la apariencia física que he deseado como ésta aspiración a convertirme en “algo/alguien” mejor, sin ver que nada de eso que deseaba realmente me convertía en alguien mejor en forma alguna, solo me hice a mi mismo un ser humano completamente egocéntrico y desconsiderado que se ha enfocado en sus propios deseos y experiencias lejos de considerar a otros seres humanos o a la vida misma

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo creer que me convertía en alguien mejor, sin ver que solo estaba “mejorando “ según mis propios juicios, donde es decir, el hecho en si es que alimentaba mis propios juicios y complejos lejos de realmente enfrentar en honestidad conmigo mismo, la causa y razón de esos juicios, a lo cual por consecuente alimenté mi temor y desconfianza en las personas, y ahora que he dejado de hacer ejercicio (en la forma que solía hacerlo) me doy cuenta que ese miedo siempre ha estado allí y que permanece latente, a lo cual me doy cuenta que daba lo mismo si hubiese hecho ejercicio volviéndome más fuerte o permanecía en la condición física que solía tener, porque lo que me doy cuenta que he estado alimentando es mi temor a la supervivencia

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo tener miedo de las personas, y utilizar entonces ese miedo como una justificación para buscar mis intereses personales, donde me doy cuenta que tenía y siempre he tenido ese punto en el cual estaba mi decisión por resolver las cosas de otra forma que no fuera aquella que se vendía en el sistema, los medios de comunicación como la parábola del héroe que primero es, esencialmente el débil y después se convierte en aquello que todos aspiran a ser por alguna razón, tal vez por el mismo miedo realmente, temor de los unos a los otros

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo tener miedo de la fuerza de otras personas al verme a mi mismo como el débil y por lo tanto alguien vulnerable frente a los demás, lejos de en realidad ver que, al definirme como alguien débil, lo que en realidad estaba haciendo era alimentar esa relación de supervivencia entre el débil y el fuerte, en lugar de ver como puedo resolver los problemas a través de las palabras por ejemplo y considerando soluciones que de hecho sean la mejor solución para todos, lo cual no puede ocurrir solo pro mi consideración e implica que deje ir mis intereses personales y que me abra en honestidad conmigo mismo para hablar con otros

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo enfocarme solo en mis intereses personales, sin tener consideración alguna por los demás en donde me doy cuenta de como llegue a identificarme con la parábola del héroe que primero es débil (y que es vendida y retratada en los medios de comunicación por alguna razón) y como entonces trataría de convertirme en esa idea, de aspirar a esa idea creyendo que si hacía lo mismo que era retratado en las películas podría defenderme, y la gente me respetaría si hacía ejercicio, sin ver que ese respeto era a mi mismo, en mis palabras y mis acciones, en hacer y vivir en y como los principios de la unicidad y la igualdad

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a que cuando me vea haciendo ejercicio, me asegurare de realmente hacer algo que asista y apoye a´mi físico, la expresión de mi físico, sin ya pretender moldear éste a una imagen, ya que me doy cuenta de que hay cosas que realmente disfruto como la natación, el correr, el andar en bicicleta, escalar, sin necesidad de definirme por o dentro de tales actividades

Me comprometo conmigo mismo a no volver a considerar la violencia como una solución y que en el momento que me vea a mi mismo yendo en los pensamientos violentos hacia mi o hacia otros, respiro, detengo esos pensamientos y entonces investigo dentro de mi mismo cual es la raíz del problema y la solución que entonces voy a vivir

Me comprometo conmigo mismo a respetarme a mi mismo, cumpliendo con mis compromisos y viviendo en y como los principios de la consideración de la vida en unicidad e igualdad, viviendo y expresándome en y como la honestidad conmigo mismo

sábado, 23 de noviembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 255 La relación a mi cuerpo al hacer ejercicio

ICOAST-STRONGEST-MAN

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo pensar que ya no me gusta mi cuerpo porque me veo muy delgado, y en esto entra la memoria de cuando hacia fisicoconstructivismo y entonces voy en ésta comparación de mi cuerpo con esta memoria y entonces me imagino a mi mismo haciendo ejercicio y al imaginarme haciendo ejercicio, entonces entro en ésta forma de ansiedad y preocupación y me llevo a mi mismo a hacer ejercicio, todo detonado en base a éste juicio en mi mente

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo compararme con la memoria que tengo de mi mismo con respecto a la apariencia de mi cuerpo, sin cuestionar: ¿por qué es que me llevé a mi mismo a buscar tal imagen o a querer hacer que mi cuerpo se viera de cierta forma?

Tengo una memoria de un momento en el que me encontraba en la escuela y veía que mis compañeros que tenían habilidades físicas más desarrolladas que la de los demás eran más apreciados por todo el grupo que aquellos que no teníamos nada de eso y que esencialmente éramos más débiles que ellos, es decir, así me definía, como alguien que es débil, y entonces cuando me veía en el espejo, pensaba que mi cuerpo no me agradaba, y entonces trataba de esconder esa imagen o idea de mi mente, en utilizar cierto tipo de ropa, o llevarme a hacer ejercicio para alcanzar esa imagen, inclusive, la alimentación que llevaría tendría que ser especifica para hacer subir a mi cuerpo de peso y así hacer que mi imagen se pareciera a la de los modelos de revistas de ejercicio y deportes; éste es un punto que llevo recorriendo desde el inicio de mi proceso y aun cuando lo sigo visitando sigo experimentando ésta vergüenza al darme cuenta de lo absurdo y estúpido de ésta idea

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo pensar que mi cuerpo no me agrada por verse delgado y no tan fuerte como el de mis compañeros de la escuela, donde entonces empecé a definirme de acuerdo a esos juicios y al verme en algún punto de conflicto con ellos, yo no intervendría y de hecho permitiría el abuso porque venía a mi mente el pensamiento de “son más fuertes que yo” así que solo deseaba que se alejaran y en ello, pensaba que lo único que podía hacer era aguantarme el coraje y entonces iba a la imaginación y creaba estás imágenes en las que yo les pegaba para desquitarme en la mente, y es decir, aun cuando fuera en la mente, no dejaba realmente de ser participe de la violencia, así que ciertamente fui participe de ese abuso y por lo tanto soy responsable por las consecuencias que de hecho manifesté para mi mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo justificar que podía imaginarme esa violencia en mi mente mientras no lo manifestara en lo físico sin ver como fue de hecho a través de esos pensamientos que perpetué en mi mente la idea de que debe existir alguien débil y alguien fuerte y que es por lo tanto aceptable que uno abuse del otro para que uno pueda tener su experiencia de grandeza y superioridad mientras el otro debe simplemente aguantar

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo sentir vergüenza de mi mismo al ver en honestidad conmigo mismo que es lo que he permitido y aceptado dentro de mi mismo, y me doy cuenta que ésta vergüenza viene de definirme a mi mismo como absurdo o estúpido en lugar de perdonarme por haberme permitido y aceptado participar en éstas ideas, comprendiendo realmente como y porque ha sido que he ido dentro de ésta idea

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo desear ser tan fuerte como mis compañeros de la escuela creyendo que de esa forma sería respetado y que al ser respetado mis compañeros de la escuela ya no me molestarían sino que sería apreciado y que hasta podría llamar la atención de la chica que me gustaba en la escuela en aquel momento

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo querer parecerme a las imágenes de los hombres que eran considerados en mi grupo como los más fuertes porque al ver que eran respetados, es decir, quería obtener ese respeto para imponerme ante los demás y entonces causar miedo para que otros no me molestaran, y entonces tenía éstas imágenes en mi mente donde me imaginaba golpeando a mis compañeros utilizando mi cuerpo, y la fuerza bruta esencialmente y en ello, puedo ver como a través de aceptar la idea de verme a mi mismo como alguien débil he aceptado entonces la relación de que debe existir alguien fuerte y alguien débil donde el fuerte abusa del débil y entonces, dentro de esto, veo como me he llevado a mi mismo a buscar tener una cierta apariencia física e inclusive a buscar el “respeto” en ésta forma tan cruenta por llamarlo de alguna manera.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo culpar a mis compañeros de la escuela en que me he querido ver a mi mismo como una victima sin considerar que pudo haber ocurrido en sus vidas que los llevo a querer imponerse por la fuerza a otros, sin ver o considerar que tal vez en su casa la violencia de sus padres hacia ellos fue algo que realmente definió completamente su relación con ellos mismos y sus cuerpos

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo definirme a mi mismo como alguien débil, sin ver que la debilidad no está o reside en el tener o no un cuerpo con una apariencia determinada sino en el hecho de haber permitido y aceptado el abuso y no haber hecho algo al respecto, y esto no quiere decir utilizar la violencia o imponer la fuerza sino en tomar responsabilidad por uno mismo y de hecho enfrentar ese abuso encontrando soluciones que de hechos sean lo que es mejor para todos

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo desear obtener respeto de los demás utilizando el miedo, sin ver que la imposición de la fuerza no es en forma alguna algo que pueda respetarse, sino que es abuso y que la única forma en la que uno puede de hecho respetarse es dándose es apreciándose  uno mismo como el cuerpo que uno es

Me perdono a mi mismo por no permitirme y aceptarme ver que el respetarse a uno mismo también está en hacer solo un poco de ejercicio al día, lo suficiente para ayudar a la circulación de la sangre y solo acelerar un poco el ritmo cardiaco

Continuo en la segunda parte

martes, 19 de noviembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 254 Enfrentando mis ideas al sexo pt2

tumblr_lj7py2KEL01qak0uxo1_400

Para más contexto sobre el punto que estoy caminando sugiero visitar los siguientes posts:

http://gabrielacevesprocess.blogspot.com/2013/11/mi-jornada-hacia-la-vida-dia-253.html

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo creer que la vergüenza que experimento proviene de los juicios de las personas que puedan estar leyendo éste blog, sin ver que la vergüenza que experimento es en realidad la vergüenza que siento de mi mismo al enfrentar la deshonestidad que he permitido y aceptado dentro de mi mismo y por lo tanto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado tener vergüenza de mi mismo, ya que al permanecer dentro de la vergüenza en lugar de corregir mi aplicación entonces me estoy encerrando a mi mismo dentro de la misma deshonestidad en lugar de buscar soluciones para levantarme y de hecho salir de ésta, porque al alimentar la vergüenza lo que hago es alimentar las mismas memorias y pensamientos que me llevaron a buscar ser aceptado y apreciado, en lugar de hacer algo por respetarme y apreciarme a mi mismo y así poder honrarme a mi mismo al levantarme en honestidad conmigo mismo, no dando ya lugar a la vergüenza y la deshonestidad a dirigirme

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo sentir vergüenza de decirle a mi pareja lo que en verdad experimento dentro de mi y como entonces ésta vergüenza revela lo que ha sido mi punto de partida en realidad ya que al haberlo suprimido dentro de mi en y como mi mente, lo que he creado por consecuencia es existir en y como una mentira donde yo solo me he estado engañando a mi mismo al existir dentro y como algo que en realidad no soy, ya que me veo a mi mismo como una persona realmente desagradable que jamas haría algo que considerara a otra persona puesto que me he enfocado toda mi vida en mis intereses personales

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo considerar a las personas en mi mundo y realidad, donde solo me he enfocado en mis intereses personales y donde los he visto como algo que puede ser utilizado para mis intereses personales, lejos de realmente reconocerlos como uno e iguales en y como nuestros cuerpos físicos.

En éste punto hay algo que me llama la atención, y es la dificultad que he tenido para memorizar los nombres de las personas, es decir, éste problema siempre lo definí como una falta de capacidad en la memoria, sin embargo, la realidad es que no ha tenido que ver con la memoria en si, sino que jamás desarrolle la capacidad de nombrar y de realmente llegar a conocer a las personas, la capacidad de nombrar siendo el punto por el cual creas consciencia acerca de la existencia de algo o alguien más en tu mundo y realidad.

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo reconocer que no memorizo los nombres, no por una falta de memoria, sino por temor a dejar ir mi búsqueda por mis intereses personales, donde ya no veo solo lo que yo quiero, deseo y necesito, sino que veo a los seres humanos y realmente llego a conocerlos, ya no para crear una experiencia sino para realmente llegar a establecer un punto de consideración por otros en mi mundo y realidad

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo pensar que me costaba trabajo memorizar el nombre de las cosas y las personas, en lugar de enfrentar mi falta de interés en éste mundo, porque no he querido reconocer mi egoísmo donde solo he visto por lo que puedo obtener de ése mundo, lejos de realmente llegar a conocerlo y a aprender de éste para realmente participar en éste mundo  no seguir ya buscando algo allá afuera en separación de mi mismo.

Recuerdo que cuando estaba en la primaria, mis compañeros y yo hablábamos de sexo y prioritariamente pensábamos en sexo, y veo como a partir de allí, lo único que me interesaba en una relación, era eso ciertamente, sin siquiera llegar a conocer a la persona.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo enfocarme en lo que quería obtener de las personas lejos de llegar a conocerlas y ver quienes son, como viven, que hacen en su vida, como se apoyan a si mismas, etc., y dentro de esto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado querer alcanzar la experiencia que imagine del sexo, y donde a pesar de haber tenido ya sexo, aún continué buscando a “la indicada”, porque no quería dejar ir mis expectativas acerca del sexo, ya que pasé tanto tiempo creándolas en mi mente, que al momento de experimentarlo, obviamente experimenté desilusión, al darme cuenta que el sexo simplemente es lo que es, y no puede ser otra cosa.

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo dejar ir mis expectativas acerca del sexo, reconociéndolo como el acto físico que realmente es, y el cual no puede ser otra cosa, ni puede ser de otra forma.

Aplicación Correctiva

Me comprometo a llegar a conocer a las personas, a trabajar en recordar los nombres y a cada persona en cada uno de sus aspectos físicos e internos y a no utilizar más a las personas para la satisfacción de mis intereses personales

Me comprometo a para de buscar la experiencia del sexo que creé en mi mente, es decir, a parar mis expectativas acerca del sexo, y a dejar ir cualquier idea que haya creado hacia éste

viernes, 8 de noviembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 253 Enfrentando mis ideas del Sexo

tumblr_lsd1lsna6o1qixax1o1_500

He trabajado ya por algún tiempo con éste punto, sin embargo siempre que vuelvo a abrirlo surgen cosas que no había considerado antes, así que considero éste punto uno de esos que ciertamente son de los más extensos y fascinantes en lo mucho que he podido comprender de mi mismo dentro de éste simple punto. Al tan solo pensar la palabra sexo, vienen imágenes y algunas memorias dentro de mi mente, inclusive algunas fantasías y deseos que generé en algún momento de mi vida pero que jamás se realizaron.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo asociar la palabra sexo con las imágenes de mi mente sin considerar que las imágenes en mi mente que existen dentro del contexto de las fantasías y los deseos, son solo mi idea acerca del sexo y no tienen que ver en lo absoluto con la realidad física y dentro de esto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo crear ideas acerca del sexo en lugar de aceptar la realidad física por lo que es, ya que el sexo no es ni necesita ser ni más, ni menos de lo que es, y a esto veo como constantemente se manifestó la desilusión en los momentos que pude practicar el sexo y veo como las ideas que había formulado en mi mente acerca de éste simplemente se derrumbaron 

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo reconocer la verdadera realidad física por lo que es, ya que la desilusión refleja el como he negado la realidad escondiéndome en una realidad que he diseñado en mi mente de acuerdo a las cargas energéticas emocionales y sentimentales

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo esconderme dentro de las cargas energéticas emocionales y sentimentales, lo cual trajo por consecuencia el que experimentara deseos hacia algunas personas en mi vida, que jamás expresé en mis palabras ni enfrenté en honestidad conmigo mismo, y dentro de esto en cada ocasión que veía que tampoco se realizaban éstas fantasías y deseos, nuevamente experimentaba desilusión al enfrentarme con la verdadera realidad, aunque aprovechando que surge éste punto, voy a recorrer esas antiguas relaciones y los puntos que surgieron a partir de éstas.

Memoria: Hace algunos años conocí a una chica con quien hacia ejercicio en el mismo gimnasio, y es decir, ya nos conocíamos de algún tiempo atrás, sin embargo deje de verla por muchos años y cuando la volví a encontrar me enamore de ella, todo de ella me parecía atractivo, su cadera, su cintura, sus pechos, sus ojos, su cabello ondulado y recuerdo que me dirigí a hablarle y estaba muy nervioso, porque era, a mi manera de verla, simplemente espectacular en toda su presencia por así decirlo, y no solo eso, era muy inteligente y estaba estudiando en la UNAM, y eso me pareció aún más atractivo de ella, en fin. Empezamos a salir juntos, solo en plan de amigos, y es decir, a pesar de que ella me advirtió de que entre nosotros no ocurriría nada, estaba dispuesto a trabajar por ella, y a hacer todo lo que fuera necesario para satisfacer las fantasías en las que me había proyectado a mi mismo con ella, y fue entonces que empecé a dibujar mucho, y realmente me esforcé a tal grado que cambie completamente la forma en que dibujaba tan solo para satisfacerla y lograr obtener de ella ese: “wow…”, y es decir, esto es algo que veo mientras estoy escribiéndolo, el como trataba de hacerme suficiente para ella, como competía contra mi mismo por ella, tratando de convertirme en “alguien mejor” alguien que de hecho no era en lo absoluto para volverme “aceptable” para ella; lo cual es en realidad absurdo ya que, es realmente poco lo que sabía de su vida realmente, sin embargo yo ya estaba asumiendo tantas cosas acerca de ella, llegando al punto de querer volverme aceptable para ella, de acuerdo a un juicio que formulé en mi mente acerca de quien ella es…realmente absurdo…

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo definir la apariencia física de aquella niña como sensual, atractiva, erótica, voluptuosa, a la cual relacione ésta experiencia energética de enamoramiento y éstas ideas que partían o alimentaba a partir de ésta relación energética que había creado hacia ella donde me permití obsesionarme a tal grado que empecé a hacer todo y cualquier cosa para llamar su atención aún al grado de convertirme completamente en algo que no soy para alcanzar su aprecio, sin ver de hecho como me engañe a mi mismo con mis propias ideas y cómo de hecho trataba de alcanzar no a ésta niña sino mis ideas en la mente, de alcanzar mi ideal de la perfección, y es decir, me pregunto ¿qué habría pasado si alguno de mis deseos se hubiese manifestado? seguramente habría experimentado la misma desilusión y mi ideal se habría derrumbado, lo cual de hecho ocurrió cuanto más la conocía en su persona, más me daba cuenta de lo mucho que esperaba de ésta persona y lo cual solo había creado en mi mente para mi propia satisfacción

Empezando ya por ese pensamiento puedo ver lo limitado que es en realidad mi concepto de las relaciones en la mente y como en realidad solo las he definido de acuerdo a mis intereses personales donde de hecho no considero a la otra persona y solo estoy considerando mi propia experiencia para hacerme sentir bien a mi mismo, sin embargo, no todo de ello fue inútil, descubrí mi capacidad para trabajar y dedicarme y esforzarme, porque me decidí a hacerlo, lo que es útil de todo esto fue eso, comprender que si me decido a hacer las cosas puede de hecho obtener resultados excepcionales.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo colocar la decisión en separación de mi mismo, donde empecé a trabajar para satisfacer los deseos y las fantasías de mi mente, entregando mi poder a ésta en lugar de tomar responsabilidad por mi poder y de hecho darme dirección a mi mismo dentro de la honestidad conmigo mismo y el sentido común para hacer uso de todas mis capacidades para algo que ya no sean solo mis intereses personales y que de hecho nos beneficie a todos como uno e iguales

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo querer convertirme en alguien “aceptable” para ésta niña al haberme juzgado a mi mismo y definido como inferior en mi mente, a lo cual, todo aquello que vi en mi como una debilidad o como algo que era inferior, trate de cambiarlo y de convertirme en alguien “superior” de acuerdo a las opiniones de mi propia mente, sin ver que en realidad me estaba nuevamente engañando a mi mismo con mis propias ideas al ir dentro de la experiencia energética emocional donde me deprimía y me sentía tan avergonzado de ser quien era que hice todo lo posible por cambiar todo eso con tal de obtener lo que quería y deseaba y en ello, di mi poder a la mente y solo me llevé a caer en un time loop, que inició siendo un engaño y que simplemente todo de ello fue un engaño, excepto por éste punto en donde me doy cuenta de que puedo trabajar y realmente dedicarme de lleno a realizar algo que me requiera esfuerzo y dedicación, lo cual he encontrado fascinante, y he aprendido a realmente disfrutar del trabajo.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo idealizar a ésta niña en mi mente como resultado y consecuencia de mis fantasías y dentro de esto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo crear fantasías en mi mente en las que me veía a mi mismo teniendo sexo con ésta niña, reflejando por consecuencia la verdadera naturaleza de mi relación hacia ella, en la cual me enfoque en obtener mis intereses personales

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo justificar la creación de éstas ideas e imágenes en mi mente al colocar en ellas ésta carga energética emocional que relacione con el mismo enamoramiento

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo enfrentar la realidad de la naturaleza que permití y acepte dentro y como las fantasías que creé hacia aquella chica en honestidad conmigo mismo, lo cual se revela por el hecho de que simplemente quería sexo.

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento que me vea creando una carga energética hacia la imagen de cualquier persona, me detengo y respiro, porque me doy cuenta de que tal idea es consecuencia de mi propio auto-engaño

Me comprometo conmigo mismo a trabajar en y como esa dedicación y compromiso conmigo mismo a la Honestidad Conmigo mismo y ya no sepárala de mi en imágenes, fantasías, sentimientos y emociones

Me comprometo conmigo mismo a dejar ir la imagen de aquella chica y a no participar más en la creación de esas fantasías en mi mente hacia nadie otra vez

domingo, 3 de noviembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 252, Revisando mi proceso

1005348_10152331577579966_863675922_n

Antes de empezar a escribir tengo el pensamiento: “Me da la sensación de ya haber trabajado todos los puntos” sin embargo, eso no es verdad porque aún veo las limitaciones de mis pensamientos y los patrones en los que aún me he estado participando así que

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo pensar el pensamiento “me parece que ya he trabajado con todos los puntos y que ya no queda más” sin embargo eso ha ocurrido en los momentos que algo muy vergonzoso viene a colación y que me resisto a trabajar, y ya ni se diga a compartirlo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo resistirme a aplicar perdón y enfrentarme a  mi mismo en honestidad conmigo mismo cuando algo muy vergonzoso venía a mi mente colocando como justificación el pensamiento: “me parece haber trabajado ya con todos los puntos” para entonces crearme a mi mismo ésta barrera en mi mente y no ver en honestidad conmigo mismo lo mucho que me falta por trabajar en la honestidad conmigo mismo

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento que me vea a mi mismo yendo en el pensamiento “me da la sensación de haber ya trabajado con todos los puntos” en ese momento me detengo con un respiro y enfrento el punto al cual me estoy resistiendo

Me comprometo a que en el momento que me vea experimentando vergüenza de un pensamiento no me escondo más detrás de una capa de pensamientos para justificarlo sino que busco lápiz y papel y me perdono a mi mismo por haber permitido la vergüenza y entonces enfrento lo que sea que venga