domingo, 29 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 242 Redefiniendo mi expresión al Pintar/Dibujar pt5

Me parece que debo algo así como 3 dibujos hasta el momento, lol.

Garamont

Aplicación de Perdón:

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo resistirme a dibujar en estos días, poniendo muchas excusas como “tengo mucha tarea o tengo mucho trabajo”, cuando en realidad hacer un dibujo como el que está arriba me toma alrededor de 5 minutos.

Esto ha sido muy interesante en estos días desde el ultimo post que realice en éste blog, donde me di cuenta que, de hecho éstos dibujos son mi expresión, los cuales desaprobaba por no parecerse a “los buenos dibujos” que son los que por lo general utilizo para vender o los que uso para trabajos importantes en los que quiero que algo se vea realmente muy impresionante o atractivo para poder dejar una buena impresión en las personas que lo adquieren o lo ven

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo resistirme a dibujar rostros sin plantillas, donde me he estado escondiendo de la realidad, al no querer renunciar a ésta personalidad/ego del “artista”, si se quiere

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo temer renunciar a la personalidad del artista porque se que eso ya no me permitirá hacer “buenos dibujos” o al menos los dibujos que estaba haciendo antes, aunque realmente me pregunto si tales dibujos realmente “fueron dibujos” como tal si todo lo que hacía era trazar contornos y meter carboncillo

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que mis dibujos anteriores no son validos o no son aceptables, aunque por otra parte yo he estado invalidando mi expresión, es decir, inclusive cuando dibujaba esos dibujos, lo que pensaba es que “no son aceptables” porque no estoy haciendo toda la medición que requieren los ojos porque me da flojera hacerlo hasta que todo quede alineado, lo cual al mismo tiempo es absurdo en si, porque lo que he comprendido en todo éste tiempo es que no existe un solo rostro que sea simétrico o que tenga medidas iguales, eso es imposible.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo utilizar justificaciones y excusas para llevarme a mi mismo de nuevo a utilizar las plantillas, ahora comprendo que el punto de hacer las medidas, es lo que de hecho hace posible que un rostro pueda ser realmente muy bueno, porque te obliga a fijarte en todos y cada uno de los detalles. así que

Me perdono a mi mismo que no me permití y acepte a mi mismo darme cuenta que yo he sido mi propia limitación para hacer realmente buenos retratos y hacer realmente buenos dibujos, no necesito dejar de dibujar, lo único que necesito es ponerme los pantalones y hacerme un par de huevos (por así decirlo) para enfrentar el fracaso si es que no queda “bien” (interesante, bien lo utilice aquí para referirme a aceptable o como me he percibido hacerlos).

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que era “malo” que utilizara las plantillas para hacer los dibujos, aunque, la realidad es que todo lo que le agregaba a los rostros sin las plantillas resultaba ser mucho más interesante que lo que trazaba en si, y es decir, eso es lo que al final tiene más valor para mi, lo que hago por mi mismo sin apoyarme en algo que dirija mi expresión.

Me doy cuenta que primero: no dependo de las plantillas, segundo: los dibujos pueden ser realmente muy buenos sin necesidad de utilizar las plantillas, es decir, inclusive cuando utilizaba las plantillas, tenía que borrar la mayor parte de lo trazado porque ni siquiera utilizando plantillas quedan bien, así que, lo que haré para el próximo post es que haré un dibujo sin plantillas y lo compartiré aquí, para ver el resultado, puede que ésto me tomé un poco más de tiempo, sin embargo, ésta es la forma en que enfrentaré lo que realmente está ocurriendo y lo que en todo caso requeriré hacer para poder realizar los dibujos como antes sin tener que utilizar plantillas.

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a “primero que nada hacer los otros tres dibujos que hacen falta de los días pasados” lol, y a hacer un rostro utilizando todos los procedimientos que iré compartiendo aquí en una secuencia de fotos para que así no haya errores, ni engaños de ningún tipo.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 241 Redefiniendo mi expresión al Dibujar/Pintar pt4

260920131034

Continuando en el Día 4 de Redefiniendo la Expresión.

Aplicación de Perdón:

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado compararme con otras personas en lugar de ver que cada uno es una expresión única de la vida por lo que compararme con los diseños de otras personas es realmente irrelevante y al estar escribiendo esto, me doy cuenta de algo que me llama mucho la atención, el hecho de que me comparo con la obra de la persona, ni siquiera con la persona misma.

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado creer que soy la obra que retrato o expreso en el papel o en la tela, donde veo como me he separado completamente de mi expresión al buscar hacer que “mis dibujos se vean como los de tal o cual persona” y en ello, trato de “parecerme” es decir, copiando una personalidad pero que aparentemente solo es “mesurable en la obra” y por lo tanto he creado como ésta obsesión por hacer mis obras perfectas y realistas para entonces tener alguna forma de reconocimiento y aceptación por parte de las personas porque son solo esos dibujos los que te dan de comer y cosas así, y es decir, en la gran mayoría de los casos es así, sin embargo en términos de lo que es la autentica expresión realmente no necesito definirme en base a algo o alguien, puedo hacer la aplicación sin definirme de acuerdo a la misma

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo obsesionarme con las pinturas y dibujos realistas al considerarlos una forma de “arte superior” solo porque “el cuadro se parece o la imagen se parece a lo que está siendo retratado”

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo imitar las obras y estilos de otros artistas para de esa forma poder ser aceptado y reconocido por las personas, aunque ciertamente, la verdad no estaba pensando en dinero cuando hacia trabajos así, en lo que he estado pensando es en solo llamar la atención, igualmente para ser aceptado por las personas, y aquí es donde veo como la gran mayoría de las veces hice los retratos de las chicas que me gustaban para regalárselos esperando que eso pudiera llamar su atención, aunque por supuesto, como todas las mentiras, jamás me llevó a algo más que ese momento de dar el retrato y en fin

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado hacer retratos a las chicas que me gustaban para poder llamar su atención mostrándome como talentoso y especial y esas cosas, obviamente he creado mis propias consecuencias, porque es decir, veo en mis acciones y mis palabras lo mucho que yo mismo me he llevado a ese punto de no ser capaz de formar una relación puesto que mi concepto de las relaciones se ha vuelto tan definido y limitado en tantos aspectos que ciertamente no me será posible formar relación alguna hasta que no termine el ciclo de vicios en los cuales me definí y encerré a mi mismo

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a no volver a utilizar los dibujos o las pinturas para llamar la atención de las personas o para formar relaciones

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento en que me vea deseando imitar el trabajo de otros me detengo y respiro y me impulso a mi mismo a expresarme incondicionalmente y sin temor al que dirán o que pensaran de mi trabajo

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida día 240 Redefiniendo mi expresión al pintar/dibujar

250920131027

Mientras estaba dibujando esto, tuve tres pensamientos específicos “no sirve como arte”, “es muy feo”, “es muy malo”, y lo que más me ha llamado la atención son las resistencias que experimento de dibujar de ésta forma, porque “no son como tendrían que ser o no se ven como tendrían que verse”, sin embargo, algo que disfrute realmente ha sido el tema, es decir, los observatorios o telescopios en la punta de torres absurdamente altas, porque algunas son más altas que montañas, lol, y eso me ha dado la oportunidad de considerar algunos cuantos proyectos más que podría tal vez más adelante darles un trabajo más realista y es decir, el resultado tal vez sería bastante interesante.

Aplicación del Perdón:

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo pensar el pensamiento “se ve muy feo” al empezar a dibujar donde yo estoy desaprobando mi propio dibujo y me estoy desaprobando a mi mismo, lo cual es en realidad fascinante, porque en este momento conforme estoy escribiendo que “me desapruebo a mi mismo”, es donde viene éste pensamiento de “no es arte y no soy artista”

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado pensar el pensamiento “no es arte” lo cual me llevaba al pensamiento “no soy un artista” y entonces venía acompañado de éste miedo de “no seré reconocido como artista”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo tener miedo de que mi trabajo no fuera reconocido como arte, y entonces experimento ésta forma de preocupación porque entonces pienso que “no vale nada” Y COMO NO VALE NADA, NADIE QUERRÍA COMPRARLO, en lo cual veo, como todos mis dibujos hasta el momento, como la técnica que he estado tratando de mejorar continua y constantemente siempre ha estado comprometida con y a través del dinero

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo tener miedo de “no ser definido como un artista al hacer estos dibujos” porque me pongo a pensar que “son chafas y como son chafas pues nadie les daría reconocimiento o los pagaría”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo pensar el pensamiento “es muy malo”, lo cual es un juicio que de hecho proviene desde la memoria de mi haciendo “otra clase de dibujos que son aparentemente mejores que estos” solo porque “se ven bien o han sido más aplaudidos o que se yo” y en esto

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que un retrato realista es mejor que estos dibujos porque se ven mejor, aunque de hecho estoy pensando que “son mejores solo porque he logrado venderlos”, y es decir, ahora me viene una memoria de cuando no vendía dibujos en lo absoluto, solo los dibujaba y algunas veces los regalaba, lo que pensaba de mis retratos en aquel entonces era exactamente lo mismo de éstos dibujos en este momento, son muy malos, no sirven, son muy feos, y ahora he logrado vender varios dibujos y regalado muchos otros, lol.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo pensar el pensamiento “jamás voy a ser bueno como artista”, es fascinante, como ha sido tanta mi obsesión porque mis dibujos sean aceptados que acepté hacer trampa en muchos de ellos para lograr los efectos que quería, en los retratos por ejemplo, tenía que copiar el contorno antes de poder empezar a hacer los dibujos.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo copiar los contornos en los retratos para hacer que se vieran proporcionados, porque de hecho no logro obtener la proporción humana a la perfección, y por ello en lugar de ponerme a practicar, lo que he hecho es seguir la vía más fácil y he utilizado copias para poder trazar los contornos en los dibujos, para así hacerlos lo más realistas posibles, la vergüenza que experimento en éste momento es extensa, porque me doy cuenta que, el dibujo de arriba “no es malo” es así como yo dibujo, sin embargo, he querido hacerme una personalidad artística aun cuando fuera a costa de hacer trampa, con tal de poder ser aceptado y poder vender mis dibujos, y aun en éste momento estoy buscando mil un justificaciones para lo que he estado haciendo, sin embargo poner justificaciones a algo así es realmente cobardía.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo tener vergüenza de reconocer el abuso que he estado permitiendo y aceptando, aunque ciertamente lo que debería de dar vergüenza es continuar existiendo en el abuso mismo, por lo cual.

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a no volver a utilizar una copia para definir contornos, y si voy a hacer un retrato, lo haré con todo el tiempo que me requiera para lograr el retrato, lo cual implica que tendré que realmente hacer muchos bocetos, como tuvieron que hacerlo las personas que realmente dominan las técnicas, porque es inaceptable hacer trampas cuando tantas personas realmente han trabajado tanto para hacer un rostro realista mientras yo utilizo copias para poder hacerme de una reputación para ganar dinero, es inaceptable.

Me comprometo conmigo mismo a practicar todos los días las proporciones hasta lograr hacer los retratos realistas sin utilizar plantillas para los contornos

Me comprometo conmigo mismo a no volver a buscar la definición de artista al hacer dibujos, porque veo y me doy cuenta que en ésta personalidad solo se ha tratado completamente de hacerme de un nombre para poder ganar dinero y adquirir ésta “definición o percepción de superioridad” lo cual en realidad han sido siempre mentiras y engaños, la superioridad es en si misma solo mentiras y engaños.

continuo en el próximo post

martes, 24 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 239 Redefiniendo mi expresión al Pintar/Dibujar pt2

 

240920131025

Continuando sobre el punto de redefinir la expresión al pintar/dibujar

Aplicación de Perdón:

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme tener miedo de que mi trabajo no fuera aceptado por las personas, a lo cual trataría de hacerlo exactamente como las personas comentaban u opinaban que preferían ver la obra, sin embargo, me encontraría con que “los gustos de las personas no serían los mismos” y en esto

M perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo tener miedo de que mi dibujo no fuera aceptado por las personas, por lo que me apegaría a las mismas técnicas y a los trabajos que son aceptados de los artista de renombre para poder hacerme de esa forma "aceptable a los demás”

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo resistirme a experimentar con técnicas nuevas por temor a cometer un error y tener por consecuencia que la gente no acepte mis trabajos, lo cual es interesante porque jamás habría empezado a dibujar en primer lugar si no hubiese tratado de hacer algo nuevo

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo tener miedo de hacer cosas nuevas por temor a equivocarme y que a la gente no les gustara o no apreciaran mi trabajo como lo hacen cuando hago cosas dentro del estereotipo de “esto es lo que le gusta a las personas”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que no es posible hacer cosas nuevas en éste mundo y que como todo está inventado entonces no queda nada por hacer y esencialmente debo dedicarme a aquello que puede dejarme dinero, lo cual es interesante al ponerlo en perspectiva con el tiempo en el que la propuesta era la de un sistema igualitario monetario, ya que, es algo que no se ha tratado o inventado antes en forma alguna, y sin embargo la gente reaccionaría al mensaje  lo definiría a través de las definiciones de su mente de lo que ha aceptado y concebido es la realidad, como por ejemplo cuando lo llamarían utopía o comunismo, sería únicamente por consecuencia de su auto definida existencia que no querrían ni se atreverían a probar algo nuevo, como lo veo conmigo en éste momento

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo tener miedo a cambiar la forma en que dibujo, sin ver como un punto tan pequeño como éste de hecho ayuda a sostener el miedo en la mente existiendo como “temor al cambio”, temor a vivir

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a dibujar por 21 días enfrentando en honestidad conmigo mismo todos los juicios y pensamientos que puedan surgir mientras lo hago, y en ello

Me comprometo conmigo mismo a probar técnicas nuevas sin temor de equivocarme ya que veo y me doy cuenta que los juicios existen a través de la mente como el temor y en el temor no existe un cambio y no hay oportunidad de un cambio

lunes, 23 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 238 Redefiniendo mi expresión al pintar/dibujar pt1

 

Para términos prácticos de como recorreré esto, los 21 días de realizar un dibujo diario los dividiré por partes hasta establecer 21 partes en estos post que serán recorridos aquí.

230920131010

Pues no hice un dibujo, pero hice una pintura, lol. En fin.

Ok, entonces mientras estaba pintando, tenía estos pensamientos donde me decía a mi mismo “no, ya me equivoque”, “ya lo eche a perder”, y pues obviamente lo primero que pude notar con respecto a esto es el reflejo de lo definido que he llegado a volverme con respecto a crear algo que “se vea bien”, pero dentro de mi idea de lo que “está bien y lo que está mal”, y es decir, fue muy interesante todo el tiempo el ver estos pensamientos venir de “ya, lo arruine”, “lo eche a perder” y llegó ese momento donde como que simplemente “dejo de importarme” y dije, bueno, si ya la cague al menos voy a terminar el resto del cuadro a ver si puede componerse de alguna forma, y ciertamente el resultado final, me ha agradado bastante

En el post anterior hizo falta redefinir el punto de la inspiración que será lo que voy a recorrer en éste post.

Aplicación del Perdón:

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo al estar pintando pensar los pensamientos “ya no quedo bien, ya lo eche a perder, ya lo arruine” donde yo de hecho me he limitado a mi mismo y en realidad de forma muy interesante, dentro de esos pensamientos trataba de hecho de “mantenerme en control” controlarme a mi mismo dentro de las ideas predefinidas que establecí en mi mente respecto de lo que es “aceptable y lo que no” y al mismo tiempo, como me he manipulado a mi mismo dentro de esas mismas ideas para “volverme aceptable para los demás al dibujar o pintar”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo juzgarme al dibujar/pintar con los pensamientos de “esto es aceptable y esto no, esto se ve bien y esto no” porque de esa forma me he mantenido existiendo en la personalidad del “artista” donde he aspirado a ser o convertirme en los ideas de la mente de lo que sería un dibujo aceptable y lo que no

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo definirme dentro de las imágenes de la mente, en las que proyectaba las ideas de lo que sería un buen dibujo que podría ser aceptado por los demás y lo que no, a lo cual no me he cuestionado siquiera ¿por qué ésta idea es aceptable y ésta no? ¿por qué esto se ve bien y esto no? es decir, he seguido el mismo patrón al dibujar en una forma que bien podría definirla como autómata, sin cuestionarlo y he llegado a ese puno en el que no disfruto dibujar o pintar por querer hacerlo “perfecto" o que aspire a ser perfecto”

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo querer alcanzar la perfección en mis trabajos, aunque es interesante que, la definición de perfección “como ha existido en mi mente” depende completamente de mi idea de la ésta, sin embargo busco la aceptación de otros, y en ello ¿cómo sería posible llegar a la perfección satisfaciendo a otros? Es imposible; me doy cuenta de como me he atrapado a mi mismo en un ciclo de esclavitud dentro de mi propia mente

Me perdono a mi mismo que me permití y acepté a mi mismo definir la perfección en mi mente en relación a las imágenes y obras de otras personas a quienes consideraría mucho mejores que yo debido a que sus obras son reconocidas y aceptadas por las personas, sin embargo, jamás me cuestionaría ¿qué es lo que las hace ser reconocidas y aceptadas? y por lo general lo que encontraría dentro de eso es que siempre estaban cargadas de éstos temas que a la gente les permite crear una experiencia energética en sus mentes sin de hecho existir la mínima consideración por una introspección o vista a uno mismo en honestidad con uno mismo.

Me perdono a mi mismo que no me permití y acepte a mi mismo ver, que como al buscar “inspiración y motivación” buscaría música especifica, sensaciones especificas, para llevarme a mi mismo a generar una determinada experiencia que luego trataría de retratar en el papel pretendiendo imitar a éstas personas que admiraba y que definía como mejores o superiores en su forma de hacer las cosas

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo querer imitar a “los grandes artistas” y ser reconocido como ellos a través de hacer dibujos que se asemejaran a su técnica y diseños para que así pudiese simplemente aferrarme “de la corriente y ser aceptado como ellos” en lugar de darme a mi mismo la oportunidad de explorar mi propia expresión incondicionalmente

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a dibujar por 21 días haciendo cosas que no me habría atrevido a hacer antes por pensar que estaban mal hechas o que no eran tan buenas como lo que había definido en mi mente como lo bueno o lo perfecto

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento en que experimente los pensamientos de “ya no quedo bien, ya lo eche a perder, ya lo arruine” o cualquier otra especie de juicio al dibujar, simplemente respiro y continuo dibujando, porque veo y me doy cuenta que esos juicios solo son definiciones y frenos que no me permiten llegar a conocerme a mi mismo en mi expresión

Me comprometo a que en el momento en el que me vea siguiendo una idea “aceptable o buena” en mi mente, en ese momento respiro y me llevo a mi mismo a explorar esas ideas en honestidad conmigo mismo para de hecho liberarme a mi mismo de las definiciones que he creado sobre mi mismo y mi relación al dibujo y la pintura

Me comprometo a mi mismo que en el momento en el que me vea queriendo imitar a “los grandes artistas” en ese momento respiro y me detengo porque me doy cuenta de que estoy definiéndome en los juicios de la mente en relación a convertirme en algo o alguien que no es lo que soy en verdad

domingo, 22 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 237 Recorriendo la Motivación

SNB10728

Continuando con el punto que inicie el día de ayer en relación a la motivación. Donde el café lo estaba empleando como un medio para obtener éste medio de “energía como impulso para realizar mis actividades en lugar de impulsarme a mi mismo en la motivación por realmente hacer las cosas y llegar a de hecho vivir partiendo de esa motivación.

Tomaré ahora la experiencia de mi al dibujar en el contexto de la motivación:

Aplicación del Perdón

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado colocar la motivación en separación de mi mismo al momento de dibujar, donde he buscado música para sentirme inspirado y dentro de esa inspiración, motivarme para dibujar, sin ver como de hecho al escuchar la música, estoy creando éste patrón dentro de mi mente en el que me condiciono a dibujar de una forma especifica, apoyando las ideas de la mente donde por ejemplo, si es que colocaría un dibujo en mi mente y luego querría reproducir ese dibujo en el papel, entonces tendría que buscar una clase especifica de música para llevarme a ese estado mental y entonces darle el impacto y la profundidad que quiero, etc., es decir, ¿no es eso completamente limitado? ¿depender de una carga energética para poder expresar algo que ciertamente va a estar condicionado por las ideas que te mueven en lugar de ser uno mismo quien determina quien uno es en cada momento y expresarse incondicionalmente en y como ello?

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo buscar motivación en la música, en las drogas, en las experiencias sentimentales y emocionales, donde esencialmente la motivación o el impulso está o tiende a “mantenerme existiendo de la misma forma en lugar de enfrentar las ideas en las que me he definido para de hecho darme a mi mismo la oportunidad de corregirlo y poder vivir dentro y como la integridad de la honestidad como uno mismo en cada cosa que hago en cada momento que vivo.

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo dibujar a partir de una experiencia en la mente en la cual me definí a mi mismo dentro de esas sensaciones que a su vez relacione a las ideas o imágenes que estaba proyectando, encerrándome entonces en los mismos ciclos de repetición.

Esto lo estaba caminando recientemente en mi relación a como empecé a dibujar, en el sentido de “qué fue lo que me motivo o por lo cual empecé a dibujar”, y me di cuenta de como a lo largo de mi vida me encontraría con determinadas personas que marcarían la forma en que dibujo y como dibujo y POR QUÉ dibujo. En esto, lo que comprendí o vi en relación a éste punto es que, cuando era un niño, estaba o pasaba la mayor parte del tiempo con amigos de mi hermana mayor, quienes eran, considerablemente más grandes que yo” (y por lo cual o a partir de tal momento siempre preferiría juntarme con gente mayor a mi, en fin); ellos solían dibujar mucho y siempre estaban jugando videojuegos de un determinado tipo, los cuales pues, también marcaban la clase de cosas que preferían dibujar en el sentido de que dibujarían dragones, y este tipo de arte fantástico, lo cual marcó completamente mi forma y preferencia al dibujar “ese tipo de cosas” y a lo cual, es decir el tipo de dibujos que hago siempre los definí dentro del estilo surrealista y fantástico, y me doy cuenta ahora que estoy escribiendo éste punto en la motivación, como es que de hecho yo lo he mantenido, o me he mantenido a mi mismo existiendo dentro de tal definición al dibujar sin de hecho atreverme a hacer o dibujar algo distinto, así que

Me perdono a mi mismo por no permitirme y aceptarme a mi mismo ver que la motivación no se define por las experiencias energéticas y que este es una expresión que parte de mi mismo (necesito aquí redefinir Inspiración), a lo cual la motivación existe dentro del contexto de la disciplina, porque es algo que requiere completamente la tención y dedicación de uno completamente al momento de realizarlo.

Aplicación Correctiva:

Me comprometo a dibujar durante los próximos 21 días como mínimo un dibujo por día sin participar en cualquier forma de “motivación separada de mi mismo”, llámese música, obviamente drogas y cargas y experiencias energéticas.

Me comprometo a redefinir la palabra “inspiración” para poder de hecho redefinir mi punto de partida al momento de realizar no solo dibujos sino cualquier actividad

sábado, 21 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 236 Lo que refleja mi abuso al Café

17022013538

Antes de iniciar con éste blog, solo voy a compartir brevemente un punto de perdón que surgió como un pensamiento en el cual he existido como “argumentando por mis limitaciones” y el pensamiento es “no se que escribir”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo pensar el pensamiento “no se que escribir” utilizando ese pensamiento como una excusa para de hecho continuar dentro del punto de la postergación del blog en si, lo cual justificaba en mi mente como “no tengo tiempo en éste momento”, sin embargo, al ver cuanto me tardo de hecho en escribir, no me lleva más de 20 minutos, los cuales puedo distribuir a lo largo del día para darme ese momento para escribir

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo resistirme a escribir en el blog utilizando el pensamiento “no se que escribir” como una excusa para no reconocer que de hecho se exactamente que escribir sin embargo he postergado tal punto a fin de no exponerme a mi mismo para de hecho cambiar, lo cual no hice por querer mantener mi adicción a la energía  y dentro de ésto:

Lo que he estado postergando en éstas ultimas semanas ha sido mi abuso del café, con respecto a utilizarlo como una bebida energética para mantenerme despierto durante la noche, y es decir, a pesar de que “experimento como mi estomago reciente el abuso de beber tanto café, le he estado dando largas a éste punto dentro del pensamiento de “no es mucho o no es tanto como he sabido de otros casos” y, es decir, dentro de esto veo como la acumulación o como éste abuso ha ido creciendo en torno a “justificar mi abuso con respecto del café solo porque otros lo hacen”, es decir, una cosa es beber un par de tasas al día y como ese momento con el que inicias el día o con el que disfrutas de un momento de relajación para leer, etc., y otra cosa es la forma en que he por ejemplo, tomado tres tasas de café al hilo sin darle un descanso a mi cuerpo y en ello, sintiendo como mi estomago lo reciente con acidez, como diciendo “oye, esto no puedes permitirlo” y en ello he hecho caso omiso de mi cuerpo y de las advertencias, y he continuado bebiendo café dentro de ese punto de partida de “tener energía” así que, dentro de ésto

Aplicación del Perdón:

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo abusar de café bebiendo más de lo que de hecho se que mi estomago es capaz de tolerar, y esto con el fin de obtener “energía para hacer actividades a lo largo del día en lugar de ver como puedo motivarme a mi mismo para hacer las cosas que requiero hacer a o largo del día en lugar de “crear ésta dependencia del café en mi mente” en la que he visto el café como “éste punto en separación de mi que ME MOTIVA para trabajar en y durante el día” y esto:

Me perdono por haberme permitido y aceptado a mi mismo relacionar el café con “lo que me motiva y me da energía para trabajar” donde de hecho puedo ver como he mantenido mi relación de la motivación definida a la energía.

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo relacionar la motivación a la energía, y dentro de esto, puedo ver las consecuencias de ésta relación en muchas otras actividades como por ejemplo al dibujar, donde buscó motivación como una “experiencia energética” para llevarme a mi mismo a dibujar (éste puto e especifico lo compartiré en el próximo post)

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo creer que necesitaba o dependía del cafe como una experiencia energética para poder realizar mis actividades del día, lo cual es como literalmente forzar a mi cuerpo físico a “moverse contra la corriente, por así decirlo” en lugar de asistirlo y apoyarlo tanto motivándome a realizar las actividades del día, como proveyendo para éste las substancias y alimentos que de hecho requiere para funcionar apropiadamente

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a no participar en el empleo de cafe por os próximos 21 días a fin de que pueda primero establecer el punto de motivación como uno mismo en la escritura durante los próximos días en los que estaré escribiendo mi relación a la motivación que he definido en mi relación a la energía.

Me comprometo conmigo mismo a escribir diariamente sin participar ya en la postergación dentro de la excusa del pensamiento “no se que escribir” cuando de hecho tal pensamiento indica que en realidad queda mucho por escribir y enfrentar en honestidad conmigo mismo

viernes, 20 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 235 Enfrentando mi relación a la felicidad

Sharks-and-Killer-Whales-Wallpaper-40

Algo que había ya compartido anteriormente fue como al seguir, o ir en busca de una relación, fue como ese momento donde es como ésta declaración de “primero debo satisfacer éste deseo y entonces que lo haya hecho empezaré a aplicarme” lo cual es o ha sido esencialmente el “creer que soy superior a las consecuencias, como diciendo puedo vivir con eso”

Así que, dentro del contexto de la felicidad, lo que esencialmente he podido notar es que solo ocurre dentro del contexto de “me cierro completamente fuera de la realidad y voy o sigo la experiencia emocional” en la que puedo hallar o encontrar ésta forma de “experiencia con la cual voy a de alguna forma a encontrarme a mi mismo” así que, lo que voy a caminar aquí será una memoria con respecto de un ´momento en el que visité por primera vez un acuario en el que pude ver por primera vez a un tiburón, lo cual no había hecho antes y era como “un deseo que se encontraba arraigado desde mi infancia” así que en el momento en el que visite el acuario y pude ver al tiburón, definí tal experiencia como “felicidad”.

Aplicación de Perdón:

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo definir o relacionar la memoria de mi mismo visitando aquel acuario como una experiencia de felicidad, a lo cual creé entonces la  idea de que, había satisfecho mi deseo y debido a que había obtenido lo que quería desde hace tanto tiempo, entonces podía “considerar o definir tal momento como felicidad”, lo cual puedo de hecho ver reflejado en la mayor parte de los momentos en los que experimente o he experimentado felicidad, que ésta es siempre dependiente de mi consiguiendo algo o estando con alguien para poder experimentar tal felicidad en la cual, valoraría o colocaría más atención a tal momento y entonces me definiría y conservaría tal memoria para poder “crear una experiencia de felicidad cada vez que la recordara”

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo creer que lo que estaba experimentando era felicidad sin ver o considerar como la acumulación de esa expectativa por tanto tiempo de ser capaz de ver un tiburón, fue o resultó en el proceso de definirme a mi mismo completamente en las imágenes de la mente, en las ideas de “cómo sería” a lo cual yo preparé tal experiencia desde hace bastantes años antes de poder ser capaz de ver uno, por lo que yo creé esa experiencia de felicidad y a lo cual comprendo que mi felicidad no tuvo que ver con el tiburón o con el momento, la situación en si, sino que fue completamente mi propia creación, mi propio engaño en y como esa experiencia de felicidad

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo buscarme en esa experiencia de felicidad, y es decir, ahora lo comprendo, me buscaba a mi mismo en esa experiencia de felicidad debido a que, por consecuencia de tanta supresión en mi mente, la experiencia de felicidad es en realidad la liberación de esas resistencias en la mente, es como “poder dejar ir los deseos y las expectativas” y es en realidad irónico desde cierta perspectiva porque realmente no necesito “ir allí” en el sentido de satisfacer ese deseo, ya que puedo resolver mi relación a la felicidad y liberarme de esos deseos, resistencia, limitaciones con tan solo tomar lápiz, papel y escribirme a mi mismo en honestidad conmigo mismo.

Aplicación Correctiva:

Me comprometo a no generar expectativas con respecto de eventos o situaciones y en lugar de ello, me escribo y perdono a mi mismo por mi participación en ese momento como la búsqueda de tal o cual experiencia y me muevo a mi mismo para “no generar ya más espera o expectación con respecto de tal experiencia

Me comprometo a moverme a mi mismo a no definirme en las experiencias energéticas sentimentales de la felicidad, porque veo y me doy cuenta que la felicidad es de hecho el resultado del abuso a uno mismo, de la supresión a uno mismo, que de hecho no es en lo absoluto necesaria, a lo cual veo, como la búsqueda de la felicidad es lo que hizo posible la creación y manutención del cielo, donde la gente espera toda una vida por el momento en el que serán libres de tanta mierda y podrán ser felices, sin ver que de hecho no es necesario esperar un cielo o un dios o un salvador, porque uno mismo puede parar el abuso aquí en la tierra sin necesidad de esperar por algo o alguien que la salve

martes, 17 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 234, Enfrentando el Conflicto hacia mi hermana

170720111435

En los últimos días he estado manteniendo conflicto con mi hermana, y de hecho lo he estado haciendo deliberadamente, justificándolo en mi mente a través de memorias en las que la recuerdo molestándome o haciendo o diciendo cosas que me tome personales, así que voy a enfrentar aquí mi relación hacia ella

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo mantener una relación de conflicto hacia mi hermana donde deliberadamente he iniciado ésta guerra en mi mente hacia ella jugando el papel de victima y justificando mi violencia contra ella para hacerla sentir como inferior a mi y en ello hacerme sentir a mi mismo como que yo tengo la razón

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo querer hacer sentir a mi hermana como inferior a través de proyectarme a mi mismo en ésta personalidad de “yo tengo la razón”, donde de hecho no me he cuestionado o explorado el por qué es que quiero o deseo tener la razón, creando deliberadamente ésta guerra en mi mente al seguir éstos pensamientos y deseos donde quiero humillarla y hacerla sentir menos

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo querer tener la razón en las discusiones con mi hermana para sentirme en control de la situación y para justificar mi abuso contra ella y en mi mismo, donde he estado argumentando por mis limitaciones en lugar de enfrentar éstas y de hecho tomar responsabilidad por aquellas cosas que no quería o n me gustaba vr de mi mismo, cosas que de hecho señala mi hermana en cada momento, y donde entonces yo señalaría las suyas y ella reaccionaría en enojo porque a ninguno de los dos nos gustaría ver nuestros defectos pero los proyectaríamos porque eso nos da ésta sensación de superioridad y de estar en control de la casa, donde he estado peleando con ella por esa posición de autoridad porque de esa forma me proyecto a mi mismo como “no puedo ser cuestionado en el abuso que entonces realizo hacia los demás o hacia mi mismo porque yo tengo la razón”

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo no reconocer y enfrentar mis limitaciones para de hecho hacer algo para cambiarlas porque al proyectar la responsabilidad en separación de mi mismo es como esta declaración de: “yo no soy responsable porque alguien más lo está haciendo” lo cual es realmente absurdo porque en lugar de darme la oportunidad de mejorarme a mi mismo estoy de hecho negándome la oportunidad de hacer algo por mi mismo para de hecho cambiar

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo buscar tener la razón en las discusiones para no tomar responsabilidad por mi mismo, porque al verme a mi mismo dentro de ese margen de “yo tengo la razón” lo que hago es crear una pantalla de humo en mi mente para no verme a mi mismo porque aparentemente yo estoy en lo correcto, en lugar de ver lo que es que he estado permitiendo y aceptando en mi para entonces tomar responsabilidad por mi mismo como ese punto de abuso que he permitido y aceptado en mi y como lo cual me he convertido para entonces corregirme a mi mismo reconociendo que de hecho no tengo la razón y que existo aun en las limitaciones del sistema de consciencia mental.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que tenía la razón en las discusiones con mi hermana sin ver que de hecho solo quería hacerme creer a mi mismo que tenía la razón, y en ese hacerme creer que tenía la razón lo que obviamente no quería ver es que de hecho no tenía la razón y que lo que he estado haciendo es simplemente inaceptable ya que soy solo yo limitándome a mi mismo y negándome la oportunidad de corregirme a mi mismo y el abuso que he estado permitiendo y aceptando en mi

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo luchar con mi hermana por tener como ese punto de autoridad en la casa donde uno le dice al otro lo que tiene que hacer en lugar de que veamos en nosotros mismos lo que de hecho estamos permitiendo y aceptando en nosotros mismos para entonces ser honestos con nosotros mismos y tomar responsabilidad por nuestros delirios mentales y competencias por la superioridad.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que soy superior a mi hermana al argumentar por mis limitaciones, sin ver y reconocer que de hecho solo estaba haciendome a mi mismo inferior donde estoy delegándole la responsabilidad a otros como si aun dependiera de otros para tomar responsabilidad por mi, lo cual es ver que puedo pararme en mis dos pies y de hecho detener el abuso existiendo en mi y así establecerme a mi mismo en la integridad de lo físico en honestidad conmigo mismo.

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a que en los momentos de conflicto con mi hermana, prestaré atención de las cosas que señala en mi para trabajar con ellas y entonces enfrentarlas para de hecho parar el abuso

Me comprometo a que en los momentos en los que me vea buscando tener la razón o argumentando por mis limitaciones, me detengo con un respiro y entonces escucho con atención el abuso que he estado permitiendo y aceptando en mi para entonces corregirme a mi mismo y así ya no participar en tal abuso y a la vez llevarme a mi mismo a ese punto de mejorarme a mi mismo como ser humano

Me comprometo conmigo mismo a establecer la paz entre mi hermana y yo a través de corregirme a mi mismo para en ésta forma traer la armonía al hogar y de hecho mantener una relación igualitaria con mi hermana

jueves, 12 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 233, Disciplina

_44451949_reclutamiento_body

Definición del Diccionario

Disciplina: Entrenamiento o condiciones impuestas para el mejoramiento de podres físicos, auto-control, etc.

Entrenamiento sistemático en obediencia a las regulaciones y la autoridad

El estado de mejorar el comportamiento resultando de tales condiciones o entrenamientos.

Mi relación a la palabra disciplina: Al sonar la palabra experimento una carga energética negativa que tiende hacia la pesadez, la flojera y una memoria en particular de mi entrenando muy intensamente mi cuerpo hasta el punto de realmente quedar completamente exhausto.

Memoria: Un momento en el que estaba haciendo ejercicio hasta el punto del agotamiento, obedeciendo las instrucciones de una autoridad, a lo cual en ese momento estaba en mi mente pensando: “hijo de perra, ¿por qué no te pones tu a hacer esto si tanto te gusta?”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo que al sonar la palabra disciplina lo relacione a ésta memoria en la que me veo a mi mismo haciendo ejercicio y obedeciendo las ordenes de una autoridad que esencialmente nos estaba castigando con ése entrenamiento debido a que no habíamos realizado un ejercicio de acuerdo a como se nos había dicho que lo hiciéramos, a lo cual relacionaría la disciplina con esta forma de castigo y entonces ataría la carga energética negativa hacia la disciplina creando en consecuencia odio a toda forma de autoridad hacia la cual me quejaría y confabularía en mi mente, no queriendo hacer caso de las instrucciones en lo absoluto debido a éste punto en el que relacionaría tal punto de autoridad con sufrimiento.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo relacionar la autoridad con sufrimiento, donde vería a todas las autoridades con rencor y odio, y a la vez me imaginaría golpeándolos o pateándolos para hacerlos entonces sentir lo que yo estaba sintiendo como diciendo “A ver si le gusta”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo imaginarme que golpeaba o hacia daño a todos aquellos que representaran un punto de autoridad porque de esa forma sentía que tenía control de mi miedo, que tenía control de mi experiencia

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que tendría control del mundo a mi alrededor a través de la violencia, con lo cual vería la disciplina como algo que puede imponerse en los demás por la fuerza, sin comprender que la motivación y dedicación de uno mismo a asistirse y apoyarse a uno mismo es mucho más que el miedo como “incentivo”

Me doy cuenta como a través de éste punto, manifesté tantas otras consecuencias a lo largo de mi vida, en especial un pensamiento que me viene es con respecto de los perros que viven conmigo, recuerdo que normalmente sería muy gentil con ellos, antes de iniciar con esa idea de la disciplina en la que empezaría a gritarles y a maltratarlos creyendo que de esa forma los estaba “disciplinando”, sin embargo, a la vez, solo los trataría de esa forma para sentirme “como una autoridad” y de esa forma sentirme en control de ésa experiencia de impotencia que sentía frente a aquellas personas que “nos disciplinaban con esos castigos”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo crear éste odio hacia las autoridades al sentir la impotencia de ver que estaba por debajo de ellos y que si fuera a levantarme en su contra, habría consecuencias que sería por mucho perjudiciales para mi por el simple hecho de que eran autoridades y en esto

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo sentir impotencia al recibir las ordenes de las autoridades, y es decir, la razón por la cual cometería errores es porque en mi mente estaría resistiéndome a realizar las cosas que se nos ordenaban debido a que no entendía el punto de realizar la actividad en ese sentido o de esa forma y como no era explicado entonces solo lo vería como prepotencia por parte de éstas autoridades, y solo sería mucho después que entendería el fin de realizar tales ejercicios en la forma que se nos ordenaban y sería algo que tendría que comprender por mi mismo y solo después de la continua y constante repetición de las instrucciones

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo guardarle rencor a las autoridades al relacionar a éstas con mis ideas acerca de la disciplina, donde vería o pensaría en la disciplina como solo un acto de prepotencia e imposición de poder y control, lo cual seria lo que viviría y proyectaría hacia todo y todos los demás, como una personalidad explosiva en mi mente en la cual sería muy fácil experimentar rabietas y enojos hacia cualquier punto, y sobretodo cuando las cosas no resultaban como yo quería o las deseaba, y es decir, no es que las autoridades fueran a´sí en realidad, en el sentido de “solo castigarnos porque ellos así lo querían”, sin embargo es así como yo lo creía, como yo lo veía y entonces utilizaría tal punto como justificación para proyectar mi violencia contra otros.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo relacionar la disciplina con la imposición de poder y deseos de uno hacia algo externo para tener control y poder sobre ello, sin ver que la disciplina es de hecho la motivación de alcanzar el dominio de uno mismo en una actividad a través de la práctica y el compromiso diarios enfocados a ese objetivo

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo relacionar la disciplina con la experiencia de la flojera y la pesadez, donde vería éste punto de seguir instrucciones y obedecer con algo que esencialmente produciría tanto estrés que eventualmente sería algo que me irritaría muchísimo y me dejaría extremadamente agotado

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo confabular contra las autoridades en mi mente al relacionar la disciplina con sufrimiento, sin considerar que de hecho el cambio duele, y es decir, para realmente corregir aquel punto en el cual estábamos cometiendo tantos errores, teníamos que forzarnos a nosotros mismos a hacerlo, aunque de hecho el miedo no era necesario, la motivación era la clave para poder lograr cualquier tarea

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo colocar el miedo como motivación siguiendo éste como temor a las consecuencias o a cometer un error sabiendo que después vendría dolor si no obedecía mi miedo y en esto

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo tener miedo de no seguir mi propio miedo, creyendo que ese miedo me mantendría seguro y protegido en tanto lo obedeciera

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a motivarme a mi mismo a corregirme incondicionalmente para de hecho establecer un cambio en mi y en mi mundo a través de la dedicación y el compromiso para de hecho hacer de mi un mejor ser humano que de hecho pueda vivir en honestidad consigo mismo en cada momento de cada respiro y que de hecho pueda vivir y expresar eso con todos los demás incondicionalmente 

Me comprometo a establecer como objetivo diario el levantarme en la integridad de la honestidad conmigo mismo haciendo lo que sea necesario cada día ya sea labor física o intelectual para de hecho establecerme en el dominio de mi mismo como el respiro en plena consciencia aquí como lo físico

Disciplina: La decisión motivada en la determinación de condicionarse a uno mismo en seguir las instrucciones y hacer la repetición de todo lo que sea necesario y que lleva a la maestría de cualquier habilidad

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 232 Los exámenes en la escuela

honesty-EQUAL-MONEY4

Ya pasaron las evaluaciones, y aprobé los exámenes, solo me gustaría compartir mi experiencia dentro de esto antes de continuar con el próximo punto.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo tener miedo de reprobar los exámenes, ya que cuando estaba leyendo venían las memorias de como fallé en las experiencias pasadas y en ello entré como en está posesión de “querer memorizar todo el contenido del libro” para asegurarme de no fallar, y entonces empecé a tener éstos dolores de cabeza donde me vi a mi mismo como “definiéndome de acuerdo a las calificaciones y como entonces querría satisfacer a mis profesores manteniendo la idea de mi como “alguien disciplinado”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo querer memorizar el contenido de los libros para presentarme a mi mismo frente a mis profesores dentro de la personalidad disciplinada y así recibir su reconocimiento para elevar mi ego y mantenerme dentro de la idea de ser “mejor que los demás” en lugar de enfocarme en comprender el conocimiento y la información para poder utilizarla de forma práctica en el examen

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo definirme de acuerdo a las experiencias negativas pasadas en otros exámenes en los que me confié creyendo que ya había comprendido el conocimiento y la información sin de hecho ver que, lo que trate de hacer en aquellos exámenes, fue de hecho lo que iba a hacer de nuevo en éstos, tratar de memorizar el contenido de los libros en lugar de comprender lo que estaba leyendo, a lo cual, una vez que me enfoque en comprender lo que estaba leyendo fue que de hecho pude hacer progresos en mis materias como lo que veo en el resultado de mis exámenes en ésta ocasión

así que

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo definirme de acuerdo a la personalidad disciplinada la cual relacione con la idea de que necesito o debo encajar en la idea de mi mente como relacione ésta idea de la disciplina para poder ser aceptado dentro de tal idea…ésta es una excelente oportunidad para caminar ésta relación, así que

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo definir la disciplina en mi mente como la imagen de una persona que es perfecto en todo lo que hace, y que sabe absolutamente todo de como y cuando hacerlo y por qué a lo cual yo relacionaría tal imagen con la actividad de memorizar todo el conocimiento y la información para no tener fallas, sin embargo, ni siquiera dentro de esa idea considere el hecho de que, la idea que me formé de la disciplina no es en lo absoluto la disciplina que uno de hecho requiere para poder estabilizarse a si mismo al hacer cualquier cosa o enfrentar cualquier punto de hecho y dentro de esto

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo confiar en los pensamientos de la mente y definirme de acuerdo a las imágenes que relacione con disciplina en lugar de enfrentar esas ideas y de hecho ver si existe forma alguna de practicidad en algo de lo que me he representado a mi mismo en mi mente como disciplina y por lo tanto

Me perdono a mi mismo que no me permití y acepte a mi mismo redefinir la disciplina para mi mismo y así poder de hecho hacer una definición que sea prácticamente vivible en la realidad física, la cual caminare en el próximo post

Aplicación Correctiva:

Me comprometo conmigo mismo a enfrentar mi relación e ideas hacia la disciplina y redefinir la disciplina para de hecho realizar una aplicación práctica de la misma que sea físicamente vivible y aplicable para mi y para todos

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento en el que me vea a  mi mismo queriendo memorizar una gran cantidad de conocimiento e información, me detengo con un respiro y me enfoco en mantener el conocimiento práctico en el entendimiento y la comprensión de lo que significa realmente tal conocimiento e información viendo si tiene alguna aplicación práctica para ésta realidad o no.

jueves, 5 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 231, Mi resistencia a asistirme en la escuela

1

Desde que era niño, siempre he experimentando ésta resistencia a la escuela, y veo múltiples momentos a lo largo de toda mi vida en los que he tenido pensamientos como “odio la escuela”, sin embargo, recuerdo como en un inicio la escuela no era un lugar desagradable para mi, a decir verdad recuerdo con claridad como cada día al irme a dormir estaba realmente excitado por despertar al día siguiente e ir a la escuela y divertirme con mis compañeros y con las maestras haciendo alguna actividad con manualidades, obviamente estoy hablando de la etapa del kínder, y realmente quiero comprender porque es que me abandone a la apatía y la depresión en lugar de tomar responsabilidad por mi mismo y dirigirme a mi mismo incondicionalmente en la escuela.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que podía perder la expresión de mi como el niño que solía ser, es irónico porque desde éste momento en el que me estoy colocando como “algo que solía ser en el pasado”, estoy ya colocándome en separación de mi mismo, y es decir, veo un parón interesante con respecto a “el deseo que tenía de crecer y ser grande”, de apresurarme a llegar rápido a ser un adulto para que de ésta forma pudiera ser como “libre de hacer lo que yo quisiera” o al menos eso es lo que veía o lo que creía en mi concepción; mientras estoy escribiendo esto, me doy cuenta que ese niño como tal ya no existe, porque de hecho, me he convertido en esto que he hecho de mi a través de la acumulación de las consecuencias de los deseos, los pensamientos, los sentimientos y las emociones en las que llegué a definirme a mi mismo a tal grado que, de hecho me convertí en ellas, por lo que para poder de hecho levantarme, es necesario enfrentar todo ello y volver a crear ésa excitación, esa expresión incondicional de (si se quiere) pasión por vivir.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo pensar el pensamiento “odio la escuela”, y a esto vienen varios momentos en los que también pensaba: “odio tener que hacer las cosas que me dicen los maestros que haga” porque las cosas que me obligan a hacer son absurda, como ésta limitada forma de pensar que es de hecho como tan lineal, así es como veía las clases, sobre todo las clases de español y gramática, donde todo el lenguaje es como una línea recta que no tiene como “otro propósito excepto seguir tal línea de pensamiento”, y es como que deliberadamente me rebelaría en mi mente no haciendo lo que me decían o poniéndome a jugar y justificando que no quería hacer lo que estaba frente a mi en ese momento con la excusa de “no le entiendo”, “no se que hacer”, cuando en realidad lo único que estaba haciendo era en realidad esperar a que el resto terminara, que dijeran las respuestas y después como solo volver a mi casa para hacer alguna de las cosas que me gustaban, lo cual era pues esencialmente jugar con mi hermana, jugar con mis juguetes o ver películas y documentales de la vida marina o películas de Disney, lol; me doy cuenta de como es que empecé a aprisionarme a mi mismo en mi mente, debido a que estaría como solo esperando a que la escuela terminara para poder volver a casa, buscaría formas de entretenerme en la mente, para lo cual crearía estas imágenes en mi mente todo el día, y al llegar a mi casa, es como que saldría de la mente, y entonces estaría divirtiéndome, sin embargo, llegaría un momento que aún estando en mi casa pasaría más tiempo en mi mente de lo que pasaría siquiera explorando como lo que hay aquí, porque, es interesante que una vez que habría visto todos los documentales una y otra y otra vez, solo los dejaría de lado y entonces todo me parecería aburrido, todo sería realmente tedioso y es entonces que me encerré en mi mente y me prive a mi mismo de vivir, lo mismo lo notaría en mis compañeros de la escuela, porque ya no querríamos jugar juntos, ya nada nos parecería divertido porque todos los juegos los conocíamos y ciertamente no teníamos algo interesante de que hablar ya, porque es como que ese asombro o curiosidad se había desvanecido ya, y obviamente como ya no prestábamos atención del mundo, pues todo era esencialmente lo mismo, y es entonces que empecé a culpar a las personas a mi alrededor, porque, no quería ver el hecho de que yo estaba creando esa misma apatía, debido a que “no quería enfrentar mi propio tedio”, lol, ya que esas imágenes en mi mente las creé a partir de ese principio, el principio de evadir todo lo que me representara un problema, así que en lugar de enfrentarme a mi mismo, solo fuí en mi propio tedio, apatía y proyección de culpa hacia los demás.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo evadir los ejercicios y trabajos que nos ponían las maestras a través de ir en la mente creando escenarios donde esencialmente podía estar pasando el tiempo y solo esperando a que llegara la hora de la salida para llegar a mi casa a jugar y a ver televisión, lo cual es de hecho valido, aunque, por ora parte es como que la escuela solo me entristecía porque no comprendía el motivo por el cual tenía que ir a la escuela a aprender y memorizar una forma de vida tan limitada y lineal, que ciertamente no tendría sentido, y es decir, lol, es gracioso porque las únicas clases que disfrutábamos eran las clases en las que los profesores nos daban dulces si terminábamos el trabajo primero, y es así como entonces inicio ésta proyección de competencia hacia los demás e inclusive envidia al ver que algunos terminaban primero porque entonces siempre recibían dulces y yo iba en mi mente como: “esto es injusto” ¿por qué él/ella termina más rápido? y es interesante porque ahora está como éste punto en el que aceptaría una definición de mi siendo limitado y solo copiaría el trabajo de los que ya habían terminado, debido a que sin importar lo rápido que tratara de hacer el trabajo, siempre quedaría al final, así que era como “¿para qué me esfuerzo?” y entonces solo aceptaría la definición de mi como alguien que era simplemente inferior a mis compañeros y que entonces debería ser normal para mi el reprobar los exámenes o sacar bajas calificaciones porque “no servía de nada esforzarme”, lo cual es en realidad interesante al ver esto o contraponerlo con la aplicación anterior, siendo en “como establecí el ir a la mente para evadir el trabajo que estaba frente a mi” porque es como que las consecuencias de ese pensamiento inicial se convirtieron en éste pensamiento de “no vale la pena hacer el esfuerzo, ¿para qué me esfuerzo? lo cual es en realidad interesante porque es de hecho el mismo pensamiento, solo que en éste que pensaría más adelante en mi vida, sería ya consecuencia de aceptarme a mi mismo dentro del punto de “yo soy el que evade la escuela, la tarea, etc., yo soy el que tiene que pedir los trabajos porque soy inferior a mis compañeros

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo ir a la mente creando todos estos escenarios en los que me imaginaba algo completamente fuera de lo que realmente estaba ocurriendo aquí, inclusive recuerdo algunas veces que era como que “literalmente despertaba” y era como que mis compañeros estaban viéndome y los maestros estaban como viéndome jugando en mi lugar y haciendo otras cosas que estaban “en otra parte”, y entonces como que “vi una oportunidad en ello de hacerme deliberadamente el imposible (por decirlo de alguna forma)” esperando que con ello pudiera lograr que mis padres me sacaran de la escuela y así ya no tuviera que estudiar en mi vida otra vez. Me fingía enfermo y deliberadamente reprobaba, cambie de escuela varias veces y en algún momento le dije a mis padres que no quería ir a la escuela, que no quería estudiar o que quería hacerlo desde la casa, y mis padres no quisieron contratar a un tutor particular, cosa que ciertamente me habría funcionado mejor y es en realidad que siempre fue mucho mejor en todas las ocasiones que se prestó la oportunidad de hacerlo y esto sobretodo lo notaría en la preparatoria abierta, debido a que, ya no era como que “yo contra un grupo de 30 –40 niños, sino que ahora el tutor podía resolver todas mis dudas y realmente lo entendería y podría enfrentar lo que estaba haciendo, las oportunidades de ver un tutor particular fueron, o se presentaron debido a la desesperación de mis padres de ver que no hacia progreso alguno en lo absoluto, y para su sorpresa, un tutor en la casa fue lo que me sacó adelante siempre, a lo largo de todas las etapas de mi vida, y es decir, la preparatoria al hacerla en el método abierto, estamos hablando de que cuando éramos multitud  el grupo era de 5 alumnos máximo, y por ello pude de hecho terminar la preparatoria, que de no haber sido por ello, tal vez aún estaría allí; sin embargo, me doy cuenta de como todo esto se podría haber evitado si hubiese enfrentado mis pensamientos, si hubiese enfrentado ese punto de necedad con respecto a no querer escuchar o ver un punto práctico en lo que estaba haciendo, y es decir, esto es algo que debido a que no era explicado y que solo se nos decían cosas como “esto es lo que vas a hacer y si no lo haces habrá consecuencias” y cuando preguntaba ¿por qué era necesario? la mejor respuesta de todos era “porque si, porque si no lo haces no pasaras de año y son herramientas para toda la vida, sin embargo, jamás se explicaba como funcionaban esas herramientas…”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo culpar a la escuela y a las clases, cuando en realidad permanezco responsable por haber creado ese punto de evasión en el que iba a la imaginación en lugar de enfrentar lo que estaba aquí, lo cual solo fue realmente ésta declaración de negarme a aceptar el cambio de lo que era mi forma de ver la escuela como ese lugar donde podía compartir cosas interesantes con mis compañeros, llevando mis enciclopedias de la fauna del mundo y donde jugaba junto con mis compañeros, y es decir, cuando cambie a la primaria, era como que haría lo mismo, llevaría mis enciclopedias pero, ya como que trataría de proyectarme a mi mismo como “alguien superior” (ese punto lo caminare a detalle en el siguiente blog)

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 230, Enfrentando mi temor a los exámenes

“When things get tough, don’t forget to breathe.” - Bernard Poolman

Cuando las cosas se pongan difíciles, no olvides respirar Bernard Poolman –

 

 

 

 

Cuando se acercan los periodos de evaluación tal pareciera que el tiempo se va mucho más rápido de lo normal y que aun cuando leo los textos una y otra vez, es muy poco lo que logro recordar, y lo que veo es como al estar estudiando, se encuentran presentes múltiples formas de distracciones a las cuales le doy mi atención en lugar e enfocarme en lo que realmente estoy haciendo en lo físico.

Aplicación del Perdón:

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo generar ésta ansiedad al acercarse los periodos de exámenes donde empiezo a darme cuenta de lo poco que en realidad he estudiado de la materia y lo mucho que aún me falta por comprender tantas cosas, debido a que habría estado dando prioridad a otras cosas en lugar de estar dando repasos diarios los cuales no he hecho al crearme ésta idea de que “todavía falta mucho y la información no es tan complicada” (pues no, no es complicada, el problema es que es mucha) después se presentan otros trabajos que requieren dirección y entonces el trabajo empieza a acumularse y ya por una u otra razón no lo hago, entonces veo que el tiempo lo percibo como muy rápido, sin embargo, es en realidad que lo percibo de esa forma cuando me traigo e vuelta al respiro y me doy cuenta que he estado divagando en la mente en lugar de enfocarme en lo que está aquí en éste momento, lo que requiere ser enfrentado.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que el tiempo está pasando muy rápido, cuando en realidad no es que el tiempo esté pasando rápido sino que he malgastado éste en la mente enfocándome en formular teorías que no tienen una relevancia práctica al contexto de lo que estoy estudiando o lo que necesito estudiar en éste momento, y es decir, no porque tales puntos no sean importantes, sino que el momento que tiene prioridad es éste y lo que necesito o requiero enfrentar aquí.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo distraerme con los pensamientos de la mente con respecto de cosas triviales en lugar de enfrentar lo que realmente importa donde estaría por ejemplo leyendo de los libros los temas para el examen y en ello leería un fragmento de algo con lo cual me distraería y empezaría a divagar en la mente dándole otra dirección a lo que estoy estudiando en lugar de enfocarme en lo que estoy haciendo y dentro de esto

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo hacer caso de los pensamientos en lugar de enfocarme en lo físico y estudiar, que es lo que requiere mi completa atención y dirección en éste momento para el contexto de los exámenes y evaluaciones.

Aplicación Correctiva:

Me comprometo que al estar estudiando me enfocare en el respiro y me concentraré en estudiar lo que es necesario para poder aprobar los exámenes

Me comprometo a que en el momento de experimentar ansiedad respiro y detengo esa ansiedad dándome cuenta que lo único que necesito es comprender lo que estoy leyendo para que de ésta forma pueda de hecho enfrentar el conocimiento y al información en los exámenes