martes, 6 de agosto de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 208 Viendo Prostitutas en la calle

prostitucion_dibujo

Situación: Hay una parte de la ciudad por la que siempre tengo que pasar, y es de hecho un conjunto de zonas de prostíbulos en los que al pasar siempre voy en el pensamiento “me gustaría tener sexo”, y volteo entonces a verlas y empiezo a evaluar su apariencia y empiezan a surgir estas reacciones energéticas y deseos de tener sexo

Pensamiento: Me gustaría tener sexo

Sensaciones energéticas: Deseo/Excitación

Personalidades: Personaje Desconsiderado/Personaje del Sexo

Aplicación del Perdón:

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo que al pasar por la ruta que tomo para regresar a mi casa y veo a las prostitutas pienso el pensamiento “me gustaría tener sexo" con alguna de ellas” y entonces volteo y empiezo a evaluar su rostro, su apariencia física, etc., lo cual es en realidad la perfecta indicación de que en realidad solo estoy buscando generarme una experiencia mental, lo cual es interesante porque entonces ni siquiera es como que voy o busco tener sexo solo por tener sexo, sino que “pienso el pensamiento y entonces busco el sexo” lo cual es en realidad buscar una experiencia mental ¿Quién sería yo dentro de tal experiencia mental o Por qué busco tal experiencia mental?

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo seguir los pensamientos como “quiero tener sexo” sin de hecho cuestionarme qué es en realidad ese pensamiento, y es decir, mientras escribo esto, en la mente estoy experimentando como esta resistencia, esta sensación en la que como que de pronto “no se lo que está ´pasando y es como que mi mente se cierra completamente”, lo cual es en realidad solo una justificación para no ver en honestidad conmigo mismo

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo participar en las resistencias de la mente a ver en honestidad conmigo mismo lo que en realidad estoy generando dentro de mi al participar en esos pensamientos y de donde es que provienen, como es que de hecho los genere y como es que de hecho forme tales relaciones, porque de hecho se que si me enfrento a mi mismo en honestidad conmigo mismo dentro de este punto, voy a ser capaz de parar los pensamientos, sin embargo, me veo deliberadamente participando en esta resistencia para mantenerme a mi mismo en ignorancia y aparentemente no tener que tomar responsabilidad sin embargo el hecho es que permanezco responsable porque se que puedo llevarme a mi mismo a de hecho enfrentarlos y dentro de esto viene un pensamiento “no quiero enfrentar estos pensamientos porque quiero tener sexo”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo pensar el pensamiento “no quiero enfrentar estos pensamientos porque quiero tener sexo”, en lo cual me doy cuenta de que de hecho veo que tengo la capacidad para caminar a través de esto y que lo más probable es que si camino a través de esto lograre de hecho pararlo, sin embargo al haberle dado más importancia a los deseos y a las experiencias energéticas emocionales es entonces que deliberadamente voy en estas en lugar de darme a mi mismo la oportunidad de parar estos pensamientos y de parar mi búsqueda por estas experiencias, porque es decir, el hecho de generar la resistencia y de ir en los pensamientos implica que de hecho yo estoy buscando dentro de tales experiencias “algo”, entonces ¿qué es lo que estoy buscando dentro de estas experiencias? ¿qué es lo que “me da” tal experiencia?

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo colocar valor y peso dentro de las experiencias energéticas de los deseos, ya que el significado de esto en lo que he colocado valor y peso es de hecho lo que he estado buscando dentro del sexo o de la experiencia energética en si misma

¿Cómo me he definido de acuerdo al sexo?

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que al tener sexo podría satisfacer el deseo en mi mente y el conflicto interno, a lo cual de hecho he buscado como esta sensación de “satisfacción” que de hecho solo llega en el momento que detengo el deseo mismo y mi participación en él, lo cual es realmente interesante porque, la relación que he formado con respecto de estos deseos es que la única forma de pararlos es satisfaciéndolos, sin embargo puedo cambiar mi relación hacia estos y resolver dentro de la honestidad con uno mismo, logrando pararlos y desde cierta perspectiva logrando la misma satisfacción con la ventaja de que generó a la vez voluntad y habilidad de comprensión de mi mismo

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo seguir la carga energética emocional dentro de los pensamientos de los deseos de tener sexo sin cuestionarme a mi mismo ¿Qué son estos pensamientos y quien soy dentro de estos pensamientos? ¿Cual es mi relación a estos?

Hay determinados tipos de pensamientos que surgen en relación al sexo, unos son como solo el “impulsor” es decir, en esos pensamientos solo “busco tener sexo o son el punto de llevarme a mi mismo a tener sexo” sin embargo, los pensamientos en los que son como “la planeación", la valoración, la evaluación” son otro tipo de pensamientos donde estoy haciendo cálculos, valoraciones, probabilidades, juicios, como los de evaluar la apariencia física de las mujeres y en ello también juzgar mi propia apariencia física, así que

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que solo parando los pensamientos me haría libre de estas relaciones sin de hecho comprender que es completamente una forma de suprimirme a mi mismo si no comprendo lo que de hecho estoy haciendo, porque aun cuando he podido pararlos un momento, estos vuelven y se repiten y entonces es peor porque la relación de hecho se manifiesta en un sentido distinto y con nuevas justificaciones que son de hecho más difíciles o relaciones más fuertes, porque es decir, con el ego es como que formo relaciones mucho más especificas y precisamente sobre los puntos donde no he tomado responsabilidad por mi mismo, lo cual hace que yo me haga más difícil a mi mismo el poder levantarme si no tomo responsabilidad por mi mismo, porque es decir, solo pararlo no significa ser honesto con uno mismo, porque no he enfrentado las relaciones en mi mente, no he comprendido como construí tales definiciones y realidades

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo tener miedo de las resistencias que se originan en mi mente, porque las he visto como, ya sabes, la resistencia es de hecho tentadora, porque te da la justificación, la “razón para hacerlo” al hacerme creer que es “mucho lo que tengo que enfrentar”, sin de hecho ver que en tal resistencia lo que en realidad me estoy diciendo a mi mismo es que tengo las herramientas, tengo la capacidad de hacerlo, y puedo de hecho pararlo, por lo tanto, el no hacerlo sería como completamente absurdo, sería como negarme a mi mismo la capacidad de, de hecho, llegar a conocer lo que soy capaz de hacer y limitarme a mi mismo a esta vida como la vivo aun dentro de la deshonestidad siguiendo pensamientos, imágenes, tratando de crearme a mi mismo una experiencia, cuando puedo en realidad explorar una forma de vivir completamente distinta a como la he conocido y concebido

No voy a hacer este blog muy largo también para no hacerlo tedioso, así que continuo en el próximo blog