domingo, 14 de julio de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 198 Las Dimensiones de la Flojera

972234_208327262648194_141806395_n

Me perdono por permitirme y aceptarme a mi mismo sentir flojera en el momento que estaba por hacer un dibujo, lo cual es interesante porque presento resistencia para hacer algo que disfruto hacer y que no me había costado esfuerzo alguno anteriormente, ahora experimento flojera antes de hacer un dibujo

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que requiero esfuerzo para dibujar, cuando en realidad toda clase de esfuerzo proviene de la mente, porque es decir, inclusive para realizar movimientos físicos, en los momentos que disfruto el ejercicio, no me requiere ningun esfuerzo hacer el ejercicio

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo tener vergüenza de reconocer que tengo flojera porque quería presentarme a mi mismo como siempre motivado y como siempre disciplinado para dar la impresión o hacerme creer a mi mismo que soy superior a otros, y al no querer perder esa idea de mi, lo que he hecho es utilizar la vergüenza como un medio para no reconocer que de hecho en esa flojera estaba declarando mi miedo a realizar una determinada tarea porque en realidad presumía de saber hacerla cuando en realidad no es verdad, no sabía realmente como hacer esa determinada tarea, así que

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo utilizar la flojera como una excusa para esconder mi miedo, para no ver mi miedo, porque al experimentar la energía y escuchar los pensamientos he creído que soy yo hablándome en esa energía y en esos pensamientos, y dentro de esto me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo confiar en los pensamientos al creer que soy yo hablándome dentro de estos pensamientos en lugar de ver como es que he creado la relación a estos pensamientos y como es que vivo mi vida de acuerdo a estos pensamientos, sentimientos y emociones, porque lo que he estado haciendo es esencialmente creer que soy la sensación de flojera y que entonces es aceptable experimentar esa flojera y darme por vencido a esa flojera.

Me perdono a mi mismo que no me he movido a mi mismo para investigarme e investigar mi relación hacia los pensamientos como “que flojera o lo dejare para después (que es un pensamiento de postergación ligado a la flojera)” porque conozco el resultado de pensar esos pensamientos donde aparentemente me “libero de hacer una determinada tarea” sin embargo, ni siquiera me he dado la oportunidad de hacerme a la tarea de comprender que es lo que realmente está ocurriendo conmigo

Me perdono a mi mismo que no me permití y acepte a mi mismo realizar las tareas que me resisto a hacer para de hecho llegar a enfrentarme a mi mismo y así ver quien soy en determinados momentos en los que estoy haciendo aquello que definí en mi mente como algo “desagradable”

Por lo tanto: Lo que voy a hacer es ponerme a probar a hacer las cosas a las que me he resistido antes, para asistirme y apoyarme escribiendo en honestidad conmigo mismo y soltar las construcciones que he definido en mi mente y a las cuales he creado y aceptado esta resistencia

Continuo más tarde

jueves, 11 de julio de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 197, La Paranoia del Intento pt3

600771_551997438172360_2078414654_n

Continuo compartiendo mi proceso de perdón en relación con el punto de la Paranoia del Intento

Esto es algo que estaba viendo el día de hoy con respecto a la Paranoia del Intento, específicamente dentro del momento en el que me he encontrado dándome justificaciones a mi mismo para llevarme a darme por vencido y para dentro de ello, darme los motivos y justificaciones a mi mismo dentro de la Paranoia del Intento como los pensamientos: “Lo intente pero no pude, Hice mi mejor intento, etc.”

Y para esto el pensamiento que voy a trabajar es: “Soy un idiota”

Al participar en este pensamiento, creo la percepción de que soy inferior a otros, entonces con ello poco a poco “me desmotivo” y al final me doy por vencido, para poder justificar el pensamiento: “hice  lo mejor que pude”, y mientras estaba explorando este pensamiento en especifico, brinco una memoria de mi, estando sentado viendo la televisión cuando estaba en la primaria, en la escuela no querría hacer un esfuerzo para estudiar, sin embargo al llegar a la casa encendería la tele y simplemente entraría en esta faceta de “soy tonto, no le entiendo, no sirvo para esto”, y con ello pretendería justificar mis malas calificaciones con mis padres, porque aparentemente “no puedo enfrentar la escuela debido a que soy tonto” y entonces, al ver televisión podría quedarme con eso, pero eventualmente cuando me daría por vencido en la escuela, solo pensaría que fue culpa de la escuela, o que fue culpa de mis compañeros o de alguien más en lugar de verme a mi mismo y reconocer que el solo me justificaba a mi mismo diciendo que “era un tonto o que era inferior a mis compañeros de la escuela para no hacer algo por mis mismo”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo decir que era inferior a mis compañeros de la escuela para así poder justificar frente a mis padres y profesores que no tenía la capacidad de enfrentar la escuela y así lograr mi fin ultimo que era a toda costa evadir la escuela, y en realidad esto me hace reflexionar acerca de mi preferencia por el sistema abierto durante mi ingreso a la preparatoria, debido a que, siempre dije que el periodo que disfrute más y mejor fue el periodo durante la preparatoria abierta

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo juzgarme con los pensamientos de inferioridad para justificar el darme por vencido en las cosas que hacía porque aparentemente esos juicios en mi mente son razón suficiente para dejar de hacer lo que estaba haciendo y así tomar esa actitud derrotista y como sentirme menos para que pudiera aceptar el darme por vencido y a su vez arrepentirme toda mi vida de ello porque, debido a que aceptaría el darme por vencido, no dejaría de sentirme inferior debido a esa memoria en mi cabeza todo el tiempo que iniciara algo y fracasara

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo darme por vencido cuando escuchaba los pensamientos en mi mente, cuando pensaba los pensamientos en mi mente, porque aparentemente sonaba o creía que esos pensamientos eran yo diciéndomelo a mi mismo realmente, sin embargo, lo que es interesante es que "”confiara en los pensamientos pero no en mi mismo” porque aparentemente, los pensamientos son todas estas consideraciones e la mente de memorias y conocimientos y demás y demás, que aparentemente lo llevan a uno a algo, a experimentar algo, a sentir algo y eso es aparentemente lo que a uno lo hace “estar vivo”, aunque la realidad es que, definí eso como vida y en ello definí esa vida como quien yo soy y por lo tanto trataría de mantener esa experiencia porque aparentemente soy yo (aquí el temor a la muerte y el temor por la supervivencia).

¿Cómo puedo confiar en algo que de hecho solo me esta jodiendo? ¿Cómo puede eso que me jode ser realmente lo que soy? Es por ello que lo que uno siente y experimenta no es real en forma alguna

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte darme por vencido para aparentemente volver al lugar de confort de mi casa donde de hecho he estado de zángano sin hacer algo en lo absoluto que sea productivo, porque inclusive leer se convierte en ocio cuando no es dirigido

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo volver a mi participación en la energía por creer que en la energía encontraría lo que estaba buscando como una experiencia en algo que no había visto o considerado antes, lo cual siempre me llevo de hecho al mismo punto repitiendo el mismo time loop, una y otra vez, para darme cuenta de lo mismo al final una y otra vez, porque no quería dejar mi participación en la energía creyendo que allí encontraría algo, porque la experiencia de la energía es como este subidón con una droga que aparentemente te esta llevando a algo (aunque claro, la droga te lleva y por eso uno “la disfruta tanto aparentemente, porque uno no tiene que hacer nada) sin considerar que de hecho al escribirme y al comprender por mi mismo me tengo a mi mismo, y en esto

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo seguir el miedo, hacer caso del miedo, porque pensé que tal vez sería imprudente no considerarlo ya que aparentemente, en la mente estaban surgiendo estos pensamientos en los cuales he depositado mi interés personal y entonces es cuando sigo estos pensamientos tratando de alcanzar aquello que aparentemente puede encaminarme a “obtener lo que quiero”, ¿No es entonces que de hecho jamás deje de existir en miedo porque me definí de acuerdo a este?

Continuo más tarde

martes, 9 de julio de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 196, La Paranoia del Intento pt 2

1044536_613446952022088_1400851590_n

Continuo aquí compartiendo el como estoy caminando mi proceso de perdonarme en relación con la paranoia del intento

Este es un punto que he escrito ya continuamente en este blog, sin embargo, este aun no ha pasado “bajo la lupa de la paranoia del intento” así que lo voy a compartir aquí:

Sobre como utilice o he utilizado el conocimiento y la información para presentarme a mi mismo como superior o mejor que otros, si han estado siguiendo el hilo en estos últimos días de las publicaciones tituladas “no me gusta la escuela pt 1 y 2, mencione como tenía miedo de preguntarle a mis compañeros acerca del ejercicio, de hecho tenia tanta vergüenza de mi propia ignorancia que ni siquiera la reconocía, la mayor parte de mi vida jugué a la victima en lugar de ver como es que realmente yo provoque mis propias consecuencias, lo que me ha parecido fascinante al estar escribiendo en este punto, es que, mientras lo escribía es como “¿por qué no vi lo absurdo de estas cosas? ¿es esto realmente lo que soy?” y es como que trato de compensar esas “deficiencias de alguna forma” de cubrir mis propios juicios, de taparme y taparme y taparme, encerrándome detrás de imágenes, presentando imágenes de una persona que no soy yo para que así no muestre lo que en realidad veo en mi como esa deshonestidad, a lo cual es extraño que no me pregunte o considere antes el ¿por qué le doy tanta importancia al conocimiento y la información o porqué lo uso para hablar con otras personas, presentar una imagen de mi como siendo superior, mejor que y con ello esencialmente manipulando para obtener mis intereses personales? porque de alguna forma he creído que realmente soy los juicios en los que me definí, y solo yo podía ver esos juicios, porque soy yo quien le dio valor a esos juicios

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo utilizar la palabra “trate” para aminorar el impacto de mis acciones cuando en realidad mis acciones jamás dejaron de ser las mismas, las cuales realice en deshonestidad, en completa desconsideración de otros para alcanzar mis intereses personales, la realidad es que lo que he hecho está hecho, y la única forma de corregirlo es corregirme a mi mismo para no realizarlo de nuevo además de reparar el daño, porque es como que siempre trato de “corregir el problema allá afuera”, ayudar a otros…porque tal pareciera que de esa forma me purifico a mi mismo “trate de ayudar”, “trate de hacer esto” en lugar de reconocer mis acciones, mi deshonestidad, siendo honesto conmigo mismo

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado  a mi mismo hablar y presumir conocimientos para como tratar de cubrir aquello que siempre me he considerado o creído ser, como inferior o estúpido, es decir, es como que, he pensado que esa es mi deficiencia o ha sido mi problema, siendo que yo lo hice un problema, es decir, lo vi en mi como yo, e hice de mi la deficiencia misma o el problema mismo, y es decir, si, me he convertido en ello, sin embargo la única forma por la cual llegue a convertirme en ello es por el hecho mismo de que yo lo he hecho de mi quien yo soy, en los juicios que he tratado de tapar o cubrir las cosas que he creído que soy o de las cuales carezco para poder ser aceptado, aceptado, aceptado, ¿por qué ser aceptado, para qué ser aceptado? para aparentemente no ser eso, sin embargo, dentro de ello, lo único que en realidad ha ocurrido es que ante más trato de alejarme de mi o de aquello que me he considerado ser, aumento los juicios en mi mente hacia otras personas y entonces ya no estoy cómodo en lo absoluto y tengo tantos juicios hacia mi en mi mente que no puedo no solo no estar cómodo conmigo mismo, sino que jamás estoy cómodo en otros sitios o con otras personas sino es bajo un “ambiente controlado en relación con mis juicios y definiciones, siendo completamente esta forma de paranoia tomando lugar en mi mente sin una verdadera relación con la realidad.

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo desear ser aceptado por las personas, porque de alguna forma he creído que de esa forma los juicios desaparecerían, cuando en realidad, estos solo se acentuarían más y más en cada persona con la que estaba, y entonces trataría de hacerlos a todos a mi forma, trataría de manipularlos y hacerlos cambiar a lo que yo quería que fueran convenciéndolos de mi visión de la realidad sin de hecho ver en honestidad conmigo mismo como acepte esta paranoia, esta locura, realmente no parece diferente de un sociópata.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo tratar de escapar de los juicios de mi mente tratando de ser aceptado en lugar de enfrentarlos, enfrentándome a mi mismo en honestidad conmigo mismo.

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo definirme de acuerdo al juicio de ser “tonto o estúpido”, sin ver que ante más validez le daba a ese pensamiento y más trataba de no verme estúpido o tonto, más hacia de mi eso a través de alguna especie de consenso que realizaba entre las personas preguntándoles “si soy aceptable de una u otra forma y en que sentido tendría que cambiar para ser aceptado y cosas así”, la gente por lo general me respondía que no soy tonto o estúpido, sin embargo, pensaba cosas como “no, solo tratan de hacerme sentir mejor, además, ante menos lo sea, mejor…”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que la gente trataba de engañarme, sin de hecho ver que solo he sido yo, completamente engañándome a mi mismo una y otra y otra vez, con cada pensamiento

Solución:

Escribir y enfrentar cada juicio que he creado hacia mi que he creído que me hace más que o menos que otras personas y entonces parar mi participación en los pensamientos porque me doy cuenta de que no soy esos pensamientos o juicios en los que me he definido

Recompensa: Expresarme en y como la integridad de lo físico sin miedo en y como la honestidad conmigo mismo

domingo, 7 de julio de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 195, La Paranoia del Intento

1001801_613585308674919_1962636726_n

Voy a compartir, lo que ha sido mi experiencia dentro de “la paranoia del intento” sobre todo en las situaciones en las que uno esta por darse por vencido en una actividad que encuentra difícil y como utilizamos los pensamientos para sugestionarnos a nosotros mismos a darnos por vencidos, pero para no reconocer nuestra responsabilidad por ello, creamos una excusa que nos ayude a evadir nuestro miedo de tomar responsabilidad por nosotros mismos para ver lo que realmente nos hemos permitido y aceptado a nosotros mismos ser y convertirnos

En el punto que compartí en las dos publicaciones anteriores que se llaman “No me gusta la escuela” en las que compartí mi experiencia con respecto a la escuela y como me di por vencido y cambiaba de escuela una y otra vez al utilizar pensamientos con los cuales justificaba el “querer darme por vencido” siendo uno de ellos “no me gusta la escuela”, ese fue solo uno de los pensamientos, sin embargo había muchos más, mucho más pensamientos con respecto de alguna persona o de las clases como “ya no quiero ver a esta persona o ya no quiero saber de esta materia”; la paranoia del intento sería entonces solo hasta después de haber dejado la escuela o la actividad que realizaba porque pensaba cosas como “no pude hacer nada al respecto, o simplemente no pude” y mientras estoy escribiendo esto, me doy cuenta que de hecho ese aspecto de la inferioridad y la depresión, es en realidad solo una forma de justificar el darme por vencido, como “trate de hacer esto pero soy tonto o no soy como esta otra persona”, es como una forma de sentir pena por uno mismo en la cual el punto o el fin esta en no volver a revisar el punto por el cual uno no ha tomado responsabilidad porque aparentemente uno ha encontrado suficientes razones, motivos y justificaciones para no volver a verse a uno mismo y entonces uno puede aparentemente seguir con su vida e ir en el flujo de la energía porque esa es la forma en que dejamos que la mente esencialmente haga todo por nosotros cuando no somos honestos con nosotros mismos para ver y trabajar con aquello que realmente estamos permitiendo y aceptando en nosotros mismos.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo utilizar la excusa de “hice mi mejor intento” para no reconocer el hecho de que pude realmente haber realizado un mejor trabajo o que podría realmente haber continuado en una determinada escuela, sin embargo utilizando esa justificación y excusa, no tenía que verme a mi mismo o hacer algo, podía solo echarle la culpa a los demás y a los “factores externos” y además dejar que fueran otros los que solucionaran el problema en lugar de tomar responsabilidad por mi mismo, porque me doy cuenta que podría haber solucionado mi relación con mis compañeros, sin embargo no lo hice y di una excusa como "yo trate o intente llevarme bien pero ellos son idiotas” o “trate de entender esta materia pero el profesor no lo explico bien” y cosas así

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo utilizar la excusa de que “tenía buenas intenciones” como una forma de verme a mi mismo como “una buena persona” y entonces no ver todo lo que de hecho estuve maquilando y haciendo detrás de esas “buenas intenciones”, que en realidad las utilizaba después de haber hecho algo que sabía que estaba completamente jodido o que era inaceptable en varias formas y que el resultado no beneficiaría a todos porque estaba buscando mi interés personal

Me perdono a mi mismo por haberme permitido buscar una forma de justificar mis acciones a través de validar mis intenciones como aceptables para los demás, porque en realidad, dentro de mi se lo que estoy haciendo, entonces en ese buscar convencer a los demás solo era para que me vieran de cierta forma y así poder continuar con mi vida evadiéndome, porque en realidad no daba esas justificaciones de intenciones para mi, sino para los demás, porque sabía que justificar mis intenciones conmigo no resultaría, sabía que sería solo una mentira, lo cual es interesante si también veo el como “busco pertenecer a un grupo tratando de ser una presentación aceptable” ¿que trato de hacer ver de mi para que otros no vean lo que hay detrás de ello?

continuo en el próximo blog…

Mi Jornada hacia la Vida Día 194, “No me gusta la escuela” pt 2

1003661_614580815242035_440311664_n

Continuo sobre la aplicación del perdón de la publicación anterior

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo creer que cambiando de escuela se resolverían mis problemas porque aparentemente el problema era la escuela o los compañeros o los profesores pero no quería verme a mi mismo y cuando decía o tenía el pensamiento “no me gusta la escuela” es decir “no me gusta” es completamente hablado desde la experiencia personal de uno hacia esta pero soy yo creando la experiencia a la escuela por lo tanto

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo culpar a la escuela por el “cómo me experimentaba hacia esta” porque en lugar de aclarar mis dudas y decir, que no comprendía el material que estaba leyendo, lo único que hice fue negar que no comprendía, porque de esa forma quería evitar verme como un tonto o como estúpido frente a los demás compañeros

Me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo hacer preguntas para las cosas que no comprendía, y es decir, muchas veces quería preguntar el “por qué tenia que estudiar esa materia si de todas formas no la aplicaría o no lo investigaría” y lo que es interesante es que no es explicada la operación práctica de la escuela, es decir el como esta funciona en realidad, como el proceso de estudio opera en realidad en la mente, porque la mente no es comprendida y entonces cuando los niños tienen problemas para aprender los adultos creen que dando medicamentos y cosas así se arregla la falta de atención cuando el problema no depende en si de una substancia porque entonces, cuando me empezaron a tratar como si tuviera estos problemas de atención, es decir, lo unico que ocurría todo el día es que yo estaba más en mi mente así que, ¿cómo no sería acaso que le di más atención al mundo interno lo cual después hizo prácticamente imposible el que pudiera entender algo de lo que pasaba en mi mundo a mi alrededor?

recuerdo haber estado sentado en el salón de clase y las maestras pasaban frente a mi, escribían en el pizarrón y hablaban cosas que escuchaba y sin escuchar al mismo tiempo, luego volvía a mi mundo en la mente y cuando volteaba y los veía a todos trabajando, preguntaba ¿qué estaban haciendo? y no comprendía nada de lo que se suponía que hiciéramos, cuando preguntaba a las maestras estas me volteaban a ver y solo decían “ya lo explique” pregunta a ver si alguien te dice, pero no le preguntaba a nadie, porque tenía miedo de hablar con mis compañeros, tenía miedo de parecer un tonto frente a ellos, y es decir, lo único que hacía era que me sentaba de nuevo y solo dejaba que pasara el día, obviamente reprobaba una y otra vez, todos los días era lo mismo, y en mi mente solo me repetía que no me interesaba la escuela

Me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber evadido la escuela en mi mente, es decir, así es como lo hacía, solo me ponía a imaginar cosas y a dibujar y al final del día, solo era lo mismo una y otra vez

Me perdono por haberme permitido y aceptado a mi mismo no preguntarle a mis compañeros del salón sobre que se trataba el ejercicio por temor a que pensaran que soy tonto, y es decir, esto debido a que, cuando preguntaba de que se trataba el ejercicio, las primeras veces si me explicaban, después ya no

Tome cursos de regulación y asistencia para poder llevar el paso de la escuela, y pude terminar, sin embargo todo eso se pudo prevenir si me hubiese apoyado a mi mismo para poner atención a la clase en lugar de a mis pensamientos, la mente realmente ser un problema si no se comprende la forma en que requiere emplearse

Solución:

Me comprometo a asistirme y apoyarme a mi mismo en todas las áreas en las que encuentra dificultades para emplear el conocimiento de forma práctica, y en esto me comprometo a buscar apoyo cuando tenga dificultades con la comprensión de algo en especifico, lo cual me parece que sería matemáticas, lol

Recompensa: Poder emplear el conocimiento y la información de forma práctica en mi vida diaria y así abrir un campo de trabajo y visión más amplia en consideración de más cosas en este mundo

Mi Jornada hacia la Vida Día 193, “No me gusta la escuela”

Imagen009

Desde que era niño siempre he tenido este “patrón” a lo largo de mi vida, el pensamiento “no me gusta la escuela”, y voy a recorrer como ese patrón influyo a tal grado en mi vida, que jamás pude estar en una sola escuela de forma estable, entraba y salía de la escuela debido a esta clase de pensamientos mientras dejaba que la acumulación de eventos “determinaran por mi” (solo desde cierta perspectiva) lo que es que de hecho hacía.

En el momento en el que experimentaba conflicto en la escuela, pretendía estar enfermo y sentirme mal para no ir a la escuela, o al final de los cursos o inclusive a la mitad de estos, “decidía que ya no quería enfrentar la escuela”, que ya no quería seguir adelante con todo esto, el resultado era que me cambiaba de escuela, y entonces era peor porque mi plan estaba en “no volver a asistir a la escuela”, pero allí estaba de nuevo en la escuela y ahora tenía que conocer nuevamente a las personas y por ello, con el paso del tiempo, jamás hice un esfuerzo por recordar los nombres de las personas o por llegar a realmente conocerlos, siempre ha sido como, ya sabes “asegúrate de dar una buena imagen de ti, se cool y bueno, esto solo es temporal…”, no fue así, sin importar lo que hiciera, un día hable con mi padre y el me pregunto acerca de lo que estaba pasando en la escuela porque en esa ocasión nuevamente había salido del curso a mitad del año y me había cambiado de escuela, y yo le dije “no me gusta la escuela”, entonces para el fue como: “ah, ya entiendo”, y me respondió: “vas a tener que terminarla, ¿de que vas a trabajar"? en ese momento le respondí lo que supongo que era la pasión que encontraba en mi más fuerte en ese momento, “voy a ser biólogo marino” y voy a ser como Jacques Cousteau.

Mi papa me pregunto: ¿y cómo paga sus investigaciones o cómo le hace para hacer esas expediciones? (claro que a esa edad realmente no tenía idea de lo que mi padre se refería realmente con ¿“como lo paga”?)y le respondí que alguien se lo pago…lol (interesante forma de concebir el mundo, alguien que te lo pague, es decir, en aquel momento mis padres me pagaban todo por lo que…es irónico si lo pones en perspectiva) entonces mi padre me compro una película hecha por Jacques Cousteau sobre los animales que más me fascinaban y aun lo siguen haciendo, los tiburones, sin embargo, conforme fue pasando el tiempo, supongo que en parte porque siempre tuve pésimas calificaciones en biología, y por ejemplo, en ese punto, deje que las calificaciones determinaran que no servía para la biología marina, en lugar de haberme determinado a realmente apoyarme para comprender el material y las cosas que me fascinaban; y después la idea de conseguir un trabajo se volvió un temor más y más grande en mi mente, es decir, cada vez que surgía el tema, solo daba una respuesta completamente evasiva, diciendo algo como: “pues me interesa esto o aquello” y es decir, eso era como un “no necesito pensar en ello por el momento porque tengo mucho tiempo”, sin embargo, la realidad detrás de ello es que, posteriormente cuando llegue a realizar un viaje a un campamento tortugero para apoyar con los criaderos y demás, es decir, es una labor muy cool, sin embargo, al hablar con el biólogo marino, el me explico lo difícil de la situación para ellos con respecto a las fuentes de trabajo, y lo dependientes que se vuelven la mayoría de esencialmente dedicarse al turismo y trabajar en acuarios o parques en los que tengan show de delfines o cosas así, y fue entonces que esa idea se derrumbo completamente, y esa fue la gota que derramo el vaso, descarte el estudiar biología marina completamente por mi temor a no conseguir suficiente dinero para poder sustentarme.

Y la verdad es que, al escoger una carrera, uno primero considera lo que te va a garantizar una fuente de ingresos en lugar de hacer lo que le gusta, eso es algo que estoy seguro que cambiara en un EMS, al menos es algo que yo cambiaría.

El sistema educativo en su mayor parte esta diseñado de esta forma, para crear un razonamiento lógico en los estudiantes y no práctico, es decir solo admiten a aquellos que tienen las características que el sistema requiere para cumplir el fin ultimo de este “preservar el orden social = sobrevivir”, el resto es descartado y se le califica de estúpido, de inútil, así podemos culparlos a ellos por no estar “alineados con los requerimientos del sistema” y aquí sin embargo, mi responsabilidad reside, sobre todo con respecto a “querer huir de la escuela” o “huir del estudio”, es decir, no fue sino hasta que llegué a desteni que realmente empecé a tomar los libros por mi cuenta y empecé a disfrutar la lectura, pero claro, no tomando fidedignamente lo que tiene el libro, sino con las habilidades de razonamiento critico que provee desteni y que uno se da a uno mismo en la aplicación de las herramientas de la honestidad con uno mismo, el sentido común, el respiro; esas herramientas no son provistas por el sistema; por ejemplo con lo que es el respiro, tal pareciera que es como “cualquier cosa” sin embargo, si preguntas a los médicos especializados en los procesos de respiración (otorrinolaringologo), te darás cuenta de que el te dirá que a la gente no se le enseña a respirar, y son diferentes tipos de respiración y se utilizan en diversos momentos, en fin, no voy a prolongarme más con esto, continuo con el punto que estaba tratando.

Te recomiendo leer el libro: La Sociedad Desescolarizada de Ivan Illich

Así que, con respecto a este pensamiento “no me gusta la escuela o es aburrida o no quiero ir a la escuela”, es decir, con un solo pensamiento me saboteé a mi mismo, y en ello, no me di la oportunidad de desarrollar las habilidades que requería para funcionar apropiadamente en este sistema, lo cual abre una gran cantidad de oportunidades de trabajo, porque te da la capacidad de esencialmente estudiar lo que elijas sin tener problemas o conflictos para ello.

Me perdono por haberme permitido y aceptado a mi mismo que al pensar el pensamiento “no me gusta la escuela”, cree esta dimensión de resistencia hacia la escuela y en ello, yo me provoque a mi mismo mi propio sabotaje en el cual, no me di la oportunidad de desarrollar las habilidades prácticas y criticas necesarias para poder apoyarme a mi mismo en este sistema, debido a que, no lo considere cuando era niño, es decir, el mundo a esa edad, es como dicen, “sin preocupaciones”, no se es planteado por los padres porque te quieren “ver feliz y eso por alguna razón lo relacionan con que tengas un mundo positivo y que vivas con pensamientos positivos”, lo cual es interesante, tomando el como ha sido mi vida con respecto a mi supuesta depresión, lo cual en realidad fue siempre esta táctica de manipulación y para comprender mejor esto, esta esta entrevista en EQAFE que se llama, “Utilizando la timidez para explotar las debilidades de otros” https://eqafe.com/p/revision-de-vida-utilizando-la-timidez-para-explotar-las-debilidades-de-otros?locale=es

Me perdono por haberme permitido y aceptado a mi mismo cambiar de escuela cuando ya no quería enfrentar lo que me causaba dificultad o conflicto poniendo excusas tales como “ya no quiero ir a la escuela” porque no quería reconocer que le empleaba muy poco a nada de tiempo a la escuela, ya que la consideraba extremadamente aburrida y dentro de esto me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que la escuela es aburrida, en realidad, si es muy aburrido el memorizar las cosas una y otra y otra vez que al final solo terminas olvidando después de haber presentado el examen

continuo en el próximo blog

jueves, 4 de julio de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 192, ¿Por qué busco ser aceptado por el grupo?

 

Water

Este punto lo he rastreado hasta mi infancia, es un patrón repetitivo, buscar amigos, buscar formar parte de un grupo, buscar ser aceptado. Lo que he encontrado es lo siguiente:

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo buscar ser aceptado por las personas a mi alrededor, haciendo cosas que les agradaran o convirtiéndome en algo que pudiera agradarles para así alcanzar esa aceptación y formar parte de su mundo, de ellos.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo desear formar parte del mundo de las personas  a mi alrededor, para así no estar solo con mis pensamientos, sentimientos y emociones, porque en la soledad experimento depresión y en la depresión experimento odio hacia mi mismo, en los juicios proyectados a mi mismo, empiezo a desvalorarme, entonces me deprimo debido a definirme de acuerdo a estos juicios y entonces me detesto a mi mismo por definirme como esta experiencia de juicios y de depresión

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo definirme de acuerdo a los juicios de la mente en lugar de enfrentarlos y ver como es que he creado esa relación a mi mismo en y como esos juicios en los que he creado odio hacia mi mismo y mi expresión por considerarme menos que, inferior, inútil, basura.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo odiarme a mi mismo al definirme como la experiencia interna, sin de hecho darme cuenta que lo que en verdad busco es la forma de parar los pensamientos de parar la experiencia de odio a mi mismo, sin embargo la respuesta siempre la he buscado afuera porque no tome responsabilidad por mis propios pensamientos, y entonces culpe a otros como los responsables por lo que existe en mi, aunque ¿por qué proyecto la culpa hacia otros?

Me perdono a mi mismo que no me permití y acepte a mi mismo darme cuenta que lo que busco es parar la experiencia interna de pensamientos, sentimientos y emociones y dentro de esto me perdono a mi mismo que no me he permitido y aceptado a mi mismo tomar responsabilidad por mis pensamientos, sentimientos y emociones adjudicándole la responsabilidad a otros en lugar de verme a mi mismo en honestidad conmigo mismo

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo culpar a las personas a mi alrededor por la experiencia interna porque aparentemente ellos son los que me dan la experiencia emocional en las situaciones, sin de hecho verme y reconocerme a mi mismo como el responsable por mi participación en la deshonestidad conmigo mismo

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo querer formar parte de un grupo siendo aceptado por las personas a mi alrededor para poder mantener las ideas en las que me he definido, estas ideas siendo aquellas que forme desde mi casa, mis padres siempre me hicieron sentir especial, me hacían sentirme amado, y me definí de acuerdo a esas experiencias energéticas, veo como trato de manipular a las personas y veo porque sobre este punto de la manipulación se repite continua y constantemente.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo buscar manipular a las personas a mi alrededor, para sentirme superior y especial, porque el punto mismo de la manipulación esta en presentarse a uno mismo como lo que uno no es, y entonces en la manipulación me convierto en un símbolo en la mente de las personas como la idea que pretendo proyectar para que así pueda obtener lo que quiero, deseo y necesito

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo manipular a las personas a mi alrededor con la victimización para sentirme amado y apreciado porque jugando tales juegos de manipulación es como he aprendido desde que era niño que así es como uno consigue las cosas.

continuo más tarde

miércoles, 3 de julio de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 191, Organizando mi horario

600771_551997438172360_2078414654_n

Problema: El horario se convirtió en rutina, la rutina en mecanización y dentro de ello me encuentro enojándome conmigo y desesperándome al no tener las cosas listas a tiempo de acuerdo a lo marcado en el horario

Personalidades: Control, Tiempo, Rutina

Experiencias energéticas: Enojo, frustración, desesperación.

Experiencias Físicas: Dolor de cabeza

Aplicación:

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo “seguir un horario” en temor de perder el control de las actividades, pretendiendo llevar un régimen para mi mismo como la apariencia de la personalidad disciplinada y en ello Me perdono a  mi mismo que me permití y acepte a mi mismo desear tener control de las actividades del día, en ello presionándome a mi mismo para encajar de acuerdo al tiempo y como consecuencia definiéndome de acuerdo al mismo, trayendo a su vez que entrara en la personalidad disciplinada que en su abuso se ha convertido en una rutina como la mecanización de mi mismo

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte abusar de mi mismo al llevarme a la rutina y la mecanización a través de abusar con la personalidad disciplinada de mi mismo, lo cual ha traído la experiencia de la frustración y el enojo a mi mismo, llegando al punto de desesperarme conmigo cuando no me movía de acuerdo al tiempo

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que necesito un horario para tener control de mis actividades en lugar de determinarme a mi mismo  a completar mis tareas a lo largo del día según yo decida acomodarlas o como me pueda sentir más cómodo para hacerlas

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo juzgarme a mi mismo cuando no completaba las actividades del día o veía que las cosas no estaban o no los había llevado a conclusión entrando en esta forma de auto chantaje al pensar que soy inferior si no termino las cosas a tiempo

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que soy inferior si no completo las cosas a tiempo o si no las realizo de acuerdo a los juicios de mi mente, en ello creando valor y dándole el principio rector de mi a la personalidad disciplinada en lugar de ser yo en el momento determinándome a hacer las cosas que requieren dirección en el momento

Solución:

Me comprometo a hacer una lista de las actividades que requiero hacer en el día y en base a ello, me determino a completarlas sin llevarme a mi mismo a un estricto régimen de manipulación a través de juicios sobre mi mismo basados en una forma de auto chantaje e inferioridad cuando no cumplía con mis actividades dentro del horario establecido

me comprometo a caminar los puntos de juicios que encuentre hacia mi mismo en el momento que me encuentre realizando mis actividades para detener los dolores de cabeza

Recompensa:

Parar el enojo hacia mi mismo, la frustración y la desesperación además de dejar de experimentar los dolores de cabeza y generar determinación para completar mi trabajo sin presión, simplemente determinación para cumplir las cosas que requieren dirección en el momento

Mi Jornada hacia la Vida Día 189, Humildad pt 2

PAKO Y YO

Once de Junio del año en curso

Continuo sobre el punto de la humildad

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que tengo que tener control en el momento en el que estoy escribiendo porque voy a la mente y empiezo a pensar cómo voy a escribir acerca del punto que estoy tomando para enfrentarme a mi mismo y en ello, estoy tratando de hacer del punto algo más de lo que en realidad es, siendo que puede ser hablado en simpleza, en lo cual de hecho veo que la humildad no puede existir en tanto el deseo de control exista

Me perdono a mi mismo que no me he permitido y aceptado a mi mismo darme cuenta que la humildad consiste en la apreciación de la simpleza misma del momento, sin querer hacer de este algo más de lo que es, y me doy cuenta que donde yo he tratado de tener control sobre el momento aquí como yo, he estado jodiendome a mi mismo, porque para que la humildad exista en mi, lo primero es dejar de querer tener control en si sobre mi y querer manipularme a mi mismo como si yo fuera las ideas que proyecte en mi mente acerca de lo que es que debería ser o en lo que debería convertirme aparentemente.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo crear una idea completamente separada de lo que es este proceso en realidad, tratando de hacer de este algo más de lo que es y por consecuencia tratando de hacer de mi mismo algo más de lo que soy, y en esto me perdono a mi mismo que no me permití a mi mismo darme cuenta que en el momento en el que he proyectado el proceso como algo más lo que he creado es la separación de mi con este proceso porque en el momento en que lo proyecto como algo superior o que está más allá de mi, lo he convertido completamente en otra forma de auto engaño

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo crear una idea de este proceso con respecto de otros miembros del grupo caminando en este porque al crear una idea de otros miembros del grupo dentro de este proceso y proyectarlos como “superiores”, he creído que en eso se convierte uno en este proceso, sin de hecho darme cuenta que esa idea fue completamente formulada en mi propia mente y por consecuencia, he asumido lo que este proceso es, en lugar de caminar este proceso incondicionalmente

M perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo crear ideas acerca de quienes son las personas caminando este proceso, considerándolas más o mejores que el resto de las personas y en ello teniendo por consecuencia el que no me permitiera a mi mismo caminar mi proceso incondicionalmente al siempre querer tener por referencia las ideas que cree acerca de ellos en lugar de ver por mi mismo quien yo soy en este proceso, en este momento y lo que necesito hacer para de hecho vivir en honestidad conmigo mismo

Solución: Escribir cada idea que he colocado en separación de mi con respecto a otras personas caminando este proceso y ver quien soy dentro de esas ideas como las cosas que he deseado convertirme y ser, aplicar pe´don sobre cada una de ellas y teniendo por consecuencia la oportunidad de caminar mi proceso incondicionalmente

Volver a revisar el material, sin crear ideas acerca de este o quien soy en este proeso

Recompensa: Poder realmente aplicarme en mi proceso y vivir la corrección del mismo incondicionalmente