sábado, 1 de junio de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 182, Temor a perder la disciplina…

The design of Anger

Contexto: Estaba escuchando una entrevista de EQAFE de los Secretos Metafísicos de la Imaginación, que se llama ¿Cómo detengo el castigo a mi mismo? aquí el link: https://eqafe.com/p/los-secretos-metafisicos-de-la-imaginacion-como-detengo-el-castigo-hacia-mi-mismo-parte-20?locale=es

Mientras estaba escuchando esta entrevista, entre en una reacción de enojo, porque, mientras se mencionaban los puntos sobre que “no salir es como una forma de castigarse a uno mismo” y que uno tendría entonces que buscar relaciones”, en ese momento lo que pensé es que “no vale la pena porque todas las discusiones, o temas son completamente absurdos, aburridos y en realidad la forma de “divertirse con los amigos” siempre ha sido dentro del punto o dimensiones de ir a una fiesta, y beber o drogarse, por lo que en parte dejar de ver a mis amigos al inicio del proceso fue en cierta forma una decisión para dedicarme a caminar mi proceso y al escuchar “darse a uno mismo esa consideración” lo que pensé, fue ¿y todo lo que he estado haciendo fue para nada? ¿qué pasa entonces con la disciplina que uno debe desarrollar? y bueno, vino todo este punto de queja interna y de esencialmente hacer un berrinche por todo lo que “creía haber hecho”, y esas dimensiones las voy a caminar en este blog:

Problema: Entro en una reacción de enojo cuando se dice que me tome en consideración a mi mismo y que deje de participar en la disciplina.

Aplicación:

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo entrar en una reacción de enojo cuando se menciona que dejar de salir con los amigos es una forma de castigarme a mi mismo, y en ello me perdono a mi mismo por permitirme pensar que al salir con los amigos necesariamente tenía que beber o drogarme, aunque en realidad, siendo directo, no es como que se planearan otras cosas o se hacían planes como ir de campamento que no se concretaron, aunque de hecho yo no hice el esfuerzo por de hecho hacer que todo quedara listo por así decirlo

Me perdono a mi mismo que no me permití y acepte a mi mismo darme cuenta que al salir con mis amigos yo decido que es lo que hago y quien soy en ese momento, no tengo que dejar de lado mi proceso en el momento en el que salgo a visitar a mis amigos, y lo que vino entonces en la mente fue este pensamiento que decía: no vale la pena salir con ellos o formar relaciones porque todos hablan de las mismas cosas aburridas y cuando he querido o tratado de traer un punto de discusión o interés, solo se evade, solo se torna en la misma discusión de siempre y debate inútil, y aquí veo que realmente yo hice que el debate siempre fuera el mismo y que la discusión siempre fuera la misma porque de hecho trataba de convencer a las personas de mi punto y cuando no lo tomaban me encabrona y decía en mi mente: bueno “vete a la mierda de todas formas”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo siempre traer los mismos puntos de discusión donde esencialmente solo quería hablar de lo que yo quería y de lo que yo sabía y jamás llegue a conocer las personas porque jamás me interesaba por ellos, y era como que solo quería en todo caso hablar de mi y de lo que a mi me gusta y lo que yo quiero hablar y donde de hecho refleja la naturaleza “vete a la mierda de todas formas” es decir la gente no me importo desde un principio todo lo que quería hacer era elevar mi ego y en ello esencialmente hice de mi este humano egoísta proyectándome a mi mismo como una “buena persona interesada por este mundo”

Me perdono a mi mismo que no me he permitido y aceptado a mi mismo conocer a las personas al pensar que todas son aburridas y hablan las mismas cosas, en lugar de ello, buscare expandir el tema dentro de lo que ellos empiecen a hablar o comentar

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer que toda la disciplina que había hecho fue en vano, aunque en realidad, esa forma de “formarme o esfuerzo” no era en realidad tal, sino que era más como del contexto de mi abusándome a mi mismo por lo que puedo de hecho empezar a generar una autentica disciplina que provenga de mi con el compromiso de apoyarme a mi mismo

Solución: Me comprometo a llegar a conocer más a las personas en lugar de solo lanzar evasivas y rechazar todas las invitaciones a salir o divertirme

Recompensa: Establecerme íntegramente en y como lo físico al participar en las relaciones y lo hare dentro del contexto de la honestidad conmigo mismo, para llevar a la práctica lo que he hecho