domingo, 5 de mayo de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 158, Los Secretos del Psicópata, el control en las relaciones pt 3

06052013601

"Así que, es interesante entonces, si muchos echan un vistazo a esto - cuando tú LEES las PALABRAS Perdón a Uno Mismo - qué se activa en la Mente? Memorias, imágenes, definiciones, etc. - así que, es interesante que confiamos en lo que surge en la mente MÁS que en nosotros realmente primero probándolo por nosotros mismos físicamente, prácticamente" - Sunette Spies

Aplicación:

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo confiar en las imágenes de la mente en lugar de lo físico, al darle valor a las ideas y valores que he colocado en separación de mi mismo en lugar de preguntarme ¿qué es eso que he colocado en separación de mi mismo y por qué? ¿cómo he creado esa relación separada de mi mismo y por qué? ¿Hay algo práctico y que pueda ser lo mejor para todos dentro de ese punto o es solo interés personal?

Recientemente veía algo con respecto a como he definido a las mujeres y como he creado tal relación de mi respecto de las imágenes que me he creído ser, y es que, al ser todo una copia de lo que veo y escucho en televisión, medios, etc., es que la única razón por la cual viviría la definición que he vivido toda mi vida de mi según ser o entrar en el rol del hombre "es porque primero que nada tuve que haber creído que la mujer era realmente las definiciones e ideas presentadas en imágenes, películas, etc., jamás llegando de hecho a conocer o interactuar con otros seres humanos, sino simplemente enfocándome en una imagen para obtener la experiencia que yo quería, sin realmente darme cuenta de que todo lo que creí y percibí de los seres humanos, es un engaño, y sabes, uno tiende a pensar “oh, fui manipulado” o al menos es la declaración más común que uno puede escuchar, sin embargo uno solo fue manipulado porque uno trataba de manipular, así que son las consecuencias de nuestra deliberada participación en el abuso, jugar el papel de victimas es todo un mensaje de quienes somos en verdad, de quién he sido en realidad toda mi vida, pero claro, como dije antes, me gustaba creerme en control, fuerte, como “un hombre”…porque tenía miedo del juicio en mi de la cobardía y resulto ser exactamente eso, lol, es irónico en cierta forma y a la vez muy bizarro.

Me perdono que me permití a mi mismo definir a las mujeres como la imagen que veía de ellas asumiendo que una mujer era la completa construcción de ideas, sentimientos, emociones, personalidades que asumí que una mujer tendría que ser para encajar dentro del modelo que definí en mi mente como la relación perfecta, porque de esa forma yo he podido sentirme en la polaridad como la definición de un hombre en control, fuerte, valiente, etc.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo desear ser y convertirme en la definición de un hombre fuerte, valiente, en control porque asumí que de esa forma podría obtener la experiencia que deseaba obtener en una relación con una mujer, aunque claro, como bien ya se ha compartido, la felicidad es solo un estado mental y por supuesto, solo resultado del control y manipulación mental realizado a nosotros mismos por conveniencia de nuestros intereses, aunque bien, no sirve de nada que diga nosotros, ya que solo puedo responder por mi aquí, así que

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo creer que estar en control significaba ser un hombre, refiriendo esta idea del control a la imagen de mi como una persona segura al expresarse, moverse, siempre sabiendo que decir, como decirlo cuando decirlo, sin de hecho tomar en consideración que el único control que estaba imponiendo era el de esta idea sobre lo físico lo cual por alguna razón me pareció atractivo de pensar, lol, aunque claro, en la mente las cosas son retratadas como mejores, porque necesito pensarlo para creer que la mente es atractiva, porque solo en la mente hay pensamientos, lo cual es de hecho interesante, porque es la ley de la atracción ¿no? ¿A qué me estoy llevando? ¿a donde me estoy atrayendo?

No confió ya en lo que hay en mi mente, el momento aquí en lo físico es lo único que se puede confiar, el resto es una ilusión

Me perdono a mi mismo por permitirme y aceptarme a mi mismo creer que los pensamientos de la mente son superiores a lo físico, porque aparentemente con estos pensamientos puedo moldear mi realidad y manipularla a mi antojo, cuando en realidad la mente tiene que manipular lo físico para que lo físico interactúe con lo físico en una forma determinada lo cual trae un resultado especifico y siempre ese resultado es el de apoyar la mente, por eso la idea de la evolución va de la mano con la creencia de que evolucionar es volverse más inteligentes o que nos volvemos telepáticos y movemos cosas con la mente, lo cual es interesante.

Hay tanto que caminar aun…en realidad suena bastante divertido.

Me perdono a mi mismo que no me he permitido y aceptado a mi mismo confiar en mi mismo como la integridad de lo físico en honestidad conmigo mismo al considerar tal idea como un valor inferior a la experiencia de la mente, porque siempre he vuelto a la mente y en ello he estropeado una y otra vez lo que he caminado en mi aplicación del perdón, al creer que la energía era superior a la honestidad conmigo mismo, a la integridad conmigo mismo y en ello, dejándome deliberadamente llevar por la experiencia de la mente en lugar de dirigirme aquí en y como la honestidad conmigo mismo como el principio rector que de hecho soy al levantarme en y como o físico

Me doy cuenta que la integridad como uno mismo en y como la honestidad conmigo mismo, son la llave para realmente levantarme uno e igual como la vida

Solución: Me comprometo a caminar todas las dimensiones en las que me he separado de mi dentro del valor del ego para levantarme en y como la honestidad conmigo mismo en cada momento de cada respiro

Me comprometo a caminar todas las dimensiones del ego masculino, para levantarme como un ser humano y en ello para corregir mi punto de interacción con otros seres humanos y esta realidad física.

Recompensa: Vivir en y como la integridad de lo físico en y como la honestidad conmigo mismo