sábado, 27 de abril de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 151, Los Secretos del Psicópata pt 4, Ignorar el sufrimiento ajeno

 

Esta es una continuación de los blogs de los secretos del psicópata:

http://gabrielacevesprocess.blogspot.com/2013/04/mi-jornada-hacia-la-vida-dia-148-los.html

http://gabrielacevesprocess.blogspot.com/2013/04/mi-jornada-hacia-la-vida-dia-149-los.html

http://gabrielacevesprocess.blogspot.com/2013/04/mi-jornada-hacia-la-vida-dia-150-los.html

article-2314532-19771666000005DC-17_964x610

Cuando veo las noticias acerca de las cosas que ocurren en lugares distantes o cercanos, cuando se trata de accidentes, matanzas o desastres, es como que solo hago una opinión sobre ello y eso es todo, busco reaccionar a la noticia en realidad porque eso lo he utilizado para hacerme creer a mi mismo que soy bueno o que si me importa lo que esta ocurriendo en el mundo, aunque en realidad me pregunto si realmente lo he estado haciendo por mi o para llamar la atención de otros, me refiero a que, si dices que las personas no te importan, moralmente eres rechazado por los demás, sin embargo, siendo directo, la realidad es que no reacciono al dolor de las personas, jamás me han importado las personas, y no voy a dejarlo así, me refiero a que, voy a crear ese interés por otras personas, sin embargo primero es necesario reconocer lo que existe en uno para poder levantarse como ello, hacer y vivir una decisión, tomando en consideración lo que implica y lo que significan esas palabras para mi, porque en estos días si hay algo de lo que me he dado cuenta es que mis palabras han estado separadas de mi toda mi vida, y es decir, es algo que notas cuando “sientes que solo repites el perdón”, no es que solo este repitiendo el perdón es que, no estoy escuchando mis palabras, no me estoy escuchando no estoy viviendo, no estoy siendo esas palabras, porque, es como cuando tienes esos momentos en que te apartas del mundo y lloras en privado, siendo sincero contigo, no hablo de un estado de melancolía o victimización o auto compasión, hablo de sinceridad de un momento donde ves las cosas por lo que son y es decir, la honestidad con uno mismo es algo similar, solo que un poco más, no complicado sino que es como que parece muy dificil vivir siempre en y como eso, porque es decir, a pesar de que, hablas y ves or un momento, al siguiente de nuevo regreso en el miedo y por el miedo me refiero a que, es ansiedad, es, la repetición en si de los pensamientos, 

de la noticia del día de hoy: Las personas lloran frente a los restos de sus familiares que murieron dentro de los escombros: Las autoridades dijeron que el edificio había violado los códigos de construcción, con tres pisos más de los permitidos

Cerise Poolman, menciona un punto que s bastante interesante con respecto a los derechos humanos, es decir, tienes que razonar un momento la pregunta, sin embargo lo que ella dice es: ¿es acaso que es debido al abuso de derechos humanos que el edificio colapso? es decir, por supuesto, porque si uno ve como a diferencia de estos edificios en los que trabaja muchísima gente de escasos recursos, en otros edificios, sobre todos aquellos de gran lujo, apenas una cosa falla, es reparada inmediatamente, a diferencia de estos edificios en los que se menciona en la noticia que los muros estaban visiblemente cuarteados, estos edificios se derrumbaron no por un desastre natural o por una guerra, fue porque deliberadamente no se repararon las paredes del edificio, se traspasaron los niveles permitidos en los códigos de construcción, pero no se le informo a la gente, no se dijo algo o se hizo algo

¿Quien soy yo como esa persona que no hizo algo al respecto? ¿Por qué deje entrar a los trabajadores en la fabrica sabiendo que existía el riesgo de que se cayera? ¿Porque no me importaron esas personas?

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo dejar entrar a los trabajadores a la fabrica completa y deliberadamente ignorando el hecho de que veía el riesgo de que está se cayera, sin embargo no tome responsabilidad no me importaron esas personas, y es decir, la realidad es que a lo largo de mi día tengo pensamientos en los que tengo deseos de ver que otras personas sufran, porque tengo envidia de esas personas, porque continua y constantemente me quejo de mi situación, y de lo que tengo y de lo que no tengo y en ello permití completamente ese abuso a tal grado que no me importo saber que esas personas morirían, no me importo desconsiderar completamente las condiciones del edificio y dejar entrar a las personas

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo desconsiderar a las personas en este mundo que sufren y que tienen que sobrevivir solo porque le he dado más importancia a mis problemas sin darme cuenta que todos tenemos problemas y que eso no justifica que no vea a otros seres humanos y que no me me enfoque en caminar un cambio para hacer algo para ayudarme a mi mismo y así también ayudar a otras personas de ser posible

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo creer en el pensamiento de que no me importan las personas y que eso es lo que soy porque aparentemente eso es todo lo que puedo ser justificando y argumentando por mis limitaciones en lugar de buscar la forma de corregir tales pensamientos y hacer que de hecho me importe

Me comprometo a encontrar una solución para todos estos pensamientos y cambiarlos por un principio en el cual logre hacer que me importe la vida y lo que hay aquí por primera vez

Me comprometo a caminar todas las dimensiones de la desconsideración hacia otros hasta que logre cambiar cada pensamiento por un punto practico en el cual pueda de hecho levantarme en y como un ser que de hecho le importe la vida