lunes, 15 de abril de 2013

Mi Jornada hacia la Vida Día 146, Fiebre

Rorschach_blot_08

Desde el Sabado empecé a tener fiebre y dolores de cabeza, y fue de mucha ayuda porque desde el Sabado y la mayor parte del domingo estuve escribiendo, y mientras lo hacia, los dolores de cabeza disminuían y además con la fiebre, es como que me encontraba tan débil que no tenía resistencia alguna en la escritura, realmente me ayudo mucho.

Y el sabado estaba evaluando los cambios que ha habido en mi proceso, es decir, que cambios he realizado desde que inicie el proceso, y en realidad de lo que me di cuenta es que no he vivido realmente esos cambios empezando porque ni siquiera he vivido mis decisiones, me refiero a que en mi vida solo me he manejado en base a elecciones y dentro de ello, jamas tome una verdadera decisión.

eso es muy vago así que ire en detalle sobre ese punto: estuve evaluando mi vida, es decir, en honestidad conmigo mismo, quien he sido a lo largo de toda mi vida, y en ello, simplemente vi las cosas por lo que son, aquello en lo que me he convertido como persona, y comprendí algo en relación con por ejemplo lo que fue mi "repentino deseo de cambiarme de carrera", es decir, así he sido toda mi vida, desde que puedo recordar siempre he usado las mismas tácticas de manipulación como victimización, justificaciones, y demas, sin embargo, siempre dentro de ello, creía manipular a otros cuando de hecho, yo empecé a manipularme a mi mismo a tal grado que, en el momento en que tendría un pensamiento como "no puedo, esto es demasiado", renunciaría, y cambiaría de escuela, una y otra vez.

y es decir, dentro de mi vida, siempre tomaba esas "decisiones repentinas", cambiando completamente la aparente decisión que había hecho, sin embargo, jamas considere realmente las consecuencias de lo que estaba haciendo antes de entrar en algo o salir de algo, y me refiero a que, es como que no tomas en consideración las dimensiones de la situación en la que te encuentras porque simplemente ves una elección que crees que te conviene y al final solo resulta ser la misma luz al final del tunel que de igual forma se apaga

y empecé a preguntarme entonces, ¿qué es lo que no estoy viendo? porque es decir, ya llevo mucho tiempo, repitiendo los mismos puntos y de estos no he pasado, sin embargo, es muy simple en realidad, jamas hice una verdadera decisión, jamas me levante, porque no considere todas las dimensiones, no explore a detalle todo lo que realmente existe dentro del punto y en ello empecé a abusar del perdón porque solo lo repetía una y otra vez y lo escribía una y otra vez y eventualmente siempre volvía al mismo punto, siempre estaba el detalle que no había tomado en consideración, las dimensiones que no había explorado para poder llegar a decidir realmente quien soy y como voy a levantarme en este punto que camino

por lo que me doy cuenta que mi punto de partida necesitaba de hecho corregirse desde el inicio, por eso me pareció que tenía que iniciar todo de nuevo, sin embargo, no es que tuviera que iniciar todo de nuevo, sino que jamas lo había iniciado realmente, parte del mismo proceso supongo.

Me perdono a mi mismo por no permitirme y aceptarme a mi mismo explorar, cuestionar e investigar todas las dimensiones de un punto en honestidad conmigo mismo para levantarme como la decisión de cambiar y levantarme dentro de ello en y como la honestidad como uno mismo

Me perdono a mi mismo que no me permiti y acepte a mi mismo reconocer que no me he levantado en honestidad conmigo mismo, or temor a ver por mi que no he hecho todo lo que en realidad es necesario para poder corregir mi punto de partida en cada acción, palabra, movimiento, decisión en mi vida porque veo que jamas me di un respiro para poder de hecho evaluar la situación y realmente vivir cada decisión y vivir esa decisión como cada respiro

Me perdono a mi mismo que no me permiti y acepte a mi mismo darme cuenta que sin el respiro no hay posibilidad de un cambio y siendo que no me he dado a mi mismo la oportunidad de respirar realmente y de caminar a través de cada momento en honestidad conmigo mismo pues obviamente no ha habido un cambio porque yo no lo he propiciado, no me he movido a mi mismo para corregir mi punto de partida en cada momento de cada respiro

me doy cuenta de que lo unico que es necesario es de mi mismo, de mi participación consciente en este proceso en cada momento de cada respiro, porque la honestidad con uno mismo es una decisión que vives en cada momento de cada respiro, son ya 2, ya casi para 3 años de mi proceso, por lo que ahora veo y me doy cuenta de las dimensiones de lo que es necesario enfrentar, por lo que ahora puedo hacer una decisión y esa decisión es esencialmente hecha en cada momento de cada respiro, si no hay respiro, no hay cambio