miércoles, 6 de marzo de 2013

Mi Jornada hacia la Vida, Día 125 Control sobre las relaciones = Control sobre uno mismo

 

Control sobre las relaciones = Control sobre uno mismo, El día de hoy note algo interesante con respecto a mi dificultad para comunicarme con otras personas sin entrar en el diseño de personalidades, y es que, cuando comparto algo, hay muchas cosas que deliberadamente omito, como dice Bernard Poolman sobre su explicación del diseño de competencia en la mente, en la que uno se programa a uno mismo para ganar más seguido y demás, olvide el nombre del video, sin embargo, el punto que realmente me interesa compartir es el hecho de que, no comparto las cosas como realmente son o fueron, omito muchas cosas porque deliberadamente a través de los pensamientos, modifico las memorias, esto esta en Memory Manipulation de Sunette Spies.

Es decir, la razón por la cual mi comunicación con las personas es tan limitada, es porque al suprimir las memorias, los pensamientos y todo aquello que no he enfrentado en Honestidad conmigo mismo, genero limitaciones que literalmente complican más y más la comunicación con otros. El Conocimiento y la Información limitan la comunicación con otras personas, y algo que ha ocurrido en la Universidad es que me veo a mi mismo participando o pretendiendo participar en esta personalidad cool para agradar a otros, aunque la realidad es que al participar en tal personalidad me experimento internamente como bastante absurdo e irresponsable, porque desde que llegue a la escuela le he dado mucha atención a las relaciones con mis compañeros en lugar de realmente enfocarme en los estudios de la carrera y es por ello que empecé a hacer todo lo posible por alejarme de las personas para no entrar en conflicto con este punto, aunque la realidad es que lo proyecte hacia las personas como ya sabes haciéndolos responsables de mis distracciones, y dentro de ello surgió otro miedo, el de “verme influenciado si fuera a hablar con otras personas” miedo que de hecho ya existía en mi con respecto a como es que uno forma las relaciones, es decir, si evitas a todas las personas que “no piensan como tu lo haces” y de pronto te das cuenta que todos se encuentran dentro de un sistema de consciencia, es decir, lo que hice fue alejarme de todos porque no quise ver que yo de hecho estoy participando en lo mismo, yo camino dentro del mismo diseño de consciencia.

Después lo que ocurrió es que empecé a participar en las relaciones, pero empecé a dejarme llevar por mi participación en la deshonestidad dentro de estas, y pensaba que estaba comunicándome con estas pero en realidad no es así, solo empecé a suprimir más y más mi capacidad para comunicarme realmente con otro ser humano, es decir, por comunicarme no me refiero a “solo hablar” me refiero a realmente compartir algo; dentro del sentido común, como seres humanos; cada vez resulta más obvio el hecho de que no existe tal comunicación entre las personas, es decir, existe, pero es como que siempre estamos suprimiendo todo, o supongo que puedo hablar por mi, he visto a muchas personas tener una gran facilidad de palabra para expresar lo que ocurre dentro de ellos, en especial a las mujeres.

Supongo que hasta cierto punto dentro de las relaciones, aun si participas o no constantemente en ellas, todos somos observadores, porque realmente no diriges la experiencia dentro de la comunicación, es decir, lo que uno expresa en palabras a otro ser humano, es ya colocado en la mente antes de decirlo, es analizado y evaluado como cualquier conocimiento, como si hablara con el conocimiento mismo (refiriéndome al contexto donde ambos buscan control y manipulación de la relación).

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo colocar a las personas en separación de mi, al definirlas como solo este sistema de consciencia mental definido en imágenes que estaba andando por allí, sin ver que yo de hecho también he estado participando en lo mismo y donde yo permito y acepto que otro permanezca encerrado en su diseño es porque ya lo estoy permitiendo y aceptando en mi.

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo desear tener control de las relaciones a través de no hablar con las personas, es decir del punto en si mismo de las relaciones para aparentemente “no verme afectado por las consecuencias de ello”

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo pensar que podía evadir o evitar las consecuencias de las relaciones creando miedo en la manifestación de simplemente alejarme completamente de estas

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo pensar que podía tener control de las relaciones al comportarme como una personalidad cool dentro de estas, sin darme cuenta del grado al cual me he dejado poseer por esta personalidad cool, al grado de ya no poner atención en mis estudios debido a estar constantemente distrayéndome con otras cosas

Me perdono a mi mismo que me permití y acepte a mi mismo evadir mis estudios en la Universidad teniendo miedo de realmente enfrentar el hecho de que la escuela será difícil aquí y en todas partes, así como en todas las carreras porque la forma de pensar continua siendo la misma, y es decir, si sigo pensando de la misma forma, esperando que algo ocurra en lugar de que yo haga algo, nada cambiara

Me perdono a mi mismo que no me permití y acepte a mi mismo expresarme directamente y sin omitir cosas para pretender quedar bien con las personas, cuando en realidad solo estoy apoyando una personalidad, que si bien ya me cuesta trabajo realmente llegar a interactuar con las personas directamente, es absurdo el mantener una personalidad para sostener la construcción mental del ego

Me comprometo a trabajar sobre este punto de la comunicación hasta levantarme como el principio de lo que es mejor para todos como vida

734326_471438652893360_2104394950_n