viernes, 16 de septiembre de 2011

Parando las resistencias

estaba escuchando estos pensamientos donde la mente decia quiero morir y quiero ya desaparecer y me di cuenta que detras de el backchat donde me habia dicho a mi mismo que ya no me importaba, era en realidad, la verdad, me estaba resistiendo a mi propia muerte a dejarme ya desaparecer como sistema de conciencia mental porque me encuentro harto de existir de la forma en la que existo, no me habia dado cuenta que a lo que me estaba resistiendo era en lo que estaba persistiendo porque en realidad no queria ver y reconocer la realidad, claro que quiero morir estoy harto de existir como esta forma de sistema de conciencia de la mente asi que por lo tanto me permito morir como la mente

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo por haber temido la muerte de la mente

me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo parar ya la resistencia contra la mente y asi me permito ya morir como la mente que no es lo que soy en verdad porque permanezco

me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo permanecer en lo físico sin la mente

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haberle dado importancia a la mente temiendo reconocer que me he vuelto adicto a la mente y por lo tanto quería permanecer escuchando los pensamientos, justificaciones y excusas de la mente

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haberme creido ser la curiosidad de la mente temiendo reconocer que esa curiosidad es de hecho una adicción a los pensamientos y ala necesidad de atención que la mente quiere y desea que se le otorguen

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber creido que habia algún punto que la mente tuviera y por lo tanto me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber seguido a la mente en la curiosidad de saber que es lo que habia detras de las justificaciones y excusas

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber depositado confianza y fe en mi propia mente

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber temido cambiar dejando ya la mente

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber deseado permanecer en la mente considerando que podría utilizar las cargas energéticas emocionales para que fueran mi impulso y direccion

me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo cambiar

y en este momento decido parar y cambiar porque me doy la oportunidad de hacerlo y me doy cuenta que la mente no es ni sera algo que de o brinde un soporte como llegue a creerlo

Cuando estas harto de luchar contra el sistema, contra la mente y contra ti mismo, es el punto de cambiar, porque ya no puedes soportarlo

las resistencias de la mente requieren y buscan de nuestra participación en ese momento es cuando entra el respiro y simplemente no participamos en ellas, porque las resistencias, como justificaciones y excusas es cuando la mente pide permiso para que seamos deshonestos, asi que solo no se participan en los pensamientos y nos perdonamos para ser honestos con nosotros mismos y finalmente vivir la aplicación de lo que hemos realizado porque comprendemos quienes somos detras de las creaciones mentales y experiencias emocionales en las que ya no vamos a participar

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber luchado contra la mente imponiendo resistencias sin darme cuenta que estaba luchando contra la mente y de esa forma me seguía permitiendo participar en el mismo conflicto emocional que genere en la mente

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber generado en la mente el conflicto interno emocional creyendo que debía imponer resistencia porque quería ganarle a la mente manteniéndome asi en la competencia

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo competir contra la mente creyendo que podía y debía ganarle a la mente para amalgamarme con la vida

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber creido que los impulsos energéticos emocionales eran la naturaleza humana

me estaba permitiendo a mi mismo solo participar en el proceso como una forma de debo de cumplir con esto haciendo de la vida un deber y obligación, la vida no es un deber y obligación es lo que soy en verdad, no me permito ni me acepto mas hacer de este proceso una obligación ni un deber porque es el proceso de amalgamamiento con la vida y no es una decisión como lo solia creer ya que es el libre albedrío lo que nos invita a ir a la mente como "puedo hacer esto porque tengo libre albedrío" yo no soy el libre albedrío, yo no soy la mente

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haberme definido a mi mismo como la decisión y el libre albedrío

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haberme definido como la curiosidad de ir a la mente

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber relacionado los pensamientos con quien soy en verdad

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber relacionado la mente con quien soy en verdad

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber delegado la responsabilidad de lo que me permiti y acepte a la mente, no tomando en consideración que he sido quien decidió que pensar

me perdono a mi mismo por no haberme permitido y aceptado a mi mismo haber temido reconocer que soy el responsable por mi mismo y que la vida como quien soy en verdad no es algo que deba temer

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haberme temido a mi mismo, sin tomar en consideración que yo no soy el temor y el miedo, lo que teme a la vida es la mente porque no es vida, es un sistema que depende de la vida como fuerza vital para existir

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber temido reconocer que he sido yo quien ha alimentado a la mente temiendo dejar morir mis propias creaciones aunque fueran total-mente destructivas

me perdono a mi mismo por haberme permitido y aceptado a mi mismo haber usado la mente para protegerme del mundo y de mi mismo, intentando controlarme y manipularme a mi mismo