miércoles, 14 de febrero de 2018

Mi jornada hacia la vida, Día 1077, Children - When They Want You to LOOK all the Time at Everything - Recor...


I am able to remember when I was a child, always fascinated by my environment, where I would always run with my parents and I will show them the things that I used to find in the nature, or also in the books that I used to read (usually also about nature and so on). And I can also recall the moment in which I stopped looking, which was precisely that moment in which other people began to told me "I don´t want to look anymore" which happened not only with my parents, but also with my friends, who also began to stop looking at the world because that was "childish and weird". I also stopped looking after a while, just after believing that I looked enough into the same things, when I used to watch the same books and the same documentaries about wild life a thousand times at least.

I forgive myself that I accepted and allowed myself to stop looking at the world and stop looking at the nature, only due to the fear of making other people uncomfortable with my observations and my comments about it, when it got to that point when other people would get frustrated for having to listen to me about the same topics every day and within this

I forgive myself that I accepted and allowed myself to stop looking at nature and at the world only because other people criticized me about it, instead of understanding that "I don´t have to limit myself only because other people are not interested in what I am interested and yes, maybe its not something that I will share with everyone, but that doesn´t mean that I have to stop looking"

I forgive myself that I accepted and allowed myself to stop looking at the world only because other people told me that it was childish or "not adult" lol, to do that and within this

I forgive myself that I accepted and allowed myself to reject myself only because I believed that the approval of other people was more important than myself, instead of realizing that the first and most important relationship that I will ever have it´s first and foremost with myself and therefore I am the first and most important point to myself

I commit myself to trust in myself unconditionally and take myself into consideration at all times, which means also to "look self honestly into myself at all times"

I commit myself to walk "the vision of my observation", meaning, to trust the path that I have choose for myself at all times, in self honesty, self forgiveness, self commitment application, common sense, breathing and living the principles of oneness and equality 

viernes, 9 de febrero de 2018

Mi jornada hacia la vida, Día 1076, Aprender a ver, es aprender a vivir.

"Cada uno de nosotros tiene una mirada. Y no me refiero a lo que los otros vemos en su rostro, en sus ojos, cuando mira. Me refiero a cómo miramos el mundo.


La mirada se manifiesta en todo: lo que creo ser, lo que creo del otro, lo que creo de la vida. La mirada se expresa en todo: en el vestir, en el andar, en el hablar, en el ser. La mirada de alguien es, quizás, lo que mejor define a ese alguien.
El poeta tiene una mirada, como la tiene el asesino, o el enamorado, o el temeroso. Hay miradas para todo, y cada cual tiene su mirada."
- Alex Rovira- (texto original - La Mirada)

Recuerdo el primer día que fui a la penitenciaria de Santa Martha y aquella primera mirada que asomó tras las rejas, expectante por el encuentro de algo en la mía, algo que pudiera identificar el dolor que se resguardaba tras la suya... y fue entonces que lo vi y que pude ver en los ojos de ésta gente aquel profundo y desesperado anhelo de ser amados y de probar que pueden ser amados, y que dentro de sí mismos existe algo más que aquella rabiosa intención de defenderse de un mundo hostil en el que más de uno pierde los estribos en las circunstancias reactantes de emociones tormentosas con las que el mundo no nos enseña a lidiar; es cierto que el camino al infierno está pavimentado de nobles intenciones, pero también es cierto que justo allí dónde la oscuridad es más intensa, también puede apreciarse algo de luz que abre un camino claro y nítido para quien se atreve a caminar hacia ella.
Creo que existen no pocas dudas acerca de esta empresa que pretendo al permanecer 1 mes con los internos de la penitenciaria (viviendo, comiendo y durmiendo con ellos), pero también quiero hablar de cara ante aquellas dudas que proclaman la inutilidad de mis intenciones, en la única forma en que he sido capaz de disipar por y para mí mismo las mismas dudas que ahora se disparan como flechas en mi contra. 
Si deseara "salvar" a alguien, no entraría a la jaula de los leones tratando de convertir a éstos en dóciles gatitos y en su lugar me dedicaría únicamente al estudio de aquellas mentes aún "sanas y nuevas" para tratar de prevenir, en la medida de los posible, que lleguen a formar parte de aquella insana estadística que ha puesto a esas personas tras las rejas, pues difícilmente, sino es que de manera casi imposible, se puede controlar el resultado de una vida dedicada y encausada a la enajenación por todas las influencias (positivas y negativas) a las cuales nos encontramos expuestos prácticamente desde el nacimiento. No en pocas ocasiones ésta gente expresó más de una vez simplemente "ser de la forma en que se es" (lo cual por supuesto es para mí no otra cosa, más que un expreso temor a la honestidad consigo mismos y a considerar una alternativa a la supuesta "naturaleza humana"); sino precisamente, porque allí donde se ha perdido la razón, se advierten las fallas del sistema que han creado esta esfera/lente bajo el cual se observa la mente en un sentido tramado y erigido en auras de una lógica que sabemos llega a perder de vista con facilidad aquella parte más vulnerable de nuestro "yo más propio", y a razón de la cual, la sentencia que ha colocado a estas personas tras las rejas, no compete únicamente a aquella sociedad docta en el uso y administración de las rutas legales para la correcta observancia del procedimiento administrativo y protección del todo social (el cual desde luego no es por menos justo y necesario para el resto de los individuos), sino que nos compete a todos, es decir, cada uno como individuo en su relación con el entorno más inmediato, pues como individuos nuestra mirada es insuficiente para cubrir las bases de aquella instrumentalidad necesaria para comprender de manera holística aquel "Proyecto de Complementación Humana" del cual formamos ya parte aunque de manera inconsciente e indirecta (pues como sabemos, las consecuencias de un sólo pensamiento que se extiende hasta el actuar, suele acarrear consigo las cadenas y eslabones de entramados complejos en el alcance social, sobre los cuales apenas dedicamos alguna reflexión).
Explicado en palabras llanas: si el día de hoy yo salgo a la calle envuelto en un velo de rabia por una discusión con mi pareja que no supe cómo resolver dentro de mí, es decir que no quise confrontar y resolver en la mejor manera posible, y permití que dicha condición se extendiera de tal suerte al grado de que no sólo generé dicho conflicto en los límites de mi hogar, sino que llevo conmigo esa frustración hasta la calle, dónde en el momento que tomo mi vehículo particular comienzo a interesarme poco por las reglas de tránsito y empiezo a generar una reacción en cadena con respecto a otros conductores que tuvieron la mala fortuna de cruzarse con un conductor fúrico y que ahora ha provocado en ellos una reacción en cadena que se extiende y se extiende hasta que provoca el primer accidente automovilístico y de ahí la primera disputa que lleva a más y más disputas... es decir, es complejo, extenso y tan grande que difícilmente podríamos determinar un límite para entender dónde y hasta que punto encuentra su inevitable conclusión.
Quiero dar la más clara y honesta mirada a mis propios demonios, reflejados allí dónde el límite fue excedido para entender exactamente las medidas que competen a la prevención de más y nuevas generaciones enviciadas por pensamientos, emociones e incluso sentimientos que han forjado una prisión mental y una materialización de la misma en la realidad, tras la cual los hombres pierden ya toda voluntad de cambiar, porque en realidad tampoco existe (o al menos no perciben desde el interior de aquellos muros) nuestra voluntad de ver y conceder aquella oportunidad, aquel milagro que la humanidad tanto necesita para verse a sí misma de manera diferente; tanto como el ángel ha perdido de vista y quedado ciego por el camino de la luz (una metáfora interesante si nos imaginamos a estos ángeles sentados en "la nube" viendo a aquellos dispositivos a los que hemos llegado a acostumbrarnos tanto) tal vez necesitamos la oscuridad, tanto como el demonio necesita la luz, para entender justo allí donde el claroscuro revela aquella intermedialidad que nos hace más humanos, y ya no tan lógicos y cerrados como la luz y la oscuridad, el bien y el mal; sino que nos dota de esa mirada más sensata que contempla a un organismo complejo e interesante, vulnerable y limitado, como todo ser humano lo es y como todo ser humano debería verse a sí mismo en aquel sentido más honesto de la palabra que lo ha nombrado el Sapiens, pero que por abstraerse demasiado en la inteligencia y la tecnología ha olvidado el Homo. 
Se dice, no por gratuidad, que esta sociedad progresa demasiado rápido y que no pocas veces parecemos vernos sobrepasados por nuestros propios avances, en términos de aquel sensato procedimiento ético que deberíamos conservar hacia los mismos, tal y como cuando dejamos al libre albedrío de hombres necios el uso y disposición de ojivas nucleares al alcance de un botón, cuando 4 personas parecen ser más grandes que la humanidad... es momento de reflexionar e indagar sobre un problema más grande, un problema que va más allá de sólo 4 individuos a quienes hemos delegado el control y dirección del resto de la humanidad y el mundo entero.
¿Dónde está la prisión y dónde la libertad? Muy filosófico y subjetivo para responderse de forma simple, pero de algo estoy seguro, y es que entrando allí y sólo allí dónde le hemos dado la espalda al resto de nuestros compañeros humanos, y de quienes hemos desviado la mirada no pocas veces, que podremos comenzar a ver en nosotros un poco más de aquel problema, que no es por menos, tan suyo como nuestro, como mío y ahora también tuyo, mi querido amigo, que has tenido el valor de ver y mirar hasta el final de estas breves y espero útiles palabras...

martes, 6 de febrero de 2018

Mi jornada hacia la vida, Día 1075, Hacking Anger and Rage: Those Small Moments of Powerlessness


I really enjoyed this video made by Matti Freeman, and I want to share a little bit of forgiveness in relation to the point that he shares.

I forgive myself that I have accepted and allowed myself to go into rage and anger whenever I am faced with a situation that I haven´t found the way to deal with, instead of breathing through the moment and applying the necessary self forgiveness to track the origin of my anger as the experience of powerlessness that I have created within myself as my way of reacting to a situation instead of seeing how unpractical it actually is to simply go into anger as this does not support me or other people in any way whatsoever.

I forgive myself that I have accepted and allowed myself to relate the experience of anger with a form of power, instead of seeing and realizing that by continuing this reaction in anger I am only remaining in limitation towards that particular "something, someone, situation" that I could actually use and embrace and change my relationship with to bring the best possible version of me, the best possible experience of me, for me and for everyone else in my life and my world.

I forgive myself that I have accepted and allowed myself to get frustrated with my own anger whenever it emerges, as my way of saying to myself "I don´t know how to deal with this, I don´t know and I don´t want to direct this" not realizing that in such moments of frustrations and anger towards my own anger (LOL) I am actually only creating an excuse and a justification to not see and face myself in self honesty to actually find the solution and within that create myself in the best version of me as who I really am and who I really want to be in this life.

I forgive myself that I have accepted and allowed myself to place the experience of anger in separation of me by saying "this is not me, this is not who I am", as if who I am only existed in moments of peace and tranquility, not seeing and realizing that in such moments I am also creating a war against me in this separation that I then try to control and suppress instead of breathing and integrating such moment within me to be able to direct myself in whatever situation or in the presence of whoever presents in my world.

I commit myself to find the solution to my emotional reactions by embracing those moments in self honesty, breathing through the moment and applying the necessary to actually change myself unconditionally.

I commit myself to embrace the experience and the moments of anger, to be able to also embrace myself and guide myself through the experience, taking responsibility for myself unconditionally in such moments to be able to create the best possible version of me in every way, every moment.

viernes, 2 de febrero de 2018

Mi jornada hacia la vida, Día 1074, What I Can See In You


I still remember that first time in which I cam across the Desteni material, and how nervous I was at the beginning when I wrote in the public forum (English ForumSpanish forum), because I felt so exposed, so vulnerable and ashamed of what i was experiencing at that moment; not to mention the infinite doubts that emerged within me every time that I found a new video and a new blog, and of course it is also fair to say that at the same time that I do alowed myself to enter more and more into the material, the more it assisted me to actually see for myself what was being said and within that to take the decision to walk this, because at the beginning of my process, my parents, siblings and almost all the people around me would so easily go and judge Desteni only by the idea of "The Portal" and from there i would create an unnecesary conflict and fight with them in trying to convince them "But wait! There is so much more!"

The moment that I came across the words of Sunette and Bernard Poolman, I cannot explain it any other way as a sensation that the message in their words reflected so perfectly, so deeply and intimately that complex and intricate relationship that I was facing within my mind. And just as Sunette explains in this video,  the more and more i became familiar with the material and the more I allowed myself to look at myself through the words that were actually seeing beyond the immediate program, the more I became to also look more into the potential instead of just going into the emotional/feeling experience of the mind, and yes of course there is still a long way to go, but I do trust the road/process ahead, which has also taken a process to accept lol, and accept me in this road, because now I am able to see what I have been creating of myself and now it´s just impossible for me to conceive where would I be if it wasn´t thanks to this process... it´s a challenge yes, but it´s also so much more than just a challenge, it´s life itself, or as it´s said- This is Life, man!

jueves, 1 de febrero de 2018

Mi jornada hacia la vida, día 1073, Perdón a uno mismo



Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haber relacionado el portar y cargar un arma con la idea de "ser fuerte", puesto que tal como uno ve en las películas o en las historias o noticias que uno escucha, las personas con las armas "siempre dominan y tienen el control de la situación sobre aquellos que no" y así con todas las cosas en el mundo, como cuando uno siente temor de lo que los demás puedan decir acerca de uno y entonces uno comienza a buscar criticas y juicios de valor acerca de los otros para hacerlos ver "como menos" sólo porque uno se siente exactamente así, uno se siente inferior y se siente 

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta de que a lo largo de mi vida siempre que sentía miedo de salir a la calle, usaba y cargaba armas porque de esa forma me hacía creer que dominaba mi temor hacia las personas, al aparentemente contar con un medio a partir del cual podía dominar a otros, porque de ese modo lo veía en las películas de acción, de esa manera se presentaban en mi propia mente como una alternativa en el momento que pensaba en la posibilidad de ser agredido por las personas en mi entorno; y curiosamente si me veía a mí mismo en esa imagen mental sólo sin ningún arma me sentía impotente e incapaz de hacerle frente a mis agresores, pero si me veía en esa imagen cargando algún cuchillo o algún tipo de arma, me sentía poderoso, me sentía en control de ese miedo. Y en este sentido comencé a generar los pensamientos de violencia que poco a poco acrecentaron esta tendencia y motivación mía a querer ponerme en una situación de riesgo para pretender probar este valor, es decir probar este VALOR a través de las armas como algo real que entonces, aparentemente, me dan la capacidad de caminar y vivir "sin miedo de las personas en mi entorno".

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haber relacionado la idea de "cargar un arma con poder y fuerza", en lugar de ver a aquello a lo cual me veo proyectando mi temor, para reconocer que cuando sea que uno busca y trae en los pensamientos la consideración o idea de que necesito "protegerme de este miedo mediante el uso de tal o cual cosa - lo cual puede ser un pensamiento, una palabra, una acción) uno en realidad está colocándose a uno mismo en separación del verdadero potencial que uno es como vida.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta de que yo soy el que ha utilizado armas para sentirse seguro del mundo que en realidad teme y del cual se caga de vivir, lo que en realidad hace que una persona recupere la confianza en sí mismo para saber que no volverá a lastimar a nadie, y que aunque falle siempre tendrá la capacidad de mejorar y cambiar, es probarse a uno mismo con, en y a través de actos de valor auténtico y verdadero, de aquellos que nos confrontan con la parte más oscura de nosotros mismos en la más absoluta y radical honestidad con uno mismo, que uno en realidad deja de temer al mundo y deja de utilizar armas (armas que son palabras, armas que son pensamientos, acciones, de desconsideración hacia el otro)

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que buscar siempre la forma de "defenderse" bajo la excusa de que uno se percibe como "atacado/víctima" dentro de una situación que uno teme, me da entonces el derecho de buscar la forma de herir al otro, cuando en realidad, si uno observa a las artes marciales por ejemplo, el propósito en realidad se ha colocado en vender esta idea de las artes marciales como una forma de violencia que en realidad no es, ni tendría por qué pretender el daño de la otra persona, sino el dominio de uno mismo, el dominio del cuerpo, el dominio de la propia mente y la experiencia emocional que emerge al momento de verse en un combate; lo cual es una de las cosas que he notado con las personas de la penitenciaria, pues en realidad estas personas también sienten miedo de sí mismos, sienten que no son lo suficientemente fuertes como para enfrentar un sistema que constantemente nos limita en diferentes formas (no sólo económicas) sino sociales, políticas, educativas, ideológicas, etc., y es por ello que han recurrido a la violencia, pues no sienten la confianza en sí mismos para poder hacerle frente a cualquier situación que se presente en su vida buscando siempre la mejor solución para sí mismos y para los demás.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haberme definido en la personalidad mesiánica o salvadora, que corre a rescatar y ayudar a las personas para entonces sentirme bien y seguro de mí mismo, porque eso entonces era mi forma de confirmar que había logrado resolver mis propios problemas, que ya había resuelto mi miedo, que ya había resuelto mis complejos y por ello ahora me encuentro "seguro y a salvo", sin darme cuenta que en realidad no existe forma de librarse por completo de los problemas y de la mente al 100 por ciento, ya que uno siempre enfrentará más y nuevas situaciones que nos hará crecer o caer dependiendo siempre del punto de partida que uno tenga al iniciar con dicha acción; y la personalidad mesiánica no es una solución, pues es sólo en la humildad del reconocimiento que uno se da a uno mismo al saberse un aprendiz de la vida en la misma horizontalidad que cualquier otro ser humano y expresión de vida, y es sólo entonces que uno puede confiar plenamente en uno mismo, pues es así como uno se asegura de vivir en la constancia del respiro de vida y no ya por el deseo de llegar a alguna meta donde uno entonces se encuentra por encima de los demás o por debajo de los demás.

Continuo en el próximo post

miércoles, 31 de enero de 2018

Mi jornada hacia la Vida, Día 1073, Una visita a la penitenciaria en Islas Marías


"El mundo nos rompe a todos, mas después, algunos se vuelven fuertes en los lugares rotos." #Hemingway

Hace algunas semanas, se abrió una oportunidad que sinceramente tuve que meditar por no poco tiempo, pues una parte de mí tenía un extraño temor de verme confrontado nuevamente con la situación de ir a la penitenciaria y en esta ocasión, no sólo Santa Martha, sino la penitenciaria ubicada en Islas Marías, dónde tendré que no sólo asistir a prestar apoyo y asistencia con algunas terapias para los internos, sino que viviré en la prisión por un periodo de 1 mes (correspondiente al mes de Marzo).

Me he dado a la tarea de escribir un poco acerca de este temor que siento, y poco a poco he ido confrontando algunas ideas como el temor mismo que inevitablemente emerge al encontrarse cerca de personas que fueron catalogadas como "peligrosas", y es decir, por supuesto el grado de peligrosidad es algo que no pretendo pasar por alto al convivir con esta gente, pues invariablemente al hecho de que la esencia más auténtica e intima de estas personas ha sido la consecuencia de un sinnúmero de factores que jamás aprendieron a confrontar y, por mucha estabilidad que exista en uno frente a los movimientos de la mente de uno y de otros seres humanos, quiero permanecer atento a tantas señales como me sea posible leer y tantas advertencias como pueda advertir, ya que no se puede confiar en la mente que permanece siempre impredecible y reactiva ante todo y cualquier impulso que se presente dentro de ellos.

No obstante, y aunque suene contrario a mi primera declaración, quiero tener FE en mí mismo, en las herramientas que he venido viviendo y aplicando desde hace ya algún tiempo, para trazar con certeza el origen de mis temores y con ello saber exactamente lo que he permitido y aceptado dentro de mí como este temor que ha colocado a través del cual he colocado a estas personas en separación de mí. Pues en realidad mi temor no se encuentra en ir con los internos y convivir con ellos, tanto como en aquel hecho que normalmente suele dictarse a novedad de sorprenderse en reconocimiento de la propia ignorancia e inexperiencia cuando uno se confronta con la persona que ha visto y sentido demasiado de la violencia del mundo, y que ha integrado tal violencia en su mente y su propia existencia que cualquier oportunidad para apartar de la vista un velo tan denso, me confronta con uno de aquellos patrones mentales que en realidad descubrí acerca de mí mismo la primera vez que fui allá. Lo cual consiste en y de este complejo salvador/mesiánico, que no es otra cosa que el reflejo de mi propio alterEGO tratando de salvarse a sí mismo a través de una experiencia, en lugar de permitirme soltar y dejar ir lo que sea que haya aprendido a definir y crear dentro de mí como la supuesta versión de un YO, que no es más permanente que la mente cambiante entre los diversos pensamientos que sabemos pueden llegar a experimentarse tan sólo en el transcurso de una mañana.

Curioso el hallazgo, pues en realidad es en la propia vulnerabilidad que temo dónde siempre he encontrado respuestas para verme de la manera más honesta conmigo mismo y en ello la solución para romper el caparazón que me hace querer protegerme del mundo, tal como le ha ocurrido a estas personas que se han aislado a tal grado en el caparazón de la mente, que cualquier alternativa al modo en que viven parece imposible, aunque es tal y como dicen: "No hay cosa más imposible que lo imposible".

Por ello quiero caminar el perdón a uno mismo de algunos de estos temores que he llegado a notar en la superficie de esta experiencia que he notado en estos últimos días:

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haber proyectado mi miedo hacia los internos de la penitenciaría, en lugar de ver dentro de esos miedos que he colocado en ellos, ¿qué de mí mismo aún no me he permitido enfrentar y reconocer en honestidad conmigo mismo y cómo en esa separación que he hecho del asesino, del violador, del secuestrador, del extorsionador, etc., me he negado a ver y reconocer la existencia de estos puntos en mí, pues pareciera que apenas se presentan estos pensamientos, ideas o experiencias dentro de uno mismo, lo que he tratado de hacer es apartarlas rápidamente de mí mismo diciendo: "No, eso no soy yo, eso no es lo que soy", sin embargo, aquí estoy reaccionando aún a esos patrones que se encuentran en apariencia fuera de mí, pero ¿no soy acaso yo quien experimenta este miedo? ¿no soy yo acaso el creador de este miedo hacia dichas manifestaciones?

Me comprometo conmigo mismo a que en el momento que emerja algún temor dentro de mi mente a ir a la prisión, observo en honestidad conmigo mismo dentro de y a través de dichos temores

Me comprometo conmigo mismo a caminar a través de todos y cada uno de éstos temores que he generado y proyectado en separación de mí mismo, para poder caminar y ver con claridad el origen de estos temores en mí y en ello encontrar y apoyar con alguna solución que "puede o no" ser tomada en consideración por los internos, pues también veo que el primer paso a caminar fuera del alterEGO mesiánico/salvador, está en entender y reconocer que cada uno decide y toma dirección de su vida, pues tal y como ocurrió en mi experiencia previa durante la penitenciaría de Santa Martha, de todas las personas a quienes se les presentaron diversas herramientas y soluciones, sólo unas cuantas tomaron la decisión de implementarlas y llevarlas a cabo, el resto simplemente tomó la decisión de ignorar y olvidar lo presentado

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo haber generado el temor a hablar y convivir con los internos en la penitenciaría, pues antes de siquiera encontrarme allí, puedo ver dentro de mi mente cómo emergen estos pensamientos en los que veo a los internos de ya rechazando, ignorando e incluso burlándose de las herramientas que uno pueda presentar o de las soluciones que uno pretenda traer, sin darme cuenta que entonces no son ellos, sino yo quien se está dando por vencido antes de siquiera intentar, pues también puedo ver que al igual que varias personas rechazaron e ignoraron las herramientas, conocimientos y servicios prestados, también existieron un buen número de personas que recibieron dichas herramientas con gusto y en ello, encontraron un alivio a la carga que en su mente habían generado. 

Me comprometo conmigo mismo a caminar a través de estos temores y dudas que he generado acerca de mí mismo y de mi capacidad para lidiar con estas experiencias, para en ello poder extender, compartir y ofrecer los regalos que he encontrado en mí mismo en y a través de la aplicación del perdón a uno mismo, la honestidad con uno mismo, el respiro de vida, la aplicación del sentido común y la consideración de la Unicidad e Igualdad dentro de y como toda la vida.

lunes, 29 de enero de 2018

Mi jornada hacia la Vida, Day 1072, How I see the Geometry and Patterns of Emotions



As I was hearing this video made by Sunette Spies, in which she shares one of the most recurrent experiences from anyone who gets to know the Portal and essentially the whole Desteni movement.

I can recall on my personal experience, how throughout my life this has been not only an experience that I had towards the Portal, but also towards almost each and every single person in my life, and this of course for a very long time. I am of course speaking about the fear of having our thoughts being seeing or read by other people; because when one has a self honest look within oneself, we have that tendency to let our mind go all over the place creating any possible scenario and circunstance about ourselves, the people around us, and many other things, but I do believe that the most important relationship within it all, is the picture we like to see and create about ourselves and our lives and what we would like our lives to be.

I am not going to say that it is easy to listen to the things that we don´t like to hear about ourselves, but if we dare to be self honest about it: the only reason why we don´t like the idea of being exposed, it´s because we know and are actually pretty aware of what exists within us and what we have created within and as ourselves. But isn´t it curious at the same time that we are at the same time so separated of our own thoughts that their very existence represents already a point that we hide from and we hide from them and the responsibility for our own creations (speaking about our thoughts, feelings and emotions) that we keep them only for ourselves in the dimensions of our mind, where no one is able to see them, but ourselves?

We so quickly run to the conclusion that we are protected in our minds, that we at the same time miss the opportunity to realize: Maybe if there is something I am ashamed of within my mind, there is something that I should have a look at self honestly within me, not because someone is able to see within me, but simply by the mere fact that it is something that is not letting me live in the way that I would actually like to live and express (considering of course the most basic common sense of doing to others/relating within others and living with others as I would like them to do, live and share with me).

Give yourself just one chance, one opportunity to consider another vision, another possibility to look at yourself as you have never conceived possible.

Desteni I Process:

http://lite.desteniiprocess.com/