miércoles, 17 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1869, El principio de las relaciones como acuerdos

11. El principio de las relaciones como acuerdos


Individuos que se unen para apoyar la manifestación de las mejores versiones posibles de nosotros mismos y de los demás. Nutriéndose mutuamente y apoyándose el uno al otro para transformar las debilidades en fortalezas. Creando un espacio seguro para la expresión saludable de la intimidad y la sexualidad.


Desde hace un par de meses, me he estado reuniendo periódicamente con un amigo de la carrera, con quien he estado colaborando para diversos proyectos desde entonces, y sinceramente siempre fue una de las personas que más admiré en y durante todo este proceso en la carrera, tanto por su capacidad y facilidad creativa, como por su pasión por la lectura y entrega intelectual a siempre mantenerse al tanto de las nuevas tecnologías, desarrollos y avances en el medio. hace cosas de dos meses, cuando volví a reunirme con él, ambos nos encontrábamos buscando nuevas formas de hacernos de ingresos, y fue entonces que él me comentó que se encontraba interesado en el negocio de los tatuajes. Así que, como el no tenía las facilidades para pagar el curso de tatuaje como yo lo hice en su momento, le presté mi equipo y le proveí de los materiales para comenzar a practicar; de igual manera compartí lo poco/mucho que sabía dentro de y en relación con el proceso de tatuaje, y como prueba de fuego realizó un tatuaje sobre sí mismo y posteriormente me hizo un tatuaje para poner a prueba lo que había aprendido. 

De ese evento, él comenzó a moverse para invitar a todas y a cuantas personas fuera posible para volver a emprender este negocio, lo cual sinceramente también sirvió de motivación para mí al momento de ver la velocidad y entrega que tenía en y hacia el negocio mismo; pero no ha sido sólo eso, sino que justo el día de ayer, fuimos a hacer una grabación para un grupo de jazz, dentro de lo cual él me pidió mi apoyo con las grabaciones y con el equipo; también nos encontramos colaborando en el desarrollo de una novela gráfica, y apenas el día de ayer, con el dinero que nos pagaron de la filmación, nos conseguimos unos cursos en la plataforma de Domestika para poder aprender más de la ilustración digital. Esta semana también tenemos planeada una sesión fotográfica para una danza Butoh y algunos tatuajes que tenemos en puerta. 

Con este amigo en particular, he estado estableciendo el principio de relación como acuerdo, pues aunque si bien no se trata de una relación de pareja, de esta amistad se ha establecido un punto de apoyo y desarrollo mutuo que, en este momento de nuestra carrera, nos ha apoyado y beneficiado a ambos para seguir creciendo y explorando nuevas y mejores formas de capitalizarnos y al mismo tiempo de continuar el proceso de perfeccionamiento tanto interna como externamente.

lunes, 15 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1868, Perdón a uno mismo: La energía de la vergüenza

Hay muchas cosas por las cuales debo trabajar el perdón a uno mismo, sin embargo no se me ocurre ninguna que pueda "exponer de manera pública", ¿por qué? Porque siento vergüenza de todas y cada una de ellas; aunque viendo a esta experiencia de vergüenza en honestidad conmigo mismo ¿no es esa misma vergüenza un indicador preciso de la naturaleza del abuso que estoy permitiendo y aceptando dentro de mí? ¿no es la vergüenza misma en relación hacia dichos puntos, que comienzo a generar mi propia resistencia de descubrir y destapar en honestidad conmigo mismo (sin que esta honestidad implique o involucre a los demás) justo esos punto de abuso hacia mí mismo y hacia los demás?

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tolerar y admitir la experiencia de la vergüenza dentro de mí, sin ver, darme cuenta y reconocer en honestidad conmigo mismo que al caminar a través de éstas experiencias, me puedo deshacer de la carga que la vergüenza y las experiencias del pasado implican, como toda la culpa que he admitido y generado dentro de mí, con respecto a estos puntos que se han manifestado en mi mente, donde los pensamientos violentos, el enojo, la ira, así como la lujuria, la envidia y la competencia interna se acumulan y son precisamente lo que me llevan a querer participar de otras formas de abuso hacia mí mismo, como lo fue con respecto de mi participación en las drogas, para poder fugarme, escaparme y evadirme a mí mismo en aras de esta "pretensión e idea de sentirme especial, sentirme en claridad", cuando de hecho ninguna claridad, ni proceso se estaba realizando dentro de esos "estados alterados de consciencia", simplemente era una alteración de los sentidos y una exaltación de mi propia experiencia energética; sólo caminando a través de la vergüenza que siento de estos pensamientos, es que de hecho comenzar el proceso de levantarme sobre mis propios pies , y comenzar a levantar la cabeza con dignidad estableciendo los principios de este proceso como mi guía para ejercer mi principio rector

Es curiosa la experiencia de la vergüenza, porque si se tratara de algún punto que me hiciera sentir "orgulloso" de mí mismo, lo expondría sin dudarlo, incluso lo haría bajo bandera de poder "ensalzar mi ego" y "vanagloriarme a mí mismo", pero justo porque percibo esta experiencia como algo "contrario" a la imagen que he querido ver y proyectar de mí mismo en busca de la aceptación y el aprecio de las personas, que me escondo detrás de la vergüenza, y pongo como máscara el silencio para no tener que enfrentarme a mí mismo ni a los demás; ya que, de antemano puedo ver que la razón misma de la vergüenza a hablar y exponer estos puntos en honestidad conmigo mismo, reside en el hecho mismo de mi participación en el deseo de ser aceptado, aclamado, amado, bien recibido y percibido por los demás, sin la existencia de estos deseos, sus polos opuestos no podrían existir y no tendrían influencia sobre mí.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo esconderme detrás de la máscara de la vergüenza y el silencio, para pretender que puedo mantener la idea que he querido creer de mí mismo, en esta proyección de "estoy bien", "me encuentro bien", "nada me pasa", "nada me afecta" déjenme solo", cuando lejos de que este viviendo una corrección, sólo me encuentro enraizando y reforzando los mismos procesos de abandono de mí mismo, en y hacia mi propio ser más íntimo, al dejar que este sistema de consciencia tome dirección de mí, en lugar de yo darme esa dirección a mí mismo incondicionalmente

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que no estoy lito para hablar o exponer cualesquiera de los puntos que emergen dentro de mí o de mi mente, sino hasta el momento en que los he "trascendido" por completo, sin darme cuenta que justamente un punto importante para la trascendencia es el hablar una y otra y cuantas veces sea necesario del trayecto y de las cosas que emergen tanto dentro como fuera de mí.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer en honestidad conmigo mismo que al callar la violencia de mis pensamientos en la que me veo a mí mismo haciéndole daño a las personas en mi entorno e incluso a mis seres amados, lo que hago es en realidad reforzar esos mismos pensamientos, en lugar de tratar de manera sincera, real, cruda los puntos de su origen por los cuales me veo proyectando estas experiencias energéticas emocionales, que al final veo en toda claridad no son más que reacciones ante nimiedades y berrinches que llego a tomarme de manera personal, pero que justo en y por la proyección misma que apuntan aquellas ideas, es que el silencio de mis palabras les da fuerza a esas imágenes, sobretodo cuando permito que se repitan una y otra vez, porque es allí donde yo mismo me programo a mí mismo para eventualmente llegar a ese punto donde entro en conflicto con las personas por algo que, por más que pasen años y años, al no tratarlo y enfrentarlo, simplemente se arraiga perpetuamente por y a lo largo del tiempo hasta que finalmente resulta insostenible y estalla, ya sea con malas palabras o incluso con acciones.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo abrazar esta experiencia de vergüenza dentro de mí como la gran maestra que es, ya que en los momentos en los que he cometido tal o cual error, sería mucho más observador de mis acciones, lo cual habla de la intención del perfeccionamiento, aunque suele ser mal dirigido precisamente por el deseo de "acrecentar y dar valor a la personalidad" por encima del ser mismo, es por ello que

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo dejar que la vergüenza se convirtiera en una experiencia energética que me llevaba directamente a tratar de levantar una nueva imagen o una nueva idea de mí mismo a través de la creación de personalidades, en lugar de utilizarla como esta oportunidad que surge dentro de mí mismo para mostrarme qué es exactamente aquello en lo que me estoy engañando y escondiendo a mí mismo, en lugar de darme la oportunidad de ser honesto conmigo mismo

Me comprometo conmigo mismo a cambiar mi relación con la energía de la vergüenza a un punto de oportunidad para poder trazar el origen de los puntos en los cuales haya permitido y aceptado la deshonestidad conmigo mismo a través del deseo y proyección de mí mismo como personalidades, en lugar de ver y traer la expresión auténtica de mi ser.

sábado, 13 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1867, Recomendación de Serie EQAFE "Demonios en el Más Allá"



Esta es la serie más reciente que he estado escuchando en EQAFE; la primera vez que la escuché fue de hecho hace algunos años, cuando EQAFE apenas comenzaba con sus primeros pininos a compartir algunas de las perspectivas e historias, desde revisiones de vida, hasta recorridos completos por la historia del universo y de la humanidad.

Pero esta serie en particular, me ayudó a replantear algunas de las preguntas y cuestionamientos más importantes con respecto de aquello que mal llamamos "ética" en este mundo; y lo mucho que la doble moral nos ha traído hasta donde nos encontramos el día de hoy a nivel global. Es interesante, porque en realidad ver la vida a través de los ojos de un demonio, es muy similar a pararse en el fondo de nuestra más densa obscuridad y sentir por un instante, en la más brutal honestidad de nuestro ser, lo que verdaderamente permitimos y aceptamos dentro de nosotros mismos, no sólo al participar en las experiencias "negativas", sino lo que ocurre cuando nos dejamos llevar por el espectro opuesto y comenzamos a alimentar el juego de polaridades que no hacen más que perpetuar la destrucción del mundo en su totalidad.

Esto es el verdadero trabajo de la sombra, Mykey (Mi llave) precisamente funge como el canal que sirve de puente a replantear algunos de los secretos más obscuros de la mente, escondidos justo donde ninguno consideraría encontrarlos, justo en el centro de la "luz..."

viernes, 12 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1686, Perdón a uno mismo sobre los pretextos mentales

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo participar de los pretextos de mi mente para no escribir, para no moverme e impulsarme a caminar a través de lo necesario a enfrentarme a mí mismo en honestidad conmigo mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo buscar excusas y pretextos para evadirme en lugar de darme a la tarea de realizar las cosas que me he propuesto a mí mismo realizar para de hecho lograr las cosas que me propongo hacer dentro de y a lo largo de mi vida

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo considerar o siquiera hacer caso de las excusas y pretextos de mi mente para dirigir mi atención en otras partes, siendo que en realidad veo y me doy cuenta en honestidad conmigo mismo que al desviar mi atención fuera de las tareas y compromisos que me he asignado a mí mismo, lo único que estoy logrando es ponerme el pie a mí mismo y ciertamente retrasar mi propio avance sobre las cosas que de otra forma, ya habría concluido a este momento...

En y cuando me vea a mí mismo poniendo excusas, pretextos y desviando la atención en otras cosas, en lugar de enfocarme aquí, en lo que estoy haciendo y que me he comprometido conmigo mismo a hacer, caminar y realizar, respiro y me muevo a mí mismo empujándome de vuelta al punto de honestidad conmigo mismo para devolverme a mí mismo a mis tareas, compromisos y responsabilidades

Me comprometo conmigo mismo a ejercer de manera responsable y consciente la atención de y sobre mí mismo, la dirección de y sobre mí mismo, sin dar ya poder, fuerza o peso a las excusas, pretextos y justificaciones de la mente

jueves, 11 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1685, Soñando con hacer cosas

El día de ayer tras volver del museo memoria y tolerancia, simplemente tuve tiempo de volver a escribir la reseña de la foto de acción del día y ciertamente quedé profundamente dormido. Pese a que tenía la intención de continuar trabajando en la segunda parte de la novela que he estado hilvanando junto con un colega, puedo notar una serie de resistencias que han estado emergiendo en mí a esencialmente moverme y ponerme a trabajar sobre los diversos proyectos en puerta.

Justo tuve un sueño en el que me veía entrando a una suerte de auditorio en el cual me encontraba con un viejo maestro de la carrera, todos tenían una serie de instrumentos consigo y por mi parte llevaba un Didgeridoo, incluso mi maestro tenía tantas expectativas de mí que me prestaba un fino didge (de esos que estás subdivididos en diversos canales intercalados) y justo en el momento que los otros comenzaban a tocar y esperaban por mí, no podía sacar ni una sola nota... esto me frustraba de sobremanera y corría por un didge más sencillo, pero al intentar tocar nuevamente, no le sacaba ni una sola nota, y lo único que podía pasar por mi mente en ese momento es que no había puesto el suficiente empeño estudiando y practicando el didge, lo cual ciertamente también es una realidad dado el hecho de que lo he relegado a una esquina de la habitación y sólo lo toco de vez en cuando.

Cuando me encontraba viviendo en Tepoztlán, solía tocarlo prácticamente diario, primero y antes que nada por el simple hecho de que vivía solo, y aquí en casa de mis padres lamentablemente es un instrumento tan ruidoso que puede resultar molesto para la familia el tener que escucharlo diario; la solución práctica en este caso sería conseguir un didge más pequeño afinado a clave de Do, para que pueda ser mucho más silencioso, sin embargo en este momento me encuentro ahorrando la mayor parte de mi dinero para darle continuidad a otros proyectos, entre ellos el tatuaje, la ilustración digital e ilustración convencional. Y esto precisamente una de las cosas que percibo como el mayor problema per se; que los proyectos se vuelven tantos y tan diversos que no llevo del todo mi atención a un sólo enfoque; no obstante y tal como se discutía en la clase de creatividad el día de ayer en el Museo Memroia y Tolerancia: nacer con una "aptitud más desarrollada, no quiere decir que no se desarrollen otras", hay muchos padres que cometen el error de enseñarle a estos "niños genios" sólo aquello para lo cual descubren que tienen una inclinación o aptitud más fuerte que el resto de otras habilidades también necesarias para la vida, y el problema con ésto es que una vez que son adultos, ya les resulta sumamente difícil enfrentarse a otra suerte de problemas que demandan de ellos cierta creatividad.

Tras este sueño, de igual modo me vi soñando con hacer una serie de ilustraciones, pero incluso dentro del sueño, me vi frenado por mi propio pensamiento de: "Lo haré cuando me levante" curiosamente aquí justo estaba consciente del hecho de que me encontraba aún inmerso dentro del sueño, y es decir aunque evidentemente no era como para levantarme a las 2:30 de la mañana a dibujar, lo que veo aquí emergiendo no es por menos que simplemente esta constante representación de excusas y pretextos por el cual no me veo moviéndome a mí mismo a hacer más cosas, e impulsándome a de hecho desarrollar más cosas.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo frenarme a mí mismo de hacer y realizar los proyectos y tareas pendientes en y a lo largo del día, al poner excusas y pretextos para dedicarme a hacer otras cosas o incluso diciendo que me detendré primero a hacerme un te o que primero quiero descansar o hacer otra cosa antes que dedicarme y poner mi tiempo y esfuerzo en los proyectos y tareas pendientes

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo soñar con el deseo de hacer cosas, de concluir proyectos, de realizar ilustraciones y de aprender a tocar los instrumentos que me había dicho a mí mismo que lograría y que dominaría, sin de hecho llegar a cumplir ninguno de estos de manera completa precisamente porque y tal como fue mostrado en este sueño, no puse el suficiente esfuerzo para aprender a tocar dichos instrumentos o a realizar dichos trabajos e ilustraciones, pese a que había hecho todo para conseguir y adquirir las cosas necesarias, una vez las conseguí dejé de tener esa motivación y de imprimir el esfuerzo para terminar de dominarlas y mientras escribo ésto, puedo ver cómo el dinero se convirtió en un punto de motivación bastante amplio dentro de ésto, porque justamente esperaba que al conseguir o hacerme de estas herramientas, pudiera ponerme a trabajar con ellas de tal manera que se abrirían fuentes de ingreso para mí, lo cual en realidad no llegó a concretarse porque apenas lograba obtener aquellos aparatos, instrumentos y dispositivos, evidentemente había que dominarlos para poder llegar al resultado esperado, lo cual también me habla de la poca paciencia que he tenido para entender el trabajo y esfuerzo implícitos dentro de y hacia aquellas cosas y actividades que se requieren dominar para poder encontrarme en el punto que espero

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo esperar que fuera "fácil y sencillo" encontrarme en el punto con relación a aquellas cosas que planeaba y me proponía a mí mismo hacer, para conseguir dinero de y a partir de éstas, en lugar de ver y darme cuenta que no es en lo absoluto sencillo, rápido o fácil llegar a ese punto de "maestría" sobre un determinado instrumento o técnica en particular, pues requiere justamente de la labor de hacer, porque de otro modo simplemente me voy a quedar soñando e imaginando acerca de ello, en lugar de ponerme de hecho en y a la labor de lograr moverme a ese punto en el que espero llegar a encontrarme

Me comprometo conmigo mismo a dedicar el tiempo reservado a la práctica de una actividad de manera real para lograr precisamente el resultado que quiero conseguir al imprimir mi tiempo, esfuerzo y motivación dentro de ello

Me comprometo conmigo mismo a caminar a través de las excusas, pretextos y justificaciones, por los cuales me veo desperdiciando tiempo y esfuerzo en otras cosas que no son, ni están relacionadas con el trabajo que me he comprometido conmigo mismo a realizar

martes, 9 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1684, Enfrentando mi temor a conseguir "clientes" pt1

Este punto es más bien un recuento de una situación que ocurrió el día de ayer que, gracias a un amigo que invitó a su hermano a hacerse un tatuaje con nosotros.

Desde mucho antes de la universidad, siempre experimenté una gran inseguridad y ansiedad al momento de acercarme a las personas para invitarlas a formar parte de algo, y a lo que me refiero por "hacerlas formar parte de algo" hablo específicamente de que me cuesta un enorme trabajo tomar la iniciativa para "buscar clientes", "buscar el interés o el apoyo de las personas", y curiosamente este punto me resulta sumamente interesante y a la vez irónico porque, desde la infancia siempre tuve como esta predisposición a alejarme de los grupos de personas y aislarme, y por mucho tiempo justifiqué esta distancia como el hecho de que "no tengo interés en las personas y por ello no requiero de su interés en mí", es más si puedo mantenerlos a una buena y considerable distancia de mí es mucho mejor, porque en realidad lo que sucedía era justo todo lo contrario, debido a que tenía diversos intereses en las personas y no sabía como comunicarlos, sentía una gran vergüenza dentro de mí al momento de acercarme a hablar con las personas.

Y lo desafiante de esta experiencia de vergüenza, no es simplemente que se manifestara en su tan familiar forma y sensación de este "movimiento energético" en el estómago, las rodillas, la cabeza, etc., en mi caso en particular, comenzaba a temblarme la voz y se me inundaban los ojos de lágrimas apenas quería acercarme con las personas, por ello siempre trataba de alejarme tanto de las personas como fuera posible, y como que a lo largo de mi vida simplemente mantuve esta creencia dentro de mí de que siempre era mucho más fácil "apartarse por completo de las personas" esperando no necesitar su ayuda o su apoyo o su interés acerca de aquello que yo hiciera prácticamente jamás... lol

Sin embargo, justo el día de ayer, en la totalidad del transcurso del día, notaba como mi amigo se encontraba tan motivado por la cuestión del tatuaje que en menos de una semana consiguió atraer cuando menos a 5 clientes/personas interesadas en hacer un tatuaje; y el ver eso me hizo caer en cuenta de lo poco que realmente me he movido en el negocio, en términos de acercarme y ofrecer mi trabajo a los demás, precisamente bajo esta prerrogativa de que "espero que la gente venga hacia mí en lugar de yo llegar hasta ellos", sin embargo, puedo desde luego darme cuenta y reconocer en parte cuál es el origen de esta inseguridad y por ello quiero enfrentar y caminar a través de este punto, para que pueda realmente asistirme y apoyarme a lograr esa misma motivación en mí para acercarme a las personas a conseguir ese interés y apoyo de su parte a participar en los proyectos.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo sentir miedo de acercarme a hablar con personas desconocidas por mi propia cuenta, a menos de que tuviera una excusa o pretexto para poder hacerlo, que aunque ciertamente me ha resultado de gran apoyo para, en parte transitar a través de este temor, sigue siendo un mecanismo de defensa el escudarme tras esos puntos que me veo y siento obligado a "anteponer" para poder justificar la comunicación con una persona, donde aún dentro de y bajo esas condiciones sigue resultando absurdamente difícil para mí el ofrecer algún "producto o servicio" y cerrar la venta básicamente, porque en mi mente lo que ocurre es que me genero esta imagen de mí mismo recibiendo una "negativa", siendo "rechazado" previamente por las personas lejos de impulsarme a conseguir ese "interés de las personas" para hacerse algo o conseguir algo con y de ellos

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer y pensar en la excusa "me es muy difícil acercarme a hablar con las personas" con lo cual yo de antemano he programado ya la imagen de "rechazo" dentro de mí mente, en lugar de asistirme y apoyarme a mí mismo para caminar a través de ese temor y darme cuenta que, desde luego tengo un interés en las personas y ellos pueden también tener un interés en recibir cierto "servicio" de mi parte, sin embargo, por supuesto no todos van a querer recibir esa clase de apoyo o servicio, porque no todos requieren de esa clase de producto, apoyo o servicio que puedo ofrecer y eso está bien, sin embargo, dentro de esto

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer y anticiparme dentro de la idea de que "nadie está interesado en lo que hago", "nadie quiere recibir mi apoyo, productos o servicios", cuando eso en realidad no es cierto, sin embargo, en la medida que me he convencido a mí mismo de esto, es que yo mismo me he puesto esa barrera e impedido deliberadamente el lograr comunicarme con las personas, porque de igual manera no quería caminar a través del esfuerzo que implica de hecho mover y enfrentar esa ansiedad social para lograr motivarme a mí mismo a conseguir clientes.

El deber llama... continúo en el próximo post

lunes, 8 de abril de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1683, Non violent communication





I found this videos recently on the subject of non-violent communication, which actually while listening to the full interviews of this guys, I found quite interesting that the very origin and effectiveness of applying this form of communication, comes from the very act of simply placing ourselves in the shoes of another, understanding just how we would like to be understood by the other person when we are doing just that weird or seemingly noisy and disturbing action that we ourselves don´t even realize how disturbing it can be for other people. 

And I mean it´s just a point of "Self honesty" in terms of realizing how we are reacting towards the words of another, but how little we actually stop to understand "what is it that we are reacting of the other person? What does this reaction says about me? How can I communicate about it effectively letting the other person understand that this that is going on within me its actually Not personal towards them but it´s something happening within me?

Something that I also enjoyed a lot about this videos it´s the way in which those little funny hand puppets reflects not the "good or the bad", but only a part of ourselves that is trying to get and be understood by and through different means, specially when we become the Jackal that reacts towards a particular situation, but spite that it doesn´t really finds the way of expressing it clearly for the other it lets us know that there is something that we are actually holding within ourselves that is trying to find a way to be communicated, but it´s up to if we will allow the Jackal to simply come in it´s reactive way or we will stop for a moment and try to find the real way of giving just the exact words that will allow us and the other understand what is really going on.

Check them out!