sábado, 16 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la Vida, Día 1161, Mi relación con el dinero 19




Comparto estas entrevistas de la serie "Sistematización Cuántica" (links haciendo click sobre las imágenes), porque además de que puedo identificarme plenamente con lo que se ha compartido en dichas entrevistas, también quiero expandir un poco sobre éstos puntos y lo mucho que mi relación con el dinero de hecho está relacionada con esa necesidad de por ejemplo en ocasiones "No pedir ayuda a otras personas", por temor a resultar ser una molestia para otras personas o por ejemplo querer mostrarles que "yo puedo hacerlo solo y que eso aparentemente me hace fuerte" o que recibir esa ayuda de otras personas podría significar verme "comprometido" con otras personas y después verme obligado a devolver el favor porque entonces he generado una "deuda" con y hacia esas personas; en fin muchas otras razones, motivos y excusas de por qué no recibiría y terminaría rechazando esa ayuda.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo no querer recibir ayuda de otras personas, porque entonces ellos aparentemente se llevarían el "crédito" por mi trabajo, o ese logro ya no sería completa y del todo mío

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo resistirme a recibir ayuda y apoyo de otras personas al creer que ellos querrían llevarse el crédito por esa tarea en particular, ya que en realidad viendo a este punto en cruda honestidad conmigo mismo, eso es exactamente la clase de cosas que yo en ocasiones haría cuando alguien solicitaba mi ayuda para algún punto en particular, siempre querría que se me diera parte de "el crédito" por llevar a cabo tal o cual acción, lo cual es simple y sencillamente este deseo de ensalzar mi ego para poder regocijarme de ello posteriormente o bajo otras circunstancias

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que puedo definir lo que soy o quien soy alrededor de "logros, metas o éxitos alcanzados", sin ver que de hecho al hacer ésto lo que estoy haciendo es limitarme a mí mismo a una sola definición de mis capacidades y mi potencial, en lugar de ciertamente permitirme expandir y continuar aprendiendo incondicionalmente 

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo tener miedo de pedir ayuda a otras personas al pensar que pedir esa ayuda sería una molestia y una carga para los demás, con lo cual entonces ellos me resentirían y posteriormente no querrían darme o prestarme ayuda, ya que en realidad puedo ver cómo por ejemplo cuando mi familia o las personas en mi entorno me piden ayuda, pero sobretodo aquellas personas con quienes he creado un vínculo ya de varios años, a pesar de que siempre accedería a ayudar, dentro de mí sentiría una forma de irritación y molestia al tener que "salir de mi rutina o zona de confort" para ir y ayudar a otros, dentro de esto

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo relacionar el salir de la rutina y de mi zona de confort como "una molestia" porque entonces al hacerlo, me retraso en el cumplimiento de mis propias actividades, las cuales querría terminar de la manera más breve posible, sin ver cómo entonces de igual modo crearía esta idea de que pedir ayuda a otras personas se convierte en una molestia, pero no consideraría que de hecho mi ayuda en esos momentos haría que esas personas pudiesen terminar con su propia lista de actividades de una manera más eficaz y breve, lo cual simplemente no trasladé o traduje a mi propio mundo y realidad

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta de que yo mismo he creado la presión e idea en mi mente de que no soy capaz de recibir ayuda de otras personas, ya que en realidad en todos esos momentos en los cuales rechacé la ayuda de otras personas, incluso cuando sin pedirlo ellas mismas vendrían y tratarían de ofrecer su ayuda, sería yo quien se cerraría a esa idea por y como consecuencia de mi participación de y en mi propio ego

Me comprometo conmigo mismo a abrirme a recibir ayuda y de igual modo a pedir ayuda a las personas cuando sea que me vea cerrándome a la idea de que debo terminar yo solo una actividad en particular

Me comprometo conmigo mismo a abrirme a recibir ayuda de otras personas, haciendo ya de lado la creencia y definición de mí mismo entorno a "completar una determinada tarea, meta o proyecto para ensalzar la idea de mí mismo siendo exitoso, o más que los demás por aparentemente hacer más que otros"

Sin embargo, tal como se menciona en la entrevista, las personas eventualmente dejarían de ofrecer su ayuda hasta que, después de algún tiempo, llegaría ese momento en el que verdaderamente querría y desearía tener y recibir esa ayuda de otras personas, pero me encontraría solo y aún si me acercaba a solicitar ayuda, estas personas ya habrían ofrecido su ayuda a otra persona. Lo cual llevó al siguiente punto que fue enfrentarme ahora con la presión de "al no haber completado todo lo que tengo y necesito hacer, ahora tengo que desvelarme y pasar las noches trabajando también para completar dichas actividades", y es decir, desvelarse una noche o dos está cool, pero llegaría un momento en el que poco a poco los desvelos se convertirían en parte de la rutina y mis días comenzarían a desplazarse hacia las noches, encontrando entonces no pocas dificultades para poder comenzar el día por las mañanas...

Otro de los puntos que comenzaron a emerger dentro de esa "presión" que yo mismo comencé a generar a partir de no querer recibir ayuda de otras personas y de esas noches sin poder dormir, es que dejaría de atender esos momentos del día a día en los que ocurriría algo a lo cual reaccionaría por ejemplo, pero lo dejaría para después pensando que "me daría un tiempo para escribirlo y aplicar perdón por ello", pero y como ocurre en muchas ocasiones, no siempre tendría únicamente aquellas actividades dentro de mi horario y rutina, sino que por supuesto emergerían todas esas situaciones del día a día que debería de atender a medida que emergían para no verlas "acumulándose" dentro de mi rutina y mis actividades y al final, también me quedaría sin escribir y también se acumularía ese estrés de todos esos momentos, pensamientos, sentimientos y emociones que entonces no podría darme un chance para poder trabajarlos...

En estas últimas semanas, con todos estos cambios que han estado aconteciendo en relación con el trabajo y el dinero, al contrario de lo que solía hacer, en términos de no pedir ayuda, me he acercado a varias personas a pedir ayuda e incluso me he unido a un círculo de hombres donde todos ofrecemos y compartimos actividades, trabajos y apoyo, realizando actividades conjuntas para encontrar nuestras fortalezas y debilidades para entonces trabajar con ellas y así lograr mejorar y explotar nuestro potencial y diversificar nuestro panorama de un determinado punto en particular.

Hace algunos años, rechazaría de igual modo todo tipo de ayuda por parte de otras personas que no estuvieran alineados con la visión de Desteni por ejemplo, precisamente porque temía y me mantenía escéptico al respecto de cualquier cosa que no percibiera "alineada" con el proceso; ese primer momento en el cual me permití por un momento abrirme un poco fuera de únicamente trabajar con el margen de Desteni, fue en el momento que llegué con los Indios Americanos y comencé a entrar en los Inipis, porque evidentemente la cosmovisión e incluso el trabajo giraba completamente dentro del margen de un camino que parecía inclinarse por y hacia una religión y espiritualidad que pedía y buscaba apoyo en separación de uno mismo; aún caminando con los Indios me mantuve escéptico dentro de "el camino rojo" por bastante tiempo, mientras me mantenía escribiendo y trabajando con el proceso de la escritura del perdón a uno mismo, la aplicación de la honestidad con uno mismo, el sentido común práctico, la declaración de compromisos, el respiro de vida, etc., hasta que llegó un momento en el que por un momento (y he de añadir, tal vez ciertamente necesario como parte del proceso de aprendizaje) me di la oportunidad de soltar toda esa presión que había colocado sobre mí mismo y dejé de escribir por un tiempo, sin embargo, en el momento en el que se presentó nuevamente una situación en la que requería realizar ese "trabajo de escribirme a mí mismo, de perdonarme a mí mismo y caminar con las herramientas", las habría hecho a un lado por considerar en mi arrogancia que "ya me encontraba en un punto donde podía moverme con lo que había aprendido en la extraña mezcla que había hecho entre la espiritualidad, el camino de los Indios y la visión de Desteni" que incluso hice a un lado esas herramientas como si estas fueran demasiado "básicas"... sin darme cuenta que me había quitado a mí mismo el volante de mi propio vehículo para poder encontrar las soluciones a todo cuanto se estaba presentando

De modo que "soltar" en efecto fue importante, pero ahora el trabajo que realizo y que ahora parece ciertamente más difícil aún que cuando empecé mi proceso con Desteni, ha sido el de retomar y volver a generar esa disciplina en la escritura y en el trabajo y el nivel de intimidad conmigo mismo con el perdón a uno mismo que ya había generado después de tantos años... incluso cuando me separé de los indios tuve ya no pocas resistencias a simplemente retomar el trabajo que ya se había logrado aquí (y entiéndase, no me alejé porque el proceso y trabajo con ellos sea malo o demás cuestiones, al contrario, les recomiendo a aquellos interesados en realizar un trabajo más a nivel de la fisicalidad el ir a sanar en los INIPIS con los Indios o incluso aventurarse en un proceso tan intenso como el Visión Quest o la danza del sol - la cual ciertamente es uno de los desafíos y procesos que quiero vivir en algún momento de mi vida -, sino porque simplemente consideré que mi proceso debía encaminarse de vuelta al enfoque que ya había manifestado y estructurado con Desteni).


jueves, 14 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1160, Mi relación con el dinero 18

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo ver y reconocer en honestidad conmigo mismo que he aceptado que el dinero pueda comprar y pagar absolutamente todo en este mundo, incluyendo, pero no limitado a mi seguridad, confianza, estabilidad, plenitud sexual, etc., al grado que le he dado y otorgado en mi mente este poder sin cuestionarlo en lo absoluto

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo colocar el dinero en separación de mí mismo al juzgarlo como bueno o malo, basado en mis creencias, ideales y valores que he puesto entorno y alrededor de éste

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo definir el poder en y como el dinero y por consecuente me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo querer obtener dinero para entonces tener poder sobre mi propia vida y mi propia existencia, sin darme cuenta de cómo en esta relación le he dado al dinero todo el poder y control sobre mí, para que me dirija y así yo obedecer el flujo del mismo, obedeciendo a mi carencia y temor a no tener dinero cuando este haga falta

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo desear y querer dinero para entonces tener control y poder de mi vida, así como sobre la vida de otros seres humanos, tal y como en mi sueño, donde aparecían mujeres a las cuales podría pagarles para satisfacer mis deseos y fantasías, donde entonces el dinero está por encima de la vida y puede comprar la vida misma

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer en honestidad conmigo mismo que he colocado al dinero por encima de la vida y por consecuente he creído y creado la creencia de que el dinero puede comprar la vida, sin ver que de hecho en la aceptación y permiso de cada ser humano al temor de y hacia el dinero, el dinero es literalmente Dios en este mundo

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer en honestidad conmigo mismo que el Dinero es Dios en este mundo y que le he dado a éste el valor y poder sobre la existencia para comprarla, destruirla y moldearla a las necesidades del sistema mismo, para que el dinero nunca deje de existir, donde yo mismo he aceptado mi participación y permiso en el uso de materiales y productos que son dañinos para el ambiente con tal de sacar adelante mi trabajo, sólo para mantener el flujo del dinero andando

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta y reconocer que el único acto de amor posible con el dinero, es si este se da de manera incondicional para todos los seres humanos, puesto que esto sería un verdadero acto de Dios cuidando de la vida y no del sistema

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo negar e ignorar deliberadamente que he querido usar y acaparar el dinero para satisfacción de mis propios intereses, constituyendo así uno de los actos de maldad pura más comunes que de hecho se realizan y ejecutan a diario por cada ser humano dentro de este mundo, lo cual me hace igualmente responsable por toda la destrucción y la maldad que toma lugar dentro del mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo juzgar el dinero como algo malo cuando en realidad no es el dinero en sí mismo el que causa las atrocidades sino que somos todos y cada uno de nosotros en nuestra aceptación y permiso al valor que se ha colocado sobre éste, y la forma en que entonces dentro de mí mismo y dentro e cada ser humano se justifican las acciones y excusas que destruyen la vida y a nosotros mismos con tal de tener éste para satisfacer y cumplir las ideas, creencias, deseos y fantasías que hemos creado en nuestra mente acerca de la vida según los ideales del sistema

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer en honestidad conmigo mismo que ni siquiera la espiritualidad se encuentra libre del uso y abuso del dinero, puesto que todos buscamos ser "el líder", "el shaman", "el maestro", "el gurú", "el ascendido" que en realidad profesa la misma ley de la atracción entorno al dinero para poder conseguirlo y obtenerlo a nuestra propia necesidad y satisfacción, sin ver que en realidad sólo alimentamos el mismo sistema que mantiene la pirámide y a todos los "maestros" en la cima de la misma definida primordial y principalmente por el dinero, donde sin importar lo que uno diga o haga, el dinero siempre hablará primero y hablará más fuerte que todas las voces, y este siempre se posicionará en aquel con derecho a dirigir a las ovejas en dirección al dinero

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo reconocer que mi deseo de convertirme en "hombre de medicina", no fue otra cosa más que mi deseo de tomar control y poder sobre otros seres humanos, para manipularlos y dirigirlos a mis intereses a fin de convertirme en uno de los miles de maestros y profetas y gurús que siguen el mismo principio de y entorno al dinero, en este sentido, puedo ver y darme cuenta de cómo perder el dinero en este momento de mi vida, ha sido de hecho una gran forma de apoyo para hacerme ver mi abuso y participación dentro de dicha creencia

Me comprometo conmigo mismo a promover el sistema del BIG (Basic Income Granted/Ingreso Básico Otorgado) hasta ver su implementación realizada y ejecutada plenamente dentro del mundo en igualdad

Me comprometo conmigo mismo a explorar y cambiar todas las ideas, creencias y acciones en las que me vea a mí mismo usando el dinero para de hecho comenzar a cambiar de ya mi participación dentro del mismo hasta que pueda de hecho deconstruir todas las formas de abuso que haya formado en y hacia el mismo

Me comprometo conmigo mismo a parar mi participación dentro de los sistemas espirituales de cualquier índole, pues no garantizan una forma de vida que de hecho sea la mejor para todos en igualdad

Me comprometo conmigo mismo a deconstruir la mente espiritual, hasta de hecho encontrar todos los puntos en los cuales me he separado a mí mismo de mi propio poder, incluyendo el sistema y religión de y hacia el dinero

martes, 12 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1159, Mi relación con el dinero 17

Desde el día de ayer he estado prácticamente en cama todo el día con fiebre, tos, gripa y demás, pero ahora he tomado un poco de medicamento y poco a poco estoy recobrando fuerzas, además de que no quería dejar pasar el día sin al menos escribir un par de líneas.

Entre la fiebre y todo el reposo que he mantenido desde el día de ayer por la tarde, comencé a notar una serie de sueños y alucinaciones que se desprendieron en la consciencia, y que dejaron ver una "relación" con el dinero que había estado apartando e incluso negando dentro de mí mismo

En el primer sueño, me encontraba en una ciudad, ya entrado en un empleo de marketing y publicidad, sintiendo esta "seguridad y confianza" de contar con un cheque mensual que garantizaba mi renta de un departamento; de igual modo en mi sueño aparecía una mujer que se me insinuaba por "los talentos y habilidades con los cuales yo contaba", al salir del trabajo caminaba a lo largo de una avenida oscura iluminada por los faros predispuestos a los costados de la misma; conforme continuaba caminando hacia el lugar donde me hospedaba, sobre la avenida pasaba un auto lujoso (de esos cuyos nombres uno siquiera se molesta en conocer debido al costo tan absurdamente inalcanzable que sólo pueden pagar el 0.00001% de la población mundial) pero lo llamativo acerca de este coche, era que se encontraba tirado de 4 leones blancos y negros, que lo llevaban por la avenida a toda velocidad; de hecho pasaban tan cerca de mí que por un momento tenía que brincar fuera del camino para salvarme de las zarpas de los leones.

Como si fuera algo de lo más normal en aquel "entorno onírico", simplemente seguí caminando hacia el lugar donde me hospedaba, cruzando por enormes y lujosos edificios, entre los cuales se encontraba uno por el cual al acceder, me encontraba con una enorme galería en el lobby, donde un amigo se encontraba exponiendo un sin número de obras y éxitos que lo habían llevado a ser uno de los artistas más reconocidos del momento, incluso las personas que atendían la recepción de la galería, estaban disfrazados como él, como si ya se tratara de una de estas super personalidades nivel Dalí.

Me apartaba de aquel lugar y volvía a moverme por los corredores de aquellos edificios, encontrando a mi paso un gran número de mujeres vestidas al estilo conejitas playboy, que ofrecían sus "servicios" a cambio de una suma de dinero, pero al salir del hotel, nuevamente pasó este auto de absurdo lujo que se detuvo frente a mí y me hizo subir al lado de un hombre trajeado, quien comenzó a darme un recorrido por los hoteles y lugares más lujosos de la zona atendidos por mujeres con las cuales la mayoría de los hombres nos limitamos a fantasear, y entonces me decía: Yo puedo darte todo ésto, está a tu alcance.

Y dentro del sueño, contrario a todas las quejas y protestas que haya desprendido en estos escritos, respondía: Si, ¿por qué no habría de tomarlo? Al despertar del sueño, quedó una cierta sensación de extasis y culpa por lo que acaba de dejar en evidencia ante mí mismo: mi propia avaricia y ambición por tener todas aquellas cosas que el dinero promete como parte de su existencia en el sistema. Queda en evidencia para mí, que ante el sinnúmero de reproches que haya escrito aquí, en mi interior todavía existe esa ambición, esa avaricia, que sinceramente lo justo era no por menos compartirla aquí, porque es justo en este espacio donde me he quejado amargamente de la desigualdad e inequidad que existe en el mundo, y es por consecuente aquí donde (sin afán de jugar a darme golpes de pecho) quiero trabajar y enfrentar esa avaricia, para que al menos pueda existir congruencia con respecto de lo que aquí se expone y escribe.

En el segundo sueño que tuve, me encontraba en una bodega con viejos amigos que no he frecuentado desde hace muchos años, entre los cuales se encontraban un amigo que se dedicaba a tatuar y a hacer perforaciones. Por si fuera ya bastante deplorable la apariencia de aquella bodega abandonada, todavía en el centro de la misma se encontraba una pequeña escalera hacia el sótano ubicada en el centro de la misma, por la cual descendíamos hasta llegar a un pequeño cuarto que tenía todos los escasos muebles que había dentro de esta, ya rotos y empolvados, en los cuales incluso parecían formarse en su interior algún nido de ratas.

Pues como parte de aquel sueño, estos "amigos" me tatuaban con los diseños e imágenes más horribles y espantosas, las cuales al verlas yo mismo quedaba horrorizado, porque por si fuera poco, además del horrible diseño que tenían, los mismos estaban tan mal hechos que recuerdo que en el sueño al momento de tocarlos la tinta se desprendía de ellos, y la textura de la "tinta" era similar a la pintura vinílica, de esas que se utilizan para pintar las fachadas de los edificios...

Salíamos de aquella bodega y comenzábamos a caminar por una bahía, ciertamente bastante hermosa, en la cual había no pocas personas que se detenían a ver los "curiosos" diseños que tenía a lo largo de todo mi cuerpo, los escuchaba reír y yo "me reía con ellos" pretendiendo no verme afectado por aquel escenario. Recuerdo que dentro de mí pensaba y decía cosas como: "Y todo por un tonto sueño de llegar a ser tatuador al lado de estos cabrones". Lo que posteriormente ocurrió en el sueño, quebró por completo el hilo del mismo - porque debajo de aquellos tatuajes que me habían hecho, comenzaron a desprenderse otros diseños que empujaron y expulsaron la tinta de los primeros; en aquel punto de ese sueño sentía que era capaz de mover montañas enteras, y literalmente en el sueño lo hacía, movía montañas como si fueran polvo.

Tras haber tenido este sueño y empalmando el mismo con el primero, me dejó ver que en realidad en ambos sueños existe el anhelo de un "empoderamiento, poder y control de mi propia vida", como un deseo profundo por encontrar un significado y propósito superior a lo que hasta este momento de mi vida se ha manifestado dentro de mi mundo y realidad.

Continuo en el próximo post

lunes, 11 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1158, Mi relación con el dinero 16

He estado viendo algunos videos de "emprendedores" y de estos "millonarios" que dan consejos y tips para el éxito, donde todos y cada uno repiten en diferentes formas y formatos que "el éxito no es algo que simplemente se obtiene por ser especial o talentoso", sino que es algo que se trabaja y debe de conseguirse y de ganarse con trabajo duro dispuesto a hacer lo que sea.

Curiosamente, la semana pasada se me invito a una de estas conferencias de "planes de negocios", en los que la expositora que pasó al frente del escenario, de igual manera mencionaba que la única manera de conseguir las cosas en la vida, es estando dispuesto a trabajar 24/7 y haciendo todo lo que fuera necesario para conseguir eso que uno desea y quiere en la vida. Y es decir, por supuesto si uno quiere obtener "más" de lo que uno tiene, debe de estar dispuesto a hacer más de lo que uno hace, sin embargo, ¿qué pasa cuando la premisa del sistema monetario mismo aplica el mismo principio, sólo para poder tener una vida digna? Luchar por "la vida", sólo para conseguir los recursos básicos, no habla de la falla de la moral de los individuos más que de la falta de ética del sistema mismo.

A decir verdad, antes de escribir este post, escribí un par de declaraciones de perdón a uno mismo, y las comparto aquí con gusto:

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo ver y darme cuenta que no merezco tener un empleo sólo porque me siento especial y talentoso, ya que primero debo desarrollar mis habilidades y capacidades para poder conseguir dicho empleo.

Me perdono a mí mismo por no haberme aceptado y permitido a mí mismo darme cuenta y reconocer que las personas no se merecen las cosas simplemente porque creen que se las merecen, ya que primero tienen que trabajar por ellas y ganárselas

¿Qué puede haber más inspirador que el cerdo que aspira a convertirse en jamón? Ciertamente nada (sarcasmo)

Hay una extraña sensación implícita dentro de esta idea de tener que "demostrar a otros" que uno puede o merece tener "acceso a la vida" la cual por cierto no podrá ganarse de su propia mano, pues en realidad lo que estoy declarando en dicha oración de perdón a uno mismo, es que será alguien más el que extenderá ese acceso a la vida, el que proveerá ese acceso a la vida. Con la creciente demanda de empleos, y la aún más creciente demanda que emergerá en un futuro cercano con el reemplazo de la mano de obra humana por la tecnología y mecanización de un sinnúmero de trabajos, el acceso a la vida, el derecho a vivir, parece cada vez más improbable para muchos, y creo que sería un escenario bastante desalentador el contemplar a más de unos cuantos miles o millones de seres humanos luchando por el acceso a la vida para sí mismos y sus familias, incluso si para esto tienen que recurrir a la delincuencia y tomar de otros lo necesario para mantener esto que llamamos "la vida". ¿Qué clase de vida es ésta? ¿Qué clase de broma es ésta?

He escuchado muchos puntos de vista y debatido entorno al mismo con no pocas personas en muchas y diversas ocasiones, no sólo familia y amigos, sino incluso extraños y desconocidos; es fascinante lo mucho que el dinero en ciertos periodos de nuestra vida puede moldear nuestra actitud hacia el mundo que nos rodea, y nuestras perspectivas acerca del mismo, pues algunas veces he tenido la oportunidad de debatir el mismo argumento con las mismas personas en situaciones en las que "tenían dinero" y en situaciones en las que "no tenían dinero" porque habían perdido el empleo o habían perdido alguna inversión en algún negocio. Y las personas que defendían la premisa "el éxito, el trabajo y el dinero se ganan" lo hacían en el momento en el que tenían dinero, pero cambiaban su postura e idea, una vez que habían perdido sus empleos a causa de X situación dentro del mismo, donde por ejemplo notaban abusos por parte de la autoridad o simplemente no podían continuar de manera tan "mecánica" realizando labores que simplemente no les apasionaban, incluso mis padres tras su jubilación, tras más de 30 años de trabajo en una empresa... jamás dejaron de quejarse de la cantidad de abusos por parte de la empresa durante y aún después de su retiro, ante los cuales les han reducido e incluso limitado los ingresos que por derecho a sus años de trabajo merecían para su subsistencia...

Habrá quienes digan "claro, lo que ocurre es que no se les puede dar eso que se les prometió a cada una de las personas que se jubilan, porque entonces las empresas no sólo no podrían cubrir el salario de los jubilados, sino ni siquiera de sus propios empleados, más los gastos de la empresa per se", pues bien ¿cuál es la finalidad de prometerlo en primer lugar y de engañar a las personas a depositar su esperanza en un futuro que al final no llegará? Eso es a mi entender, tan sólo jurídicamente hablando - abuso de confianza...

Mi interés al plantear este panorama, no es "quejarme amargamente del sistema", al contrario, es cuestionar los mecanismos para contemplar la posibilidad de una mejoría dentro de ellos. Por ejemplo, si a una persona se le cubrieran sus necesidades básicas desde su nacimiento hasta su muerte, por el simple cumplimiento de sus "garantías individuales/derechos humanos", ¿No sería más loable que dicha persona escogiera su carrera basado no sólo en su auténtica pasión, sino que de igual modo serviría al sistema de manera más eficiente? ¿No se percibiría menos conflicto en los entornos laborales, así como menor cantidad de problemas y de fallas si las personas no sintieran la necesidad y obligación de trabajar sólo por temor a quedarse sin ese recurso a la vida? ¿No se prevendrían una innumerable cantidad de abusos internos (tanto por parte de los jefes como de los empleados), de tranzas, de mentiras, engaños, competencias tóxicas y ambientes insanos para las propias empresas si las personas no sintieran que uno debe de hacer "lo que sea" para conseguir y mantener ese trabajo, ese empleo, ese acceso a la vida?




sábado, 9 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1157, Mi relación con el dinero 15


Desafortunadamente no encontré la versión "condensada" de esta historia que vi en Instagram, sin embargo, la recomiendo ampliamente, porque justo ha traído una consideración a mi actual situación que, sinceramente me está empujando a cambiar la perspectiva y el panorama. Aunado de una conversación reciente con una compañera Destonian, quien me sugirió considerar realizar una lista de mis aptitudes y habilidades para tratar de abarcar aspectos fuera de lo que he considerado "mis habilidades predilectas", porque en ello, e irónicamente tal y como yo mismo concluí en un video que hice hace ya bastantes años titulado "No quiero ser un maestro"; no quería simplemente limitar mis habilidades a la definición de "soy ilustrador, artista, abogado, etc.", pero ahora, en este punto de mi vida en el que me he empecinado tanto en querer "vivir del arte", teniendo como único resultado la actual situación en la que me encuentro, ahora quiero expandir mis horizontes una vez más y entrar a algún oficio. 

En un par de semanas iré al pueblo de mi abuela, donde aún se siembran y cosechan diferentes variedades de verduras y alimentos; creo que es una habilidad indispensable en la modernidad, y mucho más necesaria ante el actual panorama que enfrentamos en el mundo. Así que iré a trabajar en el campo, me haré de esa y otras habilidades; entraré de igual modo a algún taller mecánico como aprendiz, esto me ayudará a diversificar mi campo de trabajo y acción para no limitarme a un sólo ramo donde, de por si no sólo es difícil entrar y alcanzar alguna suerte de "éxito", también es una apuesta demasiado alta en términos de la inversión que requiere y el tiempo que demanda para ganar tan poco de ello (aún si se hace sólo por pasión...)

viernes, 8 de febrero de 2019

Mi jornada hacia la vida, Día 1156, Mi relación con el dinero 14

El día de hoy mientras caminaba de vuelta hacia mi casa, me vino a la mente un recuerdo de una ocasión en la que me encontré con un amigo en su graduación, pues curiosamente había estudiado de igual manera la carrera de comunicación visual y dirección artística; yo lo había conocido durante la secundaria, sin embargo por unos años le perdí la pista y sinceramente me sorprendió mucho encontrarlo aquella noche en el patio de la Universidad.

Recuerdo que cuando me acerqué con él para saludarlo, le sorprendió de igual manera encontrarme en el mismo lugar, y apenas le dije que me encontraba estudiando la misma carrera que él recién había concluido me dijo: Entraste a un mundo difícil... en aquel momento me pareció que exageraba y que simplemente era demasiado "arrogante" y que incluso me estaba subestimando, pero ahora que vuelvo a recordar esas palabras, me parece que más bien, estaba simple y honestamente advirtiéndome del mundo al cual estaba por entrar.

De hecho, apenas hoy me avisaron que mi hermana y su esposo perdieron su empleo hace cosa de una semana y esta noticia personalmente me ha sorprendido, y me ha sorprendido aún más viniendo de ellos ya que, siempre han cuidado el mantenerse constantemente actualizados y adquiriendo nuevos programas y demás. El escuchar a mi hermana estresada, es algo que también me desanimó un poco, puesto que si alguien preparada como ella y su esposo en este momento se sienten preocupados, entonces pienso que yo también debería de estarlo.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo sentirme preocupado y estresado al saber que mi hermana y su esposo han perdido sus empleos, a pesar de que se dedican a lo mismo que yo y se encuentran más especializados y preparados que yo, sin de hecho ver y darme cuenta de que esto en realidad, aunque por supuesto es algo de lo cual uno no puede alegrarse, la realidad es que si me tranquiliza el ver que tal vez no se trata de "mis capacidades" sino de que en realidad el mundo en su totalidad es de hecho bastante desafiante para cualquiera, incluso para los que se encuentran más preparados

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo juzgarme a mí mismo como inferior a mi hermana o a mis compañeros de la universidad, en lugar de entender que el sistema y el mundo no está hecho para apoyar a los seres humanos, sino que simplemente funciona con el único propósito de mantener al sistema mismo y a los pocos que de hecho pueden percibir los máximos beneficios del mismo

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que si uno no es eficiente en el sistema, quiere decir que uno tiene la culpa, cuando en realidad y tal y como reza el dicho: "No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma." -  Jiddu Krishnamurti

Mi jornada hacia la vida, Día 1155, Mi relación con el dinero 13

Hoy tuve una entrevista de trabajo, desafortunadamente y al parecer no cumplí con el perfil y los requisitos esperados por parte de esta empresa. Una de las cosas que no suelen decirte dentro de las universidades (sino hasta ya casi saliendo de las mismas) es que el programa de estudios que uno cursa (en promedio de 4 años de duración) fue realizado en un periodo donde "ese plan de estudios era el más actual" (y eso no en todos los casos, pues a veces los programas persisten sin actualizarse por mucho tiempo y al final todo lo aprendido era ya obsoleto antes de adquirirlo), al final de la carrera, durante esos 4 años en los que uno ha cursado y pasado todas las materias aprendiendo a ejecutar los programas con ciertos perfiles publicitarios,estos se encuentran ya descontinuados por las nuevas tecnologías, los nuevos programas y las nuevas demandas laborales, puesto que el salario que uno aspiraba a obtener con esos conocimientos adquiridos durante la licenciatura para cubrir las necesidades básicas, hoy el mismo salario se le otorga únicamente a las personas que tienen el conocimiento en esos nuevos programas o esas nuevas tecnologías y aquellos que no los tienen, simplemente no pueden recibir el mismo sueldo o ni siquiera resultan contratados.

También he enviado mi CV a otro tipo de empresas, para cubrir otro y cualquier tipo de empleo, la respuesta: "Se encuentra sobrecalificado, no podemos pagarle lo que por ley deberíamos debido a su título" ¿Un halago? Ni de broma, ahora el tener una licenciatura terminada parece peor a tener nada, porque al menos me podrían contratar en cualquier cosa que requiriera no más de la preparatoria... Así lucen nuestros tiempos, invertir en la educación ¿es ahora la peor inversión? Las escuelas y universidades definitivamente ganan y ganan bien por esas inversiones, el gobierno también, los estudiantes... no tanto...

En el camino de vuelta a casa, me invadió esta sensación de impotencia y de sentirme acorralado en un callejón sin salida, el cual ha dejado las alternativas laborales bastante reducidas; por un lado está la necesidad de actualizarme por medio de cursos que en este momento me es imposible pagar por mi cuenta (o incluso solicitar dicho apoyo a mis padres, pues con la enfermedad de mi madre, aunado de las reparaciones a la casa que quieren realizar para mantener la misma en las mejores condiciones, deja limitado el presupuesto disponible para invertir en cualesquiera de esos cursos, ya ni decir invertir en un nuevo equipo que rinda a la necesidad de dichos programas). Por otro lado me queda el camino que conozco: el arte, la ilustración, la fotografía y el tatuaje, del cual no he logrado ver una gran remuneración... e invertir nuevamente en él, parece no sólo una mala apuesta, sino una completa estupidez. Las ventas en la calle no han resultado del todo eficientes, pues la inversión suele ser mayor que la ganancia, a menos de que uno verdaderamente se dedique a esos negocios de tiempo completo y estableciéndose en una zona que no se encuentre ya plagada de otros vendedores ambulantes, que al igual que uno, simplemente tratan de salir adelante...

Me senté a hablar con mi familia y colocamos sobre la mesa las alternativas que quedan a la vista; me he acercado ya con un conocido que se encuentra trabajando en un estudio de fotografía, me hará el favor de acercarse con su jefe para ver la posibilidad de presentar mi trabajo y entrar a trabajar con ellos, mientras tanto el día de mañana asistiré a la universidad para revisar las bolsas de trabajo, también me he puesto en contacto con mi maestro de los cursos de tatuaje y me ha dado la recomendación de invertir en más material para ponerme a practicar en más y nuevos diseños (esto pensando en seguir adelante con el proyecto como inversión a futuro); invertir en exponer una pieza en alguna galería parece demasiado aventurado, sobretodo considerando que debo de invertir en un marco para la obre per se, pero al mismo tiempo quiero invertir en materiales, todo mi patrimonio en este momento se limita a 1200 pesos... por donde sea, las apuestas parecen demasiado altas, pero de igual modo el no invertir ese dinero y sentarme a esperar por una solución no es realmente una solución, tanto como no saber a donde ir puede llevarme nuevamente por cualquier camino y con ello a otro callejón sin salida.

Me perdono a mí mismo por haberme aceptado y permitido a mí mismo creer que ya no me quedan alternativas y que me encuentro en un callejón sin salida, cuando en realidad, no he terminado, ni agotado todas las oportunidades que aún puedo explorar, porque tal y como dijo mi buddy en nuestro último chat

- ¿Qué harías si no tuvieras piernas?

- Buscaría la forma de encontrar lo antes posible un empleo que me permitiera subsistir, y trataría de llegar a las empresas o las personas necesarias para poder pedir ayuda - le respondí

- ¿Entonces, si aún las tienes, por qué no te mueves tanto como si las hubieras perdido?

Continúo en el próximo post